La NASA pierde el contacto durante tres horas con la Estación Espacial Internacional


El Mundo

La Estación Espacial Internacional (ISS).| NASA

La Estación Espacial Internacional (ISS).| NASA

La NASA ha perdido el contacto durante alrededor de tres horas con la Estación Espacial Internacional debido a un problema informático. Así lo ha anunciado este martes la agencia espacial estadounidense, que poco después de anunciar que había perdido la comunicación con la plataforma orbital, aseguró que ya estaba resuelto el problema.

El apagón en las comunicaciones se produjo el martes por la mañana a las 15.45, hora peninsular española. En ese momento, los controladores de vuelo de Houston (en Texas) estaban actualizando un programa informático en un ordenador que hay a bordo de la ISS, pero uno de los sistemas no funcionó correctamente, según explicó la NASA en un comunicado. Tres horas después la NASA ha comunicado que “todos los sistemas funcionan de nuevo con normalidad”.

Los seis astronautas que en la actualidad conforman la tripulación de la ISS (dos estadounidenses, tres rusos y un canadiense) han trabajado conjuntamente con los ingenieros en tierra para restablecer las comunicaciones.

Kevin Ford es el actual comandante de la ISS, la plataforma orbitan en la que viven los astronautas en el espacio y que está situada a unos 400 kilómetros de distancia de la Tierra.

Hallados rastros de los norteamericanos más antiguos


El Pais

Unas herramientas prehistóricas halladas en Texas muestran que hubo una cultura en el continente hace más de 15.000 años

¿Quienes fueron los primeros pobladores de América? Durante décadas, a la vista de los restos arqueológicos que se han ido encontrando, los especialistas han considerado que debieron ser los clovis, pueblos cazadores de hace unos 13.000 años. Llegarían a ese continente desde el extremo nororiental de Asia hasta Alaska, cruzando por la lengua de tierra en lo que ahora es el estrecho de Bering, y se extendieron hacia el sur del nuevo territorio. Hacían artefactos con características particulares que los identifican. Pero ahora se han descubierto en Texas (EEUU) miles de piezas, incluidas herramientas para cortar y rascar, de algún grupo humano anterior a los clovis. Esas piezas tienen unos 15.000 años y demuestran que alguien había llegado antes a América. El hallazgo se da a conocer en la revista Science.

Los artefactos del yacimiento tejano, denominado Debra L Friedkin, están hechas de pedernal y son pequeñas, lo que sugiere a los investigadores que serían herramientas ligeras preparadas para llevárselas de un lado a otro cómodamente, una especie de equipo de campaña. El yacimiento está cerca de un arroyo que tiene agua todo el año y de un lugar donde hay abundante pedernal, por lo que sería un buen sitio elegido por algún grupo de humanos prehistóricos para fabricarse las herramientas que necesitasen.

La inmensa mayoría de las 15.528 piezas de piedra recuperadas y estudiadas son lascas, lo que queda al fabricar herramientas golpeando la piedra en los puntos necesarios para ir sacando un filo cortante. Pero también hay una docena de bifaces y algunos cortadores, en total medio centenar de artefactos acabados. Servirían para trabajar el hueso, la madera o el marfil y para cortar o procesar pieles.

“En Debra L Friedkin hemos encontrado evidencias de una ocupación humana temprana, 2.500 años anterior a los clovis, lo que convierte el yacimiento en el más antiguo lugar arqueológico creíble de Texas y de América del Norte, y es importante en el debate acerca del tiempo de la colonización de América y de los orígenes de los clovis”, comenta Michael R.Water (Universidad A&M de Texas), líder del equipo autor del descubrimiento, que lleva trabajando en ese yacimiento desde 2006.

Las nuevas piezas, datadas entre 13.200 y 15.500 años, han aparecido en un nivel del yacimiento inferior al conocido por restos de los clovis, y los especialistas, al estudiar unos y otros, afirman que los segundos desarrollaron las técnicas de los primeros confiriéndoles características propias a sus herramientas y armas. Esta evolución cultural solucionaría uno de los problemas de la tesis que ha venido defendiendo a los clovis como pioneros americanos, ya que no se han encontrado esas características tecnológicas específicas en Asia nororiental, lo que dificultaba asociar la cultura al desplazamiento humano por ese territorio. A la vista del nuevo hallazgo, esas herramientas clovis serían una evolución de las que ya se fabricaban en América.

Los investigadores recuerdan en Science que ya se habían encontrado algunos vestigios preclovis en varios lugares, pero que eran demasiado escasos para poder establecer conclusiones.

Hachas de mano de hace un millón de años en India

En un yacimiento del sur de la India que se ha venido explorando intermitentemente desde 1863, se han encontrado ahora unas herramientas de piedra del estilo tecnológico achelense de hace, al menos, un millón de años. Son 70 hachas de mano y otros 3.500 artefactos de cuarcita de ese tipo achelense que se originó en África hace un millón y medio de años y que se difundió por Eurasia. El descubrimiento, presentado en la revista Scienceayuda a comprender los patrones migratorios de los humanos remotos por Asia meridional e Indonesia. El yacimiento se llama Attirampakkam, está en Tamil Nadu y fue descubierto por el geólogo británico Bruce Foote.

La basura espacial, el mayor riesgo al que se enfrenta la reparación del Hubble


EFE – ADN

La probabilidad de un impacto contra el Discovery es baja, pero no despreciable: uno sobre 185

actualidad080910.jpgLos restos de satélites y otros materiales que orbitan la Tierra serán el principal peligro para los astronautas que realizarán el próximo mes tareas de reparación y servicio al telescopio espacial Hubble, reveló hoy la NASA.

“Ese es nuestro mayor peligro”, dijo John Shannon, director del programa de transbordadores en una conferencia de prensa desde el Centro Espacial Johnson, de la NASA, en Houston (Texas).

Según Shannon, las posibilidades matemáticas de que uno de esos trozos de material en órbita impacte contra alguno de los astronautas son de 1 en 185.

Posibilidad baja, pero considerable

Cuando se trata de tareas realizadas en torno a la Estación Espacial Internacional (EEI), esas posibilidades son de 1 en 300, agregó.

La órbita del Hubble está a unos 560 kilómetros de la Tierra donde es mayor la cantidad de materiales de otras naves o de cohetes. La órbita de la EEI es inferior a los 400 kilómetros.

Las tareas de reparación y servicio del Hubble se realizarán en una misión de 11 días que realizará el Atlantis el mes próximo.

El transbordador, que quedó instalado en la plataforma de lanzamiento el pasado fin de semana, partirá el 10 de octubre hacia el observatorio espacial.