La histórica misión de China en el espacio termina con éxito


EFE – El Mundo

LA NAVE ‘SHENZHOU VII’ ATERRIZA SIN PROBLEMAS

  • Ha sido la primera vez que los chinos logran completar un paseo espacial
  • Esta maniobra sólo la habían llevado a cabo naves estadounidenses y soviéticas o rusas
  • Los tres astronautas viajarán el lunes a Pekín para ser recibidos como héroes

actu080929chi.jpgEl módulo de regreso de la nave ‘Shenzhou VII’ aterrizó sin contratiempos en una pradera de la región autónoma china de Mongolia Interior con sus tres astronautas a bordo, completando así con éxito la tercera misión tripulada de China, según informó la televisión estatal china CCTV.La televisión nacional, que siguió el viaje de los astronautas Zhai Zhigang, Liu Boming y Jing Haipeng desde que despegaron al cosmos, ofreció las imágenes del módulo cayendo en paracaídas y posándose con relativa suavidad en las praderas mongolas hacia las 17.38 hora local (11.38 hora peninsular española).

El aterrizaje, que según los responsables del programa espacial chino entrañaba ciertos riesgos para los astronautas, fue observado con atención por el primer ministro chino, Wen Jiabao, desde el centro de control de Pekín, donde los técnicos fueron dando instrucciones a los tres astronautas para el regreso a la Tierra.

Wen y otras autoridades presentes aplaudieron cuando el módulo tocó tierra y cuando, unos 10 minutos después, los equipos de rescate abrieron la compuerta y dejaron ver a uno de los astronautas, Liu Boming, aunque él y sus dos colegas tendrán que pasar un rato en el interior del aparato hasta que se readapten a la gravedad.

Zhai, Liu y Jing, apodados los “caballos voladores” porque los tres nacieron en 1966 (año del Caballo según el horóscopo chino) serán después llevados a un hospital de Hohhot, la capital de la región de Mongolia Interior, para ser sometidos a un reconocimiento médico.

Si todo marcha según lo previsto, el lunes viajarán a Pekín, donde les espera un recibimiento de héroes nacionales, precisamente en la semana en la que China celebra el 59 aniversario de la celebración de la República Popular (1 de octubre de 1949). De todos modos, los tres ‘taikonautas’ tendrán que pasar un periodo de cuarentena y aislamiento, que se calcula en al menos 15 días.

La misión, que fue retrasada un año para coincidir así con los Juegos Olímpicos de Pekín, ha sido la primera en la que los chinos han logrado con éxito completar una actividad extra-vehicular o “paseo espacial”, maniobra que hasta ahora sólo habían llevado a cabo naves estadounidenses y soviéticas o rusas.

Las imágenes del astronauta Zhai saludando el sábado a millones de telespectadores chinos y ondeando una bandera china en el espacio pasarán a la historia del país, que planea mandar nuevas naves ‘Shenzhou’ en los próximos años, pero esperará a la ‘Shenzhou X’ para volver a mandar ‘taikonautas’ al cosmos.

Comienzan las Olimpiadas


EFE – COE

Puedes encontrar más información sobre la historia olímpica en nuestra sección de la WEB

1218007312_850215_0000000000_sumario_normal

La antorcha olímpica comenzó hoy su última etapa en el yacimiento arqueológico del Hombre de Pekín, un “homo erectus” que vivió hace 500.000 años y que es uno de los primeros restos de vida humana en China.

El actor cómico Feng Gong fue hoy el primer relevista, hacia las 7.08 hora local (23.08 GMT), rodeado de público con trajes tradicionales, banderas chinas y olímpicas que dio ánimos a Pekín en los Juegos Olímpicos que comienzan hoy.

La antorcha será llevada en esta última etapa por 140 relevistas, y la penúltima parada del fuego sagrado será un instituto de Pekín, desde donde partirá hacia el Estadio Olímpico para encender el pebetero y marcar el inicio de los Juegos.

En su recorrido de más de cuatro meses, la antorcha ha recorrido 140.000 kilómetros por los cinco continentes y por todas las divisiones administrativas de China, incluyendo su polémico paso por el Tíbet, donde subió el Everest, la montaña más alta de la Tierra.

El viaje de la antorcha no estuvo exento de incidentes, como las protestas que grupos derechos humanos y pro-Tíbet organizaron a su paso por Londres y París.

Muchos chinos creen en la superstición del número ocho, que se asocia con la buena suerte. De modo que, los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 comenzarán oficialmente hoy día 8 del 8 de 2008, a las 8 de la tarde, ocho minutos y ocho segundos, hora local.

Hallan en China una calavera humana que podría tener 100.000 años


EFE – El Mundo

 SEGÚN ASEGURA EL DIARIO OFICIAL ‘CHINA DAILY’

actualidad080123.jpgPEKÍN.- Arqueólogos chinos han desenterrado los fósiles de una calavera humana que podría datar de hace 100.000 años, lo que convierte a este descubrimiento en “el más importante” ocurrido en China desde el hallazgo de los restos del ‘Hombre de Pekín’, a comienzos del siglo XX.

Así lo aseguró hoy al diario ‘China Daily’ el director de la Administración Estatal del Legado Cultural, Shan Jixiang, quien añadió que este hallazgo “arrojará luz sobre un período crítico de la evolución humana”.

El descubrimiento se produjo el mes pasado en un yacimiento situado en Xuchang, en la provincia de Henan (centro de China) en el que los arqueólogos trabajan desde hace dos años y medio, aunque no ha sido anunciado hasta ahora.

Los restos hallados consisten en 16 piezas de una calavera casi completa que posee unas cejas prominentes y una pequeña frente.

Sin embargo, según subrayó el director del grupo de arqueólogos que trabaja en la excavación, Li Zhanyang, “lo más sorprendente es que la calavera aún conserva una membrana fosilizada en su parte interior, lo que permitirá que los científicos puedan estudiar el sistema nervioso de los antepasados del Paleolítico”.

Los restos hallados se fosilizaron porque quedaron enterrados a cinco metros de profundidad, cerca de un manantial cuyas aguas contienen altos niveles de calcio.

Además de los restos de la calavera humana, un total de 30.000 fósiles de animales y de artefactos realizados con huesos y piedra han sido hallados en la zona del yacimiento en los dos últimos años.

“Esperamos seguir llevando a cabo más descubrimientos de importancia en la zona”, concluyó Li.

China recupera 800 años después el tesoro del “Nanhai 1″


EFE – La Vanguardia

  • El barco, del siglo XIII, se erige como una de las escasas pruebas de la existencia de la Ruta Marina de la Seda

nianhaiPekín. – El mayor navío de la dinastía Song (960-1279), el “Nanhai 1” y su tesoro, cuyo valor se asemeja al de los Guerreros de Terracota, ha emergido después de un sueño de ocho siglos como una de las escasas pruebas de la existencia de la Ruta Marina de la Seda.

El “Nanhai 1” zarpó de la provincia meridional de Cantón un día del siglo XIII con destino probablemente a Oriente Medio, cuando se vio envuelto en una tormenta que lo sumergió hasta 30 metros de profundidad a 20 millas náuticas al oeste de la isla de Hailing, frente a la ciudad de Yangjiang.

Con los siglos, se acumuló una montaña de dos metros de limo sobre el barco que ha conservado prácticamente intactos el casco de madera y su contenido: miles de objetos de oro, plata y porcelana. “Está perfectamente preservado”, señaló Wu Jiancheng, responsable del proyecto arqueológico, a la agencia Xinhua. “El casco está íntegro, y el navío se encuentra en el mismo entorno que ha estado durante siglos”.

En mayo se puso en marcha una operación sin precedentes para hacer emerger al navío (de 30,4 metros de eslora y 9,8 de manga) y a todo el limo que lo envuelve hasta la superficie, después de que fuera descubierto en el verano de 1987 y bautizado como “Nanhai 1” (Mar de la China Meridional, en mandarín).

En los últimos años se han recuperado unos 4.000 objetos de la dinastía Song de incalculable valor: platos de porcelana celadón, porcelanas azules, oro, plata, recipientes de estaño y porcelana especialmente fabricada para Oriente Medio en las provincias de Fujian, Jiangsu y Zhejiang (sureste).

Los expertos dicen que las entrañas del Nanhai aún albergan hasta 80.000 objetos más.

El viernes una grúa empezó lentamente a arrancar al Nanhai de su lecho marino envuelto en una jaula de acero de 3.000 toneladas, hasta que 24 horas más tarde el casco volvió a ver la luz del día después de ocho siglos.

A continuación fue atracado en una dársena temporal y entre hoy y mañana llegará a su nueva casa, el “Palacio de Cristal”, un gigantesco tanque de 64 metros de largo, 40 de alto y 23 de ancho, que contendrá al barco en las mismas condiciones en las que vivió sumergido.

El tanque transparente permitirá a los visitantes del Museo de la Ruta de la Seda Marítima contemplar las labores de excavación desde fuera cuando éstas se inicien.

El museo, con un presupuesto de 20,3 millones de dólares, abrirá al público a finales de 2008 en la isla de Hailing, y los trabajos de excavación se iniciarán mucho más tarde, “cuando el navío se acostumbre a su nueva casa”, anunció Wu.

El profesor Huang Zongwei, de la universidad cantonesa Sun Yat-sen, señala que el descubrimiento del Nanhai hace 20 años fue la primera prueba de la existencia de la Ruta Marina de la Seda.

El hallazgo hace pocos años de objetos “importados” de estilo persa (cuencos de plata y marfil y tazones y bisutería de vidrio) en una tumba del periodo de los Estados Combatientes (475-221 a.C.) indican, según los expertos chinos, que esta ruta se inició 200 años antes que la terrestre, que transcurre desde Xian a Estambul.

La falta de registros de esta ruta se debe, en opinión del historiador Chen Bojian, a que el comercio marítimo chino se inició por iniciativa privada, mientras que del terrestre quedan registros oficiales.

Chen señala que el puerto de Cantón pudo ser el punto de partida de esta ruta, que transcurría por el Océano Índico y llegaba hasta el Mediterráneo a través del mar Rojo, y ha perdurado hasta nuestros días.

El profesor Huang defiende que los navíos chinos empezaron a partir de los puertos sureños de Cantón y Fujian hace más de dos mil años cargando porcelana, seda y textiles con destino al Sudeste Asiático, África y Europa.

Un rastreo inicial del fondo marino de esta ruta en la costa cantonesa indicó que más de mil navíos antiguos permanecen sumergidos.

En la ruta y al norte de la isla de Java (Indonesia), uno de los mayores barcos chinos del periodo de las Cinco Dinastías (906-960), el Cirebon, permanece sumergido a 57 metros de profundidad, según pudo saber Efe.

Desde 2004 se han extraído 250.000 piezas de celadón fabricadas en China, marfil, joyería de oro, piedras preciosas, monedas, instrumentos de navegación y vidrio del periodo Fatimita del Magreb y Egipto.