Estados Unidos pone a disposición su documentación sobre avistamientos de ovnis


El Mundo

  • AMÉRICA | Más de 12.000 alertas desde la Segunda Guerra Mundial
  • Cualquier persona podrá consultar los informes de manera gratuita a través de Internet
Imagen del informe sobre un OVNI en Austin en 1965.

Imagen del informe sobre un OVNI en Austin en 1965.EL MUNDO

Estados Unidos ha decidido poner a disposición de cualquier usuario toda la documentación que guarda sobre los avistamientos de ovnis tras la Segunda Guerra Mundial, según publica el Daily Mail.

Hasta ahora la información se podía encontrar en los archivos nacionales, situados en Washington. Sin embargo ahora se podrá acceder a ella de manera gratuita y a través de Internet. Están recogidas en la web Project Blue Book.

Los informes se corresponden con los presuntos avistamientos investigados por el ‘Proyecto libro azul’, de ahí el nombre de la página web. Estos supondrían más de 12.000 alertas que en plena Guerra Fría llegaron a las oficinas de la Fuerza Aérea estadounidense, informa el mismo medio.

Concretamente habría un total de 12.618 informes de avistamientos, 701 de los cuales no tuvieron explicación. “Hay una gran cantidad de trabajo para que los investigadores aficionados intenten encontrar una explicación a aquello que nunca la tuvo”, ha explicado Nigel Watson, un conocido ufólogo, al Daily Mail.

Pictured is the staff of Project Blue Book, which recorded more than 12,000 encounters with UFOs. Sitting in the centre is Hector Quintanilla, the last chief officer of Project Blue Book

En la foto, el personal del Proyecto Libro Azul , que registró más de 12.000 encuentros con ovnis. Sentado en el centro Héctor Quintanilla , el último primer oficial del Proyecto Libro Azul

 

¿Tiene Halloween origen en las tradiciones celtas?


ABC.es

  • Ante las críticas por la importación de esta fiesta desde los Estados Unidos, cada vez más localidades celebran el final de la época de cosechas con el «Samaín» y «magostos»
¿Tiene Halloween origen en las tradiciones celtas?

abc.es Halloween es la unión de las palabras «All hallow’s eve», que significa «víspera de Todos los Santos»

«Que celebrenos Halloween es como si en Wisconsin bajasen de romería por el Mississippi al Cristo de los Faroles». Una frase que se está haciendo muy popular en las redes sociales, como Facebook o Twitter, sobre todo entre todos aquellos que están en contra de salir a la calle disfrazados, al igual que sucede durante estas fechas en los Estados Unidos. Pero puede que si buscamos un poco entre las tradiciones europeas la «fiesta de los muertos vivientes» tenga bastante más relación con nuestra cultura de lo que inicialmente podamos pensar.

¿Tiene Halloween origen en las tradiciones celtas?

Una de las críticas publicadas en Facebook

Si bien es cierto que el 31 de octubre es una de las fiestas más esperadas del año en el mundo anglosajón, y que ha sido una de las más exitosas exportaciones que han llegado a Europa desde los Estados Unidos, fundamentalmente a través de las películas, la noche de Halloween, víspera del Día de Todos los Santos, se ha convertido en una fecha destacada dentro de nuestro calendario, aunque sólo sea de manera oficiosa.

Lo cierto es que prácticamente todas las series de televisión de éxito dedican uno de sus capítulos a esta fiesta, excepto, que sepamos, «Walking dead», por supuesto. Puede que debido a estos capítulos especiales se haya popularizado en Europa y en España en particular la celebración de Halloween en los últimos años. Grandes centros comerciales y televisiones prestan gran atención a esta fecha, e incluso en muchos centros escolares y preescolares se anima a que los niños vayan disfrazados.

Pero profundicemos un poco en el origen de la fiesta, y así podremos descubrir que puede que tenga un origen más cercano que el que pensamos, o dicho de otra manera, que se trate de una tradición que haya efectuado un recorrido de ida y vuelta a través del océano Atlántico.

