Rituales y magia en el solsticio de invierno


ABC.es

  • Esta fecha, que ha tenido lugar hoy a las 5.48 de la mañana, ha sido celebrada tradicionalmente en multitud de culturas no conectadas entre sí para celebrar el acortamiento de las noches y pedir la llegada de las cosechas y la primavera

 

 El megalito del Stonehenge, en Gran Bretaña, fue un escenario para celebrar el solsticio de invierno - Taro Taylor

El megalito del Stonehenge, en Gran Bretaña, fue un escenario para celebrar el solsticio de invierno – Taro Taylor

El solsticio de invierno, que suele ocurrir alrededor del 21 de diciembre (ha tenido lugar hoy a las 5.48 de la mañana), es un evento clave que marca un cambio en los ciclos naturales y astronómicos: coincide con la noche más larga en el hemisferio Norte y el día más largo en el hemisferio Sur. Además, marca el momento a partir del cual las noches comienzan a acortarse día a día, hasta llegar a la primavera y luego al verano. De hecho, se puede decir que determina el momento a partir del cual la larga oscuridad del invierno es derrotada por la luz, de modo que llega el turno para que la naturaleza despierte y las cosechas puedan crecer.

Hace miles de años esta fecha era un momento de celebración para los paganos: se celebraba en el Stonehenge y en las profundidades de los bosques germanos en forma de rituales y festivales. En Guatemala se sigue celebrando hoy en día a través del ritual de la «Danza de los voladores», en los que varias personas giran y danzan en torno a una estaca. Se cree que los romanos celebraban las festividades en honor a Saturno, Saturnalia, en este momento, y que en Escandinavia se celebraba el festival de Juul. Para los cristianos, esta fecha evolucionó probablemente hasta la celebración del nacimiento de Jesús, el 25 de Diciembre.

Mucho tiempo después, se cree que los romanos celebraban las festividades en honor a Saturno, Saturnalia, en este momento. Mientras que en Escandinavia se celebraba el festival de Juul ¿Dónde se originan todas estas celebraciones?

Para muchas culturas antiguas, que tenían que luchar contra largos y duros inviernos, el solsticio de invierno era un momento clave en el que la luz y la vida derrotaban a la oscuridad y a la muerte asociadas al invierno. Era el momento a partir del cual se podía conseguir más comida en los ríos y en los campos, y había que celebrarlo, cuando no venerar al Sol a través de sacrificios u otro tipo de rituales.

El círculo de Goseck

Formado por una serie de anillos concéntricos excavados en el suelo, (el mayor mide 75 metros), y situado en Sajonia-Anhalt, Alemania, tiene alrededor de 7.000 años, se cree que esta estructura fue un escenario de rituales religiosos y sacrificios. Cuando fue descubierto, los excavadores descubrieron que había dos puertas en el círculo exterior que estaban alineadas con el solsticio de invierno, lo que sugiere que esta construcción era en realidad un tributo a esta fecha.

Stonehenge, Gran Bretaña

Uno de los megalitos más conocidos del mundo, con 4.000 o 5.000 años de antigüedad, fue un importante escenario de rituales y observaciones astronómicas durante cientos de años.

En este lugar, cuando el sol se pone en el solsticio de invierno, los rayos se alinéan con el altar central y la piedra de los sacrificios. Hoy en día, visitantes de todo el mundo lo visitan para recordar los orígenes del monumento, quizás asociados al solsticio de invierno.

Newgrange, Irlanda

Al noreste de Irlanda, hay un túmulo construido hace 5.000 años cubierta por la hierba y repleta de túneles y canales. Solo durante el día del solsticio de invierno, el Sol entra en todas las salas principales, lo que, según algunos expertos, indica que la estructura se construyó para conmemorar esta fecha.

Además, en Maeshowe, Escocia, hay un túmulo similar al de Newgrange que se ilumina durante esta fecha.

Tulum, México

En la costa oriental de México, en la península de Yucatán, Tulum es una antigua ciudad amurallada que perteneció a los mayas. hasta que su población cayó con la llegada de los españoles. Uno de los edificios, tiene un orificio en la parte superior que produce un efecto de llamarada cuando el sol del solsticio de invierno y de verano se alinéan con él.

En algunos lugares de Perú, esta fecha ya estaba imprimida en la construcción de las pirámides para marcar el punto donde se encontraba el Sol en el solsticio de invierno.

 

Superhenge: ¿un templo para sacrificios humanos?


ABC.es

  • Nuevo hallazgo arqueológico junto al famoso monumento del Neolitico
Recreación artístico del círculo de piedras de 'Superhenge'.LUDWIG BOLTZMANN INSTITUTE L

Recreación artístico del círculo de piedras de ‘Superhenge’.LUDWIG BOLTZMANN INSTITUTE L

El hallazgo bajo tierra de un nuevo supercírculo con 90 piedras de gran tamaño, a sólo tres kilómetros escasos de Stonehenge, ha disparado las teorías sobre la posibilidad de que el asentamiento del Neolítico sirviera hace más de 4.000 años como escenario de sanguinarios rituales, incluidos los sacrificios humanos.

