Como Tintín en ‘La oreja rota’


El Mundo

  • El Gran Chaco, 1.066.000 km2 de superficie selvática apenas conocidos, acoge un proyecto de exploración cultural en el que participan los españoles Santiago Martínez, Andrés Juste y Emilio Fonseca

14351394958108

Doce profesionales del arte y la cultura de varios países se han aventurado a descubrir el Gran Chaco Americano. El proyecto, llamado Chaco Ra’anga, quiere ofrecer una nueva visión antropológica, histórica y cultural de esta región. La zona selvática tiene 1.066.000 km2 de superficie, y comprende territorios de Argentina, Bolivia, Paraguay y una pequeña porción de Brasil. En la aventura cultural hay tres españoles que, con el apoyo de diferentes organizaciones, como la Red de Centros Culturales de España de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), pretenden ofrecer su punto de vista de esta región, cada uno desde su especialidad y profesión.

Inspirados por la hazaña del soldado alemán Ulrico Schmidt en 1534, los nuevos voluntarios españoles son el antropólogo Santiago Martínez Magdalena, el arquitecto y artista Andrés Juste Hernández y el dibujante y cineasta Emilio Fonseca Martín. Cada uno tiene un proyecto personal para hacer visibles a los casi 7.000.000 de habitantes de esta región, entre ayoreos, tobas, pilagás, guaraníes, matacos y otros pueblos indígenas.

14344756405393

Andrés Juste ofrece ‘Bitácora Sonora’, que pretende contar el Gran Chaco Americano a través de los sonidos.”Mediante lo sonoro intento tocar sensibilidades que han quedado un poco ocultas. He recolectado sonidos de ambientes, cortes de audio naturales o humanos, también tengo testimonios y músicas del folclore de la región”, dice Juste, arquitecto formado en la Universidad Politécnica de Madrid. Él, que además tiene experiencia como músico ha tomado nota de la increíble riqueza sonora de parques naturales como el Kaa-Iya, en la cordillera boliviana. “En estos bosques tupidos es difícil adentrarse porque la vegetación es muy abundante de hecho uno de ellos se llama El Impenetrable”, explica Juste Hernández.

Con su proyecto quiere evidenciar que sonidos que van desde la música, hasta los discursos electorales, son otras vías para conectar con la sociedad actual con la vida que habita en el Gran Chaco Americano. El registro de lenguas como el wichí, el mokoi, el qom o el kuna drec que se han grabado en los distintos países de la zona podrán ser en el futuro un objeto de estudio, ante la amenaza que tienen como lenguas que pueden caer en desuso y en posterior extinción.

14344756132860

Guerras del Chaco

Rememorar los conflictos bélicos y las singularidades de las comunidades indígenas de esta región es la pretensión de Santiago Martínez Magdalena, profesor asociado de la Universidad de Murcia. El resultado final será ‘Crónica Inversa. Chaco reverso‘ un libro que “tiene que ver con la construcción de la memoria y las identidades en el Gran Chaco Americano”, según explica Martínez Magdalena. La singularidad de esa región, es que son tres territorios que pertenecen a tres estados-nación diferentes (Bolivia, Paraguay y Argentina). “Alguien tiene que encargarse de este patrimonio común y crear una identidad transacional. Habría que integrar todas estas comunidades indígenas variopintas en un solo territorio biológico y cultural, que es lo que son”, afirma.

Sus aportaciones serán dos: “Habrá un capítulo para el libro colectivo que se va a editar y una exposición a través de los materiales que tienen que ver con el trenzado de las memorias que he recogido en mi ensayo. Estoy llevando también una crónica de todas las actividades programadas, este diario formará parte del blog y luego ya veremos si acaba convirtiéndose en otro libro”, finaliza Martínez Magdalena.

Emilio Fonseca Martín dará forma al cómic ‘Verde Invisible’. Este será un tebeo de no ficción con rasgos de documental. Sus principales protagonistas serán los pueblos indígenas que viven en aislamiento voluntario. Pretende hacer así una llamada al peligro que representan las grandes sociedades corporativas que emprenden sus proyectos empresariales en estas tierras vírgenes.

“La situación difícil de las poblaciones indígenas que todavía tienen muy complicado el acceso a los territorios y a la educación, los servicios de salud y los derechos de una vivienda digna. Mi trabajo se ha volcado también en la naturaleza, hemos podido constatar que aún existen lugares maravillosos con biodiversidad y recursos importantísimos a nivel mundial pero que están muy amenazados, sobre todo en la parte paraguaya”, resalta Fonseca Martín, licenciado e investigador en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid.

Particularidades del proyecto

Siguiendo el ejemplo de exploradores como el portugués Aleixo Garcia, líder de la primera expedición española que se aventuró en el Chaco allá por el lejano 1524, la ruta emprendida tendrá como objetivo recuperar las historias, pueblos y paisajes diversos que conviven desde hace siglos en este inmenso y salvaje territorio situado entre la imponente cordillera de Los Andes y el Gran Pantanal. El proyecto Chaco Ra’anga consta de varios componentes: Un viaje terrestre y fluvial por algunos puntos destacados del Gran Chaco; la creación de una plataforma transmedia que comunicará el proyecto y los trabajos de los viajeros de una forma interactiva y a través de distintos formatos; la publicación de un libro con las crónicas del viaje y los trabajos susceptibles de ser publicados; la creación de una exposición fruto de los proyectos de los viajeros y la celebración de un simposio internacional con el objetivo de reflexionar sobre las experiencias y obras generadas para contribuir a un mejor desarrollo de la región.