Category: Granada



El Pais

  • El museo consolida su proyección internacional con una exposición dedicada a Manuel Rivera
Exterior del Centro de Arte José Guerrero. / JULIO GROSSO

Exterior del Centro de Arte José Guerrero. / JULIO GROSSO

Situado justo enfrente de la catedral y de la cripta que custodia los restos de los Reyes Católicos, el Centro de Arte José Guerrero de Granada se ha convertido en uno de los museos de arte contemporáneo más potentes de la región. Lejos queda la crisis vivida en 2010 durante la que los desbarres políticos estuvieron a punto de hundir un prestigiosos centro nacido en 2000 gracias a la donación de sesenta obras por parte de los herederos del pintor granadino fallecido en 1991 en Barcelona. Turistas, estudiantes y vecinos recorren a diario las salas de un edificio que es una clara metáfora de la forma de entender el arte de José Guerrero. La proyección internacional y cosmopolita de su obra convive con los creadores que de alguna manera participan de su legado. La exposición que hasta finales de junio se le dedica a Manuel Rivera (Granada, 1928-Madrid, 1995) es una buena prueba de esas miras internacionales.

A la vista del papel que el museo desempeña en la ciudad (las visitas han crecido un 43% respecto al pasado año), puede decirse que lejos de minar su enraizamiento, la crisis política (encabezada por los entonces responsables culturales de la Junta, Ayuntamiento y Diputación) ha fortalecido el museo. La inagotable paciencia de los familiares de Guerrero y de Yolanda Romero, la directora, junto a la plataforma ciudadana creada en defensa del centro (www.porelcentroguerrero.com), ha hecho fructífera la resistencia. Por resumir brevemente el conflicto, en 2010, el frente político local condicionó la cesión del edificio a que el museo se abriera a exposiciones de artistas locales en detrimento de los planteamientos universales de José Guerrero. A la muerte del artista, sus hijos cumplieron sus instrucciones y legaron 60 importantes óleos junto a su archivo y biblioteca. El paleto planteamiento institucional provocó una respuesta ciudadana de tal calibre (incluidos los artistas locales) que los políticos recondujeron sus planteamientos y el museo pudo rehacer su actividad con sus principios iniciales.

Yolanda Romero (Granada 1962), ahora directora en funciones y responsable del centro desde sus orígenes, en 2000, extrae varias lecciones de lo ocurrido. “Sin duda, ha servido para reforzar el Centro Guerrero a nivel local y nacional. Tanto la administración pública, como la sociedad civil, han tomado nota de lo importante que es conservar una colección tan significativa como la de José Guerrero. Si de algo hemos pecado en nuestro país en los últimos años es de la creación de museos sin colecciones y sin medios posteriores para desarrollarlas. Por eso, el disponer de una colección coherente y singular, como la de José Guerrero, que nos permite contar muchas cosas de la historia artística mas reciente, tanto nacional como internacional, le da a estas obras un valor patrimonial y cultural de primer orden en nuestro país”.

Hijo de una familia modesta granadina, Guerrero es, sin duda uno de los grandes artistas del siglo XX. Trotamundos y aventurero logró varias becas para estudiar en una Europa activa y culta. En París se relacionó con otros grandes maestros españoles del siglo: Pablo Picasso, Joan Miró y Juan Gris. Casado con Roxanne Pollock en 1950, se instaló en Nueva York y, ya con nacionalidad estadounidense a partir de 1953 entró a exponer con grandes transformadores del concepto de pintura Franz Kline, Mark Rothko, Clyfford Still, Barnett Newman, Robert Motherwell…. Siempre mantuvo relación con España (participó activamente en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca, por ejemplo) y fue un referente para los artistas españoles de los 70. Todo ese mundo artístico está contenido en el museo. “En un país que no tiene en realidad grandes museos de arte moderno” añade Yolanda Romero, “ los centro monográficos como el José Guerrero sirven de puente entre la historia (el expresionismo abstracto, una cierta abstracción…) y la experimentación, esto es, entre el pasado y el futuro. Nuestro papel como museo y al tiempo como centro de arte con capacidad de producción y de intervención nos hace singulares”.