Miles Russell, profesor de Prehistoria y Arqueología Romana en la Universidad de Bournemouth, ha reavivado la polémica en un artículo publicado en el Daily Mail bajo el provocador título “¿Construyeron los británicos primitivos Stonehenge como templo para el sacrificio humano?”.

Asegura Russell que el hallazgo de una “herradura” de piedras gigantes, enmarcando el anfiteatro natural en las llanuras de Salisbury, es una prueba fehaciente del uso de grandes espacios para rituales como los ciclos de las cosechas, la transición del jóvenes al mundo adulto y la ofrenda de animales (principalmente cerdos, a partir de los huesos hallados en el entorno).

Según Russell, hay sin embargo una pregunta incómoda cuya respuesta parece estar más cerca tras los últimos descubrimientos en lo que ya se llama Superhenge: “Hay aún muchas preguntas sin respuesta sobre la vida religiosa en la prehistoria, pero está claro que el sacrificio, tanto de animales como de humanos, formaba parte de los rituales“.

El hallazgo en el conjunto de Stonehenge de esqueletos humanos, con heridas en el cráneo o flechas clavadas entre las vértebras, son en su opinión un indicio de los rituales que podrían haberse llevado a cabo en el conjunto neolítico. Russell destaca cómo los guerreros fallecidos en combate, hasta los tiempos medievales, generalmente eran enterrados en grupos.

“En contraste, estos cuerpos aparecen normalmente enterrados individualmente, a veces localizados dentro de amplios monumentos, lo que permite sugerir que fueron matados como parte de una ceremonia“, asegura el profesor de Bournemouth, que insinúa que los sacrificios humanos pudieron formar parte de la “cultura” en las islas británicas hasta la llegada de los romanos.

No en vano, el mismísimo Julio César, en el año 55 antes de Cristo, atestiguó que los druidas celtas creían que “los dioses se regocijan con el sacrificio de los prisioneros y de los criminales, y cuando el suministro no era suficiente, se sacrificaban incluso a los inocentes”…

El profesor Russell asegura que el hallazgo del Superhenge, a cargo del arqueólogo Vince Gaffney y su equipo del Stonehenge Hidden Landscape Project, es también vital para el posible “cambio en el sistema de creencias” en las postrimerías del Neolítico: de una religión basada fundamentalmente en la reverencia al paisaje, a un culto lunar y solar que coincide (nada casualmente) con la alteración sustancial de la superficie terrestre por la acción del hombre.

¿Fue Stonehenge una mesa gigantesca de ofrendas?


El Mundo

  • Hace 2.000 a 3.000 años antes de Jesucristo
 Stonehenge. ALMARE

Stonehenge. ALMARE

El círculo de Stonehenge pudo haber sido en realidad una gigantesca mesa de ofrendas, según una nueva y sorprendente teoría apadrinada por el crítico e historiador del arte británico Julian Spalding.

La función de los monolitos sería pues la de sostener una plataforma de madera en la que ejecutaban ceremonias en consonancia con la “rotación” de los cielos, de 2.000 a 3.000 años antes de Jesucristo.

“En esa época y en todas las civilizaciones que conocemos, de China a Perú, pasando por Turquía, todos los monumentos sagrados eran alzados y en diseños circulares, posiblemente para seguir los movimientos celestiales“, asegura Spalding en el libro que llega esta semana a las librería británicas: “Los orígenes del arte”.

La original teoría de Spalding ha pillado con la guardia baja a los arqueólogos, que siguen dándole vueltas al enigmático círculo de piedra por los siglos de los siglos.

La teoría más común hasta ahora es que fue un templo usado por los druidas y que tuvo posiblemente una función como calendario celestial. La posibilidad de que fuera un monumento funerario o incluso un lugar de curación natural (algo así como un Lourdes prehistórico) ha ido ganando también enteros en las últimas décadas.

Según Julian Spalding, todas las teorías formuladas hasta ahora se han hecho desde una perspectiva moderna y fuera del contexto histórico.

“En aquella época, todos los grandes altares construidos por la humanidad eran elevados”, declara Spalding a The Guardian. “Habría sido inimaginable e insultante hacer descender a los seres inmortales para que mordieran el polvo”.

La teoría revolucionaria de Spalding ha provocado de momento un cauto escepticismo entre los expertos. Vincent Gaffney, al frente del Proyecto Stonehenge en la Universidad de Bradford, y Barry Cunliffe, profesor de Arqueología en Oxford, han asegurado que la audacia de Spalding no se sostiene con la “evidencia” y que en el templo no han sido encontrados restos de materiales que permitan hacer creer que los monolitos llegaron a sostener una plataforma.

