Breve descripción del Imperio Romano


LOS ORÍGENES DE ROMA. GRECIA EN ROMA

Roma, un minúsculo asentamiento en el siglo VIII a.C., fue expandiéndose progresivamente y acabó imponiéndose al mosaico de pueblos, lenguas y culturas que constituía la península Itálica.

Las dos mayores civilizaciones que coexistían en ella, la etrusca entre los ríos Arno y Tiber y la griega en la mitad sur de Italia (Magna Grecia), acabaron fundiéndose en el complejo fenómeno que conocemos como romanización.

En el periodo de la monarquía (hasta el 509 a.C.), y paulatinamente bajo la República, la influencia griega fue penetrando en Roma, que fue absorbiendo tradiciones foráneas que incidían, se sobreponían y se fundían con la autóctonas.

Roma bebió de las fuentes de la cultura griega y supo crear su propio lenguaje, sin perder de vista su objetivo principal: incorporar a su propia cultura todo aquello digno de ser mantenido y dedicarse al gobierno de su imperio.

LOS SIMBOLOS DEL IMPERIO. LOS EMPERADORES

Para regir semejante Imperio se necesitaba un potente aparato de Estado, con estructuras de gobierno estables y un sólido programa político.

Augusto, el primer emperador, reinó con el nombre de Imperator Caesar Divi filius Augustus . Con el tiempo, Imperator y Caesar estaban destinados a ser sinónimos del cargo y Caesar ha dado lugar a títulos de dirigentes absolutos como káiser; zar o shah. Su estructura política perduró a lo largo del Alto imperio a pesar del mal gobierno de algunos emperadores como Calígula y Nerón y al enfrentamiento con el Senado que practicó Domiciano.

En el 235 d.C. con el asesinato de Alejandro Severo finalizan las cuatro grandes dinastías y da inicio el Bajo Imperio o Antigüedad tardía.

Muchas veces se ha hecho referencia a las invasiones bárbaras para explicar el fin del imperio. Craso error: estas “invasiones” no son una causa sino una consecuencia, una muestra más del debilitamiento del poder imperial.

RELIGION

Con el culto al emperador, eficaz instrumento de propaganda, entronca la política con la religión, pilar básico del aparato estatal. Naturalmente, Roma tenía sus dioses, fruto de los numerosos cruces culturales. Bien es verdad que hay una tabla de equiparación entre los doce dioses olímpicos griegos y los romanos y que la tríada capitolina (Júpiter, Juno y Minerva) es una transposición de Zeus, Hera y Atenea.

Con el devenir del tiempo se sumaron, integraron y asimilaron todos aquellos dioses propios de las zonas por las que Roma iba extendiendo su Imperio, en un proceso sincrético de encomiable amplitud de miras y tolerancia.

En el terreno privado, el culto doméstico de los Lares, dioses protectores de la casa, y de los Manes, dioses de la tumba, fueron referentes constantes para los romanos.

SOCIEDAD

Para conseguir poner todo este universo en movimiento no bastaba sólo un aparato de Estado con su cúpula de poder; tenía que asentarse sobre una amplia base social. La estrategia de los romanos consiguió ver e ir más allá de la conquista, ya que sentía la necesidad de organizar, dar nuevas estructuras e integrar a las diversas poblaciones de los territorios anexionados. De esta manera, una vía que ensayó con ahínco fue la de aproximarse y atraer a su causa a las élites urbanas.

Los ciudadanos romanos eran habitantes de pleno derecho y llevaban una prenda distintiva, la toga; las dos clases sociales superiores las constituían los senadores y los caballeros. Por debajo estaban los magistrados municipales. Después venían los hombres libres, los extranjeros, los libertos (que podían llegar a ser hombres de gran fortuna e influencia, sobre todos si eran libertos del propio emperador), y los esclavos.

ECONOMIA

Augusto tenía muy clara la meta de crear un nuevo orden y extender la pax romana ; para ello tenía que reestructurar las bases económicas, empezando por establecer un nuevo sistema monetario en el que la moneda reina era el áureo (aureus).

Una preocupación básica era asegurar el abastecimiento de Roma y la correcta intendencia del ejército. Se recurrió para ello a la praefectura annonae y los productos básicos eran el trigo y el aceite. El trigo provenía mayoritariamente de Egipto y el aceite de la Bética. También el vino tenía su papel protagonista.

La península Ibérica era rica en todo tipo de metales: oro, plata, plomo,. y mítica su riqueza desde la más remota Antigüedad.

Para dar salida a todos estos tipos de productos era evidentemente necesario contar con un buen sistema de distribución y una eficaz red de comunicaciones, tanto terrestres como marítimas y fluviales.

ARQUITECTURA, PAISAJE Y URBANISMO

La Roma republicana continuaba siendo una ciudad modesta con algunas zonas monumentales como el Capitolio.

Realmente las primeras construcciones en las que Roma volcó su ingenio y capacidad técnica fueron las utilitarias, al servicio de las grandes infraestructuras. Cabe destacar la importancia del hacedor de puentes, el pontifex . Los emperadores ejercerían el cargo de pontifex maximus , calificativo que continúa ostentando el papa hoy en día.

Augusto recibió una Roma de barro y devolvió una Roma de mármol. Se potenciaron las infraestructuras y no sólo Roma, sino todos los territorios del Imperio, vieron surgir nuevas ciudades y las antiguas fueron ennoblecidas y monumentalizadas.

A veces los edificios podían viajar desmontados y prácticamente acabados. No es, pues, nuestra civilización la inventora de la arquitectura prefabricada. como no lo es tampoco del hormigón ( opus caementicium ), el auténtico secreto de la resistencia, solidez, economía del tiempo y dinero y nuevas posibilidades constructivas.

JUEGOS, FIESTAS Y ESPECTÁCULOS

Bien conocida es la consigna panen et circenses como medio de tener contenta y apaciguada a la plebe romana.

El mayor de los circos fue el Máximo de Roma, con capacidad para 150000 espectadores. Después del pavoroso incendio del año 64 a.C., Nerón lo reconstruyó para albergar 250000 personas.

Los juegos escénicos tenían lugar en los teatros, ligados siempre a unas raíces religiosas. Eran edificios polivalentes en los que podía haber grandes asambleas de orientación política, y también escenarios idóneos para la exaltación del poder imperial.

En el anfiteatro, un doble teatro, ocurrían los espectáculos más sangrientos. Pero los ludi que gozaron de la mayor popularidad fueron los gladiadores .

Los juegos circenses podían durar varios días, con un coste altísimo y una amplia publicidad a base de carteles pintados sobre las paredes de espacios públicos.

LA CASA Y LA VIDA COTIDIA

Cuando hablamos de una casa romana nos imaginamos la casa urbana, unifamiliar (domus), con atrio y peristilo, del tipo de las excavadas en Pompeya, pero hemos de tener en cuenta que se trata de un modelo de casa muy confortable a la que no todos tenían acceso. Las residencias urbanas para el común de los mortales eran mucho más sencillas, como los pisos de alquiler en bloques de varias plantas (insulae).

Los romanos de la época imperial amaban el lujo y no tardaron en caer en un esnobismo que tiene sus puntos en común con nuestro mundo occidental. Tanto las domus como las villae de un cierto nivel tenían sus propias instalaciones de termas, suelos de mosaico, pinturas murales, piezas de mobiliario, en especial mesas con soportes que podían ser figurados, relojes de sol y objetos diversos.

EL MUNDO FUNERARIO

La visión del mundo del más allá para los romanos no era demasiado atractiva ni halagüeña: un oscuro y neblinoso infierno acogía las sombras de los que una vez habían sido. Se imaginaba la entrada a este mundo infraterreno a través del lago Averno, sinónimo por ello de infierno, situado en la Campania, en un territorio volcánico. Sus aguas oscuras y las emanaciones sulfurosas contribuían al enrarecimiento del ambiente y a crear un trasfondo de leyendas y misterios.

El recuerdo de los difuntos era un elemento básico y fundamental. La idea era perpetuar la propia imagen y que, mediante el recuerdo de las generaciones futuras, el difunto continuara vivo de alguna manera. El castigo o la relegación al olvido eran temidos porque significaban cortar el hilo de la continuidad en el mundo de los vivos. Y ello al más alto nivel.

EJÉRCITO

El ejército deriva del de la época republicana gracias a las reformas de Mario, fundador del ejército profesional y permanente y a las de Julio César a raiz de la guerra de las Galias.

La legión, su estructura básica, contaba con entre cinco y seis mil hombres, divididos en diez cohortes; cada cohorte comprendía tres manípulos y cada uno de ellos dos centurias, que por lo general se conocían por el nombre del centurión que las mandaba.

La marina tenia dos flotas con base en Miseno y en Ravena.

La creación de las tropas auxiliares de infantería (auxilia) fue un enorme acierto ya que se abrió una vía para la promoción personal de los indígenas, y el ejercito se convirtió en eficaz instrumento para lograr la integración.

Sin duda el soldado romano fue el mejor pertrechado de toda la Antigüedad, tanto en lo que se refiere a armas ofensivas como defensivas.