También la crisis del Centro ha servido, si cabe, para reforzar aún más la relación con los herederos de José Guerrero. “Cuando se planteó la posibilidad del cierre del museo”, recuerda la directora”, y tanto la sociedad civil como el sector profesional reclamaron su permanencia y apoyo de forma contundente, la familia Guerrero detectó, y supo valorar, este enorme apoyo y fue eso lo que les animó a mantener su deseo de que la colección, pese a las dificultades, permaneciese en Granada. Lisa Guerrero, que lamentablemente falleció durante todo este convulso proceso, declaró que sentía que el legado artístico de su padre ya no les pertenecía y que era simbólicamente de todos aquellos que lo reclamaban. Por eso, si cabe, la familia Guerrero han reafirmado su apoyo al proyecto y su deseo es que la colección se quede en el Centro de forma definitiva. Tanto Tony Guerrero, como Pep Aubert y sus hijos Allegra y Lucas, mantienen ahora una relación fluida y de confianza con el nuevo diputado de cultura, Jose Antonio González Alcalá, lo que sin duda facilitará y hará posible encontrar una formula jurídica estable para el proyecto”.

La renovación del contrato de Comodato, que garantiza la continuidad del centro, ha reforzado su anclaje en la calle. Falta lograr una forma jurídica que garantice que se cumplen los deseos del artista y , finalmente, convocar un concurso para la dirección que respete las buenas prácticas. Será entonces cuando Romero se plantee concursar o dar por liquidada la etapa.

Mientras, el museo sigue el ritmo previsto en sus orígenes. Cuando concluya la exposición de Rivera, y durante los meses de verano , la obra de Guerrero ocupará las tres plantas del edificio (habitualmente se expone una selección en la tercera que se renueva periódicamente). En octubre llegará Música y Acción, donde a través de un recorrido que comienza con Satie y las vanguardias históricas, se llegará a los años setenta, estableciendo un ámbito de reflexión en torno al acto creativo surgido de la incorporación de la acción sonora como nuevo medio de expresión. No son exposiciones programadas con el objetivo de atraer grandes masas. El José Guerrero juega en otra liga y sus responsables tienen muy claro su papel. “No tenemos grandes recursos, ni nunca vamos a ser centros de atracción de masas”, concluye Yolanda Romero. “Pero si que podemos ayudar a generar redes, a promover procesos, a incardinarnos en lo local de forma mucho mas profunda y rica. La agilidad y movilidad de un centro pequeño nos sitúa en un lugar privilegiado para tener un papel destacado en este aspecto que es esencial para toda sociedad que esté interesada en promover una cultura viva”.


El Mundo

Los publicistas lo tienen en cuenta a la hora de realizar sus campañas de marketing. Conocer las emociones que despiertan los colores puede ayudar a vender mejor un producto al relacionarlos con determinados conceptos. Pero no todos percibimos los colores de la misma forma.

La edad, el sexo, la formación y la nacionalidad del observador influyen a la hora de percibir y combinar los colores, según ha confirmado un experimento desarrollado en ocho países y en el que han participado investigadores de la Universidad de Granada. El estudio se llevó a cabo en España, Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Irán, Argentina y Taiwán con 223 participantes de diferentes edades y profesiones, tanto hombres como mujeres.

Los investigadores plantearon tres ejercicios diferentes. En el primero se presentaban 70 colores individuales, en el segundo combinaciones de dos colores y en el tercero colecciones de dos colores en fotografías de ropa de mujer de primavera, verano, otoño, e invierno.

Según esta investigación, publicada parcialmente en la revista ‘Color Research and Application’, las mujeres tienen a preferir los colores más claros y con menor croma (es decir, con menor pureza o saturación).

[foto de la noticia]

Gama de colores

Los cambios con la edad

La encuesta también sugiere que a medida que envejecemos cambia la forma en la que percibimos los colores. Las personas mayores suelen preferir la combinación de colores claros, aunque con croma alto. Rafael Huertas Roa, profesor de la Universidada de Granada y responsable del experimento en España, explica que con los años se va perdiendo intensidad en la percepción del color, por lo que “es lógico que se prefieran colores más intensos en croma y claridad”, señala en una nota de prensa de la universidad.

El estudio también encontró diferencias según la profesión o la formación de los participantes. Así, comprobaron que los individuos con formación en diseño (con estudios en arquitectura, moda o diseño gráfico) mostraban preferencia por los colores con menos saturación (tonos pastel) y por las combinaciones que tenían un tono parecido y eran más armoniosas.

Colores fríos y cálidos

Los participantes españoles y argentinos coincidieron en elegir mayoritariamente las combinaciones de colores fríos, mientras que los de otros países optaron con más frecuencia por los colores más cálidos.

El autor principal del artículo es Li-Chen Ou, que en la actualidad es investigador de la National Taiwan University of Science and Technology, en Taipei (cuando llevó a cabo este estudio trabajaba en la universidad británica de Leeds). Desde hace varios años investiga las emociones del color y ha publicado diversos trabajos sobre este tema que recoge en su web, ‘World of colour emotion’. Como señala Ou, la relación entre color y emoción ha sido objeto de estudio desde hace tiempo de científicos y artistas.

Los resultados de sus test muestran, por ejemplo, cómo la mayoría de la población, con independencia de la nacionalidad, coincide en considerar el rojo un color cálido (un 90% de los encuestados). El color amarillo, sin embargo, es considerado cálido por un 60% mientras que un 40% lo califica como frío.

Aplicaciones

La percepción de los colores también depende de la cultura. Por ejemplo,en los países occidentales el rojo se relaciona con la pasión y advierte del peligro (en las señales de tráfico). En China simboliza la buena suerte.

Los autores subrayan la importancia de conocer estas asociaciones a la hora de elaborar campañas comerciales. Los colores ayudan a relacionar los productos con determinadas marcas y a recrear una atmósfera que influya en el comportamiento del consumidor. Asimismo, conocer qué emociones suscita un determinado color puede ayudar a relacionarlos con conceptos como ‘limpieza’ o ‘eficiencia’, una información útil para elaborar anuncios publicitarios más eficaces.

El diseño de interiores también se puede beneficiar de los estudios sobre percepción de colores pues ayuda a elegir las combinaciones más adecuadas en función del uso de cada centro, ya sean hospitales, escuelas o viviendas.


El Mundo

Un equipo internacional de científicos ha datado en 1,2 millones de euros la edad del yacimiento de Fuente Nueva-3, en Orce (Granada), donde se han hallado herramientas líticas en asociación con restos de faunade la época, entre los que se incluyen un esqueleto casi completo de mamut.

Para averiguar la edad de este yacimiento, se ha usado un método combinado de Resonancia Paramagnética Electrónica y Series de Uranio sobre dientes fósiles del Pleistoceno inferior (2,6 -0,8 millones de años). Los datos obtenidos permiten también datar de manera indirecta el yacimiento de Barranco León, considerado como contemporáneo de Fuente Nueva-3 desde el punto de vista de la biocronología, y los resultados lo sitúan en una cronología próxima al anterior.

Así lo informa en un comunicado el Instituto Catalán de PaleoncologíaHumana y Evolución Social (Iphes) haciéndose eco de un artículo publicado por la revista ‘Quaternary Research’ y liderado por el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, que es donde se han llevado a cabo las dataciones, y que también firman dos investigadores del IPHES: Jordi Agustí y Bienvenido Martínez-Navarro.

El trabajo, realizado por un equipo internacional y titulado ‘On the limits of using combined U-series/ESR method to date fossil teeth from two Early Pleistocene archaeological sites of the Orce area’ forma parte de un proyecto cuyo objetivo es desarrollar el método ESR y su fiabilidad para datar yacimientos del Pleistoceno inferior, y le ha permitido obtener una fecha absoluta de 1,2 millones de años de antigüedad para el nivel arqueológico superior de Fuente Nueva-3.