Hallado en Israel un monumento más antiguo que las pirámides de Egipto


La Vanguardia

  • Está situado a unos 13 kilómetros al noroeste del Mar de Galilea y tiene una longitud de unos 150 metros y un volumen de 14.000 metros cúbicos
Hallado en Israel un monumento más antiguo que las pirámides de Egipto

Imagen del monumento hallado en Israel google earth

Barcelona. (Redacción).- Un equipo de arqueólogos han hallado en Israel un monumento de piedra, en forma de media luna, cuya construcción se remontaría a hace más de 5.000 años, lo que significa que sería más antiguo que las pirámides de Egipto o la estructura de Stonehenge.

La construcción está situada a unos 13 kilómetros al noroeste del Mar de Galilea. Cuenta con unas dimensiones considerables, con una longitud de unos 150 metros y un volumen de 14.000 metros cúbicos. Los restos de cerámica encontrados en las excavaciones cercanas están fechadas entre los años e 3050 y 2650 a.C..

En un primer momento, los investigadors pensaron que el monumento hallado formaba parte de la muralla de una ciudad, pero trabajos recientes, efectuados por Ido Wachtel -investigador de la Universidad Hebrea de Jerusalén- señalan que no ha existido ninguna ciudad en sus inmediaciones y que la estructura es un monumento permanente, según recoge la revista Live Science.

Se cree que el monumento servía para ofrecer culto al dios de la antigua Mesopotamia Sin, debido a su forma de media luna.

Destinos con misterio incluido


El Pais

El mundo está lleno de misterios que nunca comprenderemos pero que son irresistibles. Desde los gigantes de piedra de Isla de Pascua al territorio del misterioso Yeti o a las líneas de Nazca, este es un viaje por algunos de los lugares más indescifrables del planeta, entre posibles extraterrestres y enigmáticas civilizaciones del pasado.

01 Las huellas del Yeti

HIMALAYA, NEPAL

Rolwaling, en la cordillera del Himalaya. / Corbis

A lo largo de la historia ha recibido muchos nombres pero en cualquier parte del mundo podemos encontrar historias sobre una criatura parecida a un gran simio humano. Concretamente la leyenda del Yeti procede del Himalaya y llegó a Occidente a principios del siglo XX. El máximo interés se despertó en la década de 1950, a medida que se conquistaban las montañas del Himalaya. Las fotografías de unas supuestas huellas tomadas por Eric Shipton en 1951 avivaron el interés, y Edmund Hillary y Tenzing Norgay también aseguraron haber encontrado unas huellas de gran tamaño en su ascensión al Everest en 1953.

La región de Rolwaling parece ser el corazón de las apariciones, seguida de cerca por la de Khumbu. Relatos de primera mano cuentan que el Yeti tiene la piel rojiza, cabeza cónica, un aullido agudo y un extraño olor a ajo, pero un letrero en el monasterio de Khumjung esboza los distintos tipos de yeti: el dre-ma y el tel-ma, parecidos al mono, son mensajeros de la calamidad, mientrás que el chu-ti anda a cuatro patas y caza cabras, ovejas y yaks. El peor de todos es el mi-te, devorador de hombres y con muy mal genio. El viajero está avisado.

02 Los guardianes gigantes del Pacífico

ISLA DE PASCUA, CHILE

Hilera de 15 moáis en Ahu Tongariki (isla de Pascua, Chile). / Corbis

Para ser un islote (o casi) situado en medio de un gran océano, la isla de Pascua ha causado una gran impresión en la psicología viajera. Las imágenes de sus moáis de piedra son famosas en todo el mundo, pero lo que aún no se sabe es cómo y por qué se alzan en su costa. Si la tarea de transportar estas cabezas de 85 toneladas (cada una) desde la cantera de Rano Raraku, en el interior de la isla, donde se tallaron, intimida incluso hoy, podemos imaginar lo que suponía en siglos anteriores. La pregunta es siempre la misma: ¿Cómo se las arreglaron los habitantes de una de las comunidades más aisladas del mundo para levantar semejantes moles de piedra? Sigue siendo un misterio.

Para ver una buena hilera de estatuas, iremos a Ahu Tongariki, con 15 moáis. Cuando el sol se asoma en el horizonte, las estatuas adquieren un profundo e impresionante resplandor dorado. Sin embargo, el “semillero” está en Rano Raraku, un volcán extinto que era la cantera de roca volcánica donde se tallaban los moáis. Se puede paser entre estatuas inacabadas en distintas fases de elaboración, en la ladera sur del volcán.

  • Lan Airlines vuela a la isla de Pascua desde Santiago (Chile) y Papeete (Tahití).

03 ¿Campesinos extraterrestes?

