La milicia republicana que se acuarteló en el estadio del Real Madrid durante la Guerra Civil


ABC.es

  • El bautizado como «Batallón Deportivo» tomó en 1936 las instalaciones del club, entonces sin el apelativo de Real
 Cartel del «Batallón Deportivo» en la revista Estampa

Cartel del «Batallón Deportivo» en la revista Estampa

Es un recurso habitual, en ocasiones algo manido, hacer analogías entre el fútbol y la guerra. La relación, no obstante, ha sido literal en numerosos episodios de la Historia. Este episodio, breve reseña de la Guerra Civil en Madrid, es un ejemplo de ello. Si bien está enmarcado en un contexto mucho más complejo, el grueso atiende a la milicia republicana que, formada por deportistas de diferentes disciplinas, usurpó las propiedades del Real Madrid en la capital; en la fecha llamado Madrid F. C. y despojado del apelativo de Real por sus connotaciones monárquicas.

Fue en octubre de 1936 cuando se creó el denominado «Batallón Deportivo» de Madrid, una suerte de facción del Frente Popular formada exclusivamente por deportistas. Aunque en otras regiones españolas tuvo un carácter más esporádico, con una presencia más moderada de los atletas, en la capital sí fue norma. Futbolistas, boxeadores o ciclistas conformaron este ejército, iniciado con la incautación de la Federación Castellana de Fútbol y la posterior cesión de poderes de su homóloga nacional, en favor de la República. El denominador común de los ingrantes se debía tanto a este elemento circunstancial, relativo a la toma de la federación, como a la creencia de que por sus características podrían aportar un extra en el frente. Aunque mucho se ha escrito sobre esta cuestión, con un calculado apunte heróico, no existe la seguridad de que en términos generales su participación en la defensa de Madrid fuera fundamental, más allá de la batalla de Usera, que sí lo fue.

El distintivo del batallón, sirva como apunte para comprender la profunda relación con el fútbol, era el mismo que empleaban los jugadores españoles que competían en el extranjero. Los brazaletes de la Federación Española definían ahora su compañía.

El batallón y Chamartín

Entre los integrantes del «Batallón Deportivo» destaca Félix Quesada, defensor del Real Madrid entre 1922 y 1936. Con apostura recia, futbolista de carácter y líneas de plomo, ayudó a conquistar las dos primeras Ligas del club madridista. Pero más allá de sus victorias como jugador, su figura adquiere importancia en este caso porque tuvo que acreditar su afinidad a la República, como si el simple alistamiento no bastara. A pesar del extremismo y la intransigencia inicial, Quesada fue aceptado en la oficina de reclutamiento, situada improvisadamente en la sede de la Federación Española, en la calle Claudio Coelho.

Pero la relación entre el Real Madrid y el «Batallón Deportivo» no se redujo a la figura del duro defensor madridista, que, por cierto, años después fue seleccionador nacional, una vez instalada la dictadura. La milicia republicana, que tomó el nombre de José Suñol, presidente del Barcelona, asentó sus principales ubicaciones en las instalaciones del club madridista en la capital. El Frente Popular, en el primer año del conflicto, se apoderó de la sede de la entidad en el paseo de Recoletos y de su estadio de Chamartín. El primer espacio lo utilizó como cuartel durante la guerra (también como lugar para alistamientos), mientras que el segundo fue empleado como campo de entrenamiento militar para los milicianos.

¿Cuántos países tienen símbolos religiosos en sus banderas?


ABC.es

  • El Real Madrid C. F. y el F. C. Barcelona han retirado las cruces de sus escudos para expandirse en el mercado musulmán
¿Cuántos países tienen símbolos religiosos en sus banderas?

pew research center

El Real Madrid C. F. ya no contará en su escudo con la cruz cristiana plasmada en la corona que le dota el carácter de club «Real». La controversia de este gesto de marketing para dirigirse al mercado musulmán imita lo que hizo hace pocos años el F. C. Barcelona al retirar la cruz de San Jordi de su enseña. Pero la inclusión de simbología religiosa en el fútbol es solo laextensión de la influencia histórica de la religión en la política.

Pese a que en 2014 se cuenten más democracias aconfesionales y laicas que nunca, la presencia de la religión en las banderas de los Estados-nación no es nada desdeñable. El intentar rememeorar la historia nacional y un pasado glorioso remoto, en muchos casos, hace que un tercio de los 196 países constituidos que existen en el mundo incluyan símbolos religiosos en sus enseñas, según un reciente informe publicado por el think tank estadounidense Pew Research Center.

Así, 64 estados incluyen la cruz, la media luna u otros guiños religiosos; y de este número, casi la mitad (48%) constan de símbolos cristianos, mientras que un 33%, de símbolos islámicos.

El grueso de los primeros se encuentra en la vieja Europa, donde 31 países tienen banderas con la cruz. Por ejemplo, la «Union Jack» del Reino Unido incluye las cruces de San Jorge, San Patricio y San Andrés. Algunos de los países de la Mancomunidad británica, Commonwealth, continúan incorporando la «Union Jack» como parte de sus propias enseñas, incluyendo Fiji, Tuvalu, Australia y Nueva Zelanda. Grecia, Noruega y por supuesto España están entre los países que incluyen símbolos cristianos.

A su vez, los símbolos musulmanes son encontrados en banderas de 21 países de la África subsahariana, de Asia Pácífico y de Oriente Próximo y el Norte de África. En Bahrein, la bandera nacional cuenta con cinco triángulos blancos, que simbolizan los cinco pilares del Islam (el testimonio de fe, la oración, ayuda para los necesitados, ayunar en el mes del Ramadán y el peregrinaje a la Meca). Turquía, Argelia, Uzbekistán y Brunei son algunos de los países que cuentan con la estrella islámica y la luna creciente.

Una nota curiosa es la que se esconde tras la bandera de Singapur. Este país asiático consta de una luna creciente y estrellas en su enseña, sin embargo esto no tiene significado religioso alguno. «La bandera nacional representa el ascenso de una joven nación y las cinco puntas, por su parte, recogen los cinco ideales de la democracia, paz, progreso, justicia e igualdad», según publica en su web el Gobierno de Singapur.

Otras religiones

Otras religiones minoritarias como la budista y la hindú aparecen en cinco banderas nacionales. Por su parte, Israel es el único país con un símbolo judío en su señera, la Estrella de David.

Por otro lado, seis estados recogen tambien varios símbolos religiosos en sus banderas nacionales. Japón, el país del sol naciente, tiene el hinomaru, representativo del Imperio de Japón. Argentina y Uruguay, por su parte, rescatan el sol Inca. Y el dios azteca Huitzilopochtli puede ser visto en la bandera mexicana.