HISPANIA

La primera gran experiencia extraitálica emprendida por Roma se desarrolló en la península Ibérica, hasta el punto de que casi podríamos afirmar que Roma aprendió a serlo en Hispania.

En sus inicios no fue una conquista premeditada, tan sólo se pretendía cortar las retaguardia del ejército cartaginés de Aníbal que, rompiendo el tratado. Había tomado Sagunto y cruzado el Ebro, dirigiéndose hacia Italia.

Augusto dividió el territorio en tres grandes provincias Hispania Citerior, Hispania Baetica e Hispania Lusitania. Asimismo se abrió un amplio proceso de urbanización, de creación de infraestructuras, de adecuación de las vías de comunicación y de intensificación de las explotaciones de los recursos naturales.

En el año 98 d.C. accede al gobierno del Imperio el primer emperador nacido en una provincia: Trajano, originario de Itálica, destinado a ser considerado el optimus princeps y con el que el Imperio alcanzaría su máxima extensión.

Fuente Q, Documento Q o Evangelio Q


La Fuente Q (también conocida como Documento Q, Evangelio Q, Evangelio de los dichos Q o simplemente Q, derivado de en alemán: Quelle, ‘fuente’) es una colección hipotética de dichos de Jesús, aceptada como una de las dos fuentes escritas detrás del Evangelio de Mateo y del Evangelio de Lucas. Q se define como el material «común» que puede encontrarse en Mateo y Lucas y que no puede hallarse en su otra fuente escrita, el Evangelio de Marcos. Este texto antiguo se supone basado en la tradición oral de la Iglesia primitiva y contiene las logia o «dichos» de Jesús.

Junto con la de la prioridad de Marcos, la hipótesis Q fue formulada en 1900, y es uno de los fundamentos de la escuela moderna del Evangelio. B. H. Streeter formuló la visión de Q más ampliamente aceptada: que fue un documento escrito (no una tradición oral) redactada en griego, que prácticamente todo su contenido aparece en Mateo, en Lucas o en ambos, y que Lucas preserva con mayor frecuencia el orden original del texto que Mateo. En la hipótesis de dos fuentes, tanto Mateo como Lucas habrían utilizado Marcos y Q como fuentes. Algunos estudiosos han postulado que Q es en realidad una pluralidad de fuentes, algunas escritas y otras orales. Otros han intentado determinar las fases en las que Q fue compuesto.

La existencia de Q ha sido desafiada en ocasiones. Uno de los escépticos más notables de Q es Mark Goodacre, un profesor de Nuevo Testamento de la Universidad de Duke. La omisión de lo que debería haber sido un documento altamento preciado por los archivos primitivos de la Iglesia, así como de las menciones de los padres de la primera Iglesia, podría verse fundamental y simplemente como un gran acertijo del moderno Estudio Bíblico. Sin embargo, otros académicos explican este punto señalando que copiar Q no hubiera sido necesario, al estar insertado en otros textos, principalmente dos evangelios no canónicos que lograron gran preeminencia. El consejo editorial del Proyecto Internacional Q afirma: «Durante el siglo II, cuando el proceso canonizador estaba teniendo lugar, los escribas no hicieron nuevas copias de Q, dado que el proceso canonizador conllevó la elección de lo que debía y lo que no debía ser utilizado en los servicios eclesiásticos. De ahí que prefirieran hacer copias de los Evangelios de Mateo y Lucas, donde los dichos de Jesús a partir de Q estaban reescritos para evitar malentendidos, y para encajar en su propia situación y comprensión de lo que Jesús quería decir realmente». A pesar de estos desafíos, la hipótesis de las dos fuentes mantiene un amplio apoyo.

Redacción

En el estudio de la literatura bíblica, algunos académicos creen que un redactor único redactó un proto Evangelio en griego. Podría haber estado en circulación en forma escrita hacia el momento de la composición de los Evangelios Sinópticos (esto es, entre los años 65 y 95 d. C.). El nombre Q fue acuñado por el teólogo y estudioso bíblico alemán Johannes Weiss.

Evangelios Sinópticos y la naturaleza de Q

La relación entre los tres evangelios sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) va más allá de la mera similitud de puntos de vista. Los evangelios a menudo relatan las mismas historias, usualmente en el mismo orden, en ocasiones utilizando las mismas palabras. Los académicos han señalado que las similitudes entre Marcos, Mateo y Lucas son demasiado importantes para explicarse por mera coincidencia.

Si la teoría de las dos fuentes es correcta, entonces Q probablemente sería un documento escrito. Si Q fuera simplemente una tradición oral compartida, no podría explicar las similitudes e identidades casi palabra por palabra entre Mateo y Lucas cuando reflejan el material de Q. Similarmente, es posible deducir que Q fue escrito en griego. Si los evangelios de Mateo y Lucas hacían referencia a un documento que hubiera sido escrito en otra lengua (por ejemplo, en arameo, es altamente improbable que dos traducciones independientes hubieran contenido exactamente las mismas construcciones de palabras.

El documento Q debió haberse redactado con anterioridad a los Evangelios tanto de Mateo como de Lucas. Algunos académicos incluso sugieren que Q podría haber antecedido a Marcos. Una fecha para el documento Q final suele considerarse las décadas de los años 40 y 50 del primer siglo, y algunos incluso consideran que la capa llamada sapiencial (1Q, conteniendo seis discursos de sabiduría) habría sido escrita tan pronto como los años 30.

Si Q existió, se perdió. Algunos estudiosos creen que puede ser parcialmente reconstruido examinando elementos en común entre Mateo y Lucas (pero ausentes de Marcos). Este Q reconstruido es significativo en cuanto que generalmente no describe los eventos de la vida de Jesús: Q no menciona el nacimiento de Jesús, la selección de 12 discípulos, la crucifixión o la resurrección. En vez de eso, aparece como una colección de dichos y citas de Jesús.

Descubrimientos que han reforzado la hipótesis de Q

Dos descubrimientos arqueológicos se han relacionado con la hipótesis de la Fuente Q:

  • En la localidad egipcia de Oxirrinco, se dio inicio a una serie de excavaciones en 1896 que han sido continuadas por diferentes equipos de investigadores hasta la actualidad. Entre los papiros allí encontrados está un fragmento del evangelio de Tomás.
  • En el pueblo de Nag Hammadi, también en Egipto, se descubrió en 1945 una colección de textos gnósticos, entre ellos la única copia completa conocida del evangelio de Tomás, así como el evangelio de Felipe.

Los evangelios de Tomás y de Felipe corroboran algo que ya se sabía por escritos de otros autores de la antigüedad: que entre las primeras comunidades de cristianos era común encontrar colecciones de los dichos del Maestro. Estos son evangelios coloquiales, que no hablan de la crucifixión ni de la resurrección, sino que buscan transmitir las enseñanzas que indicaban a sus seguidores la forma de vida que debían llevar.

En el evangelio de Tomás se han identificado 37 dichos como coincidentes con Q, es decir, coincidentes con los versículos de Mateo y Lucas que no están en Marcos. Esto ha reforzado la hipótesis de Q. Los estudiosos afirmarían que Q es un evangelio coloquial del mismo tipo que Tomás y Felipe, pero anterior a todo evangelio del que se tenga noticia.

Contenido significativo de Q

Algunos de los fragmentos más relevantes del Nuevo Testamento se cree que se originan en Q:

  • Las Bienaventuranzas
  • Amor al enemigo
  • Regla de oro
  • La mota y la viga
  • La prueba de la buena persona
  • Parábola de los dos constructores
  • Parábola de la oveja descarriada
  • Parábola de la boda
  • Parábola de los talentos
  • Parábola de la levadura
  • Parábola del ciego conduciendo al ciego
  • La oración del Señor
  • Los pájaros del cielo

Frases sobre Ciencia y Religión


Uno no advierte jamás lo que está hecho, sólo puede ver lo que falta por hacer.

Marie Curie

La inteligencia ha sido en todos los tiempos la reina del mundo y ha vencido las preocupaciones.

Larra

El hombre tiene su ser en Dios.

Ludwig Feuerbach
(1804-1872) Filósofo alemán.

El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría.

Isaac Asimov
(1920-1992) Escritor y científico estadounidense.

Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

¿Qué es una religión sino un intento de explicar qué hacemos en este mundo?

Margarita Riviere

El objetivo básico de casi cualquier religión del mundo es poder vencer a la muerte.

Felipe Avila

Esta vida da pocas explicaciones. Por eso necesitamos algo a lo que agarrarnos por encima de nosotros. Hay que creer en Dios para levantarse cada mañana.

Sofía Loren
Actriz italiana.

La mecánica cuántica permitiría hacer la declaración de rentas en un segundo.

Juan Ignacio Cirac
(1966) Físico teórico español.

¿Por qué las cosas son como son y no de otra manera?

Johanes Kepler
(1571-1630) Astrónomo alemán.

La originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si nunca hubiesen sido dichas por otro.

Johann Wolfang Von Goethe
(1749-1832) Escritor alemán.

El genio es un uno por ciento de inspiración, y un noventa y nueve por ciento de transpiración.

Thomas Alva Edison
(1847-1931) Inventor estadounidense.

Examinad fragmentos de pseudociencia y encontraréis un manto de protección, un pulgar que chupar, unas faldas a las que agarrarse. ¿Y que ofrecemos nosotros? ¡Incertidumbre!

Isaac Asimov
(1920-1992) Escritor y científico estadounidense.

La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Investigar es ver lo que todo el mundo ha visto, y pensar lo que nadie más ha pensado.

Albert Szent Gyorgi
(1893-1986) médico húngaro.

En la ciencia el reconocimiento se concede al hombre que convence al mundo, no a aquel a quien se le ocurre la idea

William Osler
(1849-1919) médico estadounidense.

La verdadera ciencia enseña, sobre todo, a dudar y a ser ignorante.

Miguel de Unamuno
(1864-1936) Filósofo y escritor español.

La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.

Aldous Huxley
(1894-1963) Escritor británico.

Nada perece en el Universo; cuanto acontece en él no pasa de meras transformaciones.

Pitágoras
(582- 507 A .C.) Filósofo y matemático griego.

Los acontecimientos memorables de la historia son los efectos visibles de cambios invisibles operados en el pensamiento humano.

Gustave Le Bon
(1841-1931) Sociólogo francés.

Un genio es alguien que descubre que la piedra que cae y la luna que no cae representan un solo y mismo fenómeno.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

Hoy se pueden calcular cosas que no podemos ver.

Martinus Veltman
(1931) Físico holandés – Premio Nobel de física 1999

Conocer todo sobre la física de partículas significa conocer todo sobre todo.

Martinus Veltman
(1931) Físico holandés – Premio Nobel de física 1999

Sed bueno y dejad el resto al cielo.

Combe

El que se arrepiente es como el que no ha pecado.

Mahoma

La naturaleza misma ha impreso en la mente de todos la idea de un Dios.

Marco Tulio Cicerón
(106- 43 A .C.) Filósofo,escritor, orador y político romano.

En la prosperidad los hombres piden muy poco a Dios. En la adversidad, le piden demasiado.

Anónimo

Dios me perdonará: es su oficio.

Heinrich Heine
(1797-1856) Poeta y crítico alemán.

Los inventos son a manera de nuevas creaciones, imitaciones de las obras divinas.

Francis Bacon
(1561-1626) Filósofo y estadista británico.

Los descubrimientos ya logrados se deben al azar y a la experiencia vulgar más que a la ciencia.

Francis Bacon
(1561-1626) Filósofo y estadista británico.

Todo cuanto es volvería a la nada si Dios no lo mantuviera; y sin Dios lo que es no sería.

Raimundo Lulio
(1233-1315)

Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas.

Santo Tomás de Aquino
(1225-1274) Teólogo italiano.

Tres son las cualidades invisibles de Dios: potencia, sabiduría y bondad. La potencia crea; la sabiduría gobierna y la bondad conserva.

Ricardo de San Victor
(????-1173)

Dos bienes exteriores le fueron dados al hombre: Bajo él, el mundo; sobre él, Dios.

Ricardo de San Victor
(????-1173)

Nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista.

San Agustín
(354-439) Obispo, filósofo y Padre de la Iglesia Latina

Si el espíritu es un atributo divino, una existencia conforme al espíritu será verdaderamente divina.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

¿Quién es, pues, el creador y padre de este Universo? Difícil es encontrarlo; y cuando se ha encontrado, imposible hacer que la multitud lo conozca.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

En torno de la esencia está la morada de la ciencia.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

Dicen que el alma humana es inmortal; que tan pronto desaparece (lo que llaman morir), reaparece; pero que no perece jamás.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

Sólo Dios es el verdadero sabio.

Sócrates
(470- 399 a .C.) Filósofo griego.

No hay más mezcla y separación de lo que se había mezclado.

Empédocles
(490- 430 a .C.) Filósofo griego.

Dios hace temblar, con su mente, todas las cosas.

Jenofanes
(580- 480 A .C.) Filósofo griego.

Si los toros y los leones supieran pintar, pintarían a los dioses como toros y leones.

Jenofanes
(580- 480 A .C.) Filósofo griego.

Los hombres se imaginan a los dioses engendrados como ellos y revestidos de las mismas formas.

Jenofanes
(580- 480 A .C.) Filósofo griego.

Como el alma, que es aire, nos conserva en la vida, el aliento y el aire envuelven y mantienen el mundo.

Anaximenes
(585- 528 A .C.) Filósofo griego.

Todas las cosas se originaron por el grado de condensación o enrarecimiento del aire, a causa del frío y del calor.

Anaximenes
(585- 528 A .C.) Filósofo griego.

Una fuerza divina penetra lo húmedo elemental y lo mueve.

Tales de Mileto
(640- 543 a .C.) Filósofo griego.

Todo es animado y todo está lleno de dioses.

Tales de Mileto
(640- 543 a .C.) Filósofo griego.

Dios es la inteligencia del mundo.

Tales de Mileto
(640- 543 a .C.) Filósofo griego.

Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.

Heráclito de Efeso
(535- 475 A .C.) Filósofo griego.

Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre.

Heráclito de Efeso
(535- 475 A .C.) Filósofo griego.

La única ley está en obedecer la voluntad del Uno.

Heráclito de Efeso
(535- 475 A .C.) Filósofo griego.

Cuando sea curada tu alma quedarás libre de todos los males.

Versos Dorados
Recopilación de sentencias de los discípulos de Pitágoras.

¡Hombre! Ten confianza, porque la raza de los mortales es de origen divino.

Versos Dorados
Recopilación de sentencias de los discípulos de Pitágoras.

Antes de empezar cualquier tarea, pide a los dioses que santifiquen tu esfuerzo.

Versos Dorados
Recopilación de sentencias de los discípulos de Pitágoras.

Si tus plegarias fracasan en ayudarte, algo le falta a tu sinceridad.

Shin Tao
Religión china significa ‘El Camino de los Dioses’.

Con Dios no existen ni el día ni la noche, ni lo distante ni lo cercano.

Shin Tao
Religión china significa ‘El Camino de los Dioses’.

Todos los hombres son hermanos; todos reciben las bendiciones del mismo cielo.

Shin Tao
Religión china significa ‘El Camino de los Dioses’.

Tanto el cielo como el infierno provienen del propio corazón de uno.

Shin Tao
Religión china significa ‘El Camino de los Dioses’.

¿Para qué buscar lo divino a la distancia? Se encuentra en todos los objetos en torno de nosotros.

Shin Tao
Religión china significa ‘El Camino de los Dioses’.

Dios no recibe respuestas con palabras.

Lao Tse
(Siglo VI a.C.) Filósofo chino. Fundador del taoismo.

Hay algo que existía antes de que la tierra y el cielo comenzaran; y su nombre es el sendero (Tao).

Lao Tse
(Siglo VI a.C.) Filósofo chino. Fundador del taoismo.

Poca fe se otorga a los que tienen poca fe.

Lao Tse
(Siglo VI a.C.) Filósofo chino. Fundador del taoismo.

Aquel que no reconoce la existencia de una ley divina no puede ser llamado ‘hombre superior’.

Confucio
(551- 479 a .C.) Filósofo y estadista chino.

La creación de mil bosques está contenida en una bellota.

Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

Un hombre sin buena fe… ¡No sé cómo se puede arreglar! ¿Cómo puede avanzar un carro sin barras para sujetar al buey, o un carruaje sin las barras para sujetar al caballo?

Confucio
(551- 479 a .C.) Filósofo y estadista chino.

El hombre en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

El fin de la ciencia especulativa es la verdad, y el fin de la ciencia práctica es la acción.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

La ciencia que la humanidad tiene en un momento dado depende de lo que es la humanidad en ese momento.

Georg Simmel
(1858-1918) Filósofo alemán.

El conocimiento profundo de las religiones permite derribar las barreras que las separan.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

Lo mismo que un árbol tiene una sola raiz y múltiples ramas y hojas, también hay una sola religión verdadera y perfecta, pero diversificada en numerosas ramas, por intervención de los hombres.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

La plegaria es la primera y la última lección para aprender el noble y bravío arte de sacrificar el ser en los variados senderos de la vida.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

Mi arma mayor es la plegaria muda.

Mahatma Gandhi
(1869-1948) Político y pensador indio.

El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Dentro de tí está la salvación.

Vardhama
Filósofo indio fundador del Jainismo

Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley.

Buda
– 600 a .C.) Pensador himalaya.

La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.

Blaise Pascal
(1600-1662) Filósofo y escritor francés.

De devociones absurdas y santos amargados, líbranos, Señor.

Santa Teresa de Avila

La forma más rápida de volver a ponerse en pie consiste en arrodillarse para orar.

Vern Mc Lellan

Aquél que tiene fe no está nunca solo.

Thomas Carlyle
(1795-1881) Historiador y pensador inglés.

Por el cosquilleo de mis pulgares, algo maligno viene hacia mi.

William Shakespeare
(1564-1616) Escritor británico.

Es la creencia y no el dios lo que importa

Wallace Stevens

Todas las cosas por un poder inmortal cerca o lejos ocultamente están unidas entre si, de tal modo que no puedes agitar una flor sin trastornar una estrella.

Francis Thompson

Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta.

Santa Teresa de Jesús
(1515-1582) Religiosa y escritora mística española.