Halloween no es más que la unión de las palabras de la expresión inglesa «All hallow’s eve», que significa literalmente «víspera de Todos los Santos». La celebración llegó a Estados Unidos a través de los irlandeses que emigraron desde su país de origen hasta el norte del continente americano.

Tenía su origen en la tradición celta, pero con el paso de los siglos y la expansión del cristianismo en Europa, la víspera del 1 de noviembre adquirió su significado más religioso. Con el paso de los años de nuevo se perdió ese carácter espiritual y la fiesta se fuera secularizando.

En Estados Unidos se fue convirtiendo en una noche de fiesta pagana, en la que domina el miedo, el terror, las calaveras y calabazas, con adornos y disfraces que nada tienen ya que ver con la festividad de la víspera de Todos los Santos.

En la tradición celta primigenia Halloween sería la celebración de «Samaín», la fiesta que marcaba el final de la época de cosechas, y que significa «final de verano».

Era el modo en que los celtas despedían el periodo de fertilidad de la tierra y se adentraban en el invierno, marcando para ellos el inicio de un nuevo año. Las calabazas decoradas son el elemento más representativo del Samaín, y parte de lo que ha perdurado con el paso de los años en cuanto a la parte estética del actual Halloween.

En cuanto a la fiesta de Samaín, y según la tradición celta, se supone que los espíritus de los muertos volvían para despedirse de sus familiares. Se encendían hogueras para indicarles el camino, se les dejaba comida y dulces para mantenerlos contentos y alejar a los malos espíritus y se hacían ofrendas a Morrigu (reina de los demonios) y a Dagda (dios de la vida y de la muerte).

En Galicia este rito ancestral no solo pervive, sino que cada vez está recobrando más peso frente a la celebración más americanizada. La fiesta de Samaín coincide con la celebración de los populares «magostos», que tienen a la castaña como protagonista.

¿Tiene Halloween origen en las tradiciones celtas?

La castaña es la protagonista de los magostos»

Los antiguos celtas creían que en la castaña habitaba el alma del difunto. Por cada castaña que se comía, se liberaba un alma, la celebración tenía lugar en los montes que eran sus lugares de culto. La fiesta era multitudinaria y de asistencia casi obligatoria. Quien no acudía corría el riesgo de perder la razón y enloquecer.

Las criaturas de la noche recorrían las calles con todas las luces apagadas durante la «Procesión de Fantasmas». Sin duda, algo muy parecido a lo que en los próximos días veremos en las calles de pueblos y ciudades. Aunque en esta ocasión convertido en una fiesta bastante más comercial, después de haber pasado una temporada «al otro lado del atlántico».

La sonda india Mangalyaan entra con éxito en la órbita de Marte


El Mundo

  • Se une a Estados Unidos, Rusia y la Agencia Espacial Europea
  • Partió el 5 de noviembre de la Tierra y ha recorrido 670 millones de kilómetros en 300 días
  • Estudiará la superficie, topografía y atmósfera y se centrará en la búsqueda de metano
Recreación de la llegada de la sonda Mangalyaan a Marte.

Recreación de la llegada de la sonda Mangalyaan a Marte.ISRO

India ha logrado que su satélite entre con éxito en la órbita de Marte. Se convierte así en el único país asiático en conseguirlo y en la primera potencia del mundo en lograrlo en sólo un intento.

A primera hora de la mañana -hora local-, la sonda Mangalyaan llegó al planeta rojo después de una serie de maniobras que duraron 24 minutos. Tras despedirse de sus motores, consiguió reducir su velocidad de 22 kilómetros por segundo a 4,2. Es la velocidad que el satélite necesitaba para quedar atrapado en la gravedad del planeta. La operación era complicada porque un exceso de freno o un déficit podrían haber dejado al satélite a la deriva en el espacio exterior o haberlo estrellado contra el suelo rojo. No obstante, tras un momento de tensión, los científicos del centro de control de la misión celebraron el éxito de la misión al recuperar la comunicación con la nave no tripulada, cuyo nombre oficial es Mision Mars Orbiter (MOM).

