Situación de Navarra en la Edad Media


Las excavaciones en Navarra han puesto en evidencia el retroceso de la vida urbana y los avances del poblamiento rural en los últimos siglos del Imperio Romano. Es posible que dentro de este mismo proceso se fuera completando la trabazón interna del amplio sector campesino que había conservado la lengua vascónica, y que se diera una cierta compenetración entre los grupos predominantemente ganaderos de los valles más altos y los núcleos agrícolas de las vecinas cuencas.

De esta suerte y teniendo además en cuenta estímulos superiores que la penuria de la información impide valorar, se produciría el incipiente despertar político que iba a permitir a los vascones manifestar vigorosamente su personalidad ante la agonía del orden romano y frente a las oleadas de guerreros germanos.

 

La Edad Media

Cabe enmarcar igualmente en tal contexto el hipotético ascenso demográfico que explicaría las correrías y depredaciones vascónicas de los siglos V al VII y, en suma, la “vasconización” de una notable porción de la antigua Novempopulania (la nueva “Vasconia”, Gascuña) y quizá de los dominios de los primitivos Várdulos, Caristios y Autrigones.

Navarra y los Invasiones Visigodas

La presión militar franca y, sobre todo, hispano-visigoda no alcanzó a implantar permanentemente un nuevo orden político en los baluartes del Pirineo Occidental.

Las reiteradas campañas de los monarcas toledanos, desde Leovigildo hasta el propio Rodrigo, contribuirían a consolidar y ampliar la romanizad en las tierras próximas al curso del Ebro, pero sólo lograron bloquear y neutralizar precariamente a las gentes del “Saltus Vasconum” desde algunos puntos avanzados de vigilancia (“Victoriaco, Olite, Pamplona).

A partir de los centros de irradiación que debían de constituir la sede episcopal de Calahorra y –con seguridad desde finales del siglo VI- la de Pamplona, el cristianismo iría penetrando laboriosamente entre aquellas poblaciones a la que los hombres cultos de la época consideran “bárbaras”, sin duda por la singularidad de su idioma y sus reminiscencias paganas.

Comienzan los trabajos para buscar el tesoro de Alarico, «el más grande de la historia de la humanidad»


ABC.es

  • El alcalde de Conseza, donde está enterrado el rey de los visigodos, afirma que podría tratarse de más grande tesoro de la historia de la humanidad, con un valor estimado de 275.000 millones de euros
Ilustración de «Saqueo de Roma por parte de Alarico»

Ilustración de «Saqueo de Roma por parte de Alarico»

El tesoro de Alarico, rey de los visigodos, se busca desde hace 1600 años, creándose una leyenda que ha fascinado a historiadores y astrólogos, poetas y aficionados a la arqueología, nazis y judíos. Pero es ahora cuando con medios científicos se buscará en Cosenza, en la región de Calabria, al sur de Italia, el tesoro del rey Alarico, quien tras un largo asedio entró en Roma en la noche del 23 de agosto en el 410 d.C. Después de tres días de saqueo, Alarico se hizo con el más grande tesoro de la historia de la humanidad, teniendo en cuenta que Roma, Caput mundi en la época, poseía el fruto de ocho siglos de invasiones y conquistas. Entre las inmensas riquezas había una parte del tesoro de Jerusalén, destruida en el 70 d.C por Tito Flavio Vespasiano, que lo transportó a Roma. Entre otras joyas de incalculable valor estaría la famosa Menorah, el candelabro de siete brazos símbolo de la religión hebrea, con 70 kilos de oro y plata. El saqueo de Roma fue considerado por algunos, caso de San Agustín, como un castigo de Dios a los paganos del imperio romano.

Tesoro de valor incalculable

El historiador romano Jordanes escribió, en su libro «El origen y actos de los godos», que Alarico falleció en el mismo año de su victoria en Roma y fue sepultado, junto a los tesoros saqueados, en una tumba cerca de la confluencia de los ríos Busento y Cratis, en Cosenza. Jordanes cuenta que Alarico fue enterrado con su caballo y con 25 toneladas de oro y 150 de plata, además de otras riquezas, en gran medida fruto del saqueo de Roma. Para realizar esta operación fueron escogidos prisioneros que desviaron temporalmente el curso del río, excavando una gran tumba, con las dimensiones de una basílica.

«En las profundidades del foso enterraron a Alarico con sus muchos tesoros, luego canalizaron nuevamente las aguas del río y se mataron a los prisioneros para que nadie conociera el lugar exacto de la tumba», escribió Jordanes. Se estima que el valor de este tesoro sería hoy de unos 275.000 millones de euros, el equivalente al 15-20 % del Producto Interno Italiano (PIB). Además, su importancia cultural «sería incalculable, porque representaría las raíces de la civilización occidental», afirma el investigador Francesco Sisci, coordinador del proyecto.

La obsesión de Hitler

Desde hace siglos se busca la tumba del rey de los godos. Incluso Hitler se obsesionó con ese tesoro. Mientras bombardeaba Guernica, encontró tiempo para mandar a Cosenza, en 1937, a Heinrich Himmler, jefe de la policía alemana, para iniciar la búsqueda, aunque volvió con las manos vacías. Incluso Goebbels llegó a considerar el «tesoro de los godos» como uno de los irrenunciables símbolos del Reich. El rey visigodo se convirtió en una idea tan obsesiva para los nazis que bautizaron como «operación Alarico» la invasión militar de Italia.

La leyenda de Alarico ha sobrevivido hasta nuestros días, más allá de las fronteras italianas. Uno de los últimos cazadores en llegar el pasado año a Cosenza, en plan Indiana Jones, fue el politólogo Edward Lutwak, consejero militar y amigo de los Bush, declarando para sorpresa de muchos: “Ha llegado la hora de buscar de forma seria el tesoro. Hay que pasar del mito Alarico a su auténtica historia. Si Italia garantizara un buen porcentaje a quien encuentra un tesoro, como sucede en todo el mundo, habría venido aquí hace ya treinta años. Y Calabria estaría llena de gente con drones y detectores de metal”.

«Una herencia de interés mundial»

Ahora, el alcalde y presidente de la provincia de Cosenza, el arquitecto Mario Occhiuto, de centroderecha, acaba de presentar en la Cámara de Diputados en Roma el plan de las investigaciones para buscar con la más moderna tecnología el tesoro de Alarico. «Troya fue una leyenda hasta que se descubrió en 1870. Y Pompeya fue descubierta casualmente en el siglo XVIII. Nosotros también estamos determinados a seguir en esta investigación, porque podría tratarse de más grande tesoro de la historia de la humanidad. Sería parte de una herencia de interés mundial», ha manifestado el alcalde Occhiuto.

Científicos italianos han identificado cinco lugares donde se cree que puede estar la tumba. «Además de las indagaciones históricas, habrá un análisis geofísico del terreno, con microondas y sondeos geomagnéticos. Tras la obtención de los primeros datos, en una zona de poco más de una hectárea, hay elementos que nos animan a seguir adelante», afirma el geólogo Giuseppe Rota.

La oposición socialista en el ayuntamiento de Cosenza es contraria a gastar dinero en esta investigación, porque la ciudad debería tener otras prioridades, como escuela, sanidad y familias pobres. Además, rechazan que se ligue el nombre de la ciudad a un sanguinario invasor. El alcalde se defiende así ante esas críticas: «Existen hoy tecnologías que nos permiten efectuar investigaciones con gastos irrisorios. Tenemos un óptimo plan. Otras ciudades han hecho su fortuna sobre leyendas mucho más superficiales: La Sirenita de Copenhague, el monstruo del lago Ness y el balcón de Romeo y Julieta de Verona». Parece claro que al alcalde le gustaría que para Cosenza fuera también un negocio el mito de Alarico.

¿Cuánto sabes de la España visigoda?


ABC.es

  • En el Siglo V, este pueblo del norte de Europa entró en la Península Ibérica para expulsar a los enemigos de Roma
¿Cuánto sabes de la España visigoda?

fernando Maquieira | «Égica, rey godo», cuadro de Carlos María Esquivel (1830-1867)

Más de tres siglos. Ese es el tiempo que los visigodos dominaron la Península Ibérica antes de ser vencidos y expulsados al norte por los musulmanes. Sin embargo, y a pesar de que tienen en su currículum el honor de haber sido la primera civilización que logró asentarse firmemente por estos lares tras la decadencia del Imperio Romano y la partida de las legiones, su forma de vida y sus costumbres no son las más conocidas a día de hoy. Y es que, su paso por España suele quedar absolutamente oscurecido por los años en que los Tercios andaban a bofetadas con sus arcabuces y picas o, incluso, por la lucha contra los franceses que hubo que llevar a cabo a bayoneta y fusil para expulsar a Napoleón de estas tierras.

Con todo, los visigodos han sido de tanta importancia en el devenir de la Península Ibérica que, en la actualidad, su paso por estas tierras es uno de los primeros temas que se imparte a los alumnos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Tampoco se libran de repasar sus desventuras los estudiantes de Bachillerato, los cuales pueden ser examinados de ellos en la temida Selectividad. No es para menos, pues su civilización consiguió expulsar a los diferentes pueblos que se habían hecho con la región tras la caída del Imperio Romano y sirvió como puente entre la época del «gladius» y la Edad Media.

Por ello, desde ABC.es te proponemos que pongas a prueba tus conocimientos sobre esta época de la Historia de España con un test que deberían aprobar los alumnos de entre 15 y 16 años para poder pasar de curso. ¿Crees que podrás sacar más nota que ellos? Si estás dispuesto ya sabes, mete los apuntes en la mochila, quita todo lo que tengas encima de la mesa salvo un bolígrafo y no te olvides de que, si copias, no estás engañando al profesor, sino que te engañas a ti mismo. Prepárate, pues va a comenzar el ejercicio sobre la llegada de los visigodos a la Península Ibérica.

Preguntas (1 punto por pregunta):

1-¿En qué regiones trataron de instalarse los visigodos antes de llegar a la Península Ibérica? ¿De dónde procedían originariamente?

2-¿Qué pueblos se habían instalado en la Península Ibérica antes de la entrada de los visigodos?

3-¿Por qué los visigodos atacaron la Península Ibérica?

4-¿Dónde estaba su capital en los primeros años? ¿Qué provocó que la trasladaran a la Península?

5-¿Aproximadamente cuántos visigodos llegaron a la Península? ¿Por qué?

6-¿Quiénes eran los gardingos? ¿Cómo acabaron teniendo tanta importancia a nivel político?

7-¿Quiénes eran los bucelarios?

8-¿Cuál fue la fecha en la que los visigodos entraron en la Península? ¿Hasta qué año mantuvieron su dominio en la región?

9-¿Qué problemas favorecieron la llegada de los musulmanes a la Península?

10-¿Explique la batalla que marcó el inicio de la decadencia visigoda?

Puedes ver las respuestas en el comentario……