El electrón es el verdadero héroe de nuestro siglo.

Anónimo

Si hubiera previsto las consecuencias me hubiera hecho relojero.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Llamar fiesta a un rito tan sangriento como una corrida de toros es lo contrario de llamar sacrificio al rito incruento de la misa.

Antonio Gala
(1930-) Dramaturgo español.

La única técnica que merece la pena dominar es la que uno mismo inventa.

Jean Cocteau
(1889-1963) Escritor francés

Solamente la existencia de Caín nos hace amar a Abel.

Sergio Leone
(1921)

El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.

Albert Camus
(1913-1960) Escritor francés.

Cuando siento una necesidad de religión, salgo de noche para pintar las estrellas.

Vincent Van Gogh
(1853-1890) Pintor impresionista holandés.

Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.

Mario Benedetti
Escritor uruguayo.

Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

El futuro no es ya lo que solía ser.

Arthur Clarke
(1917) Científico y escritor británico.

No hay mejor predicador que la hormiga, que no dice nada.

Benjamin Franklin
(1706-1790) Estadista y científico estadounidense.

Pienso que un mensaje extraterrestre será tratado mucho más como una materia de estudio académico que como una mera serie de titulares periodísticos.

Philip Morrison

Tenía yo monumentos de bronce, de lapislázuli, de alabastro… y de piedra caliza blanca… e inscripciones de arcilla cocida… Lo deposité en los fundamentos y lo dejé para tiempos futuros.

Esarhaddon
(Siglo VII a.de C.) Rey de Asiria.

La ciencia viene, la sabiduría se queda.

Alfred Tennyson
(1809-1892) Poeta británico.

En la ciencia uno se trata de explicar lo que no se sabía antes de manera que se entienda. En la literatura uno se comporta justo al contrario.

Paul Dirac
(1902-1984) Físico británico.

Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia.

Santiago Ramón y Cajal
(1852-1934) Médico español.

El Arte es ‘yo’; la Ciencia es ‘nosotros’.

Claude Bernard
(1813-1878) Fisiólogo francés.

Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer lo posible imposible.

Bertrand Russell
(1872-1970) Filósofo y matemático británico.

Lo que hoy ha empezado como novela de ciencia ficción, mañana será terminado como reportaje.

Arthur Clarke
(1917) Científico y escritor británico.

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.

Thomas De Kempis
(1380-1471) Teólogo alemán.

La diligencia en escuchar es el más breve camino hacia la ciencia.

Juan Luis Vives
(1492-1540) Humanista y filósofo español.

Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas.

Albert Schwaitzer
(1875-1965) Médico francés.

Las ciencias aplicadas no existen, sólo las aplicaciones de la ciencia.

Louis Pasteur
(1822-1895) Químico francés.

La ciencia es la estética de la inteligencia.

Gastón Bachelard
(1884-1962) Filósofo francés.

Casi no quedan manchas blancas en el planeta. Los territorios inexplorados ya sólo quedan bajo la tapa de los sesos.

Hans Reimann
(1889-1969) Escritor alemán.

¿Por qué esta magnifica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

La ciencia se puede aprender de memoria, pero la sabiduría no.

Laurence Sterne
(1713-1768) Novelista británico.

Los próximos cien años serán un período de transición entre la actual tecnología del metal y el silicio y la tecnología del mañana de enzimas y neuronas.

Freeman Dyson
(1923) Físico británico.

La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un tanto en el terreno de lo imposible.

Arthur Clarke
(1917) Científico y escritor británico.

Un científico tiene la libertad, y debe tomársela, de plantear cualquier cuestión, de dudar de cualquier afirmación, de buscar cualquier evidencia, de corregir errores.

J. Robert Openheimer
(1904-1967) Físico estadounidense.

He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El oceano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mi.

Isaac Newton
(1642-1727) físico y matemático británico

Un científico es un hombre tan endeble y humano como cualquiera; sin embargo, la búsqueda científica puede ennoblecerle, incluso en contra de su voluntad.

Isaac Asimov
(1920-1992) Escritor y científico estadounidense.

Un sutil pensamiento erróneo puede dar lugar a una indagación fructífera que revela verdades de gran valor.

Isaac Asimov
(1920-1992) Escritor y científico estadounidense.

La ciencia es el misticismo de los hechos; la verdad es que nadie sabe nada.

Leónidas Andreiev
(1871-1919) Escritor ruso.

Son vanas y están plagadas de errores las ciencias que no han nacido del experimento, madre de toda certidumbre.

Leonardo Da Vinci
(1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

Algún día la ciencia puede llegar a tener la vida del hombre en sus manos y, haciendo estallar el mundo la especie humana puede incurrir en un suicidio colectivo.

Henry Adams
(1838-1918) Escritor e historiador estadounidense.

Ningún conocimiento humano puede ir más allá de su experiencia.

John Locke
(1632-1704) Filósofo británico.

Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo.

Karl Marx
(1818-1883) Filósofo, economista y político alemán.

Los hombres son absurdos, se entretienen en trazar rompecabezas con las cosas del cielo, como si no tuvieran bastantes quebraderos de cabeza aquí en la tierra.

Arturo Cancela
(1892-1957) Escritor argentino.

El hecho de ser habitados por una nostalgia incomprensible sería, al fin y al cabo, el indicio de que hay un más allá.

Eugene Ionesco
(1912-1994) Dramaturgo francés de origen rumano.

Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de la oscuridad para brillar.

Arthur Schopenhauer
(1788-1860) Filósofo alemán.

Sólo en las ciencias matemáticas existe la identidad entre las cosas que nosotros conocemos y las cosas que se conocen en modo absoluto.

Umberto Eco
(1932-) Escritor italiano.

Las matemáticas no mienten, lo que hay son muchos matemáticos mentirosos.

Henry David Thoreau
(1817-1862) Escritor, poeta y pensador.

Para mí, Cristo es el pueblo.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

Las leyes de la herencia son un fenómeno maravilloso que nos exime de la responsabilidad de nuestras deficiencias.

Doug Larson

La ciencia tiene una característica maravillosa, y es que aprende de sus errores.

Ruy Perez Tamayo
Científico mexicano.

El esqueleto de la ciencia son los hechos, pero los músculos y los nervios son el significado que se les confiere, y el alma de la ciencia son las ideas.

Ruy Perez Tamayo
Científico mexicano.

La creencia en el valor de la verdad científica no procede de la naturaleza, sino de que es producto de determinadas culturas.

Weber

Se han concedido muchos premios Nobel por mostrar que el Universo no es tan simple como podíamos haberlo pensado.

Stephen Hawking
(1942-)

Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre.

Carl Sagan

Ningún crítico es más capaz que yo de percibir claramente la desproporción que existe entre los problemas y la solución que les aporto.

Sigmund Freud
(1856-1939) Psiquiatra austríaco.

Para un pueblo hambriento e inactivo, la sola forma en que Dios puede aparecer es en la de trabajo y comida.

Miguel Angel Asturias
(1899-1974) Poeta y novelista guatemalteco.

En el fondo, los científicos somos gente con suerte: podemos jugar a lo que queramos durante toda la vida.

Lee Smolin
Físico teórico y cosmólogo estadounidense.

Por mucho que sepamos, siempre habrá una pregunta sin responder. Y ese espacio de misterio inevitablemente invitará a cierto misticismo.

Lee Smolin
Físico teórico y cosmólogo estadounidense.

Puede que haya otros universos mejores que el nuestro.

Lee Smolin
Físico teórico y cosmólogo estadounidense.

Para ser un buen científico hay que saber decir ‘no sé’ a tiempo.

Lee Smolin
Físico teórico y cosmólogo estadounidense.

Me temo que todavía hay bastante machismo soterrado entre los físicos.

Lee Smolin
Físico teórico y cosmólogo estadounidense.

Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado.

Bill Gates
(1952?) Fundador de Microsoft

La ciencia más útil es aquella cuyo fruto es el más comunicable.

Leonardo Da Vinci
(1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

Cuanto más original es un descubrimiento, más obvio parece después.

Arthur Koestler

En el pensamiento científico siempre están presentes elementos de poesía. La ciencia y la música actual exigen de un proceso de pensamiento homogéneo.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

La manera como se presentan las cosas no es la manera como son; y si las cosas fueran como se presentan la ciencia entera sobraría.

Karl Marx
(1818-1883) Filósofo, economista y político alemán.

La palabra verdad no se puede usar fuera de la ciencia sin abusar del lenguaje.

Marcelin Berthelot

Trabaja tu salvación con diligencia.

Buda
– 600 a .C.) Pensador himalaya.

El hombre inteligente no es el que tiene muchas ideas, sino el que sabe sacar provecho de las pocas que tiene.

Anónimo

La persona inteligente busca la experiencia que desea realizar.

Aldous Huxley
(1894-1963) Escritor británico.

El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.

Ludwig van Beethoven
(1770-1827) Compositor alemán.

Se pierde la virginidad de la fe para adquirir la maternidad de la razón.

Nicolás Salmerón
Político e historiador español.

El fin de la religión, de la moral, de la política, del arte, no viene siendo desde hace cuarenta siglos más que ocultar la verdad a ojos de los necios.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

Un estudioso de la dinámica creerá, por tradición, que escribir las ecuaciones de un sistema equivales a entenderlo.