El primer ministro de India, Narendra Modi, como testigo de la operación en el centro de la ciudad de Bangalore, fue el primero en felicitar a los profesionales de la Organización India de Investigación Espacial (ISRO) al haber conseguido algo “casi imposible”. “Las probabilidades estaban contra nosotros. De 51 misiones que se intentaron en el mundo sólo 21 han tenido éxito. Hemos prevalecido”, dijo ante un público orgulloso de su hazaña. “Cuando nuestros jugadores de cricket ganan un torneo, lo celebramos a lo grande. Lo que estos científicos han conseguido es mil veces más grande“, añadió el primer ministro.

La Agencia Espacial estadounidense felicitó a sus colegas indios a través de la red social Twitter. “Felicitamos al ISRO por su llegada a Marte! MarsOrbiter se une a las misiones que estudian el planeta rojo”, rezaba el mensaje publicado.

El Mangalyaan llega a su destino después de 300 días de viaje desde la Tierra y con 670 millones de kilómetros a sus espaldas. Fue lanzado el 5 de noviembre del año pasado desde el puerto espacial de Sriharikota, en la bahía de Bengala. Escapó de la atracción de la gravedad de la tierra un mes después, el 1 de diciembre.

Más barato que Gravity

India ha invertido 57,5 millones de euros en esta misión. Es, en palabras del presidente de ISRO, K. Radhakrishnan, “la misión interplanetaria más barata del mundo”. Durante una visita al puerto espacial el pasado mes de junio, el primer ministro Modi señaló que “la película Gravity costó más que nuestra misión a Marte. Esto es un logro”.

El gigante asiático concede gran importancia a su programa espacial, con el que trata de ganarse una posición internacional privilegiada, si bien su presupuesto es más limitado que el de sus competidores. Frente a los 1.000 millones de dólares de ISRO, Estados Unidos destina 17.600 millones a la NASA, mientras que la Agencia Espacial Europea cuenta con más de 5.000 millones. ISRO, que en 2008 lanzó s primera sonda lunar, ha realizado más de 100 misiones en más de cincuenta años.

India se suma así a las grandes potencias que han logrado alcanzar el planeta rojo. Estados Unidos, la Agencia Espacial Europea y Rusia han colocado satélites en la órbita de Marte, pero nunca en el primer intento. El último satélite estadounidense, Maven, llegó al planeta vecino hace sólo dos días. En Asia, hasta ahora, nadie lo había conseguido. La primera misión china con destino a Marte, Yinghuo-1, no logró su objetivo en 2011, como tampoco lo consiguió la misión japonesa Nozomi que se perdió en el espacio tras lanzarse en 1998.

Mangalyaan ha empezado a tomar fotografías del planeta rojo y a estudiar su atmósfera. Su objetivo es analizar las condiciones de Marte y, sobre todo, detectar la existencia de metano en el aire, lo que podría indicar una actividad biológica. La nave quiere recopilar datos suficientes para comprender cómo funciona el clima marciano y tratará de determinar lo sucedido con el agua que se cree que existió en su suelo. ISRO espera que su satélite dé la vuelta al planeta durante al menos seis meses.

Fotografían una impresionante supernova que fabrica polvo


ABC.es

  • Es la primera vez que los astrónomos han podido observar el inicio de los gránulos que formaron galaxias en el Universo temprano
Fotografían  una impresionante supernova que fabrica polvo

ESO | Recreación artística de la supernova 1987A, en la Gran Nube de Magallanes

El telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) ha captado unas impresionantes imágenes de los restos de una supernova repleta de grandes cantidades de polvo cósmico formado hace poco tiempo. Se trata de la supernova 1987A , ubicada en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana que orbita la Vía Láctea a unos 160.000 años luz de la Tierra. Es la primera vez que los astrónomos han podido observar el inicio de los gránulos que formaron galaxias en el Universo temprano. Si una cantidad suficiente de este polvo lograra realizar la peligrosa transición hacia el espacio interestelar, informan los científicos, podría explicar cómo muchas galaxias adquirieron su aspecto oscuro y polvoriento.

