La NASA enviará una nueva misión a Marte en 2016 para investigar su interior


El Pais

La NASA ha anunciado su próxima misión a Marte en 2016, con el objetivo de investigar el interior del planeta rojo para entender por qué evolucionó de manera tan diferente a la Tierra siendo ambos planetas rocosos. La misión, denominada InSight, cuyo acrónimo en inglés significa vistazo interior, viajará equipado de instrumentos para investigar si el núcleo de Marte es sólido o líquido como el de la Tierra, y por qué no está dividido en placas tectónicas como nuestro planeta.

Tener un conocimiento más detallado del interior del planeta para poder compararlo con la Tierra ayudará a los científicos a entender mejor cómo se formaron los planetas terrestres y por qué evolucionaron de manera tan diferente, ha asegurado la NASA.

La exploración de Marte se ha convertido en una prioridad máxima para la NASA y la selección de InSight nos asegura que continuaremos desvelando los misterios del planeta rojo y sentaremos las bases para una misión humana”, ha dicho en un comunicado el director de la NASA, Charles Bolden.

Bolden ha añadido que el reciente éxito del aterrizaje del Curiosity “ha impulsado el interés del público en la exploración espacial y el anuncio de hoy [este lunes] deja claro que habrá más misiones apasionantes a Marte“.

La misión, prevista para partir en septiembre de 2016, será liderada por Bruce Banerdt del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena (California) y el equipo científico incluirá investigadores de todo el mundo. El Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) y el Centro Alemán Aeroespacial contribuirán en el diseño de algunos de los instrumentos que portará InSight.

InSight se construirá según la tecnología espacial utilizada en la misión Phoenix, el vehículo estacionario lanzado en 2007 que determinó que hubo agua en la superficie cerca de las zonas polares del planeta.

La NASA calcula que el coste de la misión, excluyendo el sistema de lanzamiento y los servicios de mantenimiento, será de 425 millones de dólares y tendrá una duración de dos años. El CNES está al frente de un consorcio internacional que construirá un instrumento para medir las ondas sísmicas del interior del planeta y el Centro Alemán Aeroespacial construirá una sonda subterránea para medir el flujo de calor desde el interior.

El agua puede existir en Marte a 50 grados bajo cero


Nature – El Mundo

El agua que en el pasado corrió por la corteza de Marte era líquida y no se congeló aún estando a muchos grados bajo cero porque en ella estaba disuelta una solución salina de minerales que la mantenían en ese estado. Un equipo de científicos españoles acaba de dar con la clave de este misterio: han encontrado un modelo de la composición de ese fluido que pudo haber creado los cauces, los lagos y los valles que han captado las cámaras de las sondas enviadas al planeta rojo. Es más, apuntan que todavía podría existir ese agua líquida.

El trabajo, publicado en la revista Nature, viene a dar respuesta a una incógnita sobre el agua que dio forma al astro más cercano a la Tierra, muy visitado por sondas desde hace 45 años. Si su temperatura, dada su distancia del Sol, está entre -87ºC y -46ºC, ¿cómo podía haber agua líquida en lugar de hielo?

Alberto G. Fairén, un español que lleva un tiempo trabajando para la NASA, también se la hizo y decidió retomar un experimento sobre soluciones salinas que se había iniciado en el marco de las investigaciones en Río Tinto, un lugar con aguas con PH muy ácido, con alto contenido en sales ferruginosas, que le dan un aspecto rojizo y único, similar a Marte.

En concreto, se centró en una de las tres hipótesis que explicarían la orografía del planeta. Ni la de la existencia de un gas con efecto invernadero que calentó la superficie, ni la de posibles volcanes eran confirmados por los datos recogidos por las sondas espaciales Viking, Pathfinder, Opportunity y Spirit.

Y respecto a la propuesta de que hubiera sido una solución salina, el problema era que el contenido de sal necesario para que no se congelase el agua, hacía de éste un elemento tan viscoso que no era posible que hubiera creado ríos, gargantas y bordes oceánicos.

Pero ahí estaba la clave. «Lo que hemos hecho es hacer un modelo de solución salina con los componentes detectados por las sondas que sí hacen posible que el agua sea líquida hasta a 50ºC bajo cero, y la concentración de sales es de un 6%, como los oceános», explica Ricardo Amils, del Centro de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid.

Amils destaca que, incluso a una presión de CO2 de dos atmósferas, tampoco cambiaría este agua marciana de estado. El investigador explica que «eso significa que a la presión actual de Marte podría haber agua líquida en la actualidad, lo que confirmaría el indicio de aquellas gotas detectadas por la sonda Phoenix». Y va más allá: «Si en Río Tinto hay microorganismos que viven en ese hábitat, también podrían vivir microorgaismos en Marte, o podrían haber vivido».

La nave Phoenix envía imágenes que podrían ser gotas de agua líquida en Marte


El Mundo

Según los científicos de la misión

  • Los científicos creen que el agua salpicó a la nave durante su aterrizaje
  • Se mantiene líquida por el efecto anticongelante de las sales que contiene
Imágenes enviadas por la nave Phoenix de posibles gotas de agua en Marte. | NASA

Imágenes enviadas por la nave Phoenix de posibles gotas de agua en Marte. | NASA

La sonda Phoenix de la NASA ha captado una imagen que podría ser la primera fotografía de agua líquida en Marte. A pesar de que la instantánea está abierta a diferentes interpretaciones, algunos de los científicos responsables de la misión están convencidos de que se trata de gotas de agua que salpicaron a la nave en el momento de su aterrizaje en la superficie del planeta rojo.

Esta hipótesis estaría respaldada por el hallazgo previo de sales percloradas en Marte, ya que estos minerales pueden mantener el agua líquida a temperaturas bajo cero.

Los investigadores que defienden esta interpretación de la imagen consideran que el efecto anticongelante de estas sales hace posible que exista agua líquida en grandes cantidades bajo la superficie del planeta. No obstante, señalan que probablemente es demasiado salada como para que puede albergar vida tal y como la conocemos.

El estudio que propone esta teoría, firmado por 21 científicos que participan en la misión de la agencia espacial estadounidense, se presentará en marzo en la Conferencia de Ciencias Lunares y Planetarias que se celebrará en Houston (Texas). Sus contenidos, sin embargo, se han filtrado a la revista New Scientist, que los ha presentado hoy en su página web.

Unos pocos días después de que la sonda Phoenix aterrizara en Marte el pasado 25 de mayo, envió una primera imagen que mostraba unas misteriosas manchas sobre una de sus patas. Curiosamente, el tamaño de estas manchas creció a lo largo de las siguientes semanas, y desde entonces los científicos de la misión han estado debatiendo acaloradamente sobre su origen.

Canales con forma de río

La intrigante posibilidad que defienden ahora los principales investigadores de la misión es que se trata de gotas de agua salada que aumentaron al absorber vapor de agua de la propia atmósfera del planeta.

Hasta ahora, ya se han detectado canales con forma de río y otras estructuras geográficas que han sido interpretados como indicios de que, al menos en el pasado, hubo grandes cantidades de agua en Marte. Ahora, sin embargo, la superficie parece estar totalmente seca, aunque algunos cambios en la forma de sus cráteres a lo largo de varios años sugiere que hoy todavía existen acuíferos subterráneos que ocasionalmente expulsan chorros de agua hasta la superficie.

En principio, los científicos creen que la zona donde aterrizó la Phoenix, en el polo norte marciano, hace demasiado frío como para que exista agua líquida. Hay que tener en cuenta que la temperatura jamás superó los 20 grados bajo cero durante los cinco meses que duró la misión.

Sin embargo, el agua salada puede mantenerse líquida a temperaturas mucho más bajas. Y las sales percloradas, que fueron detectadas por primera vez en Marte por la Phoenix, podrían tener un efecto anticongelante muy potente. De hecho, los científicos consideran que estos minerales podrían mantener el agua líquida incluso a temperaturas de 70 grados bajo cero.

“Según nuestras estimaciones, puede existir agua salada en forma líquida en el subsuelo de todo el planeta“, asegura Nilton Renno, de la Universidad de Michigan, el principal firmante del estudio. Es muy posible que la imagen captada por la Phoenix representen la primera evidencia directa de que esta teoría es correcta.

Hasta siempre, Phoenix


EFE – ADN

La NASA da por perdida definitivamente la sonda marciana que confirmó que en los polos de Marte hay agua en forma de hielo | Una ténue señal captada ayer por la Odyssey fue su lacónica despedida

La NASA anunció hoy que ha dado por perdido, de forma definitiva, el laboratorio “Phoenix” que durante tres meses de operaciones confirmó la existencia de agua en Marte.

Un comunicado del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) indicó que tras casi un mes de esfuerzos para recuperar las comunicaciones, la agencia dejó de utilizar los orbitadores en torno al planeta para revivir el laboratorio y volver a escucharlo.

“Como se esperaba, la reducción de la luz solar (en el hemisferio norte del planeta) ha dejado al ‘Phoenix’, que operaba con baterías solares, sin energía para mantenerlas cargadas”, señaló.

Un bip de adiós

La comunicación final del “Phoenix” fue una breve señal que se recibió a través del orbitador “Mars Odyssey” ayer, dijo el comunicado.

Sin embargo, la NASA se complació por el hecho de que el laboratorio funcionó dos meses más de lo previsto y que logró todos sus objetivos científicos.

“Phoenix” descendió sobre la superficie marciana el 25 de mayo con el objetivo principal de confirmar la existencia de agua en el planeta mediante análisis hechos en el laboratorio que llevaba a bordo.

Pero, la llegada del invierno sobre el sector de descenso disminuyó la luz solar al punto de que las baterías no suministraban suficiente energía ni podían mantener la temperatura en sus sistemas.

El invierno marciano fue “un factor que contribuyó a la pérdida de comunicaciones y esperábamos que una variación del clima nos diera otra oportunidad de restablecer el contacto”, señaló Chris Lewicki, científico de la misión “Phoenix” en JPL.

Aunque con dificultades, la NASA todavía mantiene en operaciones a los vehículos exploradores “Spirit” y “Opportunity“, que descendieron sobre la superficie del planeta hace casi cuatro años.

La NASA pierde el contacto con la sonda Phoenix y da por concluida su misión en Marte


Reuters – ADN

  • Los ingenieros de la Agencia Espacial Estadounidense establecieron la última comunicación con la nave el pasado 2 de noviembre, cuando la sonda se comunicó brevemente con la Tierra
NASA / JPL-CALTECH / UNIVERSITY OF ARIZONA / TEXAS A&M UNIVERSITY

NASA / JPL-CALTECH / UNIVERSITY OF ARIZONA / TEXAS A&M UNIVERSITY

Las autoridades de la NASA ha informado esta noche (hora española) de que han perdido la comunicación con la sonda espacial Phoenix, que analiza la superficie de Marte desde hace cinco meses, y que por ello dan por concluida su misión en el planeta rojo. “Estamos cesando las operaciones y dando por concluidas las operaciones”, ha dicho el director de la misión, Barry Goldstein, en un comunicado.

Los ingenieros de la Agencia Espacial Estadounidense establecieron la última comunicación con la nave el pasado 2 de noviembre, cuando la sonda se comunicó brevemente con la Tierra. A finales de octubre, la sonda había superado en dos meses su expectativa de vida.

La Phoenix, que aterrizó cerca del Polo Norte del planeta el pasado mes de mayo, ha sufrido la llegada del frio y la oscuridad del invierno marciano, lo que ha dificultado cada vez más la comunicación con la Tierra. Con todo, la NASA ha dicho que continuará intentando comunicarse con su artilugio pero que no espera volver a recibir respuesta.

En busca de agua

La sonda ha estudiado la composición del terreno y las condiciones atmosféricas para saber si alguna vez Marte pudo albergar agua y vida. Tras un viaje de 10 meses, la nave aterrizó en el desierto helado de Marte el 25 de mayo.

Un instrumento láser de la sonda detectó a finales de septiembre nieve cayendo desde nubes en la atmósfera de Marte, a unos cuatro kilómetros de altura. Otro instrumento de la sonda identificó la presencia de carbonato cálcico en muestras del suelo extraídas de una pequeña zanja, lo que sugiere que en el pasado ese suelo estuvo en contacto con agua líquida.

Los expertos dicen que el suelo de Marte tiene condiciones para albergar vida


CET – El Mundo

  • LA SONDA ‘PHOENIX’ DESCUBRE QUE EL SUELO ES ALCALINO

1214523947_0WASHINGTON.- En análisis de muestras del suelo en Marte se hallaron nutrientes necesarios para la vida, informaron científicos de la agencia espacial estadounidense NASA.

La sonda ‘Phoenix’ realizó el miércoles análisis en su laboratorio de química húmeda para medir la acidez o alcalinidad del suelo y determinar si era favorable para albergar vida. El suelo resultó ser alcalino, indicaron los expertos.

“Básicamente hallamos lo que parecen ser los requerimientos de nutrientes para la vida”, citó Space.com al director del laboratorio de química húmeda de la sonda Sam Kounaves de la Universidad Tufts.

Este es el tipo de suelo que uno probablemente tiene en el patio de atrás. Es posible que uno pueda hacer crecer bien espárragos, pero probablemente no fresas”.

El análisis de las muestras realizado por el laboratorio químico de la nave también determinó la presencia de magnesio, sodio, potasio y otros elementos, agregaron. No obstante, Kounaves advirtió que se necesitarán análisis de otras muestras para determinar exactamente si existen todos los elementos necesarios.

Hay todavía muchos interrogantes sin respuesta acerca de la verdadera composición del suelo marciano”, indicó David Paige, científico de la Universidad de California.

Sin carbono, el otro ‘ingrediente’

Pero, aparte de la existencia de agua, la nave hasta ahora no ha constatado la presencia de carbono, el otro elemento crucial para el desarrollo de algún tipo de vida como la conocemos en la Tierra.

La nave de la NASA descendió en las cercanías del polo norte marciano el pasado 25 de mayo después de un viaje de 10 meses hacia el planeta. El objetivo principal de su misión es establecer si en su pasado remoto el planeta albergó, además de agua, elementos orgánicos que pudieron dar origen a un tipo de vida.

La NASA se muestra convencida de que la ‘Phoenix’ ha desenterrado hielo


CET – El Mundo

  • EN EL POLO NORTE DEL PLANETA ROJO
  •  La nave descubrió unos pequeños bloques blancos bajo el suelo de Marte
  • Los científicos afirman que ha de tratarse de agua congelada y no sal

lg_6936

MADRID.- La NASA está convencida de haber cosechado un nuevo éxito a cuenta del agua en Marte. La nave ‘Phoenix’, recién aterrizada en las regiones árticas del planeta rojo, ha logrado desenterrar hielo prácticamente al primer intento, según estiman los expertos de la misión.

Hace unos días, tras comprobar que había grumos blancos bajo el rojizo suelo del planeta, los científicos ya anunciaron que podría tratarse de hielo, pero aún quedaba la duda de que, en realidad, no fuese más que sal.

Sin embargo, las imágenes muestran que unos pequeños bloques blanquecinos del tamaño de dados han desaparecido con el tiempo, lo que parece indicar que se trata de hielo, expuesto a contracciones y expansiones que crean estructuras poligonales en la superficie marciana.

“Tiene que ser hielo”, ha dicho el investigador desde la Universidad de Arizona principal de la misión, Peter Smith.

“Estos pequeños grumos han desaparecido por completo al cabo de unos días, lo que supone una evidencia perfecta de que es hielo. Ha habido algún interrogante sobre si el material era sal. La sal no puede hacer eso”, ha indicado Smith.

Al margen de este hallazgo, y en espera de que los instrumentos del vehículo analicen el material, la ‘Phoenix’ sigue excavando alrededor con su brazo robótico y, según la NASA, parece que ya ha encontrado nuevas muestras de hielo subterráneo.

Aunque se ha elucubrado desde los años 70 con la posibilidad de que haya agua congelada -y no sólo dióxido de carbono helado- en los polos marcianos, esta sería la primera vez que un vehículo robótico lo toca directamente.

El objetivo de la misión ‘Phoenix’, que ha aterrizado en un lugar idóneo pero está teniendo algunos problemas para analizar las muestras, es comprobar si las regiones polares de Marte son, o fueron alguna vez, aptas para la vida.

La nave continúa así la misión de los ‘Mars Rovers’, que respondieron afirmativamente al mismo interrogante sobre las zonas tropicales del planeta rojo.

‘Phoenix’ no encuentra agua en la superficie de Marte


El Mundo

  • Los científicos esperan hallarla en cotas más profundas

1213740007_850215_0000000000_sumario_normalLa sonda Phoenix, estacionada en la región polar de Marte, no ha hallado la más mínima señal de agua en su primer análisis del suelo marciano. Pero los científicos no han perdido la esperanza de encontrarla. En absoluto. Hasta ahora, la pala excavadora de su brazo articulado sólo ha cavado hasta los siete centímetros, según informa la NASA. Y la esperanza está en nuevas pruebas a 20 centímetros de profundidad.

La Phoenix realizó dos zanjas, bautizadas como Dodo y Goldilocks, que quedaron luego unidas en una sola de unos 22 centímetros de ancho y 35 de largo. Cogió una muestra de terreno con la pala excavadora y la depositó en un pequeño horno para calentarla y analizar los vapores generados. La maniobra ha traído de cabeza a los ingenieros, porque la muestra se quedó apelmazada durante varios días en la rejilla que protege la entrada del horno. Por fin se logró que pasaran unos granos hasta el analizador. Los científicos creen que su exposición prolongada al Sol pudo eliminar cualquier rastro de agua.

El horno primero ha calentado la muestra hasta 35 grados centígrados y luego hasta 175 grados, con resultado negativo en cuanto a agua en ambos casos. Ahora, el plan es elevar la temperatura hasta los 1.000 grados, para ver si se vaporizan minerales que pudieran tener algún enlace con el agua, lo que se interpretaría como indicio de que el terreno allí ha estado en contacto con ella.

Mientras tanto, los científicos están también intrigados con un material brillante que se ve en las imágenes que toma la sonda Phoenix donde ésta ha excavado, pero de momento no saben si es hielo o sal.

‘Phoenix’ inicia el análisis del suelo marciano


CET – El Mundo

  • TRAS INGRESAR LA PRIMERA MUESTRA A SU LABORATORIO

1213260374_0MADRID.- La sonda ‘Phoenix’ de la NASA ha iniciado, finalmente, sus trabajos de análisis del suelo marciano, informó hoy el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

“Tenemos un horno lleno de material en el laboratorio con el que cuenta la nave”, que se posó el mes pasado en una zona cercana al polo norte del planeta, señaló Bill Boynton, científico de la Universidad de Tucson, Arizona.

El puñado de polvo marciano no había llegado al horno analizador debido a la estructura de grano grueso de la materia. El filtro de ingreso en el instrumento medidor sólo deja pasar partículas menores a un milímetro.

“Los científicos debieron conectar un vibrador para reducir la muestra”, explicó Boynton. “Se necesitaron 10 segundos para llenar totalmente el horno”, añadió el científico, quien dirige las operaciones del ‘Analizador Termal y de Gases’ (TEGA) con que cuenta la nave.

El brazo robótico de la nave recogió ese material y lo vertió sobre el horno número 4 el viernes pasado, 12 días después de que descendiera sobre el planeta en una misión de tres meses para analizar el hielo y buscar materiales orgánicos.

El análisis del material marciano se había visto dificultado debido a su extraña consistencia que impedía pasar el tamiz del laboratorio. “Hay algo muy extraño en este material de un lugar de Marte que no conocíamos”, indicó Peter, el científico principal de la misión ‘Phoenix’.

“Estamos interesados en determinar qué tipo de sustancia química y actividad mineral han hecho que las partículas se adhieran”, agregó el científico de la Universidad de Arizona.

En estos momentos los científicos se preparan para ordenar que el ‘Phoenix’ vierta más material marciano para ser analizado por el microscopio óptico de la nave, que continuará captando imágenes en alta resolución del panorama que le rodea.

Tras casi diez meses y un viaje de 680 millones de kilómetros, la sonda llegó a fines de mayo a la región del polo norte de Marte. La tarea principal del ‘Phoenix’ es buscar agua y rastros de vida en el Planeta Rojo.

‘Phoenix’ descubre indicios de hielo bajo el suelo de Marte


CET – El Mundo

  • EN LA ZONA DEL POLO NORTE MARCIANO

1212188544_0WASHINGTON.- La sonda Phoenix ha encontrado posibles rastros de hielo en torno a la zona próxima al polo norte de Marte donde descendió, según informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL).

Lo que parece ser hielo está en una imagen captada debajo de la nave por la cámara que tiene instalada el brazo robótico del Phoenix, cerca de una de sus tres patas, indicó el organismo de la NASA en un comunicado. “Podríamos estar viendo rocas, o podríamos estar viendo hielo en el lugar del descenso”, indicó Ray Arvidson, científico de la Universidad de Washington encargado de las operaciones del brazo robótico.

Ese hielo pudo haber quedado al descubierto como resultado de la emisión de gases candentes de los cohetes que redujeron la velocidad del descenso de la nave, que llegó a Marte el pasado domingo. “Tendremos que recibir más datos, incluyendo colores, de la cámara en el brazo robótico. Pensamos que si se trata de hielo, éste se hará más brillante porque el aire atmosférico se condensará y se convertirá en escarcha sobre ese hielo”, señaló.

“La confirmación total ocurrirá cuando comencemos a excavar y a analizar las capas (de suelo) cercanas”, agregó el científico.

A expensas del problema en la sonda

Sin embargo, el análisis podría sufrir algunos problemas debido a un cortocircuito detectado el jueves durante las pruebas realizadas al instrumento que examina las muestras.

Un boletín de JPL indicó que se trata del Analizador Termal y de Gases, que incluye un medidor de calor así como un espectrómetro de masa para examinar los vapores producidos por el aumento de temperatura. “Hemos desarrollado una estrategia para comprender mejor este comportamiento y hemos identificado la forma de resolver este inconveniente”, dijo William Boynton, científico de la Universidad de Arizona y uno de los encargados del instrumento.

Pese a ese problema, los científicos de la misión, cuyo objetivo es analizar el hielo marciano y buscar la presencia de materiales orgánicos, señalaron que ésta avanza sin mayores contratiempos. “Hemos evaluado el rendimiento de la nave en la superficie y hemos determinado que está lista para continuar“, manifestó David Spencer, subdirector del proyecto.

Un problema de comunicaciones con la nave de enlace, que se había presentado el martes en las operaciones, fue resuelto el jueves cuando los ingenieros transmitieron comandos para destapar su brazo robótico. Una portavoz de JPL aclaró que el problema no fue de Phoenix sino del Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) que sirve como enlace de comunicaciones. “Hemos completado todas las tareas básicas de ingeniería y se han hecho todos los despliegues cruciales”, indicó Barry Goldstein, director del proyecto.

“Nos encontramos ahora en una etapa de la misión en la que estamos revisando todos los instrumentos científicos” que lleva la sonda para analizar el hielo marciano y estudiar su suelo en busca de materiales orgánicos, agregó.