James Gleick

En la geometría no existen sectas.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Fe: Significa no querer saber la verdad.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

Lo más incomprensible acerca de este mundo es que es comprensible.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Las enzimas con unas cosas inventadas por los biólogos para explicar unos procesos que de otra forma requieren que pienses mucho más.

Jeromé Lettvin

En este mundo hay más religiones que niños felices.

Ricardo Arjona
Cantautor guatemalteco.

Resulta que Dios está desnudo. El que no quiera verlo que no mire.

Gloria Fuertes
(1819) Escritora española

El Señor prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.

Abraham Lincoln
(1809-1865) Político estadounidense.

Duda siempre de ti mismo, hasta que los datos no dejen lugar a dudas.

Louis Pasteur
(1822-1895) Químico francés.

Hay algo que Dios ha hecho mal. A todo le puso límites menos a la tontería.

Konrad Adenauer

El diablo es optimista si cree que puede hacer peores a los hombres.

Karl Kraus
(1874-1936) Escritor austríaco.

En tanto las leyes de la matemática se refieren a la realidad, no son ciertas; en tanto son ciertas, no se refieren a la realidad.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

En la escala de lo cósmico sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero.

Theilard de Chardin

A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.

Carl Sagan

Los imposibles de hoy serán posibles mañana.

Konstantin Tsiolkovski

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.

Blaise Pascal
(1600-1662) Filósofo y escritor francés.

Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.

Madre Teresa de Calcuta
(1910-1997) Misionera yugoslava nacionalizada india.

El hombre no vive de otra cosa que de religión o de ilusiones.

Giacomo Leopardi
(1798-1837) Poeta italiano.

Es mi fe tan cumplida que adoro a dios, aunque me dió la vida.

Ramon de Campoamor
(1817-1901) Poeta español.

Cada criatura al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los hombres.

Rabindranah Tagore
(1861-1941) Filósofo y escritor indio.

Nunca las noticias son malas para los elegidos de Dios.

Jean Paul Sartre
(1905-1980)

El único sentido de esta vida consiste en ayudar a estableceer el reino de Dios.

Leon Tolstoi
(1828-1910) Escritor ruso.

El hombre encuentra a Dios detras de cada puerta que la ciencia logra abrir.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Si Dios no es amor, no vale la pena que exista.

Henry Miller
(1891-1980) Escritor estadounidense.

Para rezar a Dios con devoción no hace falta creer en Dios según los dogmas de ninguna religión.

William Somerset Maugham
(1874-1965) Escritor británico.

No podría creer en un Dios al cual comprendiera.

Graham Greene
(1904-1991) Novelista británico.

Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

Gabriel Garcia Marquez
(1928) Escritor colombiano.

Lo único que impide a Dios mandar un segundo diluvio, es que el primero fue inútil.

Nicolás Sebastien Roch ‘Chamfort’
(1741-1794) Académico francés.

La religión es algo en lo que nos apoyamos para encontrarle algún sentido a la vida.

Quete

La religión nunca debe olvidarse porque entonces los pecados perderían su gracia.

Reynaldo Arenas

Si Dios me hubiera consultado sobre el sistema del universo, le habría dado unas cuantas ideas.

Alfonso X El Sabio
(1221-1284) Papa.

El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición.

Thomas Henry Huxley

Es un hecho que el hombre tiene que controlar la ciencia y chequear ocasionalmente el avance de la tecnología.

Thomas Henry Huxley

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de vida de todo progreso.

Louis Pasteur
(1822-1895) Químico francés.

La ciencia es un magnífico mobiliario para el piso superior de un hombre, siempre y cuando su sentido común esté en la planta baja.

Oliver Wendell Holmes
(1809-1894) Poeta y humorista estadounidense.

A los hombres les encanta maravillarse. Esto es la semilla de la ciencia.

Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

La ciencia rivaliza con la mitologia en milagros.

Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde por lo que sabe.

William Cowper

La ciencia mas peligrosa es aquella que está restringuida al dominio de los expertos.

Richard Pawson

Sabido es que un hombre de ciencia puede valer por diez mil soldados.

F. R. Moulton

¿Pero qué es la vida de un literato o de un hombre de ciencia, y donde hallaremos su historia? en sus obras.

Henry Hunter

La ciencia es para el mundo moderno lo que el arte fue para el antiguo.

Disraeli
(1804-1881) Escritor británico.

Los investigadores alimentamos el instinto de saber; somos operarios del patrimonio intelectual de la humanidad.

José Maria Martin Senovilla
(1961) Físico español.

La ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no lo que es bueno, justo y humano.

Marcus Jacobson
(1930) Neurocientífico estadounidense.

En la investigación es incluso mas importante el proceso que el logro mismo.

Emilio Muñoz
(1937) Presidente CSIC.

Los científicos necesitamos especialmente la imaginación. No bastan las matemáticas ni la lógica: Necesitamos algo de estética y poesia.

Maria Mitchell
(1818-1889) Astrónoma estadounidense.

La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.

Max Planck
(1858-1947) Físico alemán.

El científico trata de satisfacer sus propias ansiedades humanas.

Angel Jordán Goñi
(1930) Físico español.

Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no sabe.

Miguel de Cervantes Saavedra
(1547-1616) Escritor español.

La ciencia apenas sirve nada mas que para darnos una idea de la extensión de nuestra ignorancia.

Felix Lamennais
(1782-1854) Escritor y pensador francés.

El que la ciencia pueda sobrevivir largamente depende de la psicología; es decir, depende de lo que los seres humanos deseen.

Bertrand Russell
(1872-1970) Filósofo y matemático británico.

Dios no juega a los dados.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Ciencia y humanismo han de ser un brazo y no un muro que separa razón y sentimiento.

Pablo Serrano
(1910-1985) Escultor español.

Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza.

Averroes
(1126-1198) Filósofo hispanoarábigo.

Elegancia es la ciencia de no hacer nada igual que los demás, pareciendo que se hace todo de la misma manera que ellos.

Honorato de Balzac
(1799-1850) Escritor francés.

Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se llora de alegria.

Aurore Dupín. (George Sand)
(1804-1876) Novelista francesa.

Nada vale la ciencia si no se convierte en conciencia.

Carlo Dossi
(1849-1910) Escritor italiano.

La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre si a menudo conexión alguna.

William Cowper

La ciencia que se aparte de la justicia mas que ciencia debe llamarse astucia.

Marco Tulio Cicerón
(106- 43 A .C.) Filósofo,escritor, orador y político romano.

La ciencia es el gran antidoto contra el veneno del entusiasmo y de la superstición.

Adam Smith
(1723-1790) Economista británico.

Durante mucho tiempo continuaremos viviendo divididos entre el miedo a las armas misteriosas y la esperanza en los milagros de la ciencia.

Raymond Aron

Poco me satisface aquella ciencia que no ha sabido hacer virtuosos a quienes la profesaron.

Salustio
(86- 34 a .C.) Historiador latino.

La ciencia avanza a pasos, no a saltos.

Thomas Babington Macaulay
(1800-1859) Político e historiador británico.

La felicidad no está en la ciencia, sino en la adquisición de la ciencia.

Edgar Allan Poe
(1809-1849) Escritor estadounidense.

Ciencia sin seso, locura doble.

Baltasar Gracian
(1601-1658) Escritor español.

La ciencia moderna aun no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

Sigmund Freud
(1856-1939) Psiquiatra austríaco.

Es para mi una alegria oir sonar el reloj; veo transcurrida una hora de mi vida y me creo un poco mas cerca de Dios.

Santa Teresa de Jesús
(1515-1582) Religiosa y escritora mística española.

Ni siquiera Dios puede cambiar el pasado.

Agatón

Donde hay fe hay amor, donde hay amor hay paz, donde hay paz esta Dios y donde está dios no falta nada.

Blanca Cotta
Gastrónoma argentina.

Donde acaba la biología comienza la religión.

Gilbert Chesterton
(1874-1936) Escritor británico.

La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradiccion, cosas que me son preciosas.

Luis Buñuel
(1900-1983) Cineasta español.

No pidais a dios que os de una carga apta para vuestros hombros; pedidle unos hombros aptos para soportar vuestras cargas.

Phillips Brooks

Nada fortifica tanto las almas como el silencio; que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas.

Jacinto Benavente
(1866-1954) Dramaturgo español.

Recordad: A los diez mandamientos, Dios no los llamó ‘las diez recomendaciones’.

Anónimo

Al progreso no hay quien lo pare. Dios creó el mundo en seis dias. ¿Y que tenemos hoy? La semana de cinco dias

Peter Ustinov
(1921-) Actor estadounidense.

Dios: lo más evidente y lo más misterioso.

Lacordaire

El Cristianismo podría ser bueno, si alguien intentara practicarlo.

George Bernard Shaw
(1856-1950) Dramaturgo irlandés.

La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Dios no habría alcanzado nunca al gran público sin ayuda del diablo.

Jean Cocteau
(1889-1963) Escritor francés

Donde acaba la biología comienza la religión.

Gilbert Chesterton
(1874-1936) Escritor británico.