La Resonancia Paramagnética Electrónica se empezó a utilizar a mediados de la década de 1970 para determinar la antigüedad de espeleotemas hallados en cuevas japonesas, y es uno de los pocos métodos absolutos que hay hoy en día para datar el Pleistoceno. No obstante, existen muchos factores que dificultan su aplicación para periodos muy antiguos, y en el caso de la datación de dientes fósiles, uno de los temas más críticos es determinar la incorporación y la migración del uranio dentro de los tejidos dentales.


El Pais

Una gran exposición en torno al tiranosaurio rex en el Parque de las Ciencias reúne a Pepito y sus colegas turolenses

El popular y enorme tiranosaurio rex y su época son los protagonistas de una nueva y espectacular exposición en el Parque de las Ciencias de Granada, creada en colaboración con el Museo de Historia Natural de Londres y la empresa Kokoro (Japón). Aunque el tiranosaurio sólo habitó en Estados Unidos y Canadá, y se extinguió hace 65 millones de años, la muestra es también la primera oportunidad para ver en su conjunto lo más significativo del material acumulado sobre los dinosaurios españoles, un área de investigación que ha avanzado mucho en las últimas décadas.

Ocho instituciones españolas colaboran en la exposición con 290 fósiles originales y réplicas. Por primera vez se exponen fuera de Cuenca parte de los restos del Concavenator corcovatus, también conocido como Pepito que es el dinosaurio más completo encontrado hasta ahora en España y se descubrió hace poco más de un año allí. Es una contribución del Museo de Ciencias Castilla-La Mancha.

Por su parte, la Fundación Dinópolis, de Teruel, ha contribuido con más de 30 piezas entre originales y réplicas al material expositivo que se mostrará durante un año en el parque científico granadino. Destacan las réplicas de la extremidad trasera del saurópodo Tastavinsaurus sanzi (coincidiendo con la publicación del segundo ejemplar conocido de la misma especie, hallado también en Teruel, en la revista científicaCretaceous Research) y un húmero de Turiasaurus riodevensis. Como fósiles originales destacan las vértebras caudales, fíbula, fémur, húmero y costilla del dinosaurio fitófago Camarasaurus, huesos del pie del carnívoro Allosaurus y un coprolito (excremento fósil) de dinosaurio. La muestra, que tiene como hilo conductor el dilema científico de si el tiranosaurio rex fue cazador o carroñero, también incluye réplicas de rastros de huellas de diversos dinosaurios halladas en Teruel, Burgos y La Rioja y de otros de estos grandes lagartos.

Las instituciones participantes son, además de las citadas, el Institut Català de Paleontología Miquel Crusafont; el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos); el Jardín Botánico de Córdoba; el Centro Paleontológico de Enciso de La Rioja; la Mediateca Científica del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) y la Universidad de Granada.


La Vanguardia

La intervención, que ha tenido un presupuesto de 74.424 euros, ha servido para subsanar varias patologías que presentaba

Granada. (Europa Press).- El Patronato de la Alhambra y Generalife ha presentado este viernes el proyecto de restauración de la armadura de madera con vidrios de colores del mirador de Lindaraja, una pequeña estancia situada en el norte de la sala de Dos Hermanas y perteneciente al palacio de los Leones, construido por Muhammad V entre 1370 a 1380. El servicio de restauración de maderas del patronato de la Alhambra ha sido el encargado de intervenir en este techo, pieza única de estas características que se conserva en el monumento, que, a modo de linterna cenital, está realizado a base de cristales de colores ensamblados en una estructura abovedada de madera.

