El Proceso de Desertificación del Mundo


La desertificación es el proceso de transformación en desiertos de amplias zonas de la superficie terrestre por la desaparición de su vegetación, ya sea por causas naturales (evolución bioclimática regresiva o degradación climática) o no naturales. En los últimos años, el problema de la desertización por causas no naturales, achacables fundamentalmente a las actividades humanas, afecta de manera directa a aproximadamente unos seiscientos millones de personas.

Entre las causas naturales que provocan la desertización, se puede considerar el carácter cíclico de las glaciaciones, con el consiguiente calentamiento de la atmósfera que se produce en los periodos interglaciales. A este respecto, hay teorías que achacan la desertización general que vive la Tierra a este calentamiento, ya que algunos científicos afirman que podríamos estar viviendo el punto álgido de este período interglacial, argumento que es rebatido por otro importante sector de la comunidad científica. También son causas naturales los calentamientos de la atmósfera provocados por fenómenos extraordinarios, como las erupciones gigantescas de un volcán o los impactos de grandes meteoritos sobre la corteza terrestre. Además, la abundancia de rocas poco consolidadas, proclives a una mayor erosión, contribuye al proceso de desertización.

 

En lo relativo a las causas no naturales, cabe reseñar la agricultura y la industria como las actividades humanas que más han afectado a los suelos de la superficie terrestre. Entre las primeras se encuentra la búsqueda de terreno cultivable y su posterior sobreexplotación, que provoca la eliminación de la vegetación existente y, a la larga, la esterilidad del suelo. La pérdida de la masa vegetal y la exposición del suelo desnudo disminuyen la capacidad de absorción de agua, debido a una mayor escorrentía, e incrementan el albedo de la superficie (el reflejo de los rayos solares desde el suelo hacia todas las direcciones). El aumento en el albedo incide negativamente en la formación de nubes, disminuyendo, por tanto, las precipitaciones. La tala de bosques para la obtención de suelos de cultivo, práctica muy extendida en todo el planeta, está disminuyendo rápidamente la cantidad y superficie de tierra arbolada, especialmente en los trópicos, y está cambiando las características de la superficie de grandes áreas de la Tierra.

Otra práctica que acarrea la destrucción de la vegetación es el sobrepastoreo. Es normal en estas actividades la tala de árboles y el incendio provocado de zonas boscosas con el fin de extender las zonas de pastos. También la introducción de especies de pastoreo de forma masiva provoca la pérdida de vegetación, pues éstas impiden la regeneración natural de las especies vegetales.

Las actividades industriales conforman el otro gran grupo de prácticas humanas provocadoras de la desertización global del planeta. Éstas inciden preferentemente sobre los elementos esenciales del clima, a diferencia de las anteriores, cuyos efectos se dejan sentir sobre todo en los suelos. Hay dos consecuencias principales derivadas de los procesos industriales que intervienen en la erosión general del planeta: la lluvia ácida y el efecto invernadero. La lluvia ácida se ha convertido, en las zonas más industrializadas del mundo, en la fuente principal de contaminación ambiental, capaz de producir la deforestación de grandes masas vegetales. En Alemania, por ejemplo, la lluvia ácida es la responsable de la pérdida de la mitad de los bosques en las zonas más industrializadas. Por otra parte, el efecto invernadero se ha revelado en los últimos años como el causante principal del calentamiento de la atmósfera, y, por tanto, de los procesos de desertización que éste conlleva. El efecto invernadero surge por la emisión excesiva de ciertos tipos de gases, principalmente de CO2, que se quedan suspendidos en la atmósfera, formando una capa que permite la entrada de radiaciones del espacio exterior pero no su salida, puesto que al chocar contra la superficie terrestre y volver a proyectarse hacia fuera son incapaces de atravesar la capa de gases, produciendo así un calentamiento progresivo de la atmósfera. Las emisiones de CO2 pueden producirse de manera natural, pero en los últimos años el incremento de CO2 en la atmósfera ha sido tan alto que se ha asociado con los procesos industriales modernos y con la combustión excesiva de combustibles fósiles. Los científicos han calculado que el incremento de CO2 en la atmósfera ha sido de un 15% durante el presente siglo, y que en la actualidad la tasa de incremento es de 0,33% anual. Con estos datos se llega a la conclusión de que la atmósfera está expuesta a un excesivo calentamiento, lo que está produciendo un cambio climático que favorece los procesos de desertización de amplias regiones de la Tierra. Por supuesto, las zonas más proclives a verse afectadas son aquellas que presentan un grado relativo de aridez o semiaridez.

