Arqueólogos presentan nuevas técnicas para hallar barcos bajo el lecho marino


web

  • Trescientos expertos de todo el mundo comparten las últimas tecnologías usadas en hallazgos subacuáticos, en un congreso internacional

"Participantes

Trescientos investigadores y expertos en arqueología de todo el mundo participan hasta mañana en el V Congreso Internacional de Arqueología Subacuática (Ikuwa V), que se celebra en el antiguo Hospital de Marina, sede de la Escuela Superior de Ingeniería Industrial de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). Se trata de un evento que sitúa a Cartagena estos días como centro mundial de la divulgación de los últimos descubrimientos y las tecnologías usadas en últimos hallazgos.

Durante tres días, y en tres salas diferentes, se dan a conocer los proyectos, las tendencias y las técnicas más avanzadas en este tema. Precisamente, Cartagena será el escenario de la presentación de un nuevo método de teledetección, mediante un aparato que rastrea el fondo marino e incluso es capaz de detectar qué hay dos metros por debajo de los sedimentos marinos.

Así lo anunció ayer el director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua), Iván Negueruela, minutos antes de la inauguración del congreso. «Esta nueva técnica facilitará el hallazgo de barcos y nos permitirá diseñar la cartografía del Mediterráneo e incluso la de todo el planeta. Ahora trabaja a dos metros, pero será capaz de llegar a los diez», anunció.

Por encima de Estados Unidos

En cuanto al uso de las nuevas tecnologías en este sector, Negueruela afirmó que España se encuentra entre los tres primeros países del mundo. «Estamos por encima de Estados Unidos, Alemania e incluso de Francia», dijo.

Ikuwa es uno de los congresos de Arqueología subacuática más importantes a nivel internacional, desde su primera edición en Saanitz, Alemania, en 1999. Los siguientes se celebraron en Zurich (2004), Londres (2008) y Croacia (2011). El próximo será en Australia, dentro de tres años.

A cada edición de este congreso acuden arqueólogos de diferentes países, entre los que se encuentran algunos de los mayores expertos en la materia de todo el planeta. La recuperación de las monedas de la fragata ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ es uno de los temas que se tratan estos días. «Se hablará y mucho sobre este hecho. Lo que más asombra a todos los colegas es la rapidez con la que actuó el Ministerio de Cultura, que en tan solo siete años ha logrado recuperarlas. Supone un precedente para la lucha contra los cazatesoros», dijo Negueruela.

El acto de inauguración tuvo lugar en el Paraninfo del Hospital de Marina y en él participaron la subdirectora de Protección del Patrimonio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Elisa de Cabo; el rector de la UPCT, José Antonio Franco; la responsable del Área de Educación de la Delegación del Gobierno, María Isabel Ruiz; la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, Rosario Montero; y el presidente del congreso, Hanz G. Martin.

Durante su discursa, Elisa de Cabo hizo hincapié en la necesidad de seguir luchando contra los cazatesoros y de proteger al máximo el patrimonio cultural subacuático.

Puertos y pecios

Las conferencias que se imparten hoy versarán sobre las nuevas líneas de investigación abiertas a nivel internacional; sobre los puertos, pecios y la navegación en la época clásica; así como sobre la cultura y la vida a bordo de barcos durante la época moderna. Mañana, las comunicaciones de científicos e investigadores se centrarán en la legislación vigente y la arqueología preventiva, en los pecios y puertos medievales, y en la construcción naval.

Descubren nuevas especies en las profundidades del mar de Tasmania


EFE – ADN

La expedición, formada por científicos australianos y estadounidenses, también ha permitido detectar que algunos de los corales de la zona están muriendo

Un equipo de científicos de Australia y Estados Unidos han anunciado el pasado fin de semana el descubrimiento de nuevas especies marinas, como anémonas, coral rojo o un espécimen de ascidia carnívora, en las profundidades inexploradas del océano y al sur de la isla australiana de Tasmania.

Durante un viaje científico de cuatro semanas, financiado con dos millones de dólares (aproximadamente 1,51 millones de euros), los expertos también han hallado nuevas evidencias del impacto causado por los gases de dióxido de carbono en los corales del lecho marino de esa zona, a una profundidad de entre dos y cuatro kilómetros.

“Hemos buscado vida a una profundidad mayor que en cualquiera de las expediciones realizadas previamente en aguas australianas” explicó en rueda de prensa, Ron Thresher, miembro del equipo y experto de la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO).

Con un submarino teledirigido

Con la ayuda de Jason, un submarino dirigido mediante control remoto y propiedad de la Institución Oceanográfica Woods Holes de Estados Unidos, los científicos encontraron a más de 1,4 kilómetros de profundidad, en la que denomina Zona de Fractura de Tasmania, grandes extensiones de corales cuya formación se remonta a más de 10.000 años.

“Nuestras muestras sirven para documentar la fauna australiana en las mayores profundidades examinadas hasta ahora, incluida una extraña ascidia carnívora, arañas de mar, esponjas gigantes, y también comunidades dominadas por percebes y millones de anémonas con lunares de color violeta”, explicó Thresher.

La ascidia es un animal marino que está a medio camino entre los vertebrados y los invertebrados, que tiene hendiduras branquiales y con un cuerpo protegido por una túnica gelatinosa. Thresher explicó que ese nuevo espécimen de ascidia que reposa sobre el lecho marino a 4.000 metros de profundidad, mide unos 50 centímetros y atrapa a su presa cuando nada y la roza.

Corales en peligro

“Los resultados de la expedición son increíblemente excitantes, nos han dado a conocer más de lo que hasta ahora sabíamos sobre las profundidades marinas”, destacó la bióloga Ghislaine Llwellyn, directora del programa del departamento oceánico del Fondo Mundial para la Naturaleza de Australia.

El empleo del submarino de una dimensión similar a la de un pequeño automóvil, permitió al equipo de científicos recoger en un total de 14 inmersiones, cada una de 48 horas de duración, diversas muestras de raros especímenes, así como fotografiar y filmar áreas del lecho marino situadas a más de seis kilómetros de profundidad.

Los investigadores del CSIRO y del Instituto de Tecnología de California, indicaron que algunos de los corales que descubrieron en las profundidades están muriendo, por lo que recabaron datos para estudiar la amenaza que plantean el cambio climático y el creciente nivel de acidez detectado en el océano para la supervivencia de las barreras de corales. No obstante, Thresher apuntó que será necesario realizar más análisis antes de confirmar que la acidez de la aguas es la causa de ese fenómeno que afecta a los corales.

Un equipo de científicos mexicanos descubre 15 nuevas especies marinas en el Golfo de California


EFE – ADN

Son estrellas de mar, crustáceos, gusanos, esponjas y corales blandos y han sido descubiertos gracias al trabajo conjunto de dos universidades

Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) han descubierto en el Mar de Cortés, en el noroeste mexicano, al menos quince especies marinas desconocidas hasta ahora en esa zona, una de las más ricas del mundo en biodiversidad.

Los expertos del Instituto de Ciencias del Mar y de Limnología de la UNAM, Vivianne Solís y Francisco Alonso Solís, han explicado a Efe que los nuevos ejemplares hallados pertenecen a las familias de los equinodermos (estrellas de mar y erizos), crustáceos, poliquetos (gusanos), esponjas y corales blandos.

La expedición ha podido llegar hasta los 300 metros de profundidad y alcanzar lugares inaccesibles hasta ahora, gracias al equipo formado por el buque Argo y el submarino Deepsee, capaz de recoger muestras en terrenos escarpados donde no llegan ni los barcos oceanográficos ni los buceadores.

Una investigación sin precedentes en México

El submarino, una gran esfera de plástico transparente, está dotado de un brazo hidráulico cuya gran precisión le permite recolectar delicadas especies, como estrellas de mar, sin dañarlas. Entre los descubrimientos, los científicos hallaron variedades de ofiuros, que son estrellas quebradizas con brazos que simulan serpientes, además de crustáceos y gusanos marinos.

Los expertos de la UNAM consideran que este descubrimiento no tiene precedentes en aguas mexicanas, donde hasta ahora no se ha podido recolectar especies a profundidad y con esas características de pendiente rocosa. Así mismo, ha sido una gran sorpresa para ellos encontrar nuevas especies en el Mar de Cortés.

Durante la expedición, se ha realizado además una investigación sobre las poblaciones pesqueras de la zona y se ha constatado que muchas especies muestran síntomas de recuperación en su reproducción.

Los investigadores analizan ahora si las especies encontradas son endémicas de este mar o si se hallan en otros lugares. Además, esperan reunir nuevos fondos para financiar una futura expedición con el mismo grupo de investigadores, liderado por Ezequiel Ezcurra, y con el mismo equipo de muestreo, compuesto por Argo y DeepSee.