¿Aprobarías el examen de historia de selectividad?


En el examen de Historia de España de la Comunidad de Madrid los alumnos debían relacionar una caricatura de 1897 del semanario Pequeñeces con el reinado de Alfonso XII. La imagen representa el Pacto de El Pardo, acuerdo entre Cánovas del Castillo y Sagasta para apoyar la regencia de la viuda del monarca-.

restauracion-9-638

Examen de Historia de España de Madrid.

Los alumnos también debían explicar la organización económica y social de Al-Ándalus, las instituciones de gobierno de los Reyes Católicos o la monarquía de Felipe II. Los jóvenes madrileños escogieron este martes, en su primer día de selectividad, entre Rousseau y Aristóteles, en el examen de Filosofía. Y también entre los problemas sociales y políticos de la época moderna o, de la contemporánea.

En Lengua castellana y Literatura, el último examen de la fase general han analizado un artículo de Almudena Grandes en EL PAÍS Semanal, sobre la protagonista de una novela de Ana María Matute. La poesía de 1939 a finales del siglo XX, fue también otra de las cuestiones.

Entra en el enlace para ver si aprobarías: examen historia

Suerte.

El embalse de la Sierra Norte que atrajo OVNIS durante más de diez años


ABC.es

  • Está incluido en la Ruta extraterrestre Área Norte, un itinerario que recorre los principales puntos de avistamientos en la Comunidad de Madrid
EFE | Embalse de El Atazar, en el año 2013

EFE | Embalse de El Atazar, en el año 2013

Cuando Steven Spielberg ideó en la década de los 70 su película«Encuentros en la tercera fase» (1977), seguramente no conociera este lugar de la Sierra Norte de Madrid, pero bien podría haber sido el escanario del filme en lugar de Indiana. El tridimensional espacio no es otro que el embalse de El Atazar, elevado como el más grande de la Comunidad y, en paralelo, también como uno de los principales puntos de avistamientos de OVNIS de la región.

Su área de actividad más potente en ese sentido data de la misma década en la que se estrenó la obra de Spielberg y los años siguientes, al menos hasta finales de los 80. Al respecto, hay decenas de testimonios que dicen haber visto diferentes objetos voladores en la zona, alargados y luminosos, con una velocidad y una agilidad inusual que les permitía sumergirse en el embalse una y otra vez y emerger hasta perderse en el cielo. Un grupo de jóvenes excursionistas así lo declaran, con la consiguiente confirmación de otros visitantes, igualmente seguros de haber vivido uncontacto con vida exterior.

En efecto, la relación de El Atazar con el fenómeno de la ufología se sostiene en tales testimonios, repetidos en los mismos términos hasta la fecha, pero también en la inclusión del lugar en la denominada comoRuta extraterrestre Área Norte. Se trata de un itinerario por los diferentes zonas de avistamientos de la región, en los que se incluyen además otros municipios como Pedrezuela, El Berrueco, La Cabrera, La Pedriza o El Vellón, entre otros.

El hospital para la fauna salvaje más grande de Europa


El Mundo

  • El 60% de los animales tratados se devuelven al medio natural

Hospital de fauna de GREFAJORGE BARRENO

La reunión del equipo veterinario acaba de terminar y cada uno ya sabe el trabajo previsto para el día. Pero, como en un hospital cualquiera, en todo momento puede llegar un caso de urgencia que atender. Sin embargo, el Hospital de Fauna Salvaje de GREFA no es un centro médico cualquiera. En el cuadro de actividades programadas para el día hay que hacer curas y atender a una cigüeña negra, un águila calzada y una garza. Y también hacer una necropsia a un buitre leonado que ingresó con una intoxicación por plomo procedente de los perdigones de las presas que algún cazador no pudo o no supo recuperar y de las que este animal se alimentó.

En la Comunidad de Madrid hay tres centros que se ocupan de atender a la fauna salvaje herida. Uno de ellos, el Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS), depende de la administración regional y los otros dos, el de GREFA y otro para aves nocturnas, el Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas de Brinzal, gestionados por ONGs. Pero las instalaciones de las que dispone GREFA en el Monte del Pilar de Majadahonda convierten a este centro en el hospital de fauna más grande y con más actividad de Europa.

Cerca de 4.000 aves, reptiles o mamíferos salvajes ingresan en este centro cada año y aproximadamente el 60% de ellos pueden ser devueltos al medio natural después del tratamiento. Los demás, lo que no son recuperables para una vida silvestre en el medio natural, permanecen en las instalaciones del centro de educación ambiental para que niños y mayores puedan conocer a estas especies y aprender a conservarlas.

En un día normal, el hospital cuenta con tres veterinarios en el centro y otro haciendo labores de recogida de animales heridos, y en total unas 10 personas para desepeñar todos los trabajos que precisa el centro. Pero también sirve como escuela para multitud de estudiantes o jóvenes veterinarios o enfermeros que realizan una importantísima labor como voluntarios. “Cada año pasan por aquí unos 120 voluntarios divididos en distintas épocas. Hay voluntarios de una semana, otros que están 15 días y otros que realizan prácticas de entre uno y tres meses. Y luego están los responsables de departamento que vienen un día a la semana durante todo un año”, explica Fernando González, veterinario jefe del centro.

En la página web de GREFA se puede consultar el teléfono de contacto en caso de encontrar un animal salvaje herido o accidentado. Aunque lo más habitual es que sean los agentes forestales o la Guardia Civil quienes alertan a la organización del hallazgo de ejemplares que precisan atención veterinaria. “Los animales nos llegan de muy distintas maneras. Los únicos casos que no nos traen los agentes forestales son los animales electrocutados o envenenados, porque tienen órdenes de llevarlos al CRAS, que depende de la Comunidad de Madrid”, asegura González.

La labor del equipo veterinario de GREFA no tiene importancia sólo para recuperar a los animales accidentados, sino que desempeñan una importante labor de conservación. En su laboratorio, por ejemplo, se estudian los niveles de plomo para determinar las concentraciones que resultan mortales para cada especie. “Eso puede tener un papel decisivo a la hora de que una administración pueda tomar decisiones como la prohibición de la caza con perdigones de plomo en un determinado lugar, como ya sucedió con la caza en humedales por otros motivos”, asegura el veterinario jefe. “Por eso es muy importante también realizar necropsias. A esos animales no los vamos a salvar, pero nos puede ayudar a que otros mueran”, afirma.

Los secretos que esconde el escudo de la Comunidad de Madrid


ABC.es

¿Por qué se apostó por el rojo carmesí para el fondo del emblema madrileño? ¿Por qué aparecen dos castillos y siete estrellas?

Los secretos que esconde el escudo de la Comunidad de Madrid

El escudo actual, vigente desde 1983

El rojo carmesí inunda los escenarios en los que la Comunidad de Madrid está presente desde que la región se convirtió en una Comunidad Autónoma. Pese a su independencia de Castilla, este color no es más que una reminiscencia de su pasado castizo, ya que castellana es la historia y la ascendencia de nuestra región.

Los secretos que esconde el escudo de la Comunidad de Madrid

El escudo hasta 1982

Sobre el campo rojo, se asientan dos castillos de color amarillo –oro en las ocasiones más célebres– que simbolizan la intención de la Comunidad de Madrid de servir de unión entre las dos Castillas. A su vez, ambas torres están sobrevoladas por siete estrellas de cinco puntas, en color blanco –o plata– procedentes del Escudo de la Capital, que recuerdan la Osa Menor, muy visible en el cielo de Madrid. La configuración de cinco puntas hace alusión a las cinco provincias limítrofes. Todo ello rematado por la Corona Real de España, en color amarillo u oro, que simboliza a la capital de la Comunidad como Real Sitio.

El poeta Santiago Amón definía con estas palabras el diseño de José María Cruz Novillo: «De un solo cuartel de gules y en él, de oro, dos castillos pareados, almenados, donjonados, aclarados de azur y mampostados de sable, surmontados en el jefe por siete estrellas de plata, colocadas cuatro y tres. Al timbre, corona real, cerrada, que es un círculo de oro engastado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones de hojas de acanto, visibles cinco, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azur, con el semimeridiano y el ecuador de oro, sumado de cruz de oro. La corona, forrada de gules».

Los secretos que esconde el escudo de la Comunidad de Madrid

El escudo hasta 1983

Escudos de las localidades integrados

La provincia de Madrid tuvo dos escudos de este tipo, el primero, otorgado en 1872, se componía de los escudos municipales de Alcalá de Henares, Navalcarnero, San Lorenzo de El Escorial, Colmenar Viejo, Chinchón, San Martín de Valdeiglesias, Getafe, Torrelaguna y el antiguo escudo de Madrid.

Tras el reajuste de partidos judiciales a mediados del siglo XX, el escudo pasó a componerse de cuarteles con los escudos de Alcalá de Henares, Navalcarnero, San Lorenzo de El Escorial, Colmenar Viejo, Aranjuez y el escudo simple y actual de Madrid. Este escudo estuvo vigente hasta el fin de la Diputación provincial, en 1983.