Por donde los santos pasan, se va quedando Dios.

J. Guitton

La fe es el convencimiento de lo que no vemos.

La Biblia

Los cristianos no fallamos por falta de principios, sino por falta de obras.

Anónimo

Quien dice que ama a Dios, a quien no ve, y no ama a sus hermanos, a quienes ve, ese es un mentiroso.

San Juan
(Siglo I) Apóstol cristiano.

Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti.

San Agustín
(354-439) Obispo, filósofo y Padre de la Iglesia Latina

Si somos arrastrados a Cristo, creemos sin querer; se usa entonces la violencia, no la libertad.

San Agustín
(354-439) Obispo, filósofo y Padre de la Iglesia Latina

La salvación de muchos depende de la oración de pocos.

S.S. Pío XII

Fe: Yo te quiero porque te creo y no porque te entiendo.

Anónimo

Hay gente que cree que el único equipo que se necesita para discutir de religión, es una boca.

H. Wouk

La tierra está más abrumada por el peso del pecado que por el de la población.

Lanza del Vasto

La vida humana es sagrada: Desde su comienzo compromete directamente la acción sagrada de Dios.

Juan XXIII
(1881-1963) Papa.

La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.

Victor Hugo
(1802-1885) Novelista francés.

Dios mira las manos limpias, no las llenas.

Publio Siro
(Siglo I a.C.) Poeta latino.

El ojo ve bien a Dios solamente a traves de las lágrimas.

Victor Hugo
(1802-1885) Novelista francés.

El universo no fue hecho a medida del hombre; tampoco le es hostil: Es indiferente.

Carl Sagan

Si sólo Dios me hiciera una simple señal. ¡Como hacer un ingreso a mi nombre en un banco!.

Woody Allen
(1935-) Actor, director y escritor estadounidense.

La estadística es una ciencia segun la cual todas las mentiras se tornan cuadros.

Dino Segré (Pitigrilli)
(1893-1975) Escritor británico.

La ciencia se compone de errores, que, a su vez, son los pasos hacia la verdad.

Julio Verne
(1828-1905) Novelista francés.

Tenemos bastante religión como para odiarnos, pero no suficiente como para amarnos.

Jonathan Swift
(1667-1745) Escritor británico.

Mientras la ciencia tranquiliza, el arte perturba.

Georges Braque
(1882-1963) Pintor francés.

La oración deberia ser la llave del día y el cerrojo de la noche.

Thomas Fuller
(1610-1661) Clérigo y escritor británico.

Es mas santo y reverente creer en las obras de Dios, que profundizar en ellas.

Tácito
(55-119) Historiador y orador romano.

Quien no tiene confianza en el hombre, no tiene ninguna en Dios.

Chapman

Dios está en todos los hombres, pero no todos los hombres están en Dios: Por eso sufren.

Ramakrsina

Dios existe; pero no tiene ninguna prisa de hacerlo saber.

Leon Tolstoi
(1828-1910) Escritor ruso.

Por lo general, lo que pedimos a Dios con nuestro rezo no es que se haga su voluntad, sino que apruebe la nuestra.

H.J.B

Dios no escucha vuestras palabras, salvo cuando el mismo las profiere a traves de vuestros labios.

Khalil Gibran
(1833-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

La imposibilidad en que me encuentro de probar que Dios no existe, me prueba su existencia.

Jean de la Bruyere
(1645-1696) Filósofo y escritor francés.

Cada pueblo tiene la ingenua convicción de ser la mejor ocurrencia de Dios.

Theodor Heuss

Dios es la alegría. por eso ha colgado el sol frente a su casa.

Kar Lange

Um Dios que premia y castiga a seres creados por él mismo, me resulta dificil de imaginar.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia prosterna al hombre ante la divinidad.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Ciencia es creer en la ignorancia de los científicos.

Richard Feynmann

Dios es justo siempre, aún cuando nos perdona.

Nemer Ibn El Barud

Ciencia sin conciencia no es mas que ruina del alma.

Rabelais
(1494-1563) Escritor francés.

Dios castiga a aquellos a quienes ama.

La Biblia

Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

Dios no solo juega a los dados. A veces también echa los dados donde no pueden ser vistos.

Stephen Hawking
(1942-)

La ciencia que sirve para hacernos orgullosos y que degenera en pedantería no vale mas que para deshonrarnos.

San Francisco de Sales

La ciencia es el cementerio de las hipótesis.

Lemait

Cómo resumir 4.000 años de Historia en una imagen: el Histomapa


El Confidencial

  • En 1931, John B. Sparks diseñó el Histomapa, una línea cronológica con la que pretendía resumir la historia de las civilizaciones desde los antiguos egipcios

f7ce7ea14f255c2dde220126dbcc038e

Pincha sobre la imagen para verlo completo

Cada época tiene sus propias representaciones visuales, y estas nos dicen mucho acerca de los tiempos que nos ha tocado vivir. Hoy en día, es cada vez más frecuente que descubramos gráficos de barras, circulares u otro tipo de infografías tanto en los medios de comunicación como en la televisión. Nos interesa lo cuantificable, las cifras y los datos, por mucho que no siempre lleguemos a entender qué significan.

A comienzos de los años 30 se puso de moda otro tipo de visualización de datos, una especie de cronologías cargadas de palabras que aspiraban a representar en una única imagen gran parte de la historia humana. El más célebre de ellos seguramente sea el Histomapa diseñado por John B. Sparks e impreso por la editorial Rand McNally en 1931, que ha vuelto a saltar a la fama gracias a un artículo publicado en Slate.

Este gigantesco mapa puede consultarse y descargarse en este enlace o en la página de la Fundación David Rumsay. En su edición primigenia, costaba un dólar de la época y consistía en una hoja que se desplegaba hasta los 150 centímetros. El mapa refleja a partir del ancho de la página que ocupa cada imperio los juegos de poderes que se produjeron a lo largo la historia, así como el auge y caída de cada civilización, como si se tratase de un juego de suma cero: para que algunos ganen, otros deben perder.

El hombre siempre ha intentado condensar aquello que parece inabarcable para que resulte más comprensible

No es el único gráfico así realizado por Sparks: más tarde, probaría suerte con el Histomapa de la evolución animal y de la religión. Tres buenas muestras de que el hombre, desde que comenzó a ser consciente de su propia historia, ha luchado por condensar lo inabarcable a una escala más comprensible. Muchas veces, esto ha dado lugar a enciclopedias o libros. Pero en contadas ocasiones, con una simple imagen basta.

La Biblia leída por un científico


El Pais

  • Un genetista británico analiza las sagradas escrituras en busca de errores e incoherencias

‘Entrada de los animales en el arca de Noé’, por Jacopo Bassano (1570) / Museo del Prado

En 1631, los impresores reales de Londres editaron una traducción al inglés de la Biblia, pero se comieron una palabra. En el versículo 14 del capítulo 20 del Éxodo, se extravió un “no”. El problema es que se trataba del séptimo mandamiento, que quedó: “Cometerás adulterio”. De inmediato, las autoridades ordenaron perseguir los 1.000 ejemplares publicados y quemarlos, aunque, casi cuatro siglos después, todavía sobreviven 11 de las llamadas Biblias Adúlteras. Una de ellas se puede contemplar en un museo de la Universidad Bautista de Houston (EE UU).

Otra Biblia, la primera impresa en inglés en Irlanda, en 1716, convirtió “go and sin no more” (“no peques más”) en “go and sin on more” (“sigue pecando”). Muchas de sus 8.000 copias jamás pudieron ser recuperadas y destruidas.

“Se conocen más de 20.000 versiones manuscritas del Nuevo Testamento y solo unas pocas son idénticas entre sí”, explica el genetista Steve Jones en su nuevo libro, Ciencia y creencia. La promesa de la serpiente (editorial Turner). El físico Albert Einstein sostenía que “la Biblia es una colección de leyendas honorables, aunque primitivas, y en cualquier caso bastante infantiles”. Jones, nacido en Gales en 1944 y antiguo jefe del Departamento de Genética del University College de Londres, intenta ser más respetuoso en una obra que escudriña los versículos bíblicos desde el punto de vista de un científico.

A lo largo de 358 páginas, con una claridad poco habitual en los científicos reconvertidos a divulgadores, Jones intenta “echar una ojeada fresca” a uno de los libros más influyentes de la historia. George Washington, primer presidente de EE UU entre 1789 y 1797, afirmaba que “resulta imposible gobernar el mundo correctamente sin Dios y sin la Biblia”. Mucho más recientemente, su sucesor George W. Bush proclamó: “Siento que Dios quiere que me presente como candidato a la presidencia”.

La Biblia Adúltera (1631) ordena por error: “Cometerás adulterio”. / Universidad de Oxford

Hoy, expone Jones, dos tercios de los estadounidenses confían en Dios con absoluta certeza y la mitad de ellos asevera que Jesucristo no tardará en volver. La mayor parte de los ciudadanos preferiría votar para presidente a un mormón, a un judío o a un homosexual que a un ateo. Y un tercio de la población cree que la Biblia ha de interpretarse de manera literal. La zarza en llamas hablaba y la mujer surgió de la costilla del hombre.