El proceso de desertización afecta a zonas de todos los continentes: América del Norte y del Sur, cuenca del Mediterráneo, región subsahariana, Oriente Medio, Australia, etc. Se calcula que la extensión de los terrenos afectados por este problema supera los 34.000.000 km2. Para atajarlo se hace necesaria la contribución de todos los países del mundo en la implantación de políticas conservacionistas, cuya puesta en marcha, no obstante, se ve obstaculizada por la dinámica actual de la economía mundial. Medidas como el control de las emisiones de gases a la atmósfera, los programas de reforestación de los bosques o el desarrollo de políticas agrarias que tengan en cuenta la regeneración del terreno, son imprescindibles para evitar que la desertización se siga extendiendo por la Tierra. De cualquier modo, los resultados de las mismas difícilmente serán apreciables a corto plazo.

¿Cuantos humanos han vivido en el Mundo?


Los números presentados son altamente especulativos, pero son tan precisos como la ciencia moderna permite. Se acepta como cifra aproximada que para el 2002, el total de homo sapiens que había habitado el planeta oscilaba entre los 106 y los 140 mil millones . El siguiente gráfico utiliza el dato más conservador de 106 mil millones como base para una representación de círculos concéntricos. El punto rojo en el centro se ha dimensionado para representar el número de personas que viven actualmente frente al total en blanco. La línea horizontal representa los cálculos parciales entre diferentes fechas, siendo la suma el total estimado. Los dos círculos anteriores se utilizan para comparar con otros números.

El máximo hipotético de seres humanos que la tierra puede soportar basándonos en las tendencias actuales, los recursos conocidos y las tecnologías existentes es de 10.000 millones ; cifra que se espera alcanzar hacía el 2050 . Los científicos desconocen si el planeta será capaz de sostener la vida humana más allá de este punto, pero la mayoría se inclina en contra. Miseria, pobreza y guerras por el control de los recursos crecerán conforme los humanos vayan agotando los recursos de la Tierra para mantener a la población.

Los idiomas que dominan el mundo, en una completa infografía


web

En el mundo hay unas 7.000 lenguas habladas de forma activa, pero solo 23 idiomas son los que dominan por completo en cientos de países. Estos 23 idiomas son hablados en total por más de 4.100 millones de personas, casi el 60% de la población total. Esta genial infografía ayuda a entender la importancia de cada idioma.

El gráfico, que puedes ver debajo al completo o aquí también en alta resolución, lo ha elaborado para el diario South China Morning Post (el principal periódico en inglés de Hong Kong) su jefe de infografías, el español Alberto Lucas. Ofrece una perspectiva muy interesante de los 23 principales idiomas en el mundo y qué países los hablan. El tamaño de cada región en la circunferencia hace referencia al número de población en el mundo que habla ese idioma y el color a la relación etimológica entre ellos.

languages

En el gráfico se puede ver, por ejemplo, la disparidad de países que hablan español como primera lengua, frente a la mayor uniformidad del inglés y aún más del chino. El inglés se habla en 110 países, pero solo en los 13 mostrados en la infografía es el principal idioma hablado en número de población. El chino se habla en total en 33 países y el español en 31. El inglés, pese a no ser el más hablado en el mundo, sigue siendo el idioma más estudiado con una enorme diferencia. 1.500 millones de personas en el mundo están aprendiendo este idioma, según Ethnologue languages of the world, frente a los 30 millones o 14,5 millones que están aprendiendo chino o español, respectivamente.

Francia devolverá a Egipto 239 piezas arqueológicas robadas


web

  • Francia devolverá a Egipto en los próximos días 239 piezas arqueológicas que fueron sacadas de contrabando del país, informó hoy el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati

Francia devolverá a Egipto en los próximos días 239 piezas arqueológicas que fueron sacadas de contrabando del país, informó hoy el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati.

El ministro explicó, en un comunicado, que los expertos del Museo del Louvre confirmaron la autenticidad de esas 239 piezas, de las 302 que fueron extraídas ilegalmente de Egipto.

Las autoridades egipcias han solicitado también la devolución de otras 63 piezas, cuya autenticidad no ha sido verificada, para ser examinadas en el país.

Asimismo, la nota destacó que la recuperación de esas antigüedades se enmarca en los esfuerzos del Ministerio para lograr la devolución de todas las piezas sacadas de contrabando.

