El mito de que la bandera confederada americana está inspirada en el Imperio español


ABC.es

  • La Cruz de San Andrés está presente en las banderas de los estados de Alabama y Florida como reconocimiento a su pasado hispánico, pero la base de la «Cruz sureña» fue posiblemente la Unión Jack del Reino Unido
EFE Una bandera Confederada es quemada por activistas durante una protesta en Los Ángeles (EE.UU.)

EFE | Una bandera Confederada es quemada por activistas durante una protesta en Los Ángeles (EE.UU.)

En los últimos días, la bandera identificada con el bando confederado durante la Guerra de Secesión americana (1861-1865), que sigue ondeando en algunos edificios oficiales del estado de Carolina del Sur, ha centrado el debate en EE.UU. por sus connotaciones racistas. Pero más allá de la polémica actual, existe la creencia equivocada de que «la Cruz Sureña» está inspirada, como las de muchos estados norteamericanos con herencia hispánica, en la Cruz de San Andrés usada por el Imperio español. Otro error común es creer que la famosa bandera «rebelde» tuvo la categoría de oficial durante la guerra.

La primera bandera oficial de la Confederación, llamada de «Barras y Estrellas», se inspiró en las armas del Archiducado de Austria, que acabarían originando más tarde la actual enseña nacional de Austria, y fue diseñada por el artista prusiano Nicola Marschall en Marion, Alabama. Sin embargo, el gran parecido de esta bandera –incluso con las posteriores modificaciones– con la empleada por la Unión, el bando norteño, hizo imposible que pudiera ser usado en el combate. Las tropas tenían muchos problemas en distinguir quién era el enemigo y quién el amigo.

Para remediar la confusión de la bandera «Barras y Estrellas» con la de la Unión, el general del ejército de Virginia P.G.T. Beauregard, entre otros, adoptó la Bandera de Batalla con la famosa cruz diagonal para encabezar a sus tropas. La «Navy Jack» confederada, también llamada «Cruz sureña», fue la precursora de esta enseña, salvo porque empleaba un azul más pálido. El diseño fue obra original del congresista de Carolina del SurWilliam Porcher Miles –muy posiblemente inspirado en la bandera de la Unión Jack– con la intención de convertirla en bandera nacional, pero fue desechada por el Gobierno confederado por parecerse demasiado a unos tirantes cruzados. El número de sus estrellas blancas fue evolucionando conforme avanzaba el conflicto hasta que finalmente tuvo un total de 13, que representan a los 13 estados de los Estados Confederados de América.

La «Cruz sureña» se usó en batalla desde noviembre de 1861 hasta la derrota final. Tras la guerra, se convirtió en el símbolo más universalmente reconocido del sur de Estados Unidos, donde se la denomina familiarmente como bandera «rebelde», y es, entre otras cosas, un icono de la música country y el movimiento rockabilly, de raíces afroamericanas, que no la consideran ni mucho menos un símbolo racista ni xenófobo. A nivel oficial, la bandera sudista sigue presente en las enseñas de Georgia y Misisipi, y, además, ondea en el Capitolio de la ciudad de Columbia, Carolina del Sur, desde 1961, en honor a los caídos en aquella guerra.

España, presente en la simbología de EE.UU.

La creencia de que esta cruz, que guarda gran similitud con la cruz de San Andrés, está inspirada en la bandera del Imperio español nace de la profunda herencia hispánica todavía presente en la simbología de EE.UU, sobre todo en la zona del sur del país. Los conquistadores españoles fueron los primeros europeos en recorrer la mayor parte del territorio de lo que son los actuales EE.UU. Así, el conquistador español Álvar Núñez Cabeza de Vaca fue el primer europeo que pisó territorio texano el 6 de noviembre de 1528. El reverso actual del escudo de Texas, que incorpora las seis banderas de las naciones que ejercieron su soberanía sobre dicho territorio, reserva un importante hueco a España. En concreto, la bandera española está representada por la actual rojigualda con el escudo de Castilla y León en su interior.

Además del escudo, Texas sigue conservando su herencia hispana en los nombres españoles de cientos de pueblos, ciudades, condados y zonas geográficas de su territorio. Cuarenta y dos de los 254 condados tienen nombres o españoles o derivaciones anglicanizadas tales como «Galveston». Lo mismo ocurre con los nombres de algunos accidentes geográficos como «Llano Estacado», «Montañas Guadalupe» e «Isla Padre» que sirven como recordatorio de los exploradores y conquistadores españoles que cruzaron Texas mucho antes de que los ingleses se establecieran en la costa del Atlántico de Norteamérica.

Cuando los actuales estados de Alabama y Florida crearon sus banderas oficiales a finales del siglo XIX y principios del XX quisieron reconocer su pasado hispánico a través de la cruz diagonal roja, que algunos identifican de forma errónea con la cruz sudista, pero que fue usada por el Imperio Español en el periodo de los Habsburgo. Nada que ver con la bandera que William Porcher Miles diseñó con la vista puesta en la del Reino Unido, que también cuenta con una Cruz de San Andrés, pero, en su caso, en referencia a la bandera de Escocia e Irlanda.

¿Cuántos países tienen símbolos religiosos en sus banderas?


ABC.es

  • El Real Madrid C. F. y el F. C. Barcelona han retirado las cruces de sus escudos para expandirse en el mercado musulmán
¿Cuántos países tienen símbolos religiosos en sus banderas?

pew research center

El Real Madrid C. F. ya no contará en su escudo con la cruz cristiana plasmada en la corona que le dota el carácter de club «Real». La controversia de este gesto de marketing para dirigirse al mercado musulmán imita lo que hizo hace pocos años el F. C. Barcelona al retirar la cruz de San Jordi de su enseña. Pero la inclusión de simbología religiosa en el fútbol es solo laextensión de la influencia histórica de la religión en la política.

Pese a que en 2014 se cuenten más democracias aconfesionales y laicas que nunca, la presencia de la religión en las banderas de los Estados-nación no es nada desdeñable. El intentar rememeorar la historia nacional y un pasado glorioso remoto, en muchos casos, hace que un tercio de los 196 países constituidos que existen en el mundo incluyan símbolos religiosos en sus enseñas, según un reciente informe publicado por el think tank estadounidense Pew Research Center.

Así, 64 estados incluyen la cruz, la media luna u otros guiños religiosos; y de este número, casi la mitad (48%) constan de símbolos cristianos, mientras que un 33%, de símbolos islámicos.

El grueso de los primeros se encuentra en la vieja Europa, donde 31 países tienen banderas con la cruz. Por ejemplo, la «Union Jack» del Reino Unido incluye las cruces de San Jorge, San Patricio y San Andrés. Algunos de los países de la Mancomunidad británica, Commonwealth, continúan incorporando la «Union Jack» como parte de sus propias enseñas, incluyendo Fiji, Tuvalu, Australia y Nueva Zelanda. Grecia, Noruega y por supuesto España están entre los países que incluyen símbolos cristianos.

A su vez, los símbolos musulmanes son encontrados en banderas de 21 países de la África subsahariana, de Asia Pácífico y de Oriente Próximo y el Norte de África. En Bahrein, la bandera nacional cuenta con cinco triángulos blancos, que simbolizan los cinco pilares del Islam (el testimonio de fe, la oración, ayuda para los necesitados, ayunar en el mes del Ramadán y el peregrinaje a la Meca). Turquía, Argelia, Uzbekistán y Brunei son algunos de los países que cuentan con la estrella islámica y la luna creciente.

Una nota curiosa es la que se esconde tras la bandera de Singapur. Este país asiático consta de una luna creciente y estrellas en su enseña, sin embargo esto no tiene significado religioso alguno. «La bandera nacional representa el ascenso de una joven nación y las cinco puntas, por su parte, recogen los cinco ideales de la democracia, paz, progreso, justicia e igualdad», según publica en su web el Gobierno de Singapur.

Otras religiones

Otras religiones minoritarias como la budista y la hindú aparecen en cinco banderas nacionales. Por su parte, Israel es el único país con un símbolo judío en su señera, la Estrella de David.

Por otro lado, seis estados recogen tambien varios símbolos religiosos en sus banderas nacionales. Japón, el país del sol naciente, tiene el hinomaru, representativo del Imperio de Japón. Argentina y Uruguay, por su parte, rescatan el sol Inca. Y el dios azteca Huitzilopochtli puede ser visto en la bandera mexicana.