El Gran Telescopio de Canarias pide propuestas de observación para 2009


CET – El Mundo

INVITA A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

SI QUIERES SABER MAS SOBRE EL GRAN TELESCOPIO PINCHA AQUÍ

El Gran Telescopio Canarias (GTC) ha hecho un llamamiento para recibir propuestas de observación por parte de la comunidad astronómica internacional durante el primer semestre de funcionamiento del mismo, que tendrá lugar a partir de marzo y se extenderá hasta el 31 de agosto de 2009.

Según el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), la convocatoria, que brindará la oportunidad de participar en las primeras observaciones científicas del telescopio óptico-infrarrojo más grande del mundo, finaliza el próximo 3 de octubre.

Tras completar recientemente la instalación de su espejo primario de 10,4 metros de diámetro, el GTC se prepara ahora para recibir el primero de sus instrumentos, el ‘Osiris’. Este espectrógrafo, diseñado para trabajar en el rango visible, es decir con la luz del cielo que es capaz de percibir el ojo humano, será el único instrumento disponible en esta convocatoria. En este inicio de operaciones del telescopio, ‘Osiris’ observará imágenes de banda ancha con determinados filtros y con espectroscopía de rendija larga.

Otros trabajos de puesta a punto del telescopio y de más instrumentos continuarán a lo largo del semestre. Se prevé que ambos estén disponibles para su explotación científica al menos el 50% de las noches, sobre todo las más oscuras del semestre.

Durante este primer semestre de operaciones del GTC todas las observaciones se llevarán a cabo por personal cualificado del propio telescopio, que se encargará de optimizar cada noche su rendimiento científico en función de la atmósfera y de las condiciones técnicas.

Los diferentes comités de asignación de tiempo valorarán las propuestas que presenten los mejores programas de observación científica. La formalización de las solicitudes se realiza a través de Internet.

El ‘Gran Telescopio Canarias’ completa su espejo primario


El Mundo

HA RECIBIDO EL ÚLTIMO DE LOS 36 SEGMENTOS HEXAGONALES QUE LO FORMAN

–> Noticias Relacionadas (***Gratecan : Gran Telescopio Canarias ***)

MADRID.- El espejo primario del ‘Gran Telescopio Canarias’ (GTC), situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafia, La Palma) del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha recibido el último de los 36 segmentos hexagonales que lo forman, convirtiéndose así en el mayor espejo segmentado construido hasta la fecha para un telescopio óptico-infrarrojo.

El segmento colocado, que recibe el nombre de ‘Sanguino’, un tipo de árbol autóctono de Canarias, marca el inicio de un nuevo periodo de optimización del GTC que culminará en la utilización del telescopio por la comunidad astronómica.

Con unas dimensiones de 11,3 metros de diámetro entre extremos, equivalente a la superficie de un espejo circular de 10,4 m de diámetro, y 16,9 toneladas de peso, el GTC pertenece a una nueva generación de telescopios que utiliza un espejo primario segmentado como solución a la dificultad de construir, manipular y trasladar espejos monolíticos de más de 8 metros.

Formado por 36 espejos vitrocerámicos hexagonales de 1,90 metros entre vértices, 8 centímetros de grosor, y 470 kilogramos de peso cada uno, el GTC funciona en todo momento como una sola superficie de forma cóncava que concentra toda la luz y la envía al espejo secundario, de tamaño y proporciones mucho más reducidos, y este a su vez a un espejo terciario, situado dentro de una torre central, que conduce la luz al foco deseado para su estudio.

Los espejos están compuestos por un material especial llamado Zeridurtm, un tipo de vitrocerámica que apenas sufre alteraciones con los cambios de temperatura, evitando que las imágenes se deformen. El proceso de pulido de los espejos fue llevado a cabo con un límite de error superficial de 15 nanómetros (millonésima de milímetro), es decir, un tamaño 3.000 veces más fino que un cabello humano.

on error resume next dim obFlash set obFlash = CreateObject(“ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.9”) if IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 9 else set obFlash = CreateObject(“ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.8”) end if if JSflashVersion < 9 and IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 8 else set obFlash = CreateObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.7") end if if JSflashVersion < 8 and IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 7 else set obFlash = CreateObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.6") end if if JSflashVersion < 7 and IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 6 else set obFlash = CreateObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.5") end if if JSflashVersion < 6 and IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 5 else set obFlash = CreateObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.4") end if if JSflashVersion < 5 and IsObject(obFlash) then JSflashVersion = 4 else set obFlash = CreateObject("ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.3") end if if JSflashVersion 4 then Set obFlash = CreateObject(“ShockwaveFlash.ShockwaveFlash”) JSFlashVersion = Left(Hex(obFlash.FlashVersion),1) end if

Los 36 espejos hexagonales se coordinan para mantener esta precisión en el telescopio gracias a una red de mecanismos y sensores. Este conjunto de cualidades confiere al telescopio un poder de visión insólito equivalente a cuatro millones de pupilas humanas.