Hace 14.000 años los malagueños comían ballena


El Mundo

Restos de los balanos encontrados. | Esteban Álvarez-Fernandez

Restos de los balanos encontrados. | Esteban Álvarez-Fernandez

Hace entre 13.500 y 14.500 millones de años, los cazadores y pescadores de Nerja (Málaga) trasladaban la carne, la grasa y la piel de las ballenas a sus cuevas, donde las cocinaban y comían. Un estudio internacional, publicado en la revista ‘Quaternary International’ , ha descubierto en la Cueva de Nerja cientos de restos de dos tipos de balanos, pequeños crustáceos que viven en la piel de las ballenas.

“Al estar íntimamente asociados a las partes comestibles de la ballena y aparecer muchos de ellos quemados en el interior de un hogar, la presencia de estos crustáceos nos proporciona la evidencia indirecta más antigua del consumo de ballenas en la Prehistoria europea”, añade Esteban Álvarez-Fernández, investigador de la Universidad de Salamanca y autor principal del trabajo.

Muchos de los restos hallados de balanos se encontraban totalmente quemados, lo que indica que en aquella época asaban la carne de ballena para comérsela. Estos crustáceos, según el análisis de los científicos, vivían en la piel de una ballena franca austral, propia de las aguas del hemisferio. Esto confirma, además, las hipótesis sobre el descenso de temperatura que se produjo en aquel período.

Este estudio, en el que participan investigadores de la UNED y el CSIC, afirma que nunca hasta ahora se habían encontrado estas dos especies de crustáceo juntas en un yacimiento prehistórico a escala global.

¿La obra de arte más antigua de la Humanidad?


El Mundo

  • Hallan en Nerja pinturas rupestres de más de 42.000 años de antigüedad
  • Sus descubridores creen que podrían haber sido pintadas por neandertales
  • El proyecto se encuentra paralizado por falta de fondos económicos

Seis pinturas rupestres de la Cueva de Nerja (Málaga) que representan a varias focas podrían tener una antigüedad de al menos 42.000 años, lo que las situaría como una de las obras de arte más antiguas de la humanidad. Además, la importancia antropológica del hallazgo podría ser aún mayor porque no habría sido realizada por ‘Homo sapiens’, sino por neandertales, según varios expertos.

El profesor de la Universidad de Córdoba José Luis Sanchidrián, que dirige un proyecto de conservación de esta cueva, ha explicado que la datación hace más de 42.000 años de restos orgánicos hallados junto a las pinturas existentes en la galería alta indica que estos elementos podrían constituir la representación artística más antigua del mundo.

Pero lo que sería aún más revolucionario es que todos los datos científicos actuales apuntan a que esas pinturas fueron llevadas a cabo por el ‘Homo Neanderthalensis’, “lo que supone un bombazo académico”, según Sanchidrián, ya que hasta ahora todo lo relacionado con el sentido estético se atribuía al ‘Homo Sapiens’.

A raíz del análisis de los sedimentos de la cueva, se mandaron a datar a Miami (Estados Unidos) restos de carbones aparecidos a diez centímetros de las pinturas, unas pruebas que han arrojado una antigüedad de entre 43.500 y 42.300 años.

Esos carbones estarían relacionados con la iluminación de las pinturas, bien para realizarlas o bien para verlas, lo que supondría que pueden ser incluso más antiguas, y esa fecha “corresponde a neandertales, por lo que se nos abre una expectativa increíble”, ha apuntado el experto.

Proyecto paralizado

“Los carbones están al lado de las focas, que no tienen parangón en el arte paleolítico, y sabemos que los neandertales comían focas“, ha precisado Sanchidrián, que ha insistido en la necesidad de datar un pequeño velo o película formada sobre las pinturas para conocer su fecha exacta.

Sin embargo, actualmente los trabajos están paralizados por la falta de recursos económicos y la ausencia de un gerente al cargo de la Fundación Cueva de Nerja.

Para el conservador de la cueva y coordinador del proyecto multidisciplinar, Antonio Garrido, era fundamental intentan datar los restos orgánicos existentes junto a las pinturas, y de coincidir las fechas “se abrirían muchísimos interrogantes”.

También está sobre la mesa la posibilidad de que las pinturas fuesen obra de ‘sapiens’, pero para Sanchidrián, eso es “mucho más hipotético”, ya que no existen pruebas de que nuestra especie irrumpiera en la Península Ibérica de sur a norte, “ni tampoco existen muestras similares de arte en el norte de África”.

Cabe la posibilidad de estar ante la primera obra de arte de la humanidad y además, de que no esté hecha por ‘sapiens’, y eso sería un “cambio radical”, puesto que hasta ahora, la Historia del Arte dice que “el arte es consustancial a nosotros, a los ‘sapiens’, porque somos los que pensamos”, ha añadido.

Los investigadores consideran que esta gruta, uno de los últimos puntos del Sur de Europa en el que se refugiaron los neandertales, esconde la clave de la desaparición de esta especie.