LOS CÍRCULOS DE AVEBURY, REINO UNIDO

“Crop circle” en Avebury (Wiltshire, Reino Unido). / Jean du Boisberranger

Los llamados “crop circles” o círculos en las cosechas son uno de los fenómenos más extraños del planeta. Hayan sido creados por lugareños, por fenómenos climáticos o por extraterrestres de mentes geométricas, estos círculos resultan intrigantes desde que comenzaron a aparecer a finales de la década de 1970. Estos “patrones” tienen su hogar espiritual en la población de Avebury (Wiltshire), que casualmente también es famosa por sus círculos de piedras de más de 5000 años de antigüedad, declarados Patrimonio de la Humanidad e igualmente misteriosos, que se atribuyen a los druidas. Por su enorme tamaño, se cree que era el lugar sagrado más importante de toda gran Bretaña o tal vez de todo el continente.

Para experimentar encuentros “extraterrestres” en medio de la cebada, varias empresas ofrecen circuitos. También se puede conocer a los “croppies” (cosechadores) en su taberna preferida, la Barge Inn, en la población de Honeystreet.

  • Avebury está 130 kilómetros al oeste de Londres; hay autobuses a Avebury desde las poblaciones cercanas de Salisbury, Swindon y Devizes. Honeystreet está 10 kilómetros al sur de Avebury.

04 La Atlántida japonesa

YONAGUNI-JIMA, JAPÓN

Ruinas submarinas en Yonaguni (Japón) / Yusuke Okada

La isla habitada más occidental de Japón entró en el mapa de los misterios a mediados de la década de 1980, cuando unos buceadores descubrieron una especie de ruinas submarinas, con rocas que mostraban superficies lisas, líneas y ángulos rectos. La conclusión fue que eran obra del ser humano: la Atlántida japonesa. Hoy, el debate continúa sobre si las rocas forman parte de una estructura humana antigua o se trata de una formación natural “tipo Lego”. Sea como fuere, Yonaguni se ha convertido en uno de los mejores destinos submarinistas de Japón.

  • Hay vuelos a Yonaguni-jima desde Naha, además de dos ferries por semana desde la isla de Ishigaki.

05 Misterios solo a vista de pájaro

LÍNEAS DE NAZCA, PERÚ

Petroglifo de un colibrí en Nazca (Perú). / Tom Till

Es la clase de yacimiento arqueológico que nadie podría inventar. Colibríes, monos, arañas y otras figuras gigantes, todo grabado hace 2000 años en el desierto peruano. Pero lo más misterioso es que no pueden verse desde el suelo. ¿Obra de extraterrestres? ¿Trazos de aeronautas prehistóricos? ¿Un inmenso mapa astronómico? Ninguna explicación sobre estos gigantescos petroglifos del sur de Perú coincide. Su misterio ha atraído a visitantes desde la década de 1940, cuando la arqueóloga alemana María Reiche comenzó a estudiarlas. Dedicó a ello la mitad de su vida, pero ni Reiche ni ningún arqueólogo posterior ha conseguido descifrar este conjunto de 800 geoglifos, formas, líneas rectas y dibujos en la llanura.

A nivel del suelo, la zona tiene el aspecto de un tramo anodino de tierra rojiza. Pero, cuando una avioneta alza el vuelo, las enormes figuras de una ballena, un cóndor y un pelícano se despliegan ante los ojos de los pasajeros. Hay varios museos en Nazca que intentan ofrecer alguna luz sobre el tema (Museo María Reiche, Planetario María Reiche y Museo Didáctico Antonini).

  • Las líneas están en el desierto, 20 kilómetro al norte de Nazca y hay que verlas desde el aire (aunque hay un mirador en la Carretera Panamericana Sur que ofrece una vista oblicua de algunas figuras). Los vuelos sobre las Líneas de Nazca despegan desde Nazca. Para llegar a Nazca hay muchos circuitos organizados, pero también hay autobuses a dicha población desde Lima y Arequipa.

06 Ceremonias y sacrificios entre monolitos

STONEHENGE, REINO UNIDO

Stonehenge, Gran Bretaña. / David Nunuk

Es sin duda uno de los yacimientos prehistóricos más relevantes. El venerable anillo de piedras monolíticas de Stonhenge lleva 5000 años atrayendo a peregrinos, poetas y filósofos. Se trata de un lugar místico y etéreo, un evocador eco del pasado olvidado de Gran Bretaña, recordatorio de una civilización perdida que recorrió las numerosas avenidas ceremoniales que surcaban la llanura de Salisbury. Aunque son innumerables las teorías sobre su función (desde centro de sacrificio a reloj celestial), la verdad es que nadie sabe a ciencia cierta qué llevó a aquellas gentes a emplear tanto tiempo y esfuerzo en su construcción.

  • Stonehenge está a 17 km de la ciudad de Salisbury; el autobús número 3 lleva hasta él desde la estación de autobuses de Salisbury.

