Ucrania. Límites. 1750-1800


Mapa de las fronteras entre Moscú y el estado Otomano

Representa los territorios que bordean por el N. y NO, el Mar Negro (Moldavia, el Yedisán, el Kersoneso y la península de Crimea) y por el N. y NE, el Mar de Azov hasta el Caspio, con las fronteras entre los imperios Ruso, Otomano y reino de Polonia

El título y la información incluida en el mapa están escritas en turco
La Historia en los mapas manuscritos de la Biblioteca Nacional, 1984, p. 266, nº 336

Márgenes graduados. – Relieve por normales. -Hidrografía. – Vegetación
Título del mapa escrito en turco

Fecha del mapa tomada de la obra anteriormente citada

Manuscrito sobre papel a plumilla en tinta negra y roja, lavado a la acuarela en ocre para el agua y en roja y verde para los límites

El plano incluido en el mapa figura dentro de un marco barroco muy decorativo
Inserta en el ángulo superior derecho: Un pequeño plano de la plaza fuerte de Kaminiec. – Escala indeterminada. – Orientado con rosa con lis con el N. al NE. de la hoja. – Relieve por normales

Inserta en el ángulo superior derecho: Un pequeño plano de la plaza fuerte de Kaminiec. – Escala indeterminada. – Orientado con rosa con lis con el N. al NE. de la hoja. – Relieve por normales

 

El Plan de Arqueología de la Alhambra muestra planos inéditos del monumento


web

  • La intervención mejorará la conservación del monumento y permitirá el acceso del público a nuevos espacios, asegura Mar Villafranca
Arriba, una vista de la Alhambra. A la derecha, turistas en el Patio de Machuca. :: efe

Arriba, una vista de la Alhambra. A la derecha, turistas en el Patio de Machuca. :: efe

El Patronato de la Alhambra y el Generalife presentó ayer el Plan de Arqueología del monumento, que reúne toda la información existente en esta materia y planifica las futuras intervenciones sobre su territorio. La directora del Patronato, Mar Villafranca, explicó el documento, que contiene casi 10.000 páginas y más de 3.500 fotografías, planos inéditos y fichas arqueológicas, acompañada por el rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, ya que ha sido un grupo de investigación dirigido por el catedrático de Historia Medieval Antonio Malpica el que ha elaborado este plan.

Tanto Villafranca como Malpica afirmaron que, con este plan, la Alhambra se convierte en un «referente» y un «modelo» mundial, ya que no existe ningún monumento de esta categoría que cuente con una herramienta de investigación histórica tan completa. A su vez, recordó el arqueólogo, este documento se ha elaborado aprovechando el conocimiento adquirido en el yacimiento de Medina Elvira, que él mismo dirige.

La elaboración del plan ha costado 340.000 euros y tres años de trabajo por parte del grupo de investigación de Malpica, con la colaboración de varios técnicos del monumento. Este proyecto ha supuesto realizar un diagnóstico del conjunto tras identificar y evaluar las áreas excavadas, analizar los materiales arqueológicos en depósito, poner en marcha un banco de datos, elaborar protocolos y redactar la normativa de intervención arqueológica.

El núcleo del plan lo constituye la Carta Arqueológica, una herramienta que permite la caracterización histórica del territorio, la identificación de las alteraciones que ha podido sufrir el registro arqueológico y la valoración potencial que presentan para el desarrollo de investigaciones en el futuro, así como las necesidades de conservación.

Zonificación

El equipo redactor, compuesto por una veintena de arqueólogos, arquitectos, documentalistas y botánicos, ha propuesto a la Alhambra, entre otras medidas, que potencie la Unidad Técnica de Arqueología para supervisar y vigilar las intervenciones y continuar con la evaluación del potencial arqueológico para valorar la calidad de los depósitos arqueológicos. Uno de sus aspectos es la zonificación del monumento, que permite, por ejemplo, identificar con coordenadas numéricas el lugar exacto en el que ha sido hallado un objeto. Mediante esa zonificación, el recinto monumental ha quedado dividido en cinco áreas: el recinto fortificado, con unos 262.000 metros cuadrados; el Generalife y aledaños, con casi 400.000; el entorno BIC, con más de 3,4 millones de metros cuadrados; las zonas conexas por el norte y por el sur, con unos 20.000 metros; y la Acequia Real, con 2 millones de metros cuadrados.

El plan identifica las áreas de mayor prioridad de intervención e investigación, como la Acequia Real, la Alcazaba, la Muralla de la Alhambra, Dar al-Arusa, la Medina y el Palacio de Abencerrajes, el espacio periurbano de la Alhambra y las Huertas del Generalife.

La directora del Patronato señaló que en este momento se están elaborando los proyectos de actuación para 2015, aunque aún no se sabe con qué recursos económicos contarán. Lo más inmediato, dijo, es reanudar la intervención en el Palacio de los Abencerrajes, donde quedó interrumpida, y el revellín de la Alcazaba.