El mirador de Lindaraja de la Alhambra luce su techo restaurado


La Vanguardia

La intervención, que ha tenido un presupuesto de 74.424 euros, ha servido para subsanar varias patologías que presentaba

Granada. (Europa Press).- El Patronato de la Alhambra y Generalife ha presentado este viernes el proyecto de restauración de la armadura de madera con vidrios de colores del mirador de Lindaraja, una pequeña estancia situada en el norte de la sala de Dos Hermanas y perteneciente al palacio de los Leones, construido por Muhammad V entre 1370 a 1380. El servicio de restauración de maderas del patronato de la Alhambra ha sido el encargado de intervenir en este techo, pieza única de estas características que se conserva en el monumento, que, a modo de linterna cenital, está realizado a base de cristales de colores ensamblados en una estructura abovedada de madera.

La intervención, que ha tenido un presupuesto de 74.424 euros, ha servido para detectar varias patologías que presentaba el techo como la abundante suciedad superficial depositada sobre la armadura, por la entrada de polvo y material orgánico procedente del exterior. También tenía deformaciones, grietas, roturas y pérdidas del soporte de madera como consecuencia de ataques biológicos como la humedad y la lluvia, lo que también ha motivado la oxidación de elementos metálicos, vidrios fragmentados y pérdidas de policromía. Asimismo, además de la consolidación material y estructural del techo, construido en madera de pino, de planta rectangular y con forma de artesa invertida, la restauración ha dado como resultado la datación de peinazos y arguete. También la reconstrucción de la historia material del mirador a través de pruebas documentales escritas y gráficas; la descripción de las fases constructivas y de montaje del techo. La determinación de la técnica de fabricación de los vidrios originales, composición y tipo de coloración mediante su comparación con vidrios originales del Museo de la Alhambra, ha sido otra de las principales líneas de investigación de esta intervención, ya que es la primera vez que se han analizado cualitativa y cuantitativamente vidrios de estas características, demostrando, a través del hallazgo de pequeños fragmentos de vidrio, que los colores empleados fueron el incoloro, violeta, melado, azul y verde.

Asimismo, los materiales empleados en la restauración, como el uso de fibra de vidrio, ha reforzado las uniones de la madera y ha añadido un mínimo peso a la estructura; mientras que el sistema reversible de pinza para la sujeción de los vidrios ha permitido la fijación de éstos sin necesidad de adherirlos al soporte de manera que permite el movimiento libre de los vidrios. Considerado por los expertos como una pieza “imprescindible” para recordar cómo serían los cierres, las celosías de la mayoría de las ventanas de los espacios palatinos de la Alhambra, el techo del Mirador de Lindaraja ha sido intervenido en varias ocasiones, debido a la gran complejidad y calidad técnica de su estructura, tanto para reforzar los peinazos como para reponer vidrios perdidos o rotos. Por este motivo, la intervención en la armadura de madera, que ha tenido una duración de doce meses, ha estado enfocada en facilitar el mantenimiento posterior del techo. Para ello, se han colocado unas plataformas auxiliares abatibles con líneas de vida para la sujeción de los restauradores y unas ventanas de vidrio practicables desde el exterior que facilitan la entrada a la torre para las operaciones de conservación. Además, se ha dotado a este espacio de una iluminación especial de última tecnología led para percibir la riqueza y el cromatismo de la bóveda tras su restauración.

La restauración del Coliseo pisa fuerte


ABC

La marca de calzado Tod’s financiará los arreglos de 25 millones de euros en el monumento

La restauración del Coliseo de Roma, símbolo de la capital italiana y uno de los monumentos más visitados del mundo, comenzará a finales de este año tras el acuerdo firmado entre el Ministerio de Bienes Culturales de Italia y el grupo de calzado italiano Tod’s, que financiará íntegramente los trabajos.

La firma de calzado, propiedad del empresario italiano Andrea Della Valle, destinará 25 millones de euros (unos 33 millones de dólares) para llevar a cabo los trabajos de restauración y mejora previstos en varias zonas del monumento, explicó este viernes el Ministerio de Bienes Culturales en una nota. El subsecretario de Estado de Bienes y Actividades Culturales, Francesco Giro, especificó que las actuaciones comenzarán a finales de este año y durarán «entre 24 y 36 meses», recoge el diario italiano «La Repubblica».

En los próximos días, se publicará el bando para la elección de las empresas adjudicatarias de los trabajos y, posteriormente, comenzará la restauración del anfiteatro Flavio, proyectada y coordinada por el Ministerio de Bienes Culturales. Está prevista la restauración de las fachadas norte y sur del anfiteatro, las galerías y el hipogeo (galerías subterráneas).

Además, se mejorará el sistema de iluminación, se revisará la seguridad de las instalaciones sustituyendo las cancelas actuales por un nuevo modelo y se creará un centro de servicios en el exterior del monumento que albergará taquillas, baños, librería y cafetería. Durante el desarrollo de los trabajos de restauración el Coliseo permanecerá abierto con normalidad al público.

El acuerdo entre el Ministerio de Bienes Culturales y el grupo Tod’s se produce después de que se abriera un concurso público para recibir proyectos de restauración para el Coliseo y de que ninguna de las propuestas que fueron recibidas se ajustase a los requisitos solicitados, según aseguró entonces el departamento de Cultura.

Con estos trabajos se pretende mejorar las condiciones de conservación de uno de los monumentos más visitados del mundo y evitar derrumbes como los registrados durante el pasado año en lugares emblemáticos de Italia, entre ellos el propio Coliseo, la Domus Áurea de Roma o en el enclave arqueológico de Pompeya.