El gran negocio del fin del mundo (maya)


ABC.es

  • El Mundo Maya -que reúne a México, Belice, Guatemala, El Salvador y Honduras- saca provecho de la «profecía» que anuncia el fin de una era el próximo 21 de diciembre

    Calakmul, en Campeche

El próximo 21 de diciembre le puede tocar la Lotería de Navidad o, más difícil todavía, se le puede venir el mundo encima. Aunque algunos agoreros se empeñan en marcar esa fecha como la del final de los tiempos, las inscripciones del monumento 6 del recinto arqueológico de Tortuguero (Tabasco, México) sólo señalan que ese día se cumple el décimo tercer baktún, por lo que un Dios bajará del cielo y se completará un ciclo de 5.125 años. Y no permitiremos que nos fastidie la fiesta el reciente descubrimiento en la selva de Petén (Guatemala) del calendario maya más antiguo, que retrasa ese momento hasta el 3 de enero de 3590.

Faltan menos de dos meses para el acontecimiento y de ello ha decidido sacar partido turístico la organización Mundo Maya, que reúne a los países de Mesoamérica (México, Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador) donde se desarrolló esa civilización hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI y donde hoy habitan los herederos de una cultura que se remonta al 2.000 antes de Cristo. Una región que concita una de las ofertas de playa, naturaleza y cultura más atractivas del planeta.

Cinco estados mexicanos (Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán) han echado el resto para esta cita, quizá no sólo porque congregan la mayor concentración de recintos arqueológicos mayas y ciudades coloniales sino, también, por contar con la más extensa y diversa red de hostelería. El catálogo de lugares dignos de visita es inmenso, así que aquí sólo detallaremos una selección de los más relevantes.

En Yucatán se encuentra el núcleo monumental más importante y mejor conservado de México, Chichén Itzá ciudad que alcanzó su esplendor entre los años 900 y 1.300 de nuestra era. Allí se encuentra el Templo de Kukulcán, representación maya del dios Quetzalcóatl o «serpiente emplumada». Una estructura piramidal cuyo número de peldaños suma los 365 días del año y que cada equinoccio protagoniza un curioso fenómeno astronómico que dibuja en una de sus caras la sombra de una serpiente.

Diversas compañías ofrecen vuelos regulares diarios desde la Ciudad de México al aeropuerto internacional de Mérida, donde, como en todos los aeropuertos del país, existe un módulo de información turística y es posible alquilar un coche. Si prefiere utilizar el transporte público, lo mejor es dirigirse a la estaciones de Autobuses del Oriente, en el centro de la ciudad, o de ADO, que ofrece sus servicios en la práctica totalidad de ciudades mexicanas.

Una opción muy sugerente de alojamiento son las haciendas reconvertidas en hoteles de lujo. Quintana Roo es un destino sobradamente conocido, pues allí se encuentran Cancún y la Riviera Maya, con una capacidad hotelera de 80.000 habitaciones. Air Europa tiene vuelos regulares desde Madrid, además de varias compañías españolas de chárteres. Además de sol, playa y arrecifes de coral, en Quintana Roo es posible –igual que en Yucatán– nadar y bucear en un cenote, caverna que forma un estanque de aguas subterráneas. La ciudad maya más fascinante es Tulum que, enclavada en un ecosistema de manglares, domina las aguas turquesas del Caribe.

Palenque es una de las más bellas ciudades mayas. En plena selva chiapaneca, el Templo de las Inscripciones alberga la cámara funeraria de Pakal II. Desde la capital mexicana se puede volar al aeropuerto de Palenque o a los de Tapachula y Tuxla Gutiérrez. Aunque en los alrededores existen alojamientos más que decentes, no es mala opción hospedarse en el delicioso pueblo colonial de San Cristóbal de las Casas en el hotel-boutique Casa del Alma. Tuxla Gutiérrez cuenta con dos hoteles de cinco estrellas: el Camino Real y el Crown Plaza.

Tabasco también conserva huellas del pasado maya en Comalcalco, una ciudad realizada con ladrillos unidos con argamasa hecha con ostras y conchas, en lugar de las habituales piedras sillares. Hay vuelos diarios desde el Distrito Federal al aeropuerto internacional de Villahermosa, ciudad en que cuenta con dos hoteles de gran lujo: el Hilton y el Quinta Real.

Campeche cierra el abanico maya mexicano con Calakmul, la capital del reino de la serpiente en la reserva de la biosfera del mismo nombre y que llegó a tener más de 50.000 habitantes. Dos aeropuertos, el de Campeche y el de Ciudad del Carmen, nos situarán cerca de este recinto. El mejor hotel del estado es el Chicanná Ecovillage Resort.

Quien viaje a México con la excusa milenarista no puede olvidarse de su riqueza gastronómica, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ni de aprovechar para conocer algunos de sus «pueblos mágicos», que en esta región del sureste incluye San Cristóbal de las Casas (Chiapas), Izamal y Valladolid (Yucatán),

Tacotalpa (Tabasco) y Palizada (Campeche). Si se viaja por carretera, un buen complemento al mapa o al GPS es la web de la Secretaría de Transportes donde se pueden planificar de antemano las rutas a seguir.

En Guatemala se encuentra la mayor y más importante ciudad de la civilización maya: Tikal. Se puede llegar por carretera desde Palenque o en avión desde Cancún hasta el aeropuerto de Ciudad de Guatemala (Iberia tiene cuatro vuelos semanales desde Madrid). Con tres hoteles dentro del propio parque nacional (Tikal Inn, Jungle Lodge y Jaguar Inn) y, muy cerca, el más lujoso Camino Real Tikal.

Si con todo lo anterior no hubieran tenido bastante, aún pueden pasar a la vecina Belice para visitar, entre cuevas y cascadas, el cerro Caracol. O dar el salto a El Salvador, donde se encuentra la Joya de Cerén, una ciudad descubierta accidentalmente en 1976 y que está considerada como «La Pompeya de América», por haber permanecido durante siglos oculta bajo las cenizas de una erupción volcánica.

Envueltos en la magia de las cosmogonía maya o a buen recaudo en nuestro hogar, ¡feliz fin del mundo!… y que Dios nos pille confesados.

Descubren en Guatemala el entierro real maya más antiguo de Mesoamérica


ABC.es

  • Entre los objetos encontrados se incluye un collar elaborado con 18 piezas de jade y varios espejos mosaicos de pirita de hierro

    Imagen de la tumba considerada como la más antigua de la era maya en Mesoamérica

     

El entierro del gobernante «K’utz Chman», que en lengua Mam significa «Abuelo Buitre», considerado el más antiguo de la era maya en Mesoamérica, ha sido descubierto en la costa sur de Guatemala, según han informado los arqueólogos que han participado en el hallazgo. La arqueóloga guatemalteca Christa Schieber ha explicado en rueda de prensa que el hallazgo del entierro real maya tuvo lugar el pasado mes de junio en el Parque Nacional Arqueológico Tak’alik Ab’aj, situado en el municipio de El Asintal, en el departamento de Retalhuleu.

En opinión de Schieber, el hallazgo después de diez años de investigación, es «el máximo exponente de los descubrimientos arqueológicos de 2012», durante el que Guatemala celebrará el cambio del calendario maya conocido como Backtun 13, el próximo 21 de diciembre.

El patrón del entierro real y el más antiguo descubierto hasta ahora es diferente al encontrado en 2002, al que los arqueólogos le dieron el nombre de «Entierro 1» ya que data del periodo Preclásico Tardío, explicó Schieber.

Según la científica, el «Entierro 1» tenía una ofrenda enorme de más de 600 vasijas cerámicas, pero no se encontraron restos humanos, y entre los objetos enterrados se incluye un collar realizado con 18 piezas de jade, y varios espejos mosaicos de pirita de hierro, uno de los cuales tiene más de 800 piezas, según Efe

Sin embargo, el nuevo entierro descubierto, que tampoco contiene huesos preservados y que data de los años 770 al 510 antes de Cristo que corresponde a la segunda parte del Preclásico Medio, contiene pocas vasijas, ha explicado Schieber.

«El amanecer de la era maya»

La arqueóloga guatemalteca destaca que esa época se ha definido como la de transición entre la manifestación Olmeca a la Maya temprana en Tak’alik Ab’aj, y lo sitúa como «el inicio o el amanecer de la era maya». Por tanto, ha resaltado, se le puede considerar como «el más antiguo entierro real maya con un ajuar tan sofisticado encontrado en Mesoamérica».

De acuerdo con la arqueóloga, el entierro fue localizado en un agujero orientado hacia el norte-sur de la estructura 6 y hacia el sur de la «Ofrenda Collar del Ancestro» que fue descubierta el año pasado.

La diferencia del entierro del señor «K’utz Chman» con el «Entierro 1» son las «seis maravillosas figurillas femeninas» de la «Ofrenda Las Muñecas» que fueron halladas en el lugar y dadas a conocer en julio pasado.