 07 El misterio del solsticio de invierno

NEWGRANGE, IRLANDA

Yacimiento prehistórico de Newgrange, Irlanda. / Michelle McMahon

Desde la superficie, Newgrange es solo un túmulo aplastado de unos 80 metros de diámetro y 13 metros de alto. Pero dentro alberga uno de los yacimientos prehistóricos más extraordinarios de Europa, de hacia el 3200 a.C. (unos seis siglos anterior a las pirámides egipcias) la mayor tumba de corredor de la Edad de Piedra en Irlanda. Está en el Condado de Meath, el llamado “Reino Medio”, al norte de Dublín. El propósito del túmulo de Newgrange sigue siendo desconocido. Hay quien apunta que podría ser un cementerio de reyes o un lugar para celebrar rituales, pero el alineamiento con el sol durante el solsticio de invierno sugiere una función de calendario. A las 8:20 en punto del solsticio de invierno (19-23 de diciembre), los rayos del sol naciente iluminan la hendidura que hay sobre la entrada, avanzan lentamente a través del largo pasillo e inundan de luz la cámara funeraria durante 17 minutos.

  • Con cada grupo que visita el montículo se simula un amanecer. Para visitar Newgrange durante el solsticio de invierno hay que participar en un sorteo que se celebra el 30 de septiembre. Más detalles en www.newgrange.com/solstice-lottery.htm.

08 La guarida de los extraterrestres

ROSWELL, NUEVO MÉXICO, EE UU

Extraterrestres en el Museo del OVNI de Roswell. / Robin Loznak

En 1947, en un rancho cercano a la población de Roswell, algo chocó contra la tierra. Nadie le habría dado mayor importancia si los militares no hubieran puesto tanto empeño en silenciar el hecho, lo que, para algunos, dejaba claro el asunto: los extraterrestres habían llegado.

Desde entonces, la curiosidad internacional y la ingenuidad local han transformado Roswell en una guarida de extraterrestres. Unas bulbosas cabezas blancas brillan sobre las farolas del centro, y en julio se celebra un festival UFO con un desfile de disfraces de extraterrestres, discursos de invitados y conciertos. También está el International UFO Museum y el Research Center, de visita obligada para crédulos y coleccionistas de lo kitsch.

  • Para saber más, puede visitarse el centro de visitantes donde además de recoger información, nos podemos sacar una foto con un extraterrestre.

09 Nessie, un monstruo muy familiar

LAGO NESS, ESCOCIA

Barco turístico en el Lago Ness. / Dung Vo Trung

En principio es solo un lago grande cerca de la cabecera de las Highlands escocesas, pero, en cuanto a historias y leyendas, podría tratarse de un océano. Como es bien sabido, se cuenta que el Loch Ness es el hogar de un “monstruo”, conocido cariñosamente como Nessie, una criatura con aspecto de dinosaurio que aparece estelarmente de tarde en tarde. Las historias de una criatura del lago llevaban siglos circulando, pero en 1934 la fotografía de un largo cuello y una cabeza renovó el interés por Nessie. Desde entonces ya no ha decaído, y el lago no deja de atraer a los visitantes de todo el mundo. Loch Ness se extiende entre Inverness y Fort Augustus y el circuito completo alrededor del lago abarca unos 112 kilómetros.

La ciudad de Inverness, situada al norte del lago, es la mejor base para visitar al monstruo. Drumnadrochit es la población cercana al lago, donde la locura por el monstruo invade todas sus calles en forma de tiendas de regalos repletas de peluches de Nessie, y dos centros de exposición sobre el tema.

  • Hay cruceros de una hora para buscar al monstruo, con sónar y cámaras subacuáticas, que zarpan de Drumnadrochit cada hora, todos los días de 9 a 18 horas. Para mantenerse informado de sus apariciones, www.nessie.co.uk.

10 De turismo con los alienígenas

ÁREA 51, NEVADA, EE UU

Imán para los extraterrestres y sus cazadores, se supone que esta base militar, parte de la Nellis Air Force Base, fue desde los cincuenta una zona de confinamiento para los ovnis capturados, incluidos los alienígenas de Roswell. Tan extendida estaba esta creencia que la carretera de acceso, la Highway 375 se conoce como la Extraterrestrial Highway. Sin embargo, a mediados de julio de 2013, la CIA, que siempre había negado su existencia, reconoció que la Área 51 no solo existe, sino que se creó en plena Guerra Fría para desarrollar aviones espía. Sin embargo, la desclasificación de los documentos secretos de la central de inteligencia no han hecho desistir a los amantes del misterio.
  • Terrícolas y extraterrestres pueden pernoctar en el Little A’Le’Inn, en el pequeño pueblo de Rachel, y adquirir muchos recuerdos alienígenas.

Estas experiencias y otras 990 están recogidas en el libro “1000 experiencias únicas” de Lonely Planet (GeoPlaneta). Más información en www.lonelyplanet.es.

Stonehenge fue usado como cementerio desde sus orígenes


El Mundo

  • Grandes misterios rodean a la construcción más enigmática de Amesbury
Stonehenge, aerial view

Stonehenge, aerial view

Stonehenge fue usado como cementerio desde sus orígenes, unos 3.000 años antes de Cristo, antes de que se levantaran los megalitos y se trazaran las cuatro circunferencias concéntricas que han llegado hasta nuestros días.

El equipo capitaneado por el arqueólogo Mike Parker Pearson ha arrojado nueva luz sobre los misterios que aún rodean a la construcción más enigmática de la Edad de Piedra en Amesbury (Gran Bretaña), considerada por algunas teorías como un templo religioso, como un calendario solar o como un observatorio astronómico.

El documental ‘Los secretos de los esqueletos de Stonehenge’, que mañana emite el Canal 4 británico, intenta viajar a los orígenes del monumento de la mano de un grupo integrado por científicos de seis universidades británicas que ha reconstruido virtualmente el primer cementerio circular, antes del traslado de las 2.000 toneladas de piedra.

El equipo de Pearson ha analizado 50.000 restos cremados pertenecientes a 63 personas, tanto hombres como mujeres y niños (e incluso un recién nacido). Hasta la fecha se creía que la mayoría de los cuerpos enterrados eran masculinos, lo que alimentó la teoría de que fueran líderes religiosos o políticos.

Pearson ha ratificado en cualquier caso esa teoría y sostiene que probablemente fueron enterrados con sus familias. El hallazgo de cuencos, cabezas de maza y otros objetos rituales confirman su pertenencia a una ‘elite’ de ‘sacerdotes’. Se estima que durante 200 años, Stonehengue fue ni más ni menos que un cementerio circular, marcado con pequeñas piedras de granito alrededor de un foso de más de 100 metros de diámetro.

Los restos cremadados aparecieron en 63 fosas individuales en los así llamados ‘agujeros de Aubrey’, en la parte exterior del monumento. El arqueólogo Mike Pitts estima incluso que podría haber “cientos de cuerpos enterrados en la zona que rodea el monumento, lo que confirmaría el innegable carácter funerario del monumento, más allá de todas las otras teorías con las que se ha especulado hasta la fecha”.

Stonehenge está pasando por cierto por el mayor lavado de cara de su reciente historia, con la inversión de 33 millones de euros y la construcción de un nuevo centro para visitantes de bajo impacto que pretende precisamente disminuir la presión humana sobre el frágil monumento. El plan incluye el cierre al tráfico de la carretera A344 que permitía hasta ahora que los coches circularan a menos de medio kilómetro de los megalitos.

El misterio de Stonehenge, resuelto


El Confidencial

El misterio de Stonehenge, resuelto

La construcción del monumento megalítico de Stonhenge ha sido siempre un misterio. (Wigulf/CC)

Como cada año, la pasada noche del 21 de junio, coincidiendo con el solsticio de verano, se reunieron en el monumento megalítico de Stonehenge unas 14.500 personas para observar el amanecer, hacer ritos paganos, disfrazarse de druida y, ya de paso, armar una buena fiesta, a juzgar por los 33 arrestos por robos, consumo de drogas o alcohol y el centenar de incautaciones de marihuana.

El monumento, que se construyó en la Edad de Bronce, entre el año 3.100 a.C y el año 2.500 a.C, ha sido siempre un misterio, y ha dado pie a numerosas interpretaciones sobre su uso y creación, a cada cual más peregrina: de su construcción alienígena a su uso prominente como altar para hacer sacrificios humanos. Pero todas estas teorías, en su mayoría de corte esotérico y anticientífico, podrían llegar a su fin.

La verdad sobre Stonehenge, tal como explica un reciente estudio llevado a cabo por cinco universidades británicas, podría ser más prosaica: el monumento, según estos investigadores, se construyó como un signo de paz entre los pueblos del este y el oeste de Gran Bretaña tras un largo periodo de conflicto.

Según el estudio, las enormes piedras del monumento, que provienen de diferentes lugares tan lejanos como el sur de Inglaterra y el oeste de Gales, podrían haber sido escogidas adrede para representar a los antepasados de algunas de las primeras comunidades agrícolas de Gran Bretaña. Esto explicaría, además, la ubicación de Sotonehenge, que se encuentra en un punto central de la isla.

¿Un monumento de unificación nacional?

Aunque los conceptos de nación y Estado no existían de ninguna manera en la Edad del Bronce, según explica el profesor Mike Parker Pearson de la Universidad de Sheffield, Stonehenge podría ser fruto del surgimiento de cierta unidad entre los pueblos británicos: “Cuando se construyó Stonehenge estaba surgiendo una cultura común compartida por toda la isla. El mismo tipo de casas, cerámicas y herramientas se estaban usando de Orkney [la isla más al norte de Escocia] a la costa sur. Esto era algo muy distinto al regionalismo de los siglos anteriores. Stonehenge fue una empresa de gran envergadura, que debió requerir el trabajo de miles de personas para mover las piedras, darles forma y levantarlas. El trabajo tuvo que requerir el esfuerzo de todo el mundo, por lo que podría haber sido un acto de unificación”.

La asociación astronómica de Stonehenge tendría pues otro significado. Los investigadores sugieren que el lugar en el que se levantó reunía ya una serie de características especiales, y podría tener, antes de la construcción del monumento, una significación especial para los antiguos pobladores de la isla. De hecho, al margen de la estructura, según se explica en el estudio, el lugar donde está emplazado Stonehenge tiene una serie de formaciones naturales que forman un eje entre la dirección del amanecer en verano y el atardecer en invierno. El profesor Parker cree que el monumento se construyó en ese preciso lugar, “probablemente porque los pobladores de la isla pensaban que era el centro del mundo”.

Una construcción genuinamente británica

La singularidad de Stonehenge es lo que ha alimentado siempre las peregrinas teorías sobre su origen extraterrestre o su influencia egipcia. Pero, según el profesor Parker, no hay nada de singular en el monumento, más allá de su hermosura y su inmenso tamaño: “Podemos encontrar todas las influencias arquitectónicas de Stonehenge en monumentos y edificios anteriores esparcidos por toda Gran Bretaña, con origen en Gales y Escocia. De hecho, los británicos del neolítico estuvieron aislados del resto de Europa durante siglos. Puede que todos los británicos se unificaran, pero no hubo ningún interés por interactuar con la gente que estaba más allá del Canal de la Mancha. Stonehenge parece haber sido el último suspiro de esa cultura de la Edad de Piedra, que se mantuvo al margen de las nuevas tecnologías, como el metal y la rueda, que se estaban usando ya en el continente”.

Desvelan el misterio del origen de Stonehenge


El Mundo

Un equipo de investigadores asegura saber con certeza el origen exacto de algunas de las piedras de Stonehenge, un monumento megalítico de la Edad del Bronce situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire (Inglaterra).

Durante mucho tiempo se ha sospechado que procedían de las rocas de las llamadas colinas de Preseli. Ahora, una investigación del Museo Nacional País de Gales y de la Universidad de Leicester, publicada en la web de la BBC, ha localizado su fuente a 70 metros de Craig Rhos-y-felin, cerca de Pont Saeson. El director del Museo, Richard Bevin, cree que este hallazgo ayudará a averiguar cómo se movieron las piedras desde Wiltshire.

Durante nueve meses, Bevins y Rob Ixer, del centro de Leicester, recogieron e identificaron muestras de afloramientos de roca en Pembrokeshire en su intento por localizar el origen de las piedras con las que se construyó el monumento, que es Patrimonio de la Humanidad. Analizando su contenido mineral y las texturas de las rocas, lo que se conoce como petrografía, comprobaron que el 99% de las muestras se emparejaban a rocas de Pembrokeshire.

Son rocas volcánicas, riolitas, que según ambos expertos se diferencian de las que hay en otros afloramientos del sur de Gales y que se encuentran en unos centenares de metros cuadrados exclusivamente. Dado que incluso hay diferencias en distancias de hasta 10 metros, incluso han podido precisar la zona exacta de Rhos-y-felin de donde fueron extraídas.

Rob Ixer declaraba a BBC que es “inesperado y emocionante” encontrar la fuente de cualquier roca arqueológica. “Si seguimos perseverando, llegaremos a conocer el origen de la mayoría de estas rocas”, augura.

Una vez conocido el origen, los arqueólogos tendrán que averiguar cómo las piedras llegaron desde Pembrokeshire a Stonehenge. Durante mucho tiempo, los expertos se han preguntado cómo fue este transporte entre los años 3.000 y 1.600 a. de C. Se pensaba que las grandes losas fueron movidas en balsas, a través del río Avon y el canal de Bristol.

El problema es que Pont Saeson está al norte del Preseli, a cierta distancia de estos cauces de agua, lo que complica esta hipótesis. Una alternativa es que la naturaleza fue la que acercó las rocas a Stonehenge, debido a la trayectoria de un glaciar de la Edad de Hielo, pero no hay otras rocas en esa región de Gales con ese mismo origen, lo que elimina también esa opción.

En abril de 2000 se hizo una prueba real, intentando trasladar una piedra gigante desde País de Gales a Salisbury por tierra y mar, en un viaje de 386 kilómetros, utilizando sólo la fuerza muscular y la tecnología de los humanos de hace 5.000 años. La piedra acabó hundida en el estuario de Milford Haven.

Stonehenge es 300 años más joven de lo que se pensaba


CET – El Mundo

EL LUGAR ERA UTILIZADO COMO CENTRO DE CURACIÓN

¿quieres saber mas sobre Stonehenge?

actu080922sto.jpgUn grupo de arqueólogos británicos ha descubierto que las primeras piedras del monumento de Stonehenge fueron erigidas en el 2.300 a.C., 300 años después de lo que hasta ahora se creía.

Los análisis desarrollados por el equipo indican que el original círculo piedras fue transportado a su lugar en el sur de Gales desde las colinas Preseli, a 150 millas de distancia, lo que representa una hazaña extraordinaria.

El hallazgo hace parte de un ambicioso proyecto que busca adentrarse por primera vez en 44 años en la historia del complejo (la última vez que permitieron a una excavación el lugar fue en 1964), según informa el ‘Daily Telegraph’.

Los profesores Timothy Darvill y Geoffrey Wainwright, directores del proyecto, han encontrado que pruebas que sugieren que Stonehenge era un centro de curación al que los enfermos viajaban desde lejos esperando ser curados por ‘los poderes de las piedras’.

Una gran cantidad de restos hallados en tumbas cercanas al lugar poseen señas de haber estado gravemente enfermos y un estudio de sus dentaduras prueba que aproximadamente la mitad de ellos no eran nativos del área.

“El lugar no sólo atraía a los que estaban enfermos sino a personas que eran capaces de curarlos. Se podría decir que Stonehenge era la ‘sala de emergencias’ del sur de Inglaterra”, afirma Darvill.

El hallazgo de la fecha de nacimiento del lugar, un dato hallado tras utilizar la técnica del carbono 14 en los laboratorios de la Universidad de Oxford, es descrito por los investigadores como “un sueño hecho realidad”.

Antes de que se realizara el proyecto se creía que el primer círculo de piedra databa de entre el 2.600 y 2.400 a.C. Las nuevas pruebas afirman que fue eregido entre el 2.400 y el 2.200 a.C., aunque aún se esperan datos más exactos.

El complejo arqueológico de Stonehenge fue un cementerio durante más de 500 años


CET – El Mundo

stonehengeMADRID.- El complejo arqueológico de Stonehenge, en Reino Unido, fue utilizado como cementerio durante más de 500 años, según revela la investigación liderada por el profesor británico Mike Parker Pearson, de la Universidad de Sheffield en Reino Unido.

Las conclusiones de la investigación arqueológica fueron presentadas en Washington por la ‘National Geographic Society’.

El estudio de la famosa construcción circular de piedra y de sus pobladores incluye por primera vez el resultado de los análisis de datación de los restos encontrados mediante radiocarbono. Además, a lo largo de las excavaciones también se han descubierto objetos cotidianos utilizados por hombres del Neolítico.

Las nuevas pruebas de radiocarbono revelan que el yacimiento fue usado como cementerio desde el año 3000 a.C. y que continuó así hasta mucho después de la colocación de los enormes bloques de piedra que forman el monumento, datado en torno al 2500 a.C.

Hasta ahora, los arqueólogos habían considerado que sólo se habían realizado enterramientos entre el 2700 y el 2600 a. C., antes de la construcción del mismo.

Sin embargo, la investigación de Pearson ofrece pruebas concluyentes sobre el significado de este yacimiento y demuestra que fue utilizado como cementerio durante más de 500 años.

Un continuo carácter funerario

“Ahora tenemos claro que Stonehenge tuvo un carácter funerario en todas sus etapas”, comenta Parker Pearson. “El complejo fue utilizado como cementerio desde su construcción hasta su abandono final, alrededor de la mitad del tercer milenio a. C.”, explica el investigador.

Los restos de cremaciones más antiguos que se han analizado -una pequeña pila de huesos y dientes- pertenecen a unas excavaciones cercanas a Stonehenge conocidas con el nombre de ‘Aubrey Holes’ y datan del 3030 al 2880 a. C.

Además, se han hallado otros restos en zanjas cercanas: los de un hombre adulto que habría sido incinerado y enterrado entre 2930 y 2870 a. C., y los más recientes, procedentes de otra excavación, que corresponden a una mujer de unos 25 años de edad incinerada y enterrada entre 2570 y 2340 a. C., fecha en la que se estima que se colocaron las primeras grandes piedras del monumento.

Los arqueólogos estiman que hasta 240 personas fueron enterradas en Stonehenge, todas incineradas con anterioridad. Andrew Chamberlain, compañero de Parker Pearson en la Universidad de Sheffield y experto en demografía de la antigüedad, opina que los restos hallados corresponden a una única familia perteneciente a la élite de la época y a sus descendientes, en lo que podría ser una auténtica línea dinástica.

Los resultados de la investigación se detallarán en el documental ‘Las claves de Stonehenge’, que se difundirá el próximo domingo en el canal ‘National Geographic’ que también publicará un reportaje especial sobre el tema en la edición de septiembre de su revista.