ABC.es

  • El instrumento está hecho de cristal de roca y sería hasta cuatro veces más grande que la cuchilla
 En la imagen, hachas antiguas halladas en Toledo - ABC

En la imagen, hachas antiguas halladas en Toledo – ABC

El filo de la hoja tiene apenas 7,2 centímetros sin rastro de uso, por lo que podría ser una pequeña hacha decorativa usada hace cuatro mil años.

El hacha de cristal de roca fue hallado por buscadores de minerales en el paso de montaña Pfitscherjoch, en Tirol, que cruza la frontera entre Italia y Austria, a 2.200 metros de altura.

Según ha explicado el arqueólogo Thomas Bachnetzer, el antiguo objeto fue encontrado por primera vez en 2006 pero llegó a manos del Instituto de Arqueología de la Universidad de Innsbruck en 2012. «La edad es aproximada. Puede ser algunos cientos de años más reciente o antigua», ha explicado Bachnetzer sobre el objeto.

Los investigadores calculan que el cristal de roca del que está hecho sería cuatro veces más grande que la cuchilla y provendría de los alrededores de Pfitscherjoch, el tercer paso de montaña más bajo que recorre de norte a sur el Tirol y que es desde 2012 un área de investigación arqueológica de Innsbruck. La Universidad de esta ciudad, al oeste de Austria y capital del Estado de Tirol, probó que el paso de Pfitscherjoch lleva siendo utilizado desde hace 9.000 años.

El paso se encuentra a 70 kilómetros al este del lugar en el que fue descubierto en 1991 la momia Ötzi, de 5300 años, la momia humana natural más antigua de Europa hallada por dos alpinistas alemanes en los Alpes de Ötztal -de ahí su nombre-, cerca de Hauslabjoch.

Ötzi –momificada gracias al frío extremo y perpétuo de la región– ha ofrecido una visión sin precedentes de los europeos de la Edad de Cobre. Actualmente, su cuerpo y pertenencias están expuestos en el Museo de Arqueología del Tirol del Sur de Bolzano, en Italia.

Anuncios