«Bienvenidos a Palacio»: Patrimonio abre las puertas de 13 casas nobles de Madrid


ABC.es

PALACIO DEL MARQUES DE SALAMANCA (2)._xoptimizadax--620x349

Los años 60 y 70 del siglo pasado acabaron con buena parte del esplendor palaciego que iluminó paseos madrileños, como el de la Castellana. La piqueta, fiel aliada de la especulación urbanística, se llevó por delante una veintena de palacios que hoy harían las delicias de los amantes de la arquitectura. Sin embargo, la capital aún conserva buenos ejemplos de las adineradas residencias de banqueros y aristócratas, nobles y nuevos ricos que los siglos pasados transformaron parte de la ciudad en una postal idílica. Para conocer su historia y la importancia de los que aún quedan en pie, la Dirección General de Patrimonio Cultural presentó ayer la tercera edición de «Bienvenidos a Palacio». Una cita que abrirá progresivamente las puertas de 13 palacios únicos desde el 27 de febrero hasta el mes de julio.

Tras sus muros se celebraron las mejores fiestas de la época y en sus estancias durmieron buena parte de los protagonistas de los siglos pasados. En febrero y marzo abrirán sus puertas al público el palacio de Santoña, la que fuera residencia de José Canalejas y actual Cámara de Comercio de Madrid, en la calle de las Huertas. También el palacio Bauer, hoy sede de la Escuela Superior de Canto, adquirido en el siglo XIX por el banquero húngaro y otrora epicentro de las fiestas musicales más exclusivas. El de Buenavista, Cuartel General del Ejército, también estará abierto hasta abril. El soberbio edificio estuvo ligado a la Casa Real hasta 1816, año en el que paso a formar parte de los bienes del Ejército. Allí llegó a vivir Isabel de Farnesio, madre de Carlos III. Por él han pasado, entre otros, los generales Prim y Espartero, Miguel Primo de Rivera y Manuel Azaña.

En abril, será el turno del palacio de Zurbano, cuyas dependencias albergan el Ministerio de Fomento. Este edificio es uno de los ejemplos de los «hotelitos» que la aristocracia madrileña levantó en Chamberí a finales del siglo XIX. Allí nació la Reina Fabiola en 1928, fallecida en diciembre de 2014, que salió de esta casa en 1960 para casarse con el Rey Balduino de Bélgica.

 

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) también recibirá en abril a quienes deseen visitar el mejor ejemplo de modernismo en Madrid: el palacio de Longoria. El de la Infanta Isabel de Borbón, Cuartel General del Mando Aéreo General, será la tercera de las residencias que estarán abiertas ese mes. Tras la proclamación de Alfonso XIII en 1902, la reina madre y las infantas abandonaron el Palacio Real, instalando su residencia en este exclusivo edificio de Argüelles.

En el mes de mayo, la iniciativa llegará al Palacio de Fernán Núñez, perteneciente a la Fundación de Ferrocarriles Españoles. Es uno de los mejores conservados de la capital y aún conserva su fantástico salón de baile, escenario de muchas de las fiestas nobles de la época del Romanticismo.

El palacio de la Duquesa de Parcent, sede del Ministerio de Justicia, será otro de los edificios abiertos en mayo. Según los expertos, constituye uno de los ejemplos de palacete urbano con jardín trasero característico del siglo XVIII.

Solo 3.500 afortunados

En junio, el palacio de Amboage que ocupa la Embajada de Italia será el protagonista. Sus estancias fueron ayer las encargadas de presentar la tercera edición de esta idea. El acto contó con la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, que explicó que la iniciativa ha sido un «éxito rotundo» en años anteriores. Esta vez, sólo 3.500 personas podrán disfrutar de ella.

Los palacios de Godoy y de Fontalba también abrirán sus puertas en junio. El primero es Bien de Interés Cultural desde 1962 y acoge el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. El segundo permanecerá abierto en julio y es la casa de la Fiscalía General del Estado.

El Palacio del Marqués de Salamanca –obra de Narciso Pascual y Colomer, arquitecto del Congreso de los Diputados– y el Palacio Marqués de Villafranca, rescatado tras ser un restaurante, cerrarán la edición en julio. Son las sedes de la Fundación BBVA y de la Real Academia de Ingeniería, respectivamente.

 

Diez joyas del patrimonio convertidas en ruinas tras el terremoto en Nepal


El Confidencial

  • Sólo en el Valle de Katmandú hay siete monumentos Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y seis de ellos sufren daños irreversibles. La Historia del país ha quedado reducida a escombros
Foto: La estupa de Syambhunaath, en Katmandú (Nepal), conocida como el Templo del Mono, después del terremoto. (EFE)

La estupa de Syambhunaath, en Katmandú (Nepal), conocida como el Templo del Mono, después del terremoto. (EFE)

Cuando el pasado sábado la tierra crujió bajo el suelo de Katmandú, la capital de Nepal, el fuerte temblor se llevó consigo la vida de miles de personas, pero también buena parte de la historia del país. El terremoto de 7,9 grados y sus posteriores réplicas han causado hasta ahora la muerte de al menos 4.000 personas, en un recuento cuya cifra aumenta a cada minuto. A la catástrofe humanitaria, se añade además la gran pérdida cultural de uno de los lugares del mundo con mayor riqueza histórica y artística.

Situado en el Himalaya, Nepal ha albergado durante milenios a algunas de las civilizaciones más prósperas de la historia. Cuna del budismo y del hinduismo, ambas religiones han dejado una fuerte impronta en la región a través de sus templos y altares. Su coexistencia con creencias animistas y tántricas le ha dado además un estilo único, conocido como arte newarí. Tan sólo en el Valle de Katmandú hay más de 100 monumentos importantes, siete de ellos catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Seis de ellos han quedado total o parcialmente derruidos tras el terremoto. Estos son algunos de los edificios históricos más importantes que han sufrido serios daños por el temblor.

Torre Dharahara o Bhimsen: Considerada como el símbolo de Nepal, ha sido uno de los edificios más emblemáticos destruidos por el terremoto. Sus más de 60 metros de altura sucumbieron al temblor sepultando a decenas de personas, aunque las labores de rescate aún no han terminado y no se sabe el número preciso de visitantes que estaban dentro del edificio cuando se desplomó. Fue construida en 1832 con fines militares, aunque tuvo que ser reconstruida tras el terremoto de 1934. Era considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Plaza Durbar de Basantapur: Es otro de los Monumentos Patrimonio de la Humanidad que ha sufrido serios daños por el terremoto. Situada frente al antiguo palacio real, la plaza Durbar –o real– era un conjunto de edificios civiles y religiosos de gran valor artístico. Entre ellos, el palacio de estilo europeo construido en 1908 y varios de los templos se han desplomado.

Plaza Durbar de Bhaktapur: Situada a las afueras de Katmandú, la plaza Durbar de Bhaktapur era conocida como la Joya Cultural de Nepal. Antigua capital hasta el siglo XV, era un amplio complejo de palacios, templos y otros edificios. No se conoce el alcance exacto de la destrucción, pero varios edificios se han derrumbado. Era también Patrimonio de la Humanidad.

Plaza Durbar de Patan

Plaza Durbar de Patan

Plaza Durbar de Patan: Es la tercera plaza real de Nepal, también considerada Patrimonio de la Humanidad. Fundada en el siglo III d.C., contaba con varios edificios hindúes y budistas. La mayor parte de ellos se han desplomado y los ladrillos y las maderas que conformaban paredes y suelos de templos y otros edificios forman ahora montañas de escombros.

Templo Boudhanath: El templo Boudhanath posee una de las estupas más icónicas del budismo tibetano, considerada Patrimonio de la Humanidad. La estupa, una estructura típica de los templos budistas que se cree que tiene origen funerario, es además la más grande de Nepal. La parte superior ha quedado derruida.

Templo Swayambhunath: Más conocido como Templo de los Monos, este monasterio fundado en el siglo V alberga la estupa más antigua del valle de Katmandú. Esta ha sobrevivido, pero uno de los edificios que la rodeada se ha derrumbado. Es también Patrimonio de la Humanidad.

Templo de Manakamana

Templo de Manakamana

Manakamana: Situado en el distrito de Gorkha, una región con varios edificios históricos que se encuentra muy próxima al epicentro del terremoto, el Manakamana es uno de los templos más importantes de Nepal fuera de Katmandú. Hay poca información sobre la situación en Gorkha, pero se cree que el templo, venerado por los hindúes, ha sufrido serios daños.

Durbar High School: Abierta en 1892, la Durbar High School es la escuela más antigua de Katmandú y una de las más viejas del país. El edificio, de estilo neoclásico, ha quedado parcialmente destruido y una de las fachadas se ha derrumbado.

Templo de Kalmochan: Construido en 1874 a la orilla del río Bagmati, este templo hindú dedicado al dios Vishnu servía como lugar de cremación. El templo se ha derrumbado y apenas quedan algunas de las construcciones aledañas en pie.

Templo de Changu Narayan

Templo de Changu Narayan

Templo de Changu Narayan: Situado muy cerca de Bhaktapur, el Changy Narayan es uno de los templos hindúes más venerados de Nepal, además de ser considerado el más antiguo del país. No se conoce la fecha exacta de su fundación, pero las leyendas hablan de que las primeras estructuras de culto en la zona datan del siglo IV antes de Cristo. Su ubicación, en lo alto de una colina, es más remota y de momento hay información contradictoria sobre los daños sufridos. Es Patrimonio de la Humanidad.

Hay otros grandes monumentos que, sin embargo, apenas han sufrido daños. Es el caso del templo Shree Pashupatinath, el único de la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad que no se ha visto afectado por el temblor. Lumbini, la ciudad en la que nació Buda y que también está en la lista de Patrimonio de la Humanidad, aunque fuera del valle de Katmandú, parece que tampoco ha sufrido serios daños, aunque la UNESCO aún no ha dado información concreta. Nepal sigue padeciendo réplicas del terremoto y las autoridades temen por la seguridad de los ciudadanos, pero también de las joyas arquitectónicas que aún quedan en pie.

El castillo templario que guardó la espada de El Cid


ABC.es

  • La fortaleza, situada en Monzón (Huesca), aspira a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco
El castillo templario que guardó la espada de El Cid

abc | Los templarios educaron en este castillo al rey Jaime I de Aragón

El castillo de Monzón (Huesca) atesora una historia plagada de curiosidades. Fue fortaleza templaria, en ella se custodió durante años la «Tizona», la famosa espada de El Cid Campeador, quien casó a su hija Cristina con uno de los señores de Monzón, Ramiro Sánchez, cuyo hijo sería el rey de Navarra García Ramírez… Son algunos de los episodios de una fortaleza que, en nuestros días, sigue dando fe de su esplendor originario, una mole concebida para resistir envites en la Edad Media y desde la que, durante siglos, se dominó una estratégica y significativa parte del Reino y de la Corona de Aragón.

Ahora, el castillo de Monzón, de origen musulmán, llama a las puertas de la Unesco. Cuando menos eso pretende el Ayuntamiento de esta localidad altoaragonesa, que ha pedido al Gobierno aragonés que promueva la candidatura del casco antiguo de Monzón para ser presentada ante la Unesco. El Ayuntamiento quiere que este núcleo urbano de origen medieval sea declarado Patrimonio de la Humanidad, pero para ello se requiere pasar varios filtros previos antes de llegar a la Unesco: primero, el del Gobierno aragonés; después, el del Gobierno central.

Al patrimonio arquitectónico medieval que atesora esta localidad se une la rica historia que le acompaña. Por ejemplo, su catedral de Santa María del Romeral, de origen románico, fue sede de una quincena de sesiones de las Cortes de la Corona de Aragón entre los años 1220 y 1626.

En este mismo castillo templario fue educado en su infancia el rey aragonés Jaime I. Fue instruido, entre los años 1214 y 1217, por el maestre de la Orden del Temple Guillém de Montrodón.

Los templarios dominaron las tierras de esta parte del Reino de Aragón desde el año 1143 hasta la orden de disolución de la Orden, en 1309. Llegaron a peseer 28 iglesias, repartidas por una extensa área geográfica que incluía un amplio número de poblaciones. Diversos historiadores consideran probado que la espada de El Cid Campeador, la legendaria Tizona, fue custodiada por los templarios en el castillo de Monzón durante años.

Noticias alentadoras para el patrimonio de la pequeña-Gran Luxor


WEB

Mr Mansour Boraik, jefe del Servicio de Antigüedades Egipcio (SCA), ha comunicado recientemente las últimas noticias procedentes del nuevo Secretario General del SCA en Egipto:

  • Especial atención a la inauguración real de la avenida de las esfinges, la cual se había visto amenazada por la precaria situación económica del SCA.
  • Un nuevo departamento de gestión, para las excavaciones que se llevan a cabo en el primer pilono del Templo de Karnak, que incluya la posibilidad de que los visitantes puedan contemplarlas y disfrutar de los nuevos adelantos.
  • Los importantes adelantos del especialista Ted Brock en la restauración del sarcófago de Meremptah.
  • La convocatoria, como cada temporada de excavación, de nuevas conferencias de los grandes especialistas, con los que cuenta la ciudad de Luxor, trabajando en sus misiones.

Todas y cada una de las atenciones dedicadas de nuevo al terreno arqueológico, son una muestra más de que las aguas están volviendo a su cauce y de que poco a poco Egipto, nuestra querida Tierra Negra, camina hacia la recuperación del esplendor que nunca debió perder.

Para más información:

http://networkedblogs.com/mg0WI