Megaimpactos de asteroides marcan la historia de Vesta


web

Mapa geológico de Vesta

Foto: NASA / JPL-CALTECH / ASU

La NASA ha utilizado imágenes de su misión Dawn para crear una serie de mapas geológicos en alta definición del gran asteroide Vesta.

Gracias a estos datos, que se incluyen en una serie de 11 artículos publicados en ‘Icarus’, se ha revelado la variedad de características que existe en la superficie de la roca.

El mapeo geológico es una técnica utilizada para obtener la historia geológica de un objeto planetario a partir del análisis detallado de la morfología de la superficie, la topografía, el color y el brillo de la información.

Para la campaña de mapeo geológico en Vesta se ha trabajado cerca de dos años y medio, hasta completarla. Uno de los autores principales del trabajo, David A. Williams, ha explicado, además, que los mapas resultantes han permitido reconocer una escala de tiempo geológico del asteroide para la comparación con otros planetas.

Los científicos descubrieron, a través de estos mapas, que los impactos de varios meteoritos grandes han marcado la historia de Vesta. Este tipo de rocas son restos de la formación del Sistema Solar, lo que da a los científicos una mirada a su historia. Los asteroides también podrían albergar moléculas que son los componentes básicos de la vida y revelar pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra, informa el Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

El mapeo geológico de Vesta está formado por imágenes obtenidas por la cámara de encuadre del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar. Esta cámara toma imágenes pancromáticas a siete bandas de imágenes en color con filtro. Estas fotografías se utilizan para crear modelos topográficos de la superficie que ayuda en la interpretación geológica.

En cuanto a la escala de tiempo geológico de Vesta, está determinada por la secuencia de eventos de impacto grandes, principalmente por los impactos que formaron los cráteres de Veneneia y Rheasilvia en la historia temprana de Vesta y el impacto que formó el cráter Marcia en su historia tardía. La corteza más antigua en Vesta es anterior a la escala de tiempo relativa al impacto de Veneneia.

Este hallazgo es crucial para conseguir una mejor comprensión de la historia geológica de Vesta, así como proporcionar un contexto para la información sobre la composición que hemos recibido de otros instrumentos de la nave espacial”, ha concluido otra de las autoras, Carol Raymond.

 

La NASA muestra la primera imagen del asteroide Vesta


La Vanguardia

  • Este enorme asteroide es el segundo objeto con más masa del cinturón de asteroides, situado entre Marte y Júpiter, y el tercero en tamaño

imagen-del-asteroide-vesta

La NASA ha hecho pública la primera imagen completa del asteroide Vesta. Según ha explicado la agencia espacial, es una fotografía tomada por la nave espacial Dawn el pasado 24 de julio cuando se encontraba a unos 5.200 kilómetros del asteroide.

La NASA ha señalado que la imagen será utilizada para la investigación de este cuerpo con el fin de conocer con mayor detalle cómo es la superficie de un asteroide gigante.

Según ha explicado, Vesta gira sobre su eje una vez cada cinco horas y veinte minutos, por lo que Dawn continuará sacando fotografías durante su misión con el fin de que los expertos completen la superficie del asteroide en imágenes.

El ingeniero jefe de Dawn y director de la misión, Marc Rayman, ha destacado que estas fotografías crean “grandes expectativas” para los astrónomos. “Demuestran que la superficie de Vesta es fruto de numerosos procesos, lo que supone nuevos retos”. Además de trabajar en sus características, los científicos también investigan acerca de la localización del asteroide.

Después de viajar durante años y 2.800 millones de kilómetros, Dawn pudo entrar en la órbita de Vesta el pasado 15 de julio. La NASA ha indicado que esta fecha es la que se hizo pública cuando la agencia espacial estuvo segura de que la nave espacial había sido atraída por la gravedad de Vesta, por lo que los científicos continúan trabajando “para conocer en qué momento concreto Dawn entró en la órbita del asteroide”, ha indicado la agencia espacial.

Dawn está equipada con rayos gamma, un detector de neutrones y el espectómetro de cartografía visible e infrarroja. Los rayos gamma y el detector de neutrones le permiten medir la energía de las partículas subatómicas emitidas por los elementos en la superficie del asteroide. Por su parte, el espectómetro visible e infrarrojo mide la mineralogía.