Jones se encuentra en la otra trinchera. Aunque sostiene que su libro “no pretende ser una declaración a favor o en contra del placer de las sectas; ni un ataque o una defensa, del cristianismo o de cualquier otro credo”, es difícil que un cristiano no se replantee su fe después de leer Ciencia y creencia. A medida que la doble hélice de ADN de nuestras células se copia, por ejemplo para concebir un hijo, se va llenando de errores, señala el genetista. Cada recién nacido presenta alrededor de 60 mutaciones. Y lo mismo ocurre con los pergaminos escritos una y otra vez por los escribas, como demuestran la Biblia Adúltera y la Biblia Pecadora.

Acumulando versiones, recuerda Jones, el cristianismo ha tenido 10.000 credos diferentes, muchos de ellos enfrentados entre sí. Desde los tiempos bíblicos hasta la invasión de Irak, se han producido unas 2.000 guerras. “Unos 120 de estos conflictos tuvieron una base eminentemente religiosa”, calcula. Analizar, y en muchos casos desmantelar, la Biblia, el Talmud o el Corán es, para Jones, mucho más que un pasatiempo intelectual.

El cristianismo ha tenido 10.000 credos diferentes, muchos de ellos enfrentados entre sí

En su libro, el investigador recurre a la geomitología, la disciplina que utiliza la ciencia para buscar los orígenes de las leyendas religiosas. En el caso del Diluvio Universal y el Arca de Noé, Jones recuerda que hay 300 relatos similares sobre inundaciones en todo el mundo. Uno de ellos surgió en Babilonia, en el actual Irak. Su dios decidió exterminar a toda la humanidad excepto a un gobernante llamado Atrahasis, a quien avisó para que construyera un barco para su familia y los animales.

Atrahasis, continúa Jones, existió. Fue señor de Sumeria 3.000 años antes del presunto nacimiento de Jesucristo. Y las excavaciones en los restos de su ciudad muestran las huellas de una gigantesca crecida del río Éufrates en aquella época.

Sin embargo, Jones no se reduce a la manida geomitología. También busca incoherencias (“en el Génesis, por ejemplo, el hombre es creado tanto antes como después de los animales”) y hasta errores de Dios. En el Libro de Job, el Señor explica al profeta que el nivel de los océanos es inmutable, porque durante la Creación le ordenó a la marea: “Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí cesará la arrogancia de tus olas”.

“Desde la época del éxodo hasta el siglo XX mantuvo su promesa, pues el límite de la marea alta se hallaba más o menos estable, pero desde principios de la década de 1990 se ha producido un aumento medio de unos tres milímetros al año [por el cambio climático]”, bromea Jones.

El genetista también indaga en el origen de la fe en el cerebro humano y acaba con una propuesta. “Así como se han superado los obstáculos de la lengua, la raza y la distancia que otrora nos dividían, ha llegado el momento de abandonar esta última restricción que constituye la religión, que hace mucho más por separar que por unir”. Su sustituto, opina, es la ciencia.

Regreso a la morada de Nerón


El Pais

  • Pocas figuras históricas siguen siendo tan polémicas como Nerón, aunque la fuerza del mito ha enterrado la realidad

Las termas de Trajano en Roma, que utilizaron como cimientos la Domus Aurea. / Album

Nerón pertenece a la estirpe de los grandes tiranos, su fiesta del chivo se ha prolongado a lo largo de los siglos. Pero existe una gran diferencia con los Ceausescu, Sadam Husein, Duvalier, Bokassa, Idi Amín Dadá o el Trujillo que noveló Vargas Llosa: en el caso del emperador romano del siglo I resulta imposible separar la realidad de la leyenda negra. Como escribió la catedrática de Latín de la Universidad de Cambridge Mary Beard: “La mayoría de los emperadores romanos no fueron depuestos porque fueran demonizados, sino que fueron demonizados porque fueron depuestos”. La tradición mantiene que Nerón fue condenado a damnatio memoriae, un castigo que consistía en enterrar todo el legado de un emperador para que su nombre fuese olvidado. En el caso del último miembro de la dinastía Julia Claudia, sus enemigos fracasaron: existen muy pocos personajes históricos sobre los que se hayan escrito tantos tebeos, novelas, óperas, películas o ensayos –el último, Dying Every Day (Muriendo cada día), un magnífico estudio del profesor de Clásicas del Bard College James Romm, en torno a su relación con su tutor, el filósofo estoico cordobés Séneca– y sobre cuya figura se siga debatiendo con tanta intensidad más de 2.000 años después de su desaparición. “¿Cómo no nos iba a fascinar?”, asegura Romm en una entrevista por correo electrónico. “Poder absoluto sobre la mayor parte del mundo conocido unido a los caprichos, la traición, la locura… ¿Puede ofrecer la historia un espectáculo más fascinante?”.

Las dos imágenes más populares del emperador –tocando la lira mientras contemplaba cómo ardía Roma en julio del año 64 y disfrutando de la primera gran masacre de cristianos en el Coliseo– no es que sean falsas, es que son imposibles. Nerón no estaba en la ciudad cuando empezó el incendio, llegó tres días más tarde y se puso al frente de los equipos de rescate (el fuego duró una semana). Casi ningún historiador piensa actualmente que fuese el responsable. En cuanto al Coliseo, fue construido varios años después de su muerte por el primer emperador de la siguiente dinastía, Vespasiano (9-79). Aunque, en una prueba más de la intensidad de su leyenda, acabó por darle su nombre: el monumento fue levantado en el lugar donde Nerón erigió una gigantesca estatua de 35 metros que le representaba como el dios Helios. Durante la Edad Media, el recuerdo de este coloso, hoy perdido, convirtió el Anfiteatro Flavio en el Coliseo.

¿Cómo no iba a fascinarnos? Poder absoluto unido a la traición y la locura”, explica el historiador James Romm, autor de un ensayo sobre Nerón y Séneca

Como ha escrito el profesor de Clásicas de la Universidad de Princeton Edward Champlin en la biografía más reciente del emperador –Nerón (Turner)–, “no hay necesidad de rehabilitar a Nerón: fue un mal hombre y un mal gobernante, pero hay sólidas pruebas que sugieren que nuestras fuentes principales erraron al presentarlo tan mal y crearon así la imagen de un monstruo, desequilibrado y ególatra, que ha regido la imaginación escandalizada de la tradición occidental durante dos milenios. Pero la realidad es más compleja”. La revista National Geographic le dedicó una reciente portada titulada “Repensando a Nerón”. En la otra cara de la polémica están afirmaciones contundentes como la que hace el gran crítico de arte Robert Hughes en su libro Roma (Crítica): “Es de suponer que no es posible que un hombre practique todas las perversiones sexuales conocidas o imaginables, pero es evidente que Nerón tenía un repertorio impresionante de ellas”.

Los restos de su gran palacio romano, la Domus Aurea, la fabulosa Casa Dorada que Nerón ordenó construir después del incendio, situados en el colina del Esquilino, acaban de volver a abrir al público después de permanecer casi diez años cerrados, aunque solo se pueden visitar los fines de semana y con cita previa (es necesario reservar con meses). En realidad, solo han sido accesibles con normalidad entre 1999 y 2005, cuando el palacio fue clausurado por problemas de conservación. Los espacios neronianos, ahora subterráneos, encarnan una metáfora perfecta de su mito: un laberinto de pasillos y estancias enormes, como los datos que se pierden en los rincones de la historia entre juegos de sombras y luces. “La Domus Aurea es impresionante por su arquitectura, pero también por su importancia simbólica”, afirma el historiador francés Joël Schmidt, autor de Néron, Monstre Sanguinaire ou Empereur Visionnaire? (Nerón, ¿monstruo sanguinario o emperador visionario?). “Todos los historiadores describieron sus proporciones gigantescas, su magnífica decoración y la profusión de oro (de ahí viene su nombre de Casa Dorada). El interior albergaba muchísimas obras de arte, traídas directamente de Grecia, sin contar los lagos, jardines, bosques, las fuentes de agua dulce y salada alimentadas por acueductos construidos especialmente para ello”.

Nerón decoró su palacio soñado con todo tipo de estatuas que trajo de Grecia, algunas de las cuales se conservaron en el mismo lugar donde se encontraron. / Corbis

A la muerte de Nerón, en el año 68, el palacio fue abandonado y finalmente Trajano (53-117) lo utilizó como cimientos para sus termas, tras haber esquilmado todo el mármol. Redescubierto en el siglo XV, fascinó a los artistas renacentistas y luego a personajes como el Marqués de Sade o Casanova, que dejaron la firma en sus paredes. Rafael, que se deslizaba con sogas hasta lo que entonces eran unos túneles abovedados, creó el estilo grotesco (de gruta) con el que pintó varias estancias del Vaticano en 1519 inspirándose en los frescos de aquel misterioso palacio enterrado –el hecho de que los papas se paseasen durante siglos bajo pinturas inspiradas por el palacio de Nerón es una de las muchas paradojas que emanan del personaje–. Una de las mejores copias de los frescos tal y como los encontraron los artistas del Renacimiento fue realizada por Francisco de Holanda en 1538 y se encuentra en la Biblioteca de El Escorial, en las afueras de Madrid.

A lo largo de los siglos, muchas pinturas se han borrado, y durante la visita guiada, protegidos por cascos de plástico amarillo (obligatorios porque se han producido desprendimientos), en medio del olor a humedad y bajo un frío pegajoso, resulta difícil imaginar lo que fue entonces un palacio luminoso y ajardinado. Pero, tal vez porque por esos espacios circula la leyenda de Nerón, tal vez por la inmensidad de las salas en las que el emperador ofreció alguna de las mejores fiestas de la antigüedad, resulta fascinante. En los alrededores, entre los miles de turistas, los falsos legionarios y los vendedores de aparatos para hacerse selfies, el viajero puede toparse con la Hostaria da Nerone o el hotel El Coloso. “Nerón siempre vende, no podemos olvidar que era un showman”, explica Darius Arya, arqueólogo estadounidense afincado en Roma desde hace 15 años y director del American Institute for Roman Culture.

Nerón cambió las normas de edificación en Roma después del incendio que arrasó la capital del Imperio para evitar que se repitiese el desastre

Durante un paseo por los Foros Imperiales, Arya asegura que, después del incendio, Nerón cambió las normas de edificación para evitar que una catástrofe de estas dimensiones pudiese repetirse. “Solo un idiota quemaría la ciudad. En Roma en aquel momento vivían en torno a un millón de personas y el fuego provocó 200.000 refugiados”, asegura. Ordenó que las calles fuesen más anchas, las casas de pisos –las insulae– más bajas, y, también es cierto, aprovechó la destrucción general para edificar su palacio soñado. Arya encuentra en la Domus Aurea un problema mucho más contemporáneo que afecta a demasiados lugares en Italia, como Pompeya: la conservación del patrimonio. Para salvar el palacio (un proyecto que consiste ante todo en transformar el jardín que hay encima para que los árboles y las infiltraciones dejen de dañar el conjunto arqueológico) son necesarios 32 millones de euros que, sin embargo, no llegan.

¿Quién es el Nerón más cercano a la historia, si esta pregunta tiene respuesta? Claudio César Augusto Germánico nace en Antium (actual Anzio) el 15 de diciembre del año 37. Miembro de la familia imperial, se convierte muy joven, en el año 54, en sucesor de Claudio (11-54), el tercer emperador de la dinastía que instauró Augusto (63-14 a. de C.) y continuaron Tiberio (42-37 a. de C.) y Calígula (12-41). Séneca es el principal consejero de un emperador muy popular. En el año 64, el mayor incendio que ha conocido Roma destruye una parte muy importante de la ciudad. Un año después, tras desactivar un complot, lanza una purga salvaje que le cuesta la vida al filósofo cordobés, entre muchos otros miembros de la élite. Sin embargo, el ejército, harto de sus caprichos –la oligarquía romana nunca le perdonó que participase en concursos de canto y poesía que siempre ganaba (¿quién iba a atreverse a darle un segundo premio?)–, le depone en el año 68. Nerón se suicida para evitar una muerte horrenda a manos de sus antiguos legionarios, que se habían propuesto azotarle hasta la muerte. Como había acabado con todos los posibles herederos de Augusto y no dejó hijos, Roma entró en un periodo de caos –cuatro emperadores en un año–, hasta la instauración de la dinastía Flavia con Vespasiano en el año 69.

Busto de Nerón encontrado en Libia. Fue el último emperador de la dinastía Julia Claudia. / Album

El historiador español Juan Luis Posada Sánchez, profesor de la Universidad Antonio de Nebrija y autor de El año de los cuatro emperadores, resume: “Hace ya mucho que los historiadores están intentando rehabilitar la figura de Nerón, un emperador tachado de loco, matricida, incendiario y asesino de cristianos, pero también un artista que protegió las artes y las letras, que gobernó por el pueblo y para el pueblo y que acabó con todos los descendientes de Augusto que pudieran desestabilizar su régimen. Nerón pudo haber tenido trazas tiránicas, sobre todo en la última etapa de su reinado, pero el ejército le puso en su lugar y le llevó a huir y suicidarse”. El ensayista australiano Stephen Dando-Collins, autor de Arde Roma (Ariel), un ensayo sobre el emperador, explica así su final: “Nerón dirigió los esfuerzos para detener el fuego y encabezó la reconstrucción posterior. Pero sus oponentes en el Senado, que despreciaban sus pretensiones artísticas y que añoraban a emperadores soldados como Augusto, vieron que culparle del fuego era una forma de reducir su popularidad, lo que haría más fácil expulsarle del poder. Lo que al final ocurrió”.

Las principales fuentes sobre Nerón provienen de tres historiadores romanos, Suetonio (70-126), Tácito (55-120) y Dión Casio (155-235), y la panoplia de perversiones y crímenes que describen es interminable; algunas de ellas –que mató a su madre, a sus dos primeras esposas y a su hermanastro; que asesinó a todos los que consideró oponentes políticos o un peligro para su poder; que escribía poesía y versos (actividades intolerables para un emperador)– están corroboradas por diferentes fuentes; otras, sin embargo, no: que violó a una virgen vestal, que castró a un hombre para casarse con él, que fundió los lares para convertirlos en dinero, que era un pervertido sexual sin freno. Tampoco es seguro, y es un punto especialmente polémico, que lanzase la primera gran persecución de seguidores de una nueva religión que había nacido en Judea unos años antes. La tradición cristiana mantiene que Pedro y Pablo sufrieron su martirio durante las persecuciones neronianas, que se desataron después de que los cristianos fuesen acusados de quemar Roma en una maniobra para evitar que las culpas recayesen en el emperador. Pero no hay documentos ni evidencias arqueológicas que lo demuestren.

Sí está demostrado que mató a su madre, a su hermanastro y a sus dos primeras esposas. Otros crímenes que se le atribuyen son dudosos

Suetonio y Tácito son los únicos que citan las persecuciones fuera de la tradición cristiana. Tácito escribió en sus Anales el célebre pasaje sobre su brutalidad: “Nerón buscó rápidamente un culpable, e infringió las más exquisitas torturas sobre un grupo odiado por sus abominaciones, que el populacho llama cristianos. (…) Todo tipo de mofas se unieron a sus ejecuciones. Cubiertos con pellejos de bestias, fueron despedazados por perros y perecieron, o fueron crucificados, o condenados a la hoguera y quemados para servir de iluminación nocturna cuando el día hubiera acabado”. Sin embargo, estos testimonios plantean muchas preguntas. ¿Por qué solo lo cuentan ellos? ¿Por qué emplean el término cristiano que entonces no usaban los romanos? ¿Pudo ser un añadido posterior al texto que manejamos durante su copia en la Edad Media? ¿Por qué no vuelven a producirse persecuciones de cristianos hasta décadas más tarde? Marco Aurelio ha pasado a la historia por su sabiduría (véase Gladiator, donde lo encarna un impecable Richard Harris), pero nadie recuerda sus salvajes persecuciones, como la que tuvo lugar en Lyon en el año 177. Yves Perrin, profesor de Historia y Arqueología Romanas en la Universidad de Saint-Etiène-Lyon y presidente de la Sociedad Internacional de Estudios Neronianos (SIEN), afirma: “Los autores cristianos hacen de Nerón el primer perseguidor de la verdadera fe y esta idea ha atravesado los siglos con errores de bulto, como situar los martirios en el Coliseo, que no existía. Los autores cristianos imponen a la posteridad la idea de que el año 64 representa un cambio de rumbo en la historia: la Roma pagana desaparece bajo el fuego y los mártires garantizan la victoria de la fe verdadera”. La mayoría de los investigadores creen que sí se produjeron persecuciones, aunque ponen en duda que fuesen tan intensas.

Suetonio y Tácito le acusan de haber lanzado las primeras persecuciones de cristianos, pero algunos autores lo ponen en tela de juicio

Sin embargo, la fuerza de la ficción es imbatible. Por muchos ensayos que se escriban, resulta casi imposible separar en la imaginación occidental a Nerón del sádico, caprichoso, vicioso e infantil emperador que dibuja Peter Ustinov en una de las mejores versiones cinematográficas de Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951), la famosa novela que ofrece una reconstrucción mítica de los orígenes del cristianismo, publicada por el premio Nobel polaco Henryk Sienkiewicz a finales del XIX. Y encima la ponen en televisión cada Semana Santa. James Romm asegura: “La pérdida de fuentes contemporáneas es un problema, pero son todavía más frustrantes los silencios y las opacidades del propio Séneca. Escribió muchos volúmenes, pero nunca dijo la verdad sobre lo que había hecho o visto junto a Nerón”. La realidad, como la Domus Aurea, se encuentra enterrada bajo demasiadas capas de mitos para que algún día pueda llegar a derrotar a la leyenda.

¿Existió la figura histórica de Moisés?


ABC.es

  • Una hipótesis de Sigmund Freud sostiene que Moisés era un familiar del faraón Akenatón, sin sangre hebrea, que abandonó Egipto cuando las reformas monoteístas fueron rechazadas violentamente a la muerte de este monarca
¿Existió la figura histórica de Moisés?

Captura de la película «Exodus: Dioses y Reyes», con Christian Bale en el papel de Moisés