Al Damati adelantó que su Gobierno proyecta suscribir un acuerdo con Francia para poner fin a este tipo de contrabando.

Por su parte, el jefe del Departamento de Arqueología Recuperada, Ali Ahmed, citado en el escrito, dijo que las antigüedades que devolverán las autoridades galas datan de diferentes épocas faraónicas.

Entre ellas figuran estatuillas de madera pintada que representan a marinos y que formaban parte de una barca funeraria, así como un trozo de piedra caliza que muestra la presentación de ofrendas al dios Osiris y la diosa Isis.

Además, será devuelto un conjunto de amuletos y estatuillas “ushabti”, que se colocaban por centenares en las tumbas de los faraones para ayudarles en los trabajos manuales en su vida después de la muerte.

Entre las múltiples piezas también hay vasijas de roca y cerámica, y varias monedas de las épocas grecorromana, bizantina e islámica.

Las autoridades de Arqueología han recuperado cientos de piezas en los últimos años, en el marco de una intensa campaña internacional, que incluye una estricta vigilancia de las ofertas de las casas de subastas, para impedir la venta de antigüedades egipcias robadas y sacadas de contrabando.

Así será el mundo antes de que termine esta década


ABC.es

  • Los trabajos fijos tenderán a desaparecer y solo estarán a la cabeza aquellos países que tengan como prioridad su sistema educativo
Así será el mundo antes de que termine esta década

NASA

«Estamos en el mejor momento de la historia de la humanidad». ¿Le parece una afirmación excesivamente optimista? Pues siga leyendo porque, antes de que el año 2020 toque a su fin, nuestro planeta se encontrará en su mejor etapa: tan solo en los cuatro años que restan para que acabe la década las fronteras entre países se habrán difuminado, la aceleración tecnológica dará un paso «brutal» y el mundo tendrá cuatro mil millones de «nuevos ciudadanos».

Así lo asegura de manera rotunda Juan Martínez-Barea, autor de «El Mundo que viene» (Gestión 2000) y quien, sin ningún tipo de miramiento, lleva la contraria a todo aquel que se atreve a afirmar que la situación actual puede ser de todo menos esperanzadora. En medio de la sobredosis de malas noticias a las que hacemos frente casi a diario, el experto, buen conocedor del mundo empresarial y tecnológico, asegura que nos será difícil volver a vivir un momento tan bueno como el presente. ¿Inyección de optimismo? Para el autor, dosis de realidad.

«No podemos esperar que el mundo cambie porque en realidad ya ha comenzado a hacerlo. Son muchos quienes piensan y afirman que nos encontramos en uno de nuestros peores momentos, por ejemplo a la hora de acceder al mercado laboral o a una formación de calidad, pero en verdad está ocurriendo todo lo contrario. Estamos en uno de los mejores momentos posibles para emprender un nuevo camino».

Tres tendencias que dominarán el mundo

Al inicio de su libro Martínez-Barea resalta tres «megatendencias» que, a su parecer, ya han comenzado a cambiar la realidad tal y como hoy la conocemos:

— La primera de ellas es la llamada aceleración tecnológica. En opinión del experto, nos encontramos en un punto en el que «cada paso que da la tecnología multiplica por diez todos los pasos anteriores». Martínez-Barea pone como ejemplo ámbitos como la medicina o la electricidad donde, destaca, los cambios serán «impresionantes». «En el caso de la electricidad, por ejemplo, estamos ya en el camino de la hegemonía de las energías renovables y, aunque ahora la energía solar solo cubre el 1% de las necesidades totales, me aventuro a decir que dentro de poco el total de nuestra energía procederá del Sol».

— La llamada hiperconectividad es otra de estas «megatendencias» que en opinión del autor gobernarán nuestro mundo. «Nos estamos acercando al fin de la geografía. Antes, el lugar en que alguien nacía marcaba en gran medida su futuro, sobre todo debido a la escasez de recursos en ciertos lugares. En el nuevo mundo que está llegando la tecnología será nuestra principal arma y cualquiera, donde quiera que esté, competirá en igualdad de condiciones».

¿De verdad estaremos todos conectados? «Actualmente ya hay cerca de tres mil millones de personas con acceso a internet. En 2020, si nos fiamos de Google, esta cifra ascenderá a siete mil. Cualquiera, también el que menos recursos tenga, podrá conectarse a internet». Todo ello, ligado a los «cuatro mil millones de nuevos ciudadanos que —dice Martínez-Barea— producirán ingentes cambios en los poderes económico y político y conformarán un mundo ciertamente distinto al que hoy encontramos.

El mundo de la meritocracia

No solo de estas tres «megatendencias» nos habla Martínez-Barea. El autor se muestra totalmente seguro de que el mundo que se esconde a la vuelta de la esquina será también el de la meritocracia, un lugar en el que cualquiera llegará donde se lo proponga haciendo gala de los méritos que haya acumulado durante su trayectoria. ¿Realidad o ficción? «Tan real como la vida misma», nos dice el experto quien, por ello, se apresura a hacer una llamada a la acción de los más jóvenes: «Nos encaminamos hacia un mundo repleto de oportunidades, pero también tremendamente competitivo. Todos deberemos prepararnos para ser los mejores y ganar la competición».

Así será el mundo antes de que termine esta década

Juan Martínez-Barea

 ¿Cuál será la tendencia del mercado de trabajo, en opinión del optimista experto? «Los trabajos fijos desaparecerán. No totalmente, pero sí habrá muchos menos, pues aumentarán los freelance y los emprendedores». No en vano, el autor alerta de que conseguir el éxito laboral no nos resultará sencillo: «El panorama que se avecina tiene sus riesgos. En breve haberá cuatro mil millones de personas compitiendo ahí fuera y en igualdad de condiciones, con lo que aquellos que estén menos preparados quedarán fuera del sistema. Solo los mejores se comerán el mundo».

La situación de España

El experto lanza un aviso a navegantes al ser preguntado por la situación de nuestro país en el ingente cambio: «O despertamos o nos quedaremos atrás. Nuestro país necesita un cambio de prioridades, debemos dejar de echar la culpa de lo que nos ocurre a los demás y asumir la responsabilidad sobre nuestra vida».

El autor, además, hace referencia al último informe PISA y en el que España no salía muy bien parada: «Es necesario forjar un sistema educativo en el que los niños estén preparados para el mundo que viene. De hecho, los países dominantes en el nuevo escenario serán aquellos que prioricen la educación de sus jóvenes, algo que ya están demostrando Asia, EE.UU. o países europeos como Finlandia».

Hallan en Teruel una huella de dinosaurio única en el mundo


ABC.es

  • Tiene 145 millones de años de antigüedad y las pisadas miden más de medio metro de longitud
Hallan en Teruel una huella de dinosaurio única en el mundo

FRANCISCO GASCÓ
Infografía de un dinosaurio carnívoro megalosáurido alimentándose del saurópodo Turiasaurus riodevensis

La provincia de Teruel ha vuelto a dar una sorpresa en el mundo de los dinosuarios. Un grupo de científicos de la Fundación Dinópolis (Teruel) y de la Universidad estadounidense de Colorado Denver han identificado un tipo de huella único en el mundo.

Se trata de un grupo de huellas fosilizadas que se encontraron en el yacimiento turolense de El Castellar y que, tras ser analizadas meticulosamente, han sido identificadas con el nombre de Iberosauripus grandis (pie del lagarto ibérico grande).

Según ha informado el Gobierno aragonés, estas huellas tridáctilas «poseen características únicas en comparación con otras producidas por grandes terópodos en cualquier parte del mundo».

Estas huellas miden más de medio metro de longitud y quedaron fosilizadas tras pisar sobre terrenos húmedos unos ejemplares de mega-dinosaurios carnívoros.

Los resultados del estudio ha sido publicado por la revista científica «Paleogeography, Palaeclimatology, Palaeocology», en la que también se habla de otro hallazgo que se ha producido en Teruel, en este caso un gran diente de dinosaurio, el cuarto de estas características que ha aparecido hasta la fecha en España, junto a los encontrados años atrás en los yacimientos de Riodeva y Galve (Teruel) y de Alpuente (Valencia).

Este nuevo diente ha sido encontrado en Formiche Alto (Teruel) y correspondía a un ejemplar de dinosaurio terópodo megalosáurido, unos animales que llegaban a medir 12 metros de longitud y que poseían dientes de hasta 10 centímetros de corona.

Descubren en la Antártida el núcleo de hielo más antiguo del mundo


ABC.es

  • El núcleo de tres kilómetros de grosor tiene unos 1,5 millones de años, casi el doble de la edad de la muestra hallada anteriormente

Descubren en la Antártida el núcleo de hielo más antiguo del mundo

Un grupo de científicos de 22 países ha descubierto en el este de la Antártidael núcleo de hielo más antiguo del mundo y se cree que éste dará pistas sobre el futuro del cambio climático. El núcleo de hielo de tres kilómetros de grosor tiene unos 1,5 millones de años, casi el doble de la edad de la muestra hallada anteriormente.

“Un núcleo de hielo antiguo, de más de un millón de años, podría decirnos más sobre la respuesta climática a los niveles de CO2 y nos permitirá utilizar esta información para entender como cambiará en el futuro”, señaló Tas van Ommen, científico de la División Australiana Antártica.

El experto dijo que en las investigaciones que duraron unos cinco años y que fueron lideradas por Hubertus Fischer, un físico climático de la Universidad de Berna (Suiza), se utilizaron radares aéreos para reflejar la luz a través del hielo y poder así determinar su edad.

“Desconocemos o conocemos muy poco sobre el grosor del hielo en grandes zonas del oriente antártico”, explicó van Ommen, al agregar que en el proyecto en el que participaron también con científicos de EE.UU. y el Reino Unido se utilizaron aviones para elaborar el mapa del lecho que yace debajo del hielo en la Cuenca Aurora.

“Utilizamos información de núcleos de hielo existentes, calculado el calor que emana la tierra, el calor geotérmico y algunos miembros del equipo elaboraron modelos detallados sobre los flujos de hielo y calcularon su edad”, acotó.

Van Ommen subrayó que el núcleo de hielo puede contener información valiosa sobre el cambio climático y la emisión de gases contaminantes. Se prevé que el proyecto científico de perforación en la Antártida podría comenzar en unos tres años.

Ideas «made in Spain» que cambiaron el mundo


ABC.es

  • La crisis no frena la inventiva. La Oficina de Patentes registró 3.338 solicitudes en 2012

Ideas «made in Spain» que cambiaron el mundo

ABC / El autogiro de Juan de la Cierva

¿Quién dijo que en España no se inventa? Muy al contrario, y para sorpresa de muchos, nuestro país ha sido la cuna de un buen puñado de «locos cacharros» que, en más de una ocasión, se adelantaron a su tiempo y suscitaron tanto el asombro del público como los más prestigiosos reconocimientos internacionales.

En lo civil, lo militar o lo industrial, y tanto en el ámbito de lo cotidiano como de lo profesional o lo lúdico, la inventiva de los españoles ha brillado con fuerza a lo largo de la Historia, dejando tras de sí un largo rastro de artilugios, máquinas, objetos, dispositivos y vehículos que son habituales en la actualidad.

Hombres como Leonardo Torres Quevedo (1852-1936), matemático e ingeniero de caminos, nos han dejado inventos como el dirigible, el mando a distancia, el puntero láser o la calculadora, mientras que otro, como Emilio Herrera (1879-1967), fue el primero en diseñar un traje espacial. La primera patente de una máquina de vapor moderna data del año 1606 y fue registrada por un español, Jerónimo de Ayanz y Beaumont (1553-1613), autor de 48 inventos diferentes, entre ellos una campana para sumergirse en el agua y bucear o nuevas clases de hornos y molinos de viento que mejoraron la industria metalúrgica y militar de su época.

El autogiro de Juan de la Cierva (1895-1936) fue el precursor de los modernos helicópteros, y el submarino de Isaac Peral (1851-1895) el primer buque sumergible impulsado por energía eléctrica. Por no hablar de Angela Ruiz Robles (1895- 1975), maestra y escritora gallega que se adelantó a los libros digitales con su Enciclopedia Mecánica, un invento desarrollado y fabricado en 1949 «para aligerar el peso de las carteras de los alumnos» y hacer «más atractivo» el aprendizaje.

Del botijo al cóctel molotov

La lista de los inventores «made in Spain» es larga, y la de sus inventos prácticamente interminable. Desde la aguja hipodérmica desechable al galeón, desde el botijo al cabrestante, desde el chupa chups al laringoscopio, al Talgo, desde la humilde fregona al cóctel molotov, el porrón, el mus, la guitarra, la navaja, el afilador de lápices, la grapadora o el futbolín, el ingenio de lo español está vivo y más que presente en todo el mundo.

Incluso en la actualidad, y a pesar de la crisis, los españoles seguimos inventando. Y si bien es cierto que en 2012 el número de solicitudes registradas por la Oficina Española de Patentes y Marcas descendió un 5,4% con respecto al año anterior, también lo es que durante ese año se registraron 3.338 solicitudes diferentes.

Una selección de altos vuelos

Viene a estas páginas, como botón de muestra, una selección de inventos de españoles sin los que el mundo que nos rodea no sería tal y como es.

1. Traje espacial. En 1935, el ingeniero y aviador Emilio Herrera Linares diseñó una «escafandra estratonáutica», el primer traje totalmente presurizado de la historia. Fabricado íntegramente en seda vulcanizada, el traje debía servir de protección a los tripulantes de un globo estratosférico que nunca fue lanzado a causa del comienzo de la Guerra Civil. El traje tenía partes articuladas en hombros, codos, caderas, rodillas y dedos y contaba en su interior con una funda hermética y un armazón metálico articulado, cuyos pliegues recordaban a un acordeón. Finalmente, el invento de Herrera, que llegó a ser presidente del Gobierno de la República en el exilio, fue descartado y su figura rápidamente olvidada por el gobierno de Franco.

2. Libro digital. El 7 de diciembre de 1949, y con el número de Patente 190.698, la maestra y escritora gallega Angela Ruiz Robles registraba su «Enciclopedia Mecánica», auténtico precursor de los modernos libros digitales. El invento, que se abría como un libro auténtico, contaba con una serie de abecedarios automáticos, en todos los idiomas, capaces de presentar, con una leve pulsación, cualquier palabra o escrito que se quisiera. Una serie de bobinas permitía incluir dibujos e ilustraciones. En la parte inferior, un plástico para poder dibujar o escribir.

3. Fregona. Unir un palo a una serie de hebras absorbentes de algodón y acompañar el todo con un cubo dotado de un escurridor en forma de cono fue la ingeniosa manera en que el riojano Manuel Jalón Corominas (1925-2011) consiguió que para fregar un suelo no hiciera falta, nunca más, hincarse de rodillas. Y si bien es cierto que ya en otros lugares se habían ideado soluciones parecidas, fue este español, sin duda, quien, a mediados de la década de los cincuenta del pasado siglo, perfeccionó el invento y lo convirtió en un elemento imprescindible para cualquier hogar.

4. Calculadora digital y puntero láser. Entre otros muchos inventos, Leonardo Torres Quevedo (el Leonardo español) desarrolló una máquina de cálculo analógico capaz de llevar a cabo operaciones complejas y de almacenar dígitos decimales. De funcionamiento puramente mecánico y a base de ejes rotatorios y estados eléctricos, el invento se considera precursor de todas las calculadoras digitales. Torres Quevedo ideó también un «puntero proyectable» que permitía mover un punto opaco, situado frente al proyector, a cualquier lugar de la diapositiva proyectada, lo que facilitaba llamar la atención sobre cualquier parte concreta de la misma.

5. Autogiro. También llamado «girocóptero», es una mezcla entre avión, con el que comparte el fuselaje, y helicóptero, ya que en lugar de alas tiene un rotor. El autogiro fue desarrollado por el español Juan de la Cierva y en 1923, cuando realizó su primer vuelo, logró recorrer 200 metros. De la Cierva desarrolló también los rotores articulados, que más tarde fueron utilizados por los helicópteros, descendientes de su invento original.

6. Jeringuilla desechable. En 1989, y cuando ya había conseguido vender más de sesenta millones de fregonas, Manuel Jalón Corominas empezó a dedicarse a otros proyectos, entre ellos el desarrollo de una jeringuilla desechable. Una solución que también alcanzó un rápido éxito internacional.

7. Submarino. Aunque el suyo no fue el primer buque capaz de navegar bajo el agua, el submarino que Isaac Peral desarrolló en 1885 se considera precursor de los submarinos modernos al ser el primero en utilizar propulsión eléctrica. Su casco era de acero, podía sumergirse hasta 30 metros de profundidad y sus hélices funcionaban con electricidad. Además, contaba con un tubo lanza torpedos. Construido por la Armada española, contaba con dos motores de 30 caballos y costó 299.500 pesetas.

8. Chupa Chups. En 1956, el confitero catalán Enric Bernat tuvo la brillante idea de fabricar un caramelo que se sujetara con un pequeño palo. Los niños, sus mejores clientes, tenían la costumbre de sacarse el caramelo de la boca con las manos. Comercializó su invento con el nombre de «Chups» y un eslogan que decía «chupa Chups», que el público pronto adoptó como nombre definitivo para su invento.