Las galaxias pueden contener enormes cantidades de polvo y se cree que las supernovas son una de sus principales fuentes de producción, especialmente en el Universo primitivo. Pero la evidencia directa que demuestra la verdadera capacidad que tienen las supernovas de generar polvo ha sido muy escasa hasta el momento. Sin embargo, las nuevas observaciones pueden cambiar este escenario.

Fotografían una impresionante supernova que fabrica polvo

“Hemos encontrado una masa de polvo de enormes proporciones concentrada en la parte central del material eyectado de una supernova relativamente joven y cercana”, dice Remy Indebetouw, astrónomo del Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos (NRAO) y de la Universidad de Virginia, ambos localizados en Charlottesville, Estados Unidos. “Esta es la primera vez que realmente hemos logrado obtener imágenes del lugar en donde se formó el polvo, lo que es de gran importancia para comprender la evolución de las galaxias”.

La más cercana

La SN 1987A es la explosión más cercana alguna vez captada desde la observada por Johannes Kepler dentro de la Vía Láctea en 1604. Los astrónomos predijeron que a medida que el gas se enfriara luego de la explosión, se formarían grandes cantidades de polvo una vez que los átomos de oxígeno, carbono y silicio se combinaran en las frías regiones centrales del remanente. Con la resolución y sensibilidad sin precedentes de ALMA, el equipo de investigación fue capaz de fotografiar el polvo frío, el que se encuentra en mayores proporciones y brilla intensamente en luz milimétrica y submilimétrica. Los astrónomos estiman que el remanente ahora contiene alrededor del 25 por ciento de la masa del Sol en polvo recién formado. Además, descubrieron que se habían generado importantes cantidades de monóxido de carbono y monóxido de silicio.

“La SN 1987A es un lugar especial, ya que no se ha mezclado con su entorno”, comenta Indebetouw. “Los nuevos resultados producidos por ALMA, los primeros de su clase, revelan un bloque conformado por el remanente de la supernova colmado de material que simplemente no existía hace unas décadas”.

“Las primeras galaxias contienen enormes cantidades de polvo y este posee un rol fundamental en la evolución de las mismas”, dice Mikako Matsuura, de la Escuela Universitaria de Londres, Reino Unido. “Hoy sabemos que el polvo se puede generar de varias maneras, pero en los inicios del Universo la mayor parte debe haber provenido de las supernovas. Por fin tenemos una evidencia clara que avala esa teoría”.

La CIA reconoce la existencia del Área 51, la mítica base secreta en Nevada


El Pais

  • La mítica base militar ultrasecreta reconocida por la CIA ha servido de inspiración desde hace décadas al cine, la música y la literatura que especularon con vida alienígena
  • La nueva documentación confirma que allí no se trabajaba con OVNIS o extraterrestres, sino en el desarrollo de aviones espía
  • Consulte los documentos de la CIA sobre el Área 51

unnamed

Tras años de negativas, la CIA ha reconocido la existencia del Área 51, el misterioso complejo en el desierto de Mojave, en Nevada, convertido en un emblema de la iconografía popular impulsado por las especulaciones de que allí el Gobierno estadounidense trabajaba con extraterrestres. La confirmación se ha obtenido gracias a la desclasificación de documentos decretos de la agencia solicitada en 2005 por la universidad George Washington. La nueva información que incluye un mapa del lugar, sin embargo, decepcionará a los aficionados a las teorías de la conspiración y la ciencia ficción, ya que el Área 51 era una base militar construida durante la Guerra Fría para desarrollar programas de vigilancia y probar aviones espía U-2 y OXCART, capaces de volar a gran altura, una circunstancia que explica por qué los aparatos eran confundidos con OVNIS.

Aunque sí se tenía conocimiento específico de la existencia de esa base, es la primera vez que la CIA la denomina explícitamente como Área 51, el nombre que constaba en los mapas del Polígono de Ensayos de Nevada. “No existe ningún lugar llamado Área 51”, señaló en 1995 un abogado de la Fuerza Aérea en una vista ante un tribunal federal con motivo de la investigación de varias demandas de empleados del complejo que denunciaron sufrir enfermedades respiratorias debido a su exposición a materiales tóxicos mientras trabajaban allí. Los miembros de la base se referían a ese lugar secreto como El Rancho.

De acuerdo con los documentos desclasificados, en 1955, la CIA y la compañía Lokcheed Martin trataban de buscar un lugar para poder probar el modelo de avión U-2. La localización debía estar apartada, para preservarla del acceso de curiosos, o espías rusos. Comenzaron a sobrevolar el área de California, hasta que en pleno desierto de Nevada, junto al lago Groom, avistaron una pista de aterrizaje abandonada que la Armada había empleado durante la II Guerra Mundial. Era el sitio perfecto.

Mapa del Área 51. / gwu.edu

Ese mismo año, el presidente Dwight D. Eisenhower aprobó la construcción de la base militar. El Rancho fue evacuado en junio de 1957 debido a una serie de pruebas nucleares, ante el riesgo de que el Área 51 pudiera resultar contaminada, pero en septiembre de 1959 volvió a estar operativa. La CIA regresó para desarrollar los modelos de avión A2, el precursor del SR-71. A lo largo de estos años, el complejo se ha ampliado y las medidas de seguridad se han endurecido.

La CIA hizo circular de manera interna la historia oficial de las pruebas con U-2 en 1992, una documentación que se hizo pública en 2002 y que ahora, con la nueva petición de la universidad de George Washington se ha ampliado. En 1996 también se reconoció el programa de desarrollo de los aviones OXCART. La nueva información esclarece que en los hangares del Área 51 no se ocultaban naves espaciales ni se hacían autopsias a extraterrestres, sino que se trabaja en algo más prosaico como la vigilancia.

Tras las primeras denuncias de los trabajadores, la Administración Clinton trató de paralizar la proliferación de nuevas demandas. El presidente firmó una orden ejecutiva eximiendo al Área 51 de tener que desglosar sus índices de contaminación, si bien, finalmente, la Agencia de Medio Ambiente obligó a descontaminar la base.

El secretismo del Gobierno en torno al Área 51 ha contribuido a dar verosimilitud a quienes aseguraban que en la base se trabaja con extraterrestres. En 1989, las declaraciones de un empleado del complejo asegurando que había trabajado en la base secreta con una nave alienígena que se había estrellado en la zona, contribuyeron a dar pábulo a más de dos décadas de teorías de la conspiración.

A esa tierra la llamó Florida


El Pais

Como no podía ser de otra forma, Ponce de León murió a consecuencia de un flechazo indígena en 1521. En este óleo de Thomas Moran se narra su encuentro con los nativos de Florida en 1513. / Album / Photoaisa

¿Sabía que la bandera de España ha ondeado en el territorio que hoy es Estados Unidos durante 308 años frente a los 237 de la enseña de las barras y estrellas? Los tres siglos de presencia española en Norteamérica fueron una aventura tan extraordinaria como desconocida.

Centrémonos, obviando Canadá y México, en la tierra que hoy ocupa EE UU. La historia europea del hoy país más poderoso del mundo empezó cuando Juan Ponce de León llegó el 27 de marzo de 1513, hace 500 años, a las costas de una península que llamó Florida por la frescura de su vegetación y porque, como hoy, era Domingo de Resurrección, Día de la Pascua Florida.

Ponce fue el descubridor oficial de Florida, pero hoy sabemos que cuando él y sus hombres pisaron tierra, después de ser recibidos a flechazo limpio por los indios, encontraron al menos a uno de ellos que chapurreaba el español. Se cree que hubo una partida de españoles que recorrió aquella tierra (¿1499?) en busca de esclavos.

Repasemos la vida y milagros de Ponce antes de acercarnos a la asombrosa huella de España en Estados Unidos. En sus Mitos y utopías del Descubrimiento, el profesor Juan Gil, miembro de la Real Academia Española, dice que, según el cronista de Indias Gonzalo Fernández de Oviedo, Ponce nació “hacia 1474”. Otros autores apuntan a 1460. Su lugar de nacimiento pudo ser Santervás de Campos (Valladolid) o San Servos (León). Guerreó en la Reconquista hasta que, en 1493, pasó a Indias. Ayudó primero a colonizar La Española y en 1508 conquistó la isla de Borinquen, hoy Puerto Rico, de la que fue gobernador.

En 1513 pone proa a la misteriosa isla de Bimini, pero llega a la costa de Florida. Bordea sus cayos y es el primero en enfrentarse a la corriente del Golfo, clave para la navegación en los siglos venideros. Ponce no busca la fuente de la juventud. Esta fábula, como las siete ciudades de Cíbola, hechas de oro, venía de atrás. Hubo aventureros que hablaban de baños relajantes en una isla paradisíaca, llena de árboles, flores y mujeres, por supuesto desnudas. El de 1521 fue su último viaje. Los indios volvieron a recibirlo con el arco presto. Herido de un flechazo, regresó a Cuba para morir en La Habana a los 61 años. Su tumba está en la catedral de San Juan de Puerto Rico.

Ponce fue el descubridor oficial de Florida, pero no el primero en llegar. Cristóbal Colón también descubrió oficialmente América en 1492. Pero tampoco fue el primero. Según el historiador estadounidense David J. Weber, hubo exploradores asiáticos que llegaron por el estrecho de Bering. Y grupos nórdicos que se instalaron hacia el año 1000 en Terranova.

Es verdad que españoles fueron los primeros europeos en toparse con el impresionante río Misisipi (río Espíritu Santo, lo llamaron), si bien en aquel momento no estaba Hernando de Soto, como siempre se ha escrito, sino uno de sus hombres, Álvarez de Pineda. El descomunal Gran Cañón del Colorado (Arizona) también fue descubierto por españoles, aunque entre aquellos no figuraba Francisco Vázquez de Coronado, de quien se ha dicho que fue el primero en verlo: fue una partida que él envió bajo el mando de García López de Cárdenas.

San Agustín, en Florida, es la primera ciudad permanente de EE UU. Fundada por Pedro Menéndez de Avilés en el año 1565, en su impresionante castillo de San Marcos aún ondea la Cruz de San Andrés o Cruz de Borgoña, bandera de España en el siglo XVI.

Al rebuscar en la historia nos encontramos con tres asentamientos que, aunque no prosperaron, son anteriores a San Agustín: San Miguel de Guadalupe (1526), Santa María de Filipino (1559) y Santa Elena (1560), sobre la que Weber dice que sus restos estuvieron hasta finales de 1990 “¡bajo el hoyo ocho del campo de golf de los marines estacionados en Parris Island, en Carolina del Sur!”.

La investigadora María Antonia Sainz Sastre (La Florida en el siglo XVI. Exploración y colonización; Fundación Mapfre) sostiene que Menéndez de Avilés “lleva consigo al primer negro libre en la historia de Norteamérica, Juan Garrido”, y que “dispuso de tanta confianza de Felipe II que este le ofreció en 1574 comandar una gran armada para luchar contra los herejes en Flandes y donde fuera necesario”. Pero el conquistador murió aquel mismo año de tabardillo, una especie de tifus.

San Agustín desmiente que el Thanksgiving Day, la gran fiesta familiar estado­unidense, proceda de la primera comida de acción de gracias que hicieron los pioneros ingleses en Plymouth en 1621, al año de bajarse del Mayflower. Según el historiador de Florida Michael Gannon, la primera misa, celebrada por el padre Francