Museo Arqueológico Nacional


El Museo Arqueológico Nacional es una institución pública cuyo objetivo es ofrecer a todos los ciudadanos una interpretación rigurosa, atractiva, interesante y crítica del significado de los objetos que pertenecieron a los distintos pueblos de la actual España y del ámbito mediterráneo, desde la Antigüedad hasta épocas recientes, de manera que el conocimiento de su historia les sea útil para analizar y comprender la realidad actual.

Pincha en los iconos para acceder a las diferentes secciones:


Tarifas

Entrada general: 3 €

Entrada reducida: 1,50 €

  • Grupos de más de 8 personas, previa solicitud 
  • Voluntariado cultural, previa acreditación

Entrada reducida al 50 % con el Programa Museos en Red. RENFE.

  • Esta oferta será válida 48 horas antes de la salida y después de la llegada, presentando el billete Renfe Alta Velocidad o Larga Distancia en la taquilla del Museo. +Info Link externo Abre en ventana nueva

Entrada gratuita:

  • Sábados desde las 14:00 horas y domingos por la mañana
  • 18 de abril, Día de los Monumentos y Sitios
  • 18 de mayo, Día Internacional de los Museos
  • 12 de octubre, Fiesta Nacional de España
  • 6 de diciembre, Día de la Constitución Española

Nuestros Museos. Abonos y tarjetas Link externo

+Info sobre condiciones especiales de entrada:

Orden ECD/868/2015, de 5 de mayo, por la que se regula la visita pública a los museos de titularidad estatal   Abre en ventana nueva

Orden ECD/747/2017, de 25 de julio, por la que se modifica la Orden ECD/868/2015, de 5 de mayo PDF

 Venta de entradas online Link externo


Accesos

C/ Serrano, 13
28001 Madrid

Tel.: (0034) 91 577 79 12

Autobuses

          1, 9, 19, 51 y 74, con parada delante del Museo

          5, 14, 27, 45 y 150, con parada en el Paseo Recoletos

21 y 53, con parada en la Plaza de Colón

2, 15, 20, 28, 52 y 146, con parada en la Plaza de la Independencia

Metro

    Línea 4: Estación Serrano

                   Línea 2: Estación Retiro

Tren de cercanías

          Estación de Recoletos (Paseo de Recoletos, Pares, esquina C/Villanueva)

          Líneas C-1,C-2, C-7,C-8, y C-10 de Cercanías Madrid

Aparcamientos públicos

           Plaza de Colón. Jardines del Descubrimiento
Plazas reservadas para personas con discapacidad

           Serranopark – Aparcamiento 3, en la calle Jorge Juan y la Plaza de
la Independencia
24 Plazas reservadas para personas con discapacidad

Carril bici en la calle de Serrano

Hallan un dintel de entrada al templo del faraón Sesostris II


El Mundo

Dintel y vista general del templo MINISTERIO DE ANTIGÜEDADES EGIPCIO

Un dintel de granito rojo que ha permanecido varios milenios anegado por el agua y que debía decorar los accesos al templo de Herishef, el dios de la fertilidad. Es el primer hallazgo real de la misión española con más solera de Egipto, que excava desde hace más de medio siglo la inmensidad de Heracleópolis Magna, una ciudad con 3.000 años de historia.

“Es un dintel enorme, de tres metros de longitud, que posiblemente perteneció a la puerta de entrada del templo del faraón Sesostris II“, relata a EL MUNDO la egiptóloga María del Carmen Pérez Die, conservadora jefe del departamento de antigüedades egipcias y Oriente Próximo del Museo Arqueológico Nacional y directora de la misión española en Heracleópolis Magna, un yacimiento enclavado en la localidad de Ehnasya el Medina, en el Medio Egipto.

El granito, descubierto a lo largo de la última campaña, desarrollada el pasado marzo, arroja nuevas pesquisas sobre el páramo. “Es la primera vez que encontramos un monumento real en la excavación asociado al templo de la deidad local, que era el dios universal, creador y de la fertilidad. Lo que nos indica que Sesostris II fue quien organizó la zona cercana del Fayum y tuvo interés por este recinto. De hecho, se enterró en la zona de Lahun en una pirámide que se ubica a 10 kilómetros de Heracleópolis Magna”.

Las pistas que han conducido a la asociación del santuario, de 100 metros de largo y 25 de ancho, con Sesostris II (1895-1889 a. C) se hallan en el dintel, tallado con dos cartuchos del monarca que cultivó las buenas relaciones con los poderosos nomarcas locales. “Lleva el nombre personal y de coronación del rey. Es un hallazgo muy importante porque se demuestra que estuvo implicado en la reconstrucción que el monarca realizó en El Fayum“, recalca Pérez Die, al frente desde 1984 de una excavación formada por nueve especialistas y 60 obreros.

Heracleópolis Magna, el yacimiento en el que España trabaja desde la concesión del Gobierno egipcio en 1966 tras la campaña de salvamento de Nubia y la construcción de la presa de Asuán, fue capital del XX Nomo o provincia del Alto Egipto, llamada Naret Hentet o Naret Superior, y está situada cerca del Bahr el Yusuf, brazo del Nilo que desemboca en el Fayum. La labor española, centrada en el suroeste de la vieja urbe, es uno de los yacimientos más grandes que se horadan actualmente en la tierra de los faraones.

El hallazgo ha sido una victoria contra el agua. “En el lugar que trabajamos hay mucha agua procedente del nivel freático. Todos los años estamos inundados y la excavación resulta muy complicada. Los egipcios han diseñado este año un sistema de drenaje que ha funcionado y que ha rebajado el nivel del agua unos 80 centímetros”, explica la arqueóloga. “Hasta ahora habíamos excavado niveles más modernos de la época de Ramsés II en el templo de Herishef pero la disminución del agua ha multiplicado las posibilidades”.

La misión ha localizado niveles de construcción que corresponden a las épocas en las que gobernaron Tutmosis III (1479 – 1425 a.C.) y Ramsés II (1279 – 1213 a.C.). “Sabíamos que el faraón Tutmosis III había pasado por allí pero hasta este año no hemos tenido constancia de lo que influyó”, desliza Pérez Die. “El estudio de la cerámica, que aparentemente no es nada, nos ha dado toda la información del mundo”, añade quien barrunta ahora convertir el templo en un museo al aire libre.

“Estamos preparando la reconstrucción virtual en función de lo que tenemos y los paralelos. El templo fue hallado a principios del siglo XX pero ha sido muy expoliado desde entonces. También nos hemos dado cuenta de que los propios romanos hicieron de las suyas en el recinto”, comenta la “mudira” (directora, en árabe) del proyecto. “Nuestro objetivo es hacer un museo al aire libre. Hay muchas esculturas que hemos encontrado caídas con fragmentos de inscripciones”, admite.

“Aparte de protegerlas de la humedad colocándolas en unos pedestales especiales que hemos construido, queremos que sea un lugar abierto a las visitas con un recorrido propio porque es un templo egipcio como cualquier otro, con sus pilones y salas”, detalla Pérez Die, feliz por haber localizado el esqueleto del complejo. “Este año hemos encontrado la base fundacional de los pilones de los que no teníamos información alguna. Ahora se entiende perfectamente el templo”.

Heracleópolis Magna, emplazado en la provincia de Beni Suef, a unos 150 kilómetros al sur de El Cairo, ha sido una cantera de la hoy próspera egiptología española. Entre 1966 y 1979 se efectuaron hasta seis campañas dirigidas por Martín Almagro Basch, con Jesús López y Francisco Presedo como directores de campo. Hasta 1980 la legislación y los acuerdos con Egipto permitían el reparto de los hallazgos. Algunas de las piezas procedentes del yacimiento se exhiben actualmente en las vitrinas del Museo Arqueológico Nacional. “Es una ciudad impresionante que tiene de todo. Allí donde excavas encuentras algo”, reconoce Pérez Die.

Las visitas a los museos estatales aumentan en un 50% en 2014


ABC.es

  • El Ministerio de Cultura atribuye el «incremento vertiginoso» a la reapertura del Museo Arqueológico Nacional y la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco

La reapertura del Museo Arqueológico Nacional y la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco han traído el incremento en un 50% de las visitas en 2014 a los 16 museos gestionados por la Subdirección General de Museos Estatales del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

En total, este incremento del 50% se produce tras el paso de 1.927.250 visitas a los museos estatales en 2013, a los 2.860.615 de visitantes que registraron en 2014, según los datos facilitados por el propio Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Y este «incremento vertiginoso», como lo califican, se debe principalmente a dos razones. En primer lugar, como señala el comunicado, por la reapertura en el mes de abril del Museo Arqueológico Nacional, que lo ha situado entre las «grandes instituciones europeas» y en estos nueves meses ha recibido 768.836 visitantes. La segunda razón de este incremento se debe a la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco, que llevó el año pasado a Toledo a masivas oleadas de visitantes, por lo que el Museo del Greco y el Sefardí «han batido sus récords».

«El primero -agrega la nota- ha registrado más de 288.000 visitantes (lo que supone un aumento con respecto a 2013 de un 33%), y el Sefardí ha recibido el mayor número de visitantes anuales en toda su historia: más de 375.000, lo que significa un crecimiento del 20%».

Interés por el patrimonio recuperado

Pero, según el ministerio, otra de las razones del incremento de las visitas a los museos estriba en el «creciente interés ciudadano por el expolio y la recuperación de nuestro patrimonio cultural subacuático», que se ha puesto de manifiesto en el aumento de los visitantes al Museo Nacional de Arqueología Subacuática-Arqua. En este caso, este centro ha incrementado sus cifras hasta alcanzar las 109.000 visitas, lo que supone un crecimiento del 16% respecto a 2013.

Además, otros centros ya consolidados, como el Museo Nacional de Antropología, han «asentado» este crecimiento, y la programación que mantuvo durante 2014 le ha valido «un significativo aumento» de casi el 15%, alcanzando las 60.000 visitas. Entre los museos cuyo «aumento porcentual es inferior» se encuentran el Museo Cerralbo y el Museo del Romanticismo, con 81.000 y 93.000 visitas respectivamente, el Museo Nacional de Artes Decorativas con 30.000 visitas o el Museo del Traje con 110.000 visitas.

Adiós a la fragata ‘Mercedes’


El Mundo

  • James A. Goold abogado de España en la causa, explicará los detalles del juicio
Una niña contempla el 'tesoro' de la fragata Mercedes, en...

Una niña contempla el ‘tesoro’ de la fragata Mercedes, en el Museo Arqueológico Nacional.ANTONIO HEREDIA

La fragata Mercedes se prepara para levar anclas y navegar hacia otros puertos. La exposición ‘El último viaje de la fragata Mercedes’, dividida en dos subsedes: el Museo Arqueológico Nacional (MAN) y el Museo Naval celebra el miércoles su jornada de clausura con una jornada de conferencias y mesas redondas donde se podrán conocer todos los detalles de la recuperación del tesoro, así como de la muestra que se ha podido visitar en Madrid desde el pasado mes de junio.

El salón de actos del MAN acogerá la jornada que inaugurará Miguel Ángel Recio, director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Archivos y Bibliotecas. El plato fuerte llegará justo después (10.30 h.) con la conferencia titulada ‘La defensa del expolio de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Claves del litigio’, a cargo del abogado estadounidense James A. Goold, que defendió a España ante el tribunal de Tampa (Florida). Será la primera vez que el letrado hable frente a un foro público sobre el juicio.

La misión de la fragata, el papel de los archivos de la Armada, la indemnización del Estado, las monedas del cargamento, la reconstrucción de la ‘Mercedes’ o el diseño expositivo y museográfico, son algunos de los temas que se tratarán en el resto de conferencias, en las que tomarán parte expertos que han participado en la organización de la muestra o en la investigación que permitió la recuperación del cargamento.

La cueva de Altamira que está a cien metros de la Puerta de Alcalá


ABC.es

  • Los jardines del Museo Arqueológico Nacional esconden en su subsuelo una réplica de la capilla sixtina del paleolítico
La cueva de Altamira que está a cien metros de la Puerta de Alcalá

EFE | Réplica de la pinturas rupestres de la Cueva de Altamira, en el Museo Arqueológico Nacional

Madrid esconde en su subsuelo pinturas rupestres. Bisontes estampados en una particular cueva que muy pocos madrileños conocen. Están en los jardines del Museo Arqueológico Nacional y es una de las tres reproduciones que existen en el mundo sobre la Cueva de Altamira –las otras dos están en el Museo de la Técnica de Munich y en el parque temático de Ise-Shima, en Japón–.

La historia de esta réplica se remonta a los años 60, cuando era director del museo Joaquín María de Navascués y de Juan. A él se se atribuye buena parte de la modernización del museo y la construcción en el jardín de una reproducción del techo de la sala de polícromos de la Cueva de Altamira, similar a la ya existente en el Deutsches Museum de Munich (1962), que realizaron técnicos alemanes en los años cincuenta.

La réplica, a la que se accede por una escalera del jardín que da a la calle Serrano, se realizó en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y fue financiada directamente por el Estado.

El tesoro de la ‘Mercedes’ llena de oro un Arqueológico en precario


El Confidencial

Tesoro de la fragata 'Mercedes' (AC/E)

Las metáforas y la actualidad son malas compañeras: hoy se inaugura en el novísimo Museo Arqueológico Nacional la exposición temporal dedicada a la fragata Mercedes, cuyo tesoro desembarca –con una gran montaña de más de 500.000 monedas de plata y oro al estilo tío gilito rescatada de las manos del Odyssey– en una institución que necesita una inyección económica con urgencia, para garantizar los servicios a la comunidad.

A casi cien días de la apertura de la reforma, en la que el Estado invirtió más de 60 millones de euros, el nuevo y lujoso trasatlántico de la arqueología española hace aguas porque mantiene los mimbres de su viejo cascarón: pocos recursos y una administración dependiente de Hacienda. La biblioteca todavía no ha abierto al público, porque no hay suficiente personal para atenderla. En cuanto a la calidad de fondos se trata de la segunda más importante del país, después de la del Instituto Alemán.

La biblioteca permanece todavía cerrada al público, casi 100 días después de su inauguración, por falta de personal

Más de dos meses después de la inauguración de la sede tampoco funcionan los apoyos educativos. Al subir el telón se puso mucho énfasis en la innovadora plataforma de divulgación y el propio director lo definió como un “museo del siglo XXI”. Del siglo XXI español, donde las estrecheces económicas mandan, porque la banda ancha contratada es tan pequeña, explican fuentes de la institución, que se colapsa cuando varias personas consultan una misma pieza. La guía multimedia ofrece por 2 euros explicaciones del recorrido, a través de imágenes y vídeos. Las multimedia son herramientas que utilizan museos, como el MOMA o el Louvre, pero están en países que viven en otro siglo.

Sin embargo, la situación más inestable de todas es la que se encuentra el equipo de vigilantes, con una plantilla muy reducida, sin refuerzos y al borde de la huelga. De hecho, este periódico ha podido saber que el conato de parón fue detenido por los sindicatos la semana pasada ante la perspectiva de reunión con el subdirector general de Museos Estatales, Enrique Varela, que finalmente mandó a un subordinado. Al no corregirse ninguna de las deficiencias que los trabajadores han detectado en este tiempo, la sombra de la huelga vuelve a extenderse sobre un museo que ha tenido una acogida muy superior a la prevista.

La situación más inestable de todas es la que se encuentra el equipo de vigilantes, con una plantilla muy reducida, sin refuerzos y al borde de la huelga

Ese ha sido uno de los mayores problemas y el MAN muere de éxito. En los cuatro primeros días entraban casi 5.500 personas por jornada. Los 21 días de gratuidad con los que se celebró la vuelta de uno de los baluartes culturales de este país se cerraron con algo más de 100.000 visitantes. Los únicos que no celebran la victoria es el personal (dos turnos de 35 personas cada uno) que se encarga de la vigilancia de las salas (40). Cinco de ellos atienden las taquillas y guardarropa. Así que a cada uno le corresponde preservar la seguridad de dos o tres salas del recorrido.

Fines de semana, en el aire

Una de las peticiones de CC.OO. es, precisamente, el refuerzo de personal de atención al público los fines de semana y vacaciones “con el fin de que los trabajadores puedan disfrutar de los días de descanso legalmente establecidos”. Aseguran que están trabajando por encima de sus posibilidades. Es justo el fin de semana cuando más visitas llegan, pero cuando menos recursos hay.

Por ejemplo, sólo cuenta con una persona de limpieza el sábado y el domingo. “Suficiente ajetreo tiene con estar atenta de cambiar el papel higiénico de los servicios”, explica una de las fuentes del museo, que subraya que esta persona debe limpiar 600 vitrinas ella sola. “Es imposible mantener limpio todo el museo”, cuentan. Seguimos en el siglo XXI español.

En la categoría surrealismo español está el caso de los walkie-talkies inexistentes. Los trabajadores no pueden comunicarse entre ellos y si quieren hacerlo deben llamarse al teléfono móvil. En el guardarropa sólo hay un trabajador encargado por turno, con lo que los días que libran o están de baja… no hay guardarropa. Otra de las exigencias es el arreglo de las puertas de cristal de acceso a la exposición “para así evitar tener que poner un vigilante en dicho puesto y restarlo de la vigilancia de las salas”.

Una exposición por sorpresa

La Administración prometió contratar más gente para reforzar el fin de semana, pero la promesa no se ha cumplido. No es de extrañar su malestar ahora, que con la inauguración de la exposición del tesoro de la Mercedes (con el apoyo de AC/E, el Ministerio de Defensa y el Museo Naval) se contraten a seis personas nuevas para atender la muestra temporal durante los seis meses que estará abierta. “¿Por qué no se contratan para reforzar?”, preguntan.

El personal del Museo Arqueológico Nacional también se queja de la manera en la que esta exposición ha sido programada. El pasado viernes por la tarde se informó que el martes siguiente sería inaugurada. De hecho, el propio director del museo, Andrés Carretero aseguraba a este periódico, en la primera entrevista que concedió tras la inauguración, que a pesar de que el plan inicial para la muestra era abril, él prefería esperar al nuevo arranque de temporada, en otoño. “Yo no empezaría con la campaña de temporales hasta dentro de ocho meses. Esa es mi visión personal, pero hay otras personas que deciden”. Y han decidido, pero sin planificación. Muy siglo XXI… español.

El Museo Arqueológico Nacional vuelve a abrir sus puertas


El Mundo

  • El museo de la calle Serrano recibirá visitantes de nuevo el próximo 31 de marzo
  • Permanece cerrado por obras de remodelación desde hace dos años y medio
La Dama de Elche, busto íbero con más de 2.500 años, es uno de las...

La Dama de Elche, busto íbero con más de 2.500 años, es uno de las piezas más representativas del museo. EM

El próximo 31 de marzo tendrá lugar la inauguración del Museo Arqueológico Nacional que abrirá sus puertas de nuevo tras las obras de remodelación integral iniciadas en 2008, un tiempo en el que ha permanecido cerrado al visitante durante dos años y medio.

Las obras han incluido la rehabilitación del edificio desde sus cimientos hasta la cubierta y la ampliación de las áreas públicas, que permitirá a los visitantes tener una mejor visión de las piezas que componen la colección del museo, en el que además podrán tener lugar más actividades.

Entre las mejoras destaca el nuevo acceso, que elimina barreras arquitectónicas y facilita la creación de un amplio espacio de acogida, que ha multiplicado por cinco su superficie.

Además, también se ha llevado a cabo la recuperación de las cubiertas acristaladas de los patios que facilitan la circulación y agrandan el espacio expositivo, la mejora de los núcleos de comunicación, el aprovechamiento de la planta bajo cubierta para servicios internos y biblioteca.

En concreto, el aumento de superficie útil pasa de 19.280 a 23.303 metros cuadrados, lo que equivale a un incremento del 13 por ciento de esa superficie. En cuanto a los espacios de uso público, aumentan un 44 por ciento.

Renovación museográfica

La renovación museográfica de las salas de exposición ha pasado de 7.000 a cerca de 10.000 metros cuadrados, donde se acogerán más de 13.000 objetos arqueológicos, históricos y artísticos que darán a conocer la narración histórica y cultural de España, desde la Prehistoria hasta el siglo XIX.

Gracias a la nueva presentación de las colecciones, que se ha conseguido a través de un programa de conservación y restauración realizado en la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ahora se podrán presentar al público la mayor parte de piezas de la exposición, mosaicos, artesonados, yeserías, esculturas y otros bienes culturales.

Otra de las novedades es el programa de accesibilidad desarrollado con el apoyo de la Fundación Orange, así como con la colaboración y asesoramiento de la Fundación ONCE y CNSE, por el cual las nuevas instalaciones son accesibles en todos sus espacios a sillas de ruedas.

Asimismo, se han instalado estaciones táctiles, especialmente diseñadas para el público invidente y dispositivos para ampliar el sonido para personas con discapacidad auditiva, aunque su utilización queda abierta a todos los visitantes.

______________________________________

El Confidencial
Andrés Carretero, director del MAN

La Dama de Elche será la protagonista del nuevo Museo Arqueológico Nacional

Los últimos vigilantes que abandonaron el Museo Arqueológico Nacional antes de que entrara en reforma, han vuelto años más tarde y no reconocen dónde se encuentran. Quizá sea la mejor manera de explicar que no se trata tanto de una reforma como de la inauguración de un nuevo museo. Su director Andrés Carretero atiende a El Confidencial y analiza con detalle los cambios ejecutados en el plan museográfico, que se podrán contemplar en un mes, a partir del próximo 31 de marzo.

P. ¿Está contento con el resultado de la reforma?

R. En cualquier cosa siempre encuentras fallos y problemas, pero la vuelta que se le ha dado al museo es absoluta. Es un museo nuevo, listo para que lo disfrute otra generación más, una reforma para unos treinta años más. La última reforma fue a finales de los sesenta.

El edificio antiguo no era una institución para el público, sino una institución destinada a funciones representacionales. Ahora el vestíbulo es amplio para recibir a los usuarios. Antes era un recorrido tortuoso y laberíntico. FarragosoP. Ha sido una inversión importante en medio de una crisis financiera con graves consecuencias sociales.

R. Este proyecto no se ha improvisado. El proceso de reforma se inicia en el año 2000, cuando aparecen los primeros documentos de necesidad de reforma. Ha sido una inversión a lo largo de muchos años. Es evidente que el remate del proceso ha sido posible porque el dinero estaba comprometido cuando estalló la crisis. Por otro lado, el dinero que se invierte en cultura no es un dinero que va a la basura: genera puestos de trabajo y las instituciones culturales son necesarias. Además, museos de este volumen son la imagen del país.

P. ¿Por qué es importante para el país el Museo Arqueológico Nacional?

R. Porque es la síntesis de la historia de los pueblos que han vivido en lo que ahora es España. Desde los primeros homínidos hasta la actualidad. Es un museo que ayuda a comprender mucho de lo que hoy somos y cómo hemos evolucionado. Es de gran utilidad.

P. ¿Cuáles son las principales mejorías de la reforma?

R. Antes el edificio era un edificio del siglo XIX, con pequeñas reformas en el siglo XX. Vivíamos en una época pretecnológica. No era una institución para el público, sino una institución destinada a funciones representacionales. Ahora el vestíbulo es amplio para recibir a los usuarios. Antes era un recorrido tortuoso y laberíntico. Farragoso. No era un museo preparado para el público.

P. Entonces, ¿cuál es la parte que más ha crecido?

R. Lo que más ha aumentado en la superficie son los servicios destinado al público: cafetería, vestíbulo, tienda, sala de actividades, un salón de actos digno, sala de conferencias, sala de exposiciones temporales, etc. Son servicios necesarios para los usuarios. No me gusta llamarlos visitantes, porque son personas que vienen a utilizar el museo. Tampoco son espectadores.

Si no se puede asegurar la conservación de la cueva de Altamira hay que mantenerla cerrarla. Realmente en la neocueva se interpreta mejor que en el original. P. ¿Han corregido los problemas de climatización?

R. Sí. Entre las mejoras tecnológicas ahora tenemos climatización en zonas que antes no existía. Además, el edificio es completamente accesible para cualquier persona con minusvalía y antes no lo era. La entrada ya no es por el portón principal, sino por la fachada sur. Esto permite mejor ordenamiento del recorrido por las salas. El museo ha ganado en facilidad de circulación y perspectivas que el visitante tiene de las áreas.

P. ¿La reforma ha obligado ha cambiar su discurso museográfico?

R. El recorrido museográfico ha cambiado en algo. Aunque es un discurso cronológico, desde los orígenes hacia la actualidad, se ha separado la cronología de las culturas españolas de las culturas mediterráneas (Egipto, Próximo Oriente). Es muy difícil acompasar la cronología egipcia con la hispana. Daba problemas de comprensión. Son dos recorridos paralelos que no se relacionan.

Vestíbulo venta de entradas Museo Arqueológico Nacional.Vestíbulo venta de entradas Museo Arqueológico Nacional.

P. ¿Cómo han dividido el recorrido?

R. Tiene tres áreas temáticas: el recorrido arranca con una introducción audiovisual donde se ofrece una experiencia sensitiva sobre qué es lo que va a encontrar en el museo y qué tipo de contenidos históricos hay. Después, entramos en el módulo “España lugar de encuentros culturales”, en el que la narración es desde el origen de la humanidad hasta la actualidad. La arqueología es un método de trabajo con el que podemos llegar al presente, mira las excavaciones de las fosas comunes de la Guerra Civil. Así que decidimos acabar el recorrido con la fecha de creación del museo en 1867. En la última parte contamos la historia del propio museo, en una sala pequeña, donde explicamos por qué el MAN conserva colecciones que no son españolas.

P. ¿Cuál es la extensión final de la ampliación?

R. Son 10.000 metros cuadrados de exposición permanente. El recorrido comprende 3 kilómetros de extensión. En tiempo son dos horas mínimo, sin apenas leer cartelas. La tradición de nuestros visitantes es ir a las piezas escogidas para ver distintas áreas. Se ha reforzado esta localización desde la entrada las áreas de interés para moverte en periodos concretos, sin tener que hacer todo el recorrido completo si no quieres.

Se ha subrayado el protagonismo de la Dama de Elche. Puedes verla desde tres salas de distancia. Está instalada en una vitrina propia, con una iluminación especial. Estéticamente resulta espectacular P. Creo que han reforzado el atractivo de la visita con nuevas escenografías.

R. Sí, enterramiento campaniforme, en el que el fallecido está de cuerpo presente; y la casa argárica, pueblo que enterraba a sus muertos debajo de su casa, vivían y morían en casa. Otro de los elementos más atractivos, y que ha cambiado, es el sepulcro de Pozo Moro. Es un monumento de torre que se mostraba con una estructura un poco pobre. Ahora lo hemos instalado en uno de los patios, después de que una comisión de expertos en arte ibérico discutieran sobre cómo interpretarlo y remontarlo.

P. Tradicionalmente, el MAN ha tenido en los escolares su público mayoritario, ¿esto ha condicionado el rediseño museográfico?

R. No está condicionado por los colegios. El museo es accesible para escolares, pero también tiene elementos que atraen a alumnos de primaria y a universitarios. Hemos tratado intentar llegar al mayor número de público. El MAN tiene dos tipos de visitantes: el muy fidelizado, público culto que repetía visita; y el gran grupo de los colegios. Está muy bien tener estos dos tipos de público, pero hay que tratar de llegar a otros segmentos.

P. ¿Bajando el nivel de comunicación de los contenidos?

R. No se trata de bajar el nivel de los contenidos. Hay que explicar las cosas con más claridad y dejar aparte el tono cientificista para explicar con lenguaje directo. La exposición tiene muchísimo texto, porque un museo histórico lo necesita. Eso sí, de dar una información suplementaria a llenar la pared de texto, como si hubieran escrito la Biblia, creo que hemos conseguido (hay medio millón de palabras en la exposición) un equilibrio integrado.

P. Parecen muchas palabras para un museo.

R. No. Lo primero que llama la atención en la visita son los objetos, ellos mandan. Si te interesan los objetos mirarás la cartela. También hay muchas ilustraciones acompañando a los objetos. Es una sensación más amigable. Pero estos elementos son difíciles de mantener, porque envejecen enseguida. Por eso hemos revisado las ilustraciones hasta hacerlas muy asépticas. Lo mismo en audiovisuales: hay 56 en todo el recorrido, y en ellos hemos intentado evitar la imagen real en lo posible. Los actores han desaparecido y ahora son películas animadas. Las piezas son más atemporal y asépticas para evitar su caducidad. Los jóvenes cada vez leen menos y hemos montado una guía multimedia, heredera de las antiguas audioguías. En una tableta que permite generar menús con recorridos específicos, con un total de 10 horas de vídeo.

P. ¿Aspirarán ahora al turista extranjero?

R. El visitante internacional es complicado. Contamos con él, toda la información está en inglés y en algunos casos en francés. Hemos empezado con las campañas del turista una vez está en España y desde su lugar de origen, con los operadores turísticos. Aumentaremos seguramente, pero nuestro museo es una temática muy particular. Quizá la historia de España no interesa nada al público extranjero. Quizá les resulte un poco marginal. Llegarán los que sepan qué es la Dama de Elche y quieran verla.

Son 10.000 metros cuadrados de exposición permanente. El recorrido comprende 3 kilómetros de extensión. Que en tiempo son dos horas mínimo, sin apenas leer cartelasP. Precisamente, ¿cómo es el tratamiento de la Dama de Elche?

R. Espacialmente está casi en el mismo sitio que antes, pero ahora tiene una estructura de montaje muy distinta. Se ha subrayado su protagonismo. Puedes verla desde tres salas de distancia. Está instalada en una vitrina propia, con una iluminación especial y la hemos colocado una trasera de estuco pintada del color almagre (rojizo), que recoge la dama, de manera que estéticamente resulta espectacular.

P. Protagonista indiscutible, entonces.

R. Será la protagonista, pero no es la única. Pozo Moro tiene un protagonismo innegable, la escultura de Libia y su hijo Tiberio, los toros de Costitxs o el tesoro de Guarrazar en una vitrina a dos caras. Hay bastantes piezas de visión intensa.

P. El Prado tiene Las Meninas, el Reina Sofía tiene Guernica y el Arqueológico a la Dama…

R. Es innegable el protagonismo icónico de la Dama. Es la que tiene la fama y se ha reforzado. Los gestores de la tienda planteaban sistemáticamente productos con la Dama de Elche. Había que hacer una línea de productos sobre ella. No soy muy estrecho en esas cosas, no me importa siempre que los productos sean respetuosos con los objetos históricos. Pero no sé si habrá camiseta de Dama de Elche, porque desde mi punto de vista era bastante fea. Hay otras camisetas bonitas con otros motivos.

P. ¿La réplica de la cueva de Altamira ha variado en algo?

R. Altamira se queda como estaba. Hemos reforzado el interior: se ha cambiado el suelo y las paredes, nuevo sistema de iluminación. Hemos sustituido los paneles por un audiovisual. Pero la accesibilidad no ha sido lograda en la cueva. Haremos una reforma cuando haya dinero.

P. ¿Es partidario de la reapertura del original que ocurre en estos momentos?

R. Es un error de planteamiento: no se está abriendo la cueva. El equipo técnico ha hecho las mediciones de los componentes y ahora entran en la fase de las variaciones de los datos. Estudiarán la anomalía de la entrada de personas. Los visitantes van a trabajar: tienen que emitir CO2 en esos lugares. “Lo que necesitamos es cuerpos radiantes”, decían. Su objetivo es formar parte de un experimento. Es posible que en agosto los técnicos digan que no se puede abrir o lo contrario.

P. ¿Usted abriría la cueva?

R. Creo que si fuéramos capaces de asegurar la conservación, que se abra. Pero por otra parte nos debemos al futuro de las próximas generaciones, que también tienen derecho a tenerlo. Además, debemos esperar a la evolución tecnológica porque es posible que en los próximos se encuentre la solución. Si no se puede asegurar la conservación hay que mantenerla cerrarla. El morbo del original es mayor que el de la neocueva por esa visión que tenemos del original y la copia. Los japoneses no tienen tanta estima al original. Realmente en la neocueva se interpreta mejor que en el original.

P. ¿Cuál es el presupuesto anual de 2014 que tiene para el museo?

R. No lo sé, todavía no lo tenemos cerrado. Nuestro presupuesto está fraccionado en muchos fragmentos: hay un dinero que viene a la caja corriente para pagar gastos corrientes del museo. Pero luego hay gastos centralizados desde el Ministerio, como la seguridad o limpieza. Las nóminas de los empleados las controla la subdirección de personal, que depende de la subsecretaría. No sé cuánto cuesta en sueldos el museo, afortunadamente para mí. El dinero para las temporales también sale del centralizado y para actividades si quiero contratar todos los talleres infantiles está también centralizado.

P. No parece que le preocupe en exceso no saber qué presupuesto tiene para 2014 y estamos casi en marzo.

R. Me preocupa el presupuesto y tengo que pelearme cada día por ello. Peleo por tener más personal, para tener más servicios. Peleo por las actividades culturales, porque cuantas más actividades pueda generar, más servicios puedo prestar al público y más visitantes tendré. Pero tengo que recurrir a estancias externas del museo, como el resto de museos estatales.

P. ¿Sabe al menos cuándo será la fecha de inauguración de la exposición temporal sobre el tesoro de La Mercedes?

R. No hay fecha todavía. Ahora estamos cerrando con los diseñadores el montaje. El plan inicial era abril, pero abril no llegamos. Si me dejaran decidir a mí yo lo alejaría mucho más, porque la apertura del museo ya amortiza el atractivo del arranque. Yo no empezaría con la campaña de temporales hasta dentro de ocho meses. Esa es mi visión personal, pero hay otras personas que deciden.

P. En ese sentido, su visión personal también quería un personal de vigilancia con mayor formación para acompañar en la visita no ha salido adelante.

R. Para empezar, creo que el término “vigilante” hay que descartarlo por completo, están para atender. Entre sus responsabilidades si deben cuidar de que no pase nada a las piezas, pero no sólo eso. La cuestión es que tenemos un personal de plantilla de atención al público que ha estado muy poco valorado, pero sobre todo es un personal poco flexible para las decisiones que pueda tomar el museo. No puedes acceder a mediadores culturales con características determinadas. ¿Por qué no van a poder hacer visitas guiadas o llevar talleres? Para eso necesito señores especialidades en pedagogía, conservadores, perfiles muy diversos y menos genéricos. Pero comprendo que dentro de la estructura administrativa es muy difícil.

P. Los sindicatos no están de acuerdo con el número de vigilantes que controlarán las salas. Piden más de ochenta y el museo recibirá 78. ¿Cree que se cubrirán las necesidades mínimas?

R. Antes había 68 vigilantes para 7.000 y 10 más para 9.000 metros cuadrados de exposición. No ha variado mucho la ratio de espacio por vigilantes. A mí también me hubiera gustado tener más. Supongo que es una cuestión de presupuesto por el que no se tienen más. Si hubiésemos abierto en 2008 habríamos tenido menos problemas con el número de los vigilantes. Hay que ser realistas: es un éxito que hayamos conseguido una plantilla de atención como la que vamos a tener, sobre todo, sabiendo la situación de la administración.

P. Sí, pero a costa de museos como el de América, que se ve obligado a cerrar media jornada al perder a 18 de sus trabajadores, que vuelven al MAN.

R. Efectivamente, es una pena que haya salido perjudicado el Museo de América y espero que se pueda subsanar pronto.

P. ¿Va  seguir como director o sólo se ha marcado cubrir su etapa como director hasta la inauguración?

R. No lo sé. No me lo he planteado. Ahora dirijo y monto el museo. Pero montar un museo no termina el día de la inauguración, también hay que lanzarlo. Igual que monté el Museo del Traje y lo lancé, la meta era llegar a los 100.000 visitantes y lo conseguí. Yo soy funcionario y estoy aquí por nombramiento de libre designación así que continuaré hasta que la Dirección General de Bellas Artes decida. Estás a disposición de quien te ha nombrado. De momento, espero que durante una temporada.

La réplica más exacta de la Dama de Elche


El Mundo

Roselló, Ruz y Olcina observan la réplica este jueves. | Manuel Lorenzo

Roselló, Ruz y Olcina observan la réplica este jueves. | Manuel Lorenzo

La réplica de la Dama de Elche más exacta de las hasta ahora realizadas -se utilizaron técnicas láser de reconocimiento tridimensional– presidirá durante un año la Torre del Homenaje del Palacio de Altamira coincidiendo con el 115 aniversario del descubrimiento del busto íbero.

Esta réplica, propiedad de la Diputación de Alicante, fue realizada en 2003 en el marco del proyecto “Duple”, a raíz de un convenio suscrito con el Museo Arqueológico Nacional (MAN).

“La Dama es una de las piezas escultóricas más importantes de España, no sólo de la cultura íbera, sino de cualquier época”, ha destacado el responsable del Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), Manuel Olcina, durante la rueda de prensa ofrecida este jueves en Elche.

Por ello, según ha subrayado, el busto “merece” tener esta réplicaexacta como documento histórico y artístico.

El proceso de copia del busto íbero se acometió con una técnica de escaneado láser que no sólo captó su forma y su superficie general sin también “los miles de puntos de imperfecciones” que presenta.

A partir de la información digital, se llevó a cabo la copia del busto fresado sobre un soporte conseguido con piedras calizas, recogidas en una cantera de la ciudad, pulverizadas y aglutinadas con resina y mortero de restauración. La réplica ofrece además detalles como los restos de pintura o los efectos provocados por el paso del tiempo.

“Es la imagen de la Dama tal y como se encontró y se ha conservado desde entonces”, ha añadido Olcina, quien ha aseverado que “habría que detenerse mucho para distinguir los matices” entre la original y la réplica. Por su parte, el diputado provincial de Cultura, Juan Bautista Roselló, presente en el acto, ha destacado que la mejor forma de celebrar el 115 aniversario del hallazgo de la Dama es “tener, si no el original, al menos esta réplica”.

En este sentido, ha destacado el apoyo de la Diputación de Alicante al Ayuntamiento de Elche en las reivindicaciones para la vuelta de la pieza a la ciudad.

La réplica podrá ser visitada en la Torre del Homenaje del Palacio de Altamira desde el próximo 4 de agosto, día en el que se conmemora el hallazgo, y durante al menos un año, según el período de cesión establecido.