La NASA ha señalado que Dawn también llevará a cabo mediciones con el transmisor de radio de la nave espacial en conjunto con las antenas sensibles en la Tierra. Los científicos monitorearán las señales de amanecer para detectar variaciones sutiles en los campos gravitatorios de los objetos.

Un asteroide gigante

Vesta es el segundo objeto con más masa del cinturón de asteroides y el tercero en tamaño, con un diámetro principal de unos 530 kilómetros y una masa estimada del 9% del cinturón de asteroides entero.

El asteroide perdió cerca del 1% de su masa en un impacto ocurrido hace poco menos de mil millones de años. Muchos fragmentos de este impacto han chocado con la Tierra, constituyendo una fuente rica de información sobre el asteroide. Es el asteroide más brillante y el único en ocasiones visible a simple vista como un astro de sexta magnitud.

Una nave se aproxima, por fin, a Vesta


ABC

 JPL  La nave Dawn, propulsada por poderosos motores de iones, se acerca ya a Vesta


JPL
La nave Dawn, propulsada por poderosos motores de iones, se acerca ya a Vesta

Ya está muy cerca. A 1,21 millones de kilómetros. Para hacernos una idea, tres veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Parece mucho, pero está lo suficiente cerca como para que las cámaras de la nave comiencen por primera vez a funcionar y la NASA pueda ultimar los detalles del gran encuentro. La sonda espacial Dawn, un prodigio de la tecnología que ostenta el récord de velocidad espacial -nada menos que 15.480 km/h- ha comenzado su fase de aproximación oficial alasteroide Vesta, uno de los cuerpos mayores del cinturón de rocas del Sistema Solar, de un tamaño tan considerable que ha sido clasificado como un protoplaneta. La cita final entre el artilugio humano y el misterioso y pequeño mundo será el 16 de julio.

La misión Dawn, que significa «amanecer», abandonó la Tierra el 27 de septiembre de 2007, con la intención de recorrer 5.000 millones de kilómetros y llegar hasta Vesta y Ceres, planeta enano que no alcanzará hasta febrero de 2015. Antes, el próximo julio, se encontrará con Vesta. La aproximación a este cuerpo masivo durará tres meses. Durante esta la fase, la actividad principal de la nave será propulsada por un motor especial de iones hipereficiente. Los propulsores de iones de 12 pulgadas de ancho proporcionan menos empuje que los convencionales motores, pero pueden funcionar durante largos años y ofrecen una gran capacidad para cambiar la velocidad.

«Como Colón en el Nuevo Mundo»

«Nos sentimos un poco como Colón acercándose a la orilla del Nuevo Mundo», dice Christopher Russell, investigador principal de Dawn, con base en la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), en un comunicado de la NASA. «El equipo de Dawn no puede esperar para empezar a trazar el mapa de esta Tierra Incógnita».

Hasta ahora, Dawn ha navegado midiendo la señal de radio entre la nave y la Tierra, y utilizado otros métodos que no implicaban a Vesta. Pero a medida que la nave se acerca a su objetivo, la navegación requiere mediciones más precisas. Mediante el análisis de la situación del asteroide respecto a las estrellas,los navegadores podrán precisar su ubicación y los ingenieros afinarán la trayectoria de la nave. Gracias a su motor de iones, la nave conseguirá orbitar suavemente alrededor de Vesta. Cuando llegue a los 16.000 kilómetros de distancia, la gravedad del asteroide la capturará en su órbita.

«Después de más de tres años y medio de viaje interplanetario, finalmente nos acercamos a nuestro primer destino», señala Marc Rayman, ingeniero jefe de Dawn, en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California. «No estamos allí todavía, pero Dawn pronto nos descubrirá un mundo que ha sido que ha sido, durante la mayor parte de los dos siglos que los científicos lo ha estudiado, poco más que un puntito de luz».

Lunas alrededor de Vesta

Los científicos buscarán en las imágenes de la cámara de la nave posibles lunas alrededor de Vesta, algo de lo que todavía no hay ningún vestigio. Un instrumento detector de neutrones y rayos gamma también reunirá información sobre los rayos cósmicos durante la fase de aproximación. Cuando la alcance, Dawn estará en órbita alrededor de Vesta durante un año. Después, se dirigirá hacia Ceres.

Estos dos iconos del cinturón de asteroides ayudarán a los científicos aconocer más sobre los orígenes de nuestro Sistema Solar. La misión medirá la composición, topografía y textura de sus superficies.