El hallazgo de oro nazi más importante del norte de Alemania


ABC.es

  • Un arqueólogo aficionado descubrió un tesoro valorado en 45.000 euros en dos sacos del banco del III Reich
abc Monedas del III Reich

abc | Monedas del III Reich

 ¿De dónde proviene el oro? se preguntan los medios alemanes, ¿quién lo ha escondido ahí? El martes ha sido presentado en Luneburgo (Baja Sajonia) un tesoro de 207 monedas de oro –unos 1400 gramos– que descubrió el arqueólogo aficionado Florian Bautsch por un valor de unos 45000 euros. A fines de octubre de 2014, este hombre de 31 años encontró diez monedas bajo un árbol en la localidad de Oedeme en Luneburgo dando aviso a monumentos arqueológicos. En las excavaciones, los arqueólogos oficiales encontraron otras 207 monedas a una profundidad de un metro, la más antigua es del año 1831 y la más nueva de 1910. Se trata del hallazgo de oro nazi más importante del norte de Alemania, han dicho los expertos sajones.

Más difícil para los científicos ha sido identificar la fecha en que las monedas fueron enterradas. Estaban en bolsas de aluminio oficial con sellos del banco del Reich y la esvástica nazi, razón por la cual los expertos estiman que el tesoro data de los años 40, e incluso podría ser de después del fin de la guerra: «Que las bolsas selladas fueran enterrados, sugiere que se trata de material saqueado, para recuperarlo en una fecha posterior», han comentado los expertos del Museo de Luneburgo donde se encuentran las monedas. Por un único día, el próximo domingo serán exhibidas al público general las monedas en el Museo, para luego continuar con la investigación: «Queremos saber de dónde viene el dinero, quién lo enterró ahí y porqué», ha dicho la directora del museo Heike Düselder.

El arqueólogo aficionado que recibirá 2500 euros como recompensa, se encontraba en el sitio investigando algo que parecía una tumba. Bautsch es un jóven empresario que en su tiempo libre sale a recorrer la ciudad con su detector de metales. Aquel 27 de octubre de 2014 encontró las monedas que fotografió con su teléfono móvil y envió a los arqueólogos de Luneburgo Edgar Ring y Jan Joost Assendorp.

Quién da más por la Historia de España


ABC.es

La casa de subastas Jesús Vico celebra hoy una puja abierta de mil monedas acuñadas en la Península Ibérica procedentes de la antigua colección de la Hispanic Society of America

Quién da más por la Historia de España

Quiso Archer M. Huntington que la sociedad norteamericana conociese a fondo la historia de España y su imperio a través de sus pinturas, sus joyas, sus artes decorativas… y sus monedas. El coleccionista y filántropo de finales de siglo XIX reunió 38.000 monedas que hasta hace unos meses pertenecieron a la Hispanic Society of America, institución que él mismo fundó en 1904.

La búsqueda de fondos para la conservación y adquisición de nuevas obras de arte español –la HSA posee una de las galerías más famosas de cuadros de Sorolla del mundo– se tradujo en una subasta histórica: la Hispanic renunciaba a la colección y abría la puerta a la dispersión de las piezas.

Sotheby’s adjudicó el tesoro a un comprador anónimo por una cantidad que oscila entre los 25 y los 35 millones de dólares (la cifra exacta es un misterio). El cliente resultó ser un consorcio de profesionales europeos que aunaron fuerzas (y capitales) para hacerse con el lote. Entre ellos se encontraba Jesús Vico, propietario de una de las casas de subastas más importantes de nuestro país.

Subasta en Madrid

Diez mil monedas han sido cedidas temporalmente por un donante desconocido a la Sociedad Numismática Americana, organización que, antes de la venta de Sotheby’s, se encargaba del estudio y la catalogación de las piezas. Otras mil(mil cuatro, en realidad) serán subastadas hoy en el Hotel Wellington de Madrid (calle Velázquez, 8) a partir de las cuatro de la tarde. Jesús Vico prevé que la subasta durará unas cinco horas: «Se adjudicarán unas 200 monedas cada hora, probablemente».

El lote está compuesto exclusivamente por monedas acuñadas en la Península Ibérica. La primera pieza data del siglo IV a.C. (una dracma que acuñaron los griegos en Rosas, Gerona) y la más moderna pertenece el reinado de Alfonso XIII. Entre una y otra hay piezas de Hispania Antigua, los reinos de Castilla y León, la Corona de Aragón, el Reino de Navarra, los Reyes Católicos, todas las coronas posteriores hasta Isabel II y las primeras pesetas (acuñadas a partir de 1868 y empleadas durante el gobierno provisional y la I República).

La puja está dirigida a todo tipo de públicos, tanto coleccionistas privados como instituciones públicas, y se podrá realizar en persona, por teléfono e internet. La moneda más «económica» tiene un precio de salida de 20 euros; la más valiosa, un 10 excelentes de los Reyes Católicos, 450.000 euros. «Ya hay siete u ocho personas interesadas, pero tenemos la esperanza de que se quede en España», reconocía Jesús Vico hace unas semanas. La casa celebrará otras dos subastas en octubre y noviembre. Tres ocasiones únicas para hacerse con un pedazo de la Historia de España. Hagan sus ofertas.