También, ha agregado, las centenares de cuentas miniaturas de jadeita (mineral de la familia de los silicatos) del preciado azul olmeca y verde manzana, aún en la posición que indica que estaban cosidas sobre tela o cuero, bordadas en las muñequeras, y un taparrabo, al que definió como «el más esplendoroso». «Este taparrabo puede ser el único bordado con cuentas miniaturas de jadeita encontrado in situ de Meso América», sostiene.

Según Schieber, el collar, con cuentas de formas especiales que se parecen a las encontradas en el área Olmeca, tiene una pieza central única llamada «figura alada parada» o «hacha con cabeza de pájaro».

Este pendiente retrata una figura humana con cabeza de pájaro, muy probablemente un buitre, que puede representar una temprana versión del título «ajaw», ha apuntado.

De allí, ha dicho, que los arqueólogos le hayan puesto el nombre al entierro real maya de «K’utz Chman», que en lengua Mam significa «Abuelo Buitre», aunque aclaraba que su verdadero nombre se desconoce. «Pensamos que este entierro es de mucha importancia bajo la luz de la conexión con la ruta comercial de larga distancia a lo largo de la Costa Pacífica y el aparente desarrollo sociocultural hacia centros regionales», ha añadido..

Según Schieber, el entierro puede referirse a uno de los primeros gobernantes mayas de Tak’alik Ab’aj, que se puso en la vanguardia y dio el paso de la representación del mundo Olmeca a la innovación de la cosmovisión Maya temprana.

«También se le podrá llamar cariñosamente uno de los primeros mayas tempranos con costumbres todavía olmecas», concluyó.

Arqueólogos descubren un palacio maya con 2.000 años de antigüedad


EFE – ABC

  • Es la evidencia arquitectónica encontrada más antigua de la cultura maya
 EFE Un palacio maya descubierto en el sureño estado mexicano de Chiapas

EFE | Un palacio maya descubierto en el sureño estado mexicano de Chiapas

Un grupo de especialistas mexicanos ha descubierto un palacio maya con unos 2.000 años de antigüedad en el yacimiento arqueológico Plan de Ayutla, en el estado de Chiapas, informaron hoy fuentes oficiales.

“El descubrimiento constituye la primera evidencia arquitectónica de una ocupación tan temprana entre las antiguas urbes mayas de la cuenca del Alto Usumacinta”, en el municipio de Ocosingo, indicó en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La institución precisó que en esa zona arqueológica de la Selva Lacandona encontraron evidencias del palacio maya de principios de nuestra era, además de un enterramiento de entre los 900 y 1000 años, los cuales se prevé que sean abiertos al público el año próximo.

El director del proyecto, Luis Alberto Martos, explicó que este nuevo descubrimiento se localizó en un patio hundido ubicado en la Acrópolis norte del yacimiento arqueológico, el cual representa la primera evidencia de una ocupación temprana entre el año 50 a.C. y el 50 d.C. entre las antiguas urbes mayas en el Alto Usumacinta.

Martos agregó que hasta ahora las evidencias más antiguas eran del año 250 d.C., aunque existían restos cerámicos de al menos un siglo antes.

Precisó que el palacio descubierto está conformado “por cuartos con muros de casi un metro de ancho, cuyas esquinas están redondeadas, un rasgo temprano de la arquitectura maya”.

Añadió que en una época posterior, los mayas desmontaron la construcción y rellenaron la plaza para elevar el nivel de los demás edificios, por lo que “los restos del palacio temprano se preservaron al quedar debajo”.

Las construcciones posteriores se edificaron entre los años 250 y 800 d.C. y corresponden a los períodos del Clásico temprano y tardío, cuando este sitio jugó un papel político fundamental.

Según una hipótesis, esta ciudad fue el centro político del que partió el linaje fundador de Bonampak, y estuvo subordinado en distintas etapas a Toniná, importante urbe con la que guarda rasgos similares en algunos elementos arquitectónicos, como la cancha de Juego de Pelota y las grecas que decoran los edificios, indicó el especialista.

Agregó que las investigaciones permitirán profundizar en la interacción e integración política en esta región, “una zona donde varios señoríos estuvieron en pugna y libraron batallas y formaron alianzas”.

El arqueólogo explicó también que el trabajo en ese yacimiento han permitido conocer la larga secuencia de ocupación de principios de la era actual hasta el año 1000 d.C, que supone un periodo de “diez siglos reflejados en la arquitectura del lugar”.

Detalló que este sitio tiene unas estructuras muy complejas. “Tiene tres acrópolis y tres plazas principales, disposición que cumple con la cosmovisión maya de cielo, tierra e inframundo”, apuntó.

Martos refirió que la última fase de construcción corresponde a los años 800-850 d.C., “cuando grupos de origen chontal, que utilizaban una cerámica de pasta fina, reocuparon algunos edificios y levantaron otros”.

De acuerdo con el plan de restauración de este yacimiento, se prevé que este año se terminen algunos edificios de la Acrópolis norte y algunas en el área oeste; y para el próximo se trabajará en “la consolidación de otra acrópolis donde residía la elite”, explicó.

Arqueólogos mexicanos descubren la ‘puerta de entrada’ al inframundo maya


EFE – El Mundo

RED SUBTERRÁNEA DE CUEVAS DONDE HACÍA RITUALES

 

  • Son construcciones subterráneas muy elaboradas y de complicado acceso
  • Se han encontrado restos óseos humanos y ajuar funerario
  • Crónicas de 1562 hablan de 17 lugares de este tipo; se han encontrado nueve

¿quieres saber más sobre los mayas? ¿o sobre los aztecas?

MÉXICO.- Arqueólogos mexicanos creen haber descubierto en el estado de Yucatán (sureste) la red subterránea de cuevas que los antiguos mayas creían daba a Xibalbá, el inframundo, según informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Un equipo de especialistas ha dado con varios templos en estos espacios subterráneos de cuevas y cenotes (ríos sagrados) que, según el Popol Vuh -el libro de la mitología maya- conducía al mundo de los muertos, un espacio acuoso con casas.

Los arqueólogos creen que los espacios de culto hallados, construcciones muy elaboradas ubicadas en algunos casos en espacios de muy difícil acceso, como hoyos de hasta 40 metros, tenían como objeto reverenciar a Xibalbá.

Dentro de una de las cuevas se localizó una calzada de casi cien metros de largo, bien cimentada, similar a las del enclave maya de Chichén Itzá, considerado uno de los centros de esta cultura en la antigüedad.

La calzada gira intencionadamente hacia donde se halla un cuerpo de agua, donde se encuentra una columna de estalactitas y estalagmitas que se asemeja a una ceiba, el árbol de la vida para los mayas. El camino termina en tres plataformas que llegan al agua. El patrón es similar al de la Cueva de Balakanché, en Chichén Itzá.

Varias de las cuevas presentan una especie de portal natural tapiado con piedras labradas, con un pequeño acceso que no llega al metro de altura.

Se encontraron huesos y ajuar funerario

En estos espacios se hallaron restos óseos humanos y ofrendas funerarias, entre ellos una vasija de hace 1.900 años. Hasta el momento, se han encontrado catorce de estos sitios con elementos rituales.

El hallazgo, ubicado dentro del proyecto ‘El culto al cenote en el centro de Yucatán’, parece reproducir lo asentado sobre las creencias mayas en fuentes históricas como el Popol Vuh, de acuerdo al INAH. Las investigaciones se ampliarán próximamente para explorar los vestigios del culto subterráneo.

En crónicas de 1562 sobre la persecución de la idolatría tras la Conquista española, se mencionan 17 cuevas y cenotes donde se efectuaban ritos mayas, de los que nueve han sido localizados por los arqueólogos. Siete de ellos contenían restos óseos, dos en gran cantidad.

Yucatán alberga muchos vestigios de los mayas, como las ciudades de Uxmal y Chichén Itzá. Los arqueólogos creen que la tupida selva que cubre el Estado oculta muchos más restos de esta cultura prehispánica.

Nuevo yacimiento maya en Yucatán


El País

  • Se descubre una zona residencial de élite en Chichén Itzá 

Uno de los grandes enclaves arqueológicos más importantes del planeta sigue dando sorpresas. Un equipo de arqueólogos mexicanos ha desvelado este fin de semana los avances de una investigación de 10 años en una zona que fue habitada por la élite maya en el enclave arqueológico de Chichén Itzá, en el Estado mexicano de Yucatán. El arqueólogo José Osorio León, encargado de campo en el proyecto, asegura que es la construcción arquitectónica más temprana del lugar y se piensa que estuvo habitada en el preclásico y clásico tardío, es decir entre los años 800 y 1000 d.C.

Osorio y Federica Sodi Miranda, directora del Instituto Nacional de Antropología (INAH) en Yucatán, explicaron que se trata de un conjunto residencial situado a unos 800 metros de distancia de Chichén Itzá y que es de difícil acceso. La zona descubierta cuenta con un palacio y varias estructuras ceremoniales, “relacionadas con la élite que ocupaba el palacio”, señalaron los investigadores. Osorio añadió que se han encontrado algunos entierros de personajes de la época, de los que no dio detalles.

El área, de momento, está cerrada al público y será visitable sólo parcialmente. “A Chichén Itzá acuden diariamente unos 5.000 visitantes, y este nuevo sitio no podemos abrirlo totalmente al público por cuestiones de seguridad”, explicaron sus responsables.

Los mayas perecieron tras cambiar su clima local con malas prácticas agrícolas


CET – El Mundo

SEGÚN SUGIEREN NUEVAS IMÁGENES POR SATÉLITE 

  • Los datos tomados desde el espacio muestran que sobrexplotaron los humedales
  • El deterioro del entorno pudo generar a su vez enfermedades y conflictos
Imagen del satélite IKONOS que muestra las tierras húmedas que se cree que cultivaron los mayas, junto a zonas en amarillo que fueron urbanizadas por esta civilización. (Foto: REUTERS)

Imagen del satélite IKONOS que muestra las tierras húmedas que se cree que cultivaron los mayas, junto a zonas en amarillo que fueron urbanizadas por esta civilización. (Foto: REUTERS)

MADRID.- Existen varias teorías enfrentadas para explicar la desaparición de la cultura maya, que habitó en el continente americano durante casi tres milenios. Las más recientes imágenes obtenidas por los satélites apoyan la tesis de que fue un cambio climático en su zona el que causó la extinción de esta cultura.

Las últimas fotografías orbitales del centro de interpretación de datos de satélites SERVIR, financiado en parte por el Banco Mundial y gestionado por la NASA, han mostrado nuevos y sorprendentes detalles del paisaje que habitaron los mayas, las cuales sugieren que este pueblo desarrolló sistemas de canales y complejas prácticas agrícolas en los ‘bajos’, es decir, las tierras húmedas que rodeaban sus centros urbanos.

La sobreexplotación y deforestación de estos humedales, unida a la agricultura más primitiva de tala y quema que también practicaron los mayas y quizás a un periodo de sequía natural, provocó un aumento de las temperaturas y un cambio en las condiciones climáticas en la zona, las cuales pudieron desencadenar una serie de catástrofes que habrían culminado con el fin de una civilización milenaria.

Así lo asegura el investigador estadounidense Tom Sever, uno de los responsables del programa SERVIR y único arqueólogo profesional en la nómina de la NASA.

Otras tesis rivales para explicar el ocaso de los mayas son los huracanes, la superpoblación, la guerra o la rebelión de los campesinos. “Nuestras recientes investigaciones muestran que otro factor pudo se el cambio climático”, ha afirmado Sever en una reciente conferencia, según informa ‘National Geographic’.

La ventaja de la teoría del cambio climático, en cualquier caso, es que no es incompatible con el resto, ya que un súbito deterioro de las condiciones de vida pudo desencadenar a su vez otras catástrofes, como plagas o luchas internas por recursos cada vez más escasos.

Los ‘bajos’ o humedales de Centroamérica constituían un 40% de la superficie que habitaron los mayas. Sever cree que sus estudios con satélites sobre lo que hizo esta civilización podrían ayudar a sus actuales pobladores a no repetir los mismos errores.

Espectáculo nocturno en las ruinas mayas de Tulum


EFE – El Pais

  • La iniciativa tiene el objetivo de reducir la afluencia diurna de turistas

índiceLa zona arqueológica maya de Tulum, en el Caribe mexicano, podrá visitarse de noche en los próximos meses, gracias a un nuevo sistema de iluminación, para reducir la afluencia de turistas diurnos, según ha anunciado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Tulum, situada en el estado de Quintana Roo, es una antigua ciudad maya que ha llegado a recibir en la temporada alta hasta 8.000 visitas diarias de turistas. “Con el uso del horario nocturno se va a diversificar el ingreso durante todo el día, lo cual va a ser un elemento favorable para la conservación de Tulum”, señala la arqueóloga titular del Centro INAH de Quintana Roo, Adriana Velázquez, en la nota.

Las visitas nocturnas se efectuarán en grupos de 40 personas, con un recorrido que durará alrededor de 45 minutos y se podrán complementar con guías de audio grabadas y una presentación audioviual. La fecha de inicio de los recorridos se establecerá durante el primer trimestre del año. Está previsto que las visitas nocturnas comiencen los días de mayor afluencia de visitantes y se incrementen después de forma paulatina.

El nuevo sistema iluminará los principales monumentos del lugar, situados en el área central, el Castillo y la parte norte del área amurallada, que comprende la Casa del Cenote, el Templo de los Frescos, la Casa de Halach Linic Gran Señor, la Casa de las Columnas y otras estructuras que pertenecen a la Casa de Chultu.

Las lámparas, que requieren bajo consumo de electricidad, se ha colocado de forma que no provoquen un impacto negativo en la zona arqueológica.