La foto más completa de la Vía Láctea


El Mundo

@teresaguerrerof

14455175823476

La estrella Eta Carinae Lehrstuhl für Astrophysik, RUB

  • Componen una imagen de 46.000 millones de píxeles que muestra el cielo visible desde el Hemisferio Sur
  • Ensamblaron fotos tomadas durante cinco años desde un observatorio del desierto de Atacama

Para observar las estrellas de la Vía Láctea se puede mirar al cielo nocturno o si no es posible, entrar en internet para ver con detalle los objetos celestes que la conforman. Cortesía de un equipo de astrónomos de una universidad alemana, la Ruhr University Bochum (RUB), en la Red ya está disponible la imagen más completa captada hasta ahora de nuestra galaxia. Según sus autores, se trata también de la fotografía astronómica de mayor tamaño.

La han compuesto tras cinco años de observaciones del cielo del Hemisferio Sur desde el privilegiado emplazamiento del desierto de Atacama, en Chile, donde este centro universitario tiene un observatorio.

El telescopio RUB está situado a unos 20 kilómetros del observatorio europeo más grande, el Very Large Telescope, en Cerro Paranal. La altitud a la que se encuentran estos observatorios chilenos junto a la gran cantidad de noches despejadas que hay en el desierto chileno hacen de este lugar uno de los mejores para la observación astronómica.

El resultado ha sido una fotografía de 46.000 millones de píxeles que contiene alrededor de 50.000 objetos celestes descubiertos durante todas esas noches de observaciones.

El cielo, dividido en 268 partes

Los investigadores han desarrollado una herramienta que facilita la búsqueda de estrellas concretas y de otros cuerpo celestes. Por ejemplo, se puede ver una panorámica general de la Vía Láctea o hacer zoom para observar áreas específicas. El usuario puede también hacer búsquedas específicas a través de un cajetín en el que se puede introducir el nombre de objetos celestes. Así, si se teclea Eta Carinae mostrará el lugar en el que se encuentra esta estrella, una de las más masivas y famosas de nuestra galaxia, y que se encuentra situada en la constelación de la Quilla. Si se busca M8, la herramienta conducirá al usuario hasta la Nebulosa de la Laguna.

Según explica el equipo alemán, la región del cielo que han observado es tan amplia que la han dividido en 268 secciones. Cada una de estas áreas fue fotografiada en intervalos de varios días. Comparando las imágenes, explican, fueron capaces de identificar los objetos con brillo variable.

Posteriormente ensamblaron las fotos tomadas de cada sección para componer una única imagen. “Elegimos las nueve mejores de cada uno de los 268 campos (para cada filtro) y las ensamblamos”, detalla a este diario Rolf Chiri, director del Observatorio RUB. El astrofísico viaja a Chile entre cuatro y seis veces al año para realizar observaciones y tareas de mantenimiento del telescopio.

Uno de los principales focos de interés para su equipo científico ha sido estudiar cómo el brillo de las estrellas cambia a lo largo de largos periodos de tiempo. Los científicos analizaron el fenómeno por el cual los astros con más masa (cien veces más que nuestro sol) solían estar en sistemas de estrellas binarias.

De las 800 estrellas muy masivas que analizaron, más del 90% se encontraban en sistemas múltiples, de entre dos y cuatro estrellas. Uno de los obstáculos para estudiarlas es que suelen estar tan cerca unas de otras que no pueden distinguirse bien. Para paliar este problema, utilizaron un truco: dividieron la luz que emitían las estrellas en diferentes longitudes de onda, pues la composición química de una estrella determina en qué longitudes de onda emite luz. Así pueden determinar si un objeto que parece una estrella individual lo es realmente o está compuesto por varios astros.

El Observatorio Europeo Austral cumple 50 años


El Mundo

Montaje con las instalaciones de ESO | ESO

Montaje con las instalaciones de ESO | ESO

El astrónomo Rafael Bachiller nos descubre en esta serie los fenómenos más espectaculares del Cosmos. Temas de palpitante investigación, aventuras astronómicas y novedades científicas sobre el Universo analizadas en profundidad.


El Observatorio Europeo Austral ( ESO, por sus siglas en inglés) celebra estos días el 50 aniversario de la firma del convenio internacional que estableció su fundación. España ingresó como miembro de pleno derecho en la organización en el año 2007. A lo largo de su primer medio siglo de vida, ESO ha logrado diseñar, construir y hacer funcionar en Chile los observatorios astronómicos terrestres más productivos del planeta.
 
Nebulosa del Casco de Thor. | ESONebulosa del Casco de Thor. | ESO

Celebración astronómica

Una amplia comunidad internacional de astrónomos albergó durante siglos el sueño de establecer un observatorio astronómico de primera calidad bajo los impresionantes cielos del Hemisferio Austral. ¿Por qué el Sur? Desde el Sur es posible observar las singulares Nubes de Magallanes, dos pequeñas galaxias satélites de la nuestra, y sobre todo, es posible explorar con todo lujo de detalles el centro de nuestra Galaxia, la Vía Láctea.

El 5 de Octubre de 1962 cinco países europeos – Alemania, Bélgica, Francia, Países Bajos y Suecia – hicieron que este sueño se convirtiese en realidad mediante la firma en París de la convención intergubernamental que creó el Observatorio Europeo Austral . Algunos países europeos ya habían instalado telescopios en el Hemisferio Sur, sobre todo en Sudáfrica. Pero, tras considerar varias opciones, la nueva organización firmó un acuerdo con Chile al final de 1963 y decidió crear su primer observatorio en La Silla, un desértico paraje en los Andes chilenos. En 1981, ESO inauguró su cuartel general en Garching, cerca de Munich (Alemania).

Cincuenta años después, ESO cuenta con quince países miembros (entre ellos España, que se unió a la organización en 2007) y con los tres observatorios astronómicos basados en tierra que son los más productivos del planeta.

Observatorio de La Silla. | ESOObservatorio de La Silla. | ESO

Para celebrar su aniversario, ESO ha organizado toda una serie de eventos divulgativos en todos sus países miembros. En España se celebró el 5 de octubre una jornada abierta de actividades en la sede central del Centro Superior de Investigaciones Científicas ( CSIC) que incluyó una conferencia a cargo del Prof. X. Barcons (Presidente del Consejo de ESO), y otra a cargo del Prof. R. Rebolo (del Instituto de Astrofísica de Canarias), además de una conexión con el telescopio VLT en Cerro Paranal, donde se realizó, en directo, la observación de la Nebulosa del Casco de Thor.

Los tres observatorios de la ESO

Observatorio de Cerro ParanalObservatorio de Cerro Paranal

La Silla.- El primero de los observatorios de ESO, bautizado como ‘La Silla’ por su orografía, está situado a unos 2400 m de altitud, 600 kilómetros al Norte de Santiago de Chile. Está equipado con varios telescopios ópticos, dos de ellos con espejos de unos 3,6 metros de diámetro. El New Technology Telescope fue el primero del mundo en tener un espejo primario controlado por ordenador, una tecnología desarrollada en ESO y aplicada ahora en la mayoría de los grandes telescopios del mundo. El otro telescopio de 3,6 metros de ESO alberga actualmente al buscador de exoplanetas más importante del mundo: HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher o Buscador de Planetas con Velocidad Radial de Alta Precisión), un espectrógrafo con una precisión inigualable, que ha logrado el descubrimiento de más de dos centenares de los exoplanetas conocidos.

Antenas de ALMA. | ESOAntenas de ALMA. | ESO

Cerro Paranal.- El observatorio de Cerro Paranal, a 2.600 metros de altura, está situado unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta, 12 kilómetros hacia el interior desde la costa del Pacífico, en una de las áreas más secas del mundo. Cuenta con el Very Large Telescope (Telescopio Muy Grande, VLT), un telescopio basado en las tecnologías más vanguardistas que incluye cuatro ‘telescopios principales’, cada uno con un espejo de 8,2 metros de diámetro, y cuatro ‘telescopios auxiliares’ móviles equipados con espejos de 1,8 metros de diámetro. Cada uno de los telescopios principales es capaz de ver objetos que son cuatro mil millones de veces más débiles que aquellos que se ven a simple vista. Una de las características más interesantes del VLT es la opción de usarlo como un interferómetro óptico gigante (VLT Interferometer, Interferómetro VLT o VLTI). Para ello se combina la luz de los ocho telescopios para alcanzar una visión tan aguda como la de un telescopio del tamaño equivalente a la distancia entre los espejos más lejanos (que puede superar los 200 metros).

Llano de Chajnantor, ALMA.- El Gran Interferómetro Milimétrico/Submilimétrico de Atacama (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, ALMA), actualmente el proyecto astronómico terrestre más ambicioso de los que se encuentran en construcción, es una instalación revolucionaria de radioastronomía. ALMA incluye un conjunto de 66 antenas de 12 y 7 metros de diámetro que, gracias a su altísima precisión, son capaces de observar a longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. La construcción de ALMA comenzó en el año 2003 e inició sus observaciones científicas en el 2011. ALMA está ubicado en el Llano de Chajnantor, a 5.000 metros de altura. Se trata por tanto del observatorio astronómico más alto y más árido del mundo. El proyecto ALMA es una colaboración intercontinental entre Europa, América del Norte, Asia Oriental y la República de Chile.

Recreación del E-ELT. | ESO, L. CalçadaRecreación del E-ELT. | ESO, L. Calçada

El telescopio gigante E-ELT

El próximo reto planteado por los astrónomos de ESO es la construcción del Telescopio Europeo óptico/infrarrojo Extremadamente Grande (E-ELT por sus siglas en inglés), un telescopio con un descomunal espejo de 39 metros diámetro, constituido por unos novecientos segmentos de 1,5 metros cada uno. El E-ELT será el mayor telescopio del mundo trabajando en los rangos óptico e infrarrojo cercano. ESO en colaboración con una amplia comunidad astronómica europea, ya ha elaborado un plan detallado de construcción. El telescopio, que costará 1.083 millones de euros, se instalará en el Cerro Armazones, a unos 3.000 metros de altitud, a tan sólo unos 30 km de distancia de Cerro Paranal.

El E-ELT afrontará varias de las más apremiantes preguntas de la astronomía aún sin resolver. Se espera que en el año 2012 se de luz verde a su construcción, con el objetivo de comenzar las operaciones a principios de la próxima década. Varios de los países miembros de ESO ya han manifestado su compromiso en firme para financiar el proyecto.

España y el E-ELT

Naturalmente se espera que España participe en la construcción del E-ELT desde el primer momento. De hecho, durante los últimos años ESO ha venido contratando estudios, diseños y prototipos de elementos clave de este proyecto a la industria española (por ejemplo la cúpula, la estructura del telescopio, la celda del espejo primario y los actuadores o la estructura electromecánica del quinto espejo) por un total de unos 10 millones de euros.

Y es que gracias a la construcción del Gran Telescopio de Canarias (GTC) en La Palma, actualmente el mayor telescopio óptico del mundo, España está inmejorablemente situada para participar en la construcción del E-ELT desde primerísima fila. El GTC, un telescopio también de espejo segmentado, está ya sirviendo como banco de pruebas para la planificación detallada de la construcción del E-ELT. Los retornos científicos, tecnológicos e industriales que se derivarán para nuestro país de esta participación son sumamente importantes consagrando a nuestra astronomía y a sus tecnologías asociadas en la vanguardia mundial.

También interesante

    • Los quince países actualmente miembros de ESO son Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza, el Reino Unido y Brasil (pendiente de ratificación parlamentaria). Varios países más ya han manifestado su interés por incorporarse también a ESO.
    • El presupuesto anual de ESO asciende a unos 143 millones de Euros (a los que España contribuye con un 8%). ESO cuenta con unos 730 empleados aproximadamente.
    • En enero de 2010, el VLT logró el primer espectro directo de un exoplaneta y en agosto de ese mismo año el instrumento HARPS en el telescopio de 3,6 metros de La Silla descubrió el sistema exoplanetario más rico de los conocidos, constituido por al menos 5 planetas en torno a la estrella HD10180.

Rafael Bachiller es director del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional) y delegado español en el Consejo de ESO.