La intervención, que ha tenido un presupuesto de 74.424 euros, ha servido para detectar varias patologías que presentaba el techo como la abundante suciedad superficial depositada sobre la armadura, por la entrada de polvo y material orgánico procedente del exterior. También tenía deformaciones, grietas, roturas y pérdidas del soporte de madera como consecuencia de ataques biológicos como la humedad y la lluvia, lo que también ha motivado la oxidación de elementos metálicos, vidrios fragmentados y pérdidas de policromía. Asimismo, además de la consolidación material y estructural del techo, construido en madera de pino, de planta rectangular y con forma de artesa invertida, la restauración ha dado como resultado la datación de peinazos y arguete. También la reconstrucción de la historia material del mirador a través de pruebas documentales escritas y gráficas; la descripción de las fases constructivas y de montaje del techo. La determinación de la técnica de fabricación de los vidrios originales, composición y tipo de coloración mediante su comparación con vidrios originales del Museo de la Alhambra, ha sido otra de las principales líneas de investigación de esta intervención, ya que es la primera vez que se han analizado cualitativa y cuantitativamente vidrios de estas características, demostrando, a través del hallazgo de pequeños fragmentos de vidrio, que los colores empleados fueron el incoloro, violeta, melado, azul y verde.

Asimismo, los materiales empleados en la restauración, como el uso de fibra de vidrio, ha reforzado las uniones de la madera y ha añadido un mínimo peso a la estructura; mientras que el sistema reversible de pinza para la sujeción de los vidrios ha permitido la fijación de éstos sin necesidad de adherirlos al soporte de manera que permite el movimiento libre de los vidrios. Considerado por los expertos como una pieza “imprescindible” para recordar cómo serían los cierres, las celosías de la mayoría de las ventanas de los espacios palatinos de la Alhambra, el techo del Mirador de Lindaraja ha sido intervenido en varias ocasiones, debido a la gran complejidad y calidad técnica de su estructura, tanto para reforzar los peinazos como para reponer vidrios perdidos o rotos. Por este motivo, la intervención en la armadura de madera, que ha tenido una duración de doce meses, ha estado enfocada en facilitar el mantenimiento posterior del techo. Para ello, se han colocado unas plataformas auxiliares abatibles con líneas de vida para la sujeción de los restauradores y unas ventanas de vidrio practicables desde el exterior que facilitan la entrada a la torre para las operaciones de conservación. Además, se ha dotado a este espacio de una iluminación especial de última tecnología led para percibir la riqueza y el cromatismo de la bóveda tras su restauración.


El Pais

Estudio realizado en el yacimiento arqueológico de Venta Micena en Orce (Granada) y publicado en ‘Quaternary International’

La hiena gigante extinta Pachycrocuta brevirostris, cuyo tamaño duplicaba al de las hienas manchadas actuales, tenía los dientes más fuertes y, a diferencia de éstas, estaba especializada en el carroñeo, según un estudio realizado en el yacimiento arqueológico de Venta Micena en Orce (Granada) y publicado en la prestigiosa revista Quaternary International.

Este animal, que vivió hace aproximadamente 1,5 millones de años, pesaba unos 110 kilos y tenían una capacidad de fracturación mucho más elevada que la que realizan las hienas actuales.

El estudio ha sido liderado por los profesores Paul Palmqvist (catedrático del Departamento de Ecología y Geología de la Universidad de Málaga) y Bienvenido Martínez Navarro (investigador del Institut Català de Paleoecologia Humana y Evolució Social, Tarragona). Ha contado con la colaboración de tres investigadores de la Universidad de Granada: Juan Manuel Jiménez Arenas (investigador del Departamento de Prehistoria y Arqueología y del Instituto de la Paz y los Conflictos) y María Patrocinio Espigares y Sergio Ros Montoya (recientes doctores por el Departamento de Estratigrafía y Paleontología).

Los análisis de los procesos de fosilización (tafonómicos) muestran que las hienas carroñeaban los cadáveres de las presas abatidas por los depredadores dominantes en estos ecosistemas de inicios del Cuaternario (tigres dientes de sable y licaones), transportando selectivamente los restos de estos herbívoros a sus cubiles de cría y fracturando allí los huesos de las extremidades para acceder a la médula ósea de su interior.

Estos carnívoros debieron representar un serio competidor para las primeras poblaciones humanas que se asientan en el subcontinente europeo.


CET – El Mundo

EXPOSICIÓN EN EL PARQUE DE LAS CIENCIAS

GRANADA.- Un viaje a la Antártida sin salir de Granada y en verano. Una expedición que permite conocer lo que comen los pingüinos, buscar meteoritos en una inmensa llanura de hielo o sentir el intenso frío que hace en el verano del Polo Sur.

El Parque de las Ciencias de Granada ofrece, hasta el 31 de marzo de 2009, un billete para este desafío que recorre más de 2.000 metros cuadrados y que tiene como objetivo acercar el continente blanco a todos aquellos que no lo conocen, y a la vez incentivar vocaciones científicas destinadas al mundo de los hielos.

La muestra, la mayor que se ha organizado en Europa sobre la Antártida, cuenta con más de 400 piezas singulares que no sólo recrean los escenarios en los que trabajan los investigadores, sino que permiten oler y sentir una tierra a 12.193 kilómetros de la ciudad de la Alhambra.

Se trata de una coproducción con el Museo de Historia Natural de Londres, que ya la tuvo en sus salas, pero a la que se ha sumado la intensa colaboración de 40 instituciones. El director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo, recordaba durante su inauguración «lo importante que es la Antártida para el conocimiento de lo que hoy ocurre en el planeta».

Nada más iniciar este viaje, unos expositores nos muestran las diferencias de fauna y flora entre los dos polos de la Tierra, para adentrarnos, sin necesidad de pasaporte, en la historia de las exploraciones antárticas del siglo XIX (por cierto, la primera de carácter científico fue en 1898). Entre las piezas reseñables: el anteojo que utilizó Alejandro Malaespina a finales del XVIII, cuando alcanzó las tierras de Alaska.

En la siguiente etapa ya se siente el frío polar. Se trata de la primera prueba para ser un buen científico, pues todo el recorrido está marcado por misiones que hay que superar. En Granada, la sala a 10º C bajo cero es un examen duro cuando se llega con vestimenta estival.

La expedición puede continuar en casa, a través de la web del Parque de las Ciencias, por lo que hay que conservar el billete. Víctor Costa, coordinador científico de la exposición, explica que el sentido de estos juegos está en que «los británicos quieren fomentar las vocaciones científicas entre los jóvenes». Algo que tampoco viene mal en España.

Numerosos paneles explican las diferencias de biodiversidad entre los polos. «En la Antártida el 70% son invertebrados y el 25% plácton. Mamíferos sólo son el 5%. Además, allí los animales llegan a ser hasta 25 veces más grandes porque con el frío son más longevos, no hay grandes depredadores y tienen más oxígeno», añade Costa.

Pero para vivir en una base científica, no sólo hay que soportar el frío o saber que hace 300 millones de años era un lugar cálido; también hay que acostumbrarse al olor de los animales (el de los pingüinos es horrible) y conocer qué comen, objetivo de otro de los módulos de la muestra.

En Granada, además, se puede visitar una vivienda similar a las que utilizan los investigadores y ver las tiendas e iglúes que montan en sus desplazamientos temporales, así como los medios de transporte. Gran parte de este material lo han cedido las Fuerzas Armadas.

Incluso hay un iceberg. «Con el calor de Granada, se deshace en cuatro días», comentaba un gracioso. Pero no será así. Está refrigerado para evitar su deshielo porque deberá seguir viaje a Canadá, próxima parada de la exposición. Los chavales, seguramente, se sentirán atraídos por los módulos en los que pueden bucear bajo el hielo, virtualmente, o buscar meteoritos en una moto de nieve.

Jesús Ibáñez, un investigador que visita la base Gabriel de Castilla todos los años, aseguraba que no son tan aventureros como los pintan: «Yo me dedico a estudiar volcanes y terremotos. Somos sólo científicos que están en un lugar privilegiado», explicaba.

Margarita Yela, presidenta del Comité del Año Polar Internacional, declaraba a elmundo.es que el balance de esta conmemoración está siendo positivo: «Se ha hecho la I Campaña Ártica, ha habido una gran difusión sobre los polos y contamos con más fondos para investigar. Además, ahora tenemos esta exposición. Estamos contentos», aseguraba.

A %d blogueros les gusta esto: