Tag Archive: Park Avenue de Manhattan



La Vanguardia

  • La tienda, que ha sido escenario de películas como ‘Big’, es un imán para los turistas que visitan Nueva York, atraídos por sus enormes peluches

Screen-Shot-2014-11-18-at-3.53.05-PM_0

Nueva York. (EFE).- La legendaria juguetería FAO Schwarz de la Quinta Avenida de Nueva York, una de las más grandes y antiguas del mundo, cerrará sus puertas en julio a causa de los altos alquileres en esa exclusiva zona de Manhattan, se informó hoy.

La empresa, fundada en 1862, tiene desde los años 30 su principal establecimiento en la conocida arteria neoyorquina y ocupa desde 1986 su actual emplazamiento en las inmediaciones de Central Park.

La tienda, inmortalizada en varias películas, cerrará sus puertas el 15 de julio. Según el diario The New York Times, FAO Schwarz llevaba años negociando su alquiler con los propietarios del edificio y finalmente pactó dejar el local antes del final del contrato, en 2017.

La compañía, que fue adquirida en 2009 por Toys Us, trata ahora de encontrar un nuevo emplazamiento, aunque, de acuerdo con el periódico, es poco probable que la nueva tienda abra antes de otoño de 2016. Su actual ubicación es un imán para los turistas que visitan Nueva York, atraídos por los miles de peluches -algunos de más de tres metros de altura- y ha sido escenario de múltiples películas.

La más famosa de ellas es Big, en la que Tom Hanks, que encarna a un niño que de un día para otro se encuentra en el cuerpo de un adulto, protagoniza un baile sobre un piano gigante de la tienda, otra de sus grandes atracciones que sigue pudiendo visitarse.

Anuncios

ABC.es

  • El New York Times compara esta vía con el «Park Avenue de Manhattan» y la considera uno de los doce mejores sitios de Europa para vivir
Martín Zurbano, el militar liberal progresista riojano que dio nombre a la calle

Martín Zurbano, el militar liberal progresista riojano que dio nombre a la calle

«El Park Avenue de Manhattan». Así define el New York Times a la calle Zurbano para ensalzarla como una de las mejores doce vías de Europa en la que vivir. Las casas palaciegas, hoteles cinco estrellas y los restaurantes de postín que riegan esta zona, además de su conexión con los principales ejes de interés de la capital lograron encandilar al corresponsal del diario norteamericano en España. «Es una de las pocas calles de Madrid donde te sientes como si estuvieras en una gran capital europea», destaca en su reportaje.

Menos señoriales fueron los orígenes del hombre al que le debe el nombre esta calle. Martín Zurbano –conocido como Martín Varea, por la pedanía riojana en la que nació en 1788– fue un agricultor y contrabandista que se labró una fama legendaria como militar liberal progresista. Comenzó su carrera luchando en la Guerra de Independecia contra las tropas de Napoleón en 1808. Después participó en la resistencia liberal contra los Cien Mil Hijos de San Luis, motivo por el que sufrió duras represalias.

Pidió el indulto, que le fue concedido con la condición de que regresara a su trabajo como agricultor. Una cláusula que cumplió hasta que se desató la Guerra Carlista. En verano de 1835 creó una tropa del bando isabelino conocida como el «Batallón de Voluntarios de La Rioja-alavesa». Su peculiar y sangrienta forma de asaltar a los comandos carlistas comenzó a forjar una leyenda fabulosa en torno a su figura.

Duro. Incansable. Pone en jaque a cuanta tropa carlista sale a su paso. Su táctica consiste en asaltar por sorpresa a pequeños grupos y pueblos opositores. Trae la esperanza al bando liberal cuando captura a numerosos oficiales , incluido el general Velastegui. Pronto es ascendido y alabado por el general Espartero. Cuando termina la contienda obtiene el grado de Mariscal de Campo, ya que su participación en la toma de Morella fue clave. También interviene en los sucesos previos al bombardeo de Barcelona de diciembre de 1842. Sitia al ejército sublevado de Prim en Reus y acaba por tomar la ciudad.

Mientras Espartero es regente de España, el renombre de Zurbano entre los altos mandos militares no deja de aumentar. Sin embargo, no goza de tal prestigio entre la tropa. Los soldados cansados de su despotismo deciden abandonarle antes de llegar a Madrid. Su tropa se une a la de Ramón María Narváez y con ello se da por finalizado el gobierno progresista de su protector.

Tras varios años en el exilio, en 1844 regresa a la Península para apoyar a Espartero en una nueva rebelión. Según pasan las horas se va percatando de que no conduce a nada aquel arrebato. Por ello, decide refugiarse en los montes de Cameros, en La Rioja. Finalmente lo encuentran escondido, según distintas fuentes, en la casa de un fiel amigo, en un corral a las afueras de un pueblo o en una cueva. El 21 de enero de 1845, junto a sus dos hijos, Benito y Feliciano, es fusilado en el muro del Monasterio de Balbuena, en Logroño.

A %d blogueros les gusta esto: