La Provincia Romana de Britannia


Britania es el nombre que daban los romanos a la provincia que ocupaba el centro y sur de la actual isla de Gran Bretaña. Existió entre los siglos I y V, y abarcaba dos tercios de la isla de Gran Bretaña. Procopio de Cesárea la menciona también como Brita o Bretón. Los nombres serían derivados del pueblo de los Britanos. Ya antes las islas se mencionaban como islas Brites formadas por las principales Albión e Ierne (Irlanda). Britania sería un nombre aplicado a la parte romana en oposición a Caledonia (Escocia), no dominada

Britania en 410: División provincial en vísperas de las invasiones de jutos, anglos y sajones.

Los nombres Ostrimnides y Casitérides, probablemente de origen fenicio, no se sabe bien a donde pertenecen. Casitérides parece más bien Cornualles que las Islas Scilly pero otros dicen que fueron las Azores. Para Festo Avieno las Ostrimnides eran las islas Británicas mientras que para otros son las Scilly.

 

Localización de los muros de Adriano y Antonino.

Principales minas de metales en la Britania Romana

Las primeras noticias históricas de Britania dicen que el rey Divitiaco de los suesiones (una tribu belga) ejercía la soberanía sobre parte de la isla de Gran Bretaña. Más tarde fueron los Vénetos (de la región de Vannes) los que pidieron ayuda a Julio César contra los britanos.

Fuente: Wikipedia

Encontrada en la Sagrera una cabeza de mármol romana


La Vanguardia

  • Los técnicos que trabajan en la villa romana creen que la pieza es probablemente del siglo II d.C

Barcelona. (EFE).- Los técnicos que trabajan en la villa romana de la Sagrera de Barcelona encontraron ayer por la tarde una cabeza de mármol, probablemente del siglo II d.C, que es la primera de estas características que se halla en la ciudad y que podría representar al dios Dionisio.

El teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, y la responsable del Plan de Arqueología Urbana del Ayuntamiento, Carme Miró, han subrayado hoy en rueda de prensa la importancia del hallazgo, tanto por su buen estado de conservación como por haber aparecido en un contexto arqueológico y no asociado a las murallas, como ha ocurrido en otras ocasiones.

Para Ciurana, se trata de una pieza “espectacular, bonita y excepcional”, que ha aparecido por el trabajo sistemático que se lleva a cabo en la Sagrera, y que podría representar al dios del vino, Dionisio en la mitología griega y Baco en la romana.

Carme Miró ha dado a conocer que apareció a las seis de la tarde de ayer a 3,5 metros de profundidad, en un pozo ubicado en la vertical del puente del Trabajo -antes había unas vías por encima- y por sus características podría ser del siglo II d.C.

En este sentido, ha comentado que “parece de tradición antigua” y ahora se analizará tanto su peinado como algunos elementos esculpidos, principalmente unas uvas.

“Una cabeza de estas características -ha sentenciado Miró- es la primera vez que se encuentra en la ciudad. Nos hace pensar en una divinidad o una alegoría como Dionisio, por el peinado y las uvas”.

Su tamaño es, prácticamente, el de escala natural y, por el momento, se desconoce si es parte de un busto o de una figura de cuerpo entero.

Para Miró, podría ser una escultura adosada en una pared como elemento mitológico o simplemente podría tratarse de un elemento decorativo en un peristilo.

Respecto a la época a la que pertenece, ha dicho que todos los indicios apuntan al siglo II d.C, puesto que el pozo en el que se encontraba “no está contaminado” y los fragmentos allí hallados apuntan a ese período.

Asimismo, todo hace pensar que es una escultura creada fuera de Barcelona por la alta calidad del mármol. Su peso es considerable y difícil de llevar por una sola persona.

La villa romana de la Sagrera era, por los diferentes hallazgos encontrados, un lugar importante, posiblemente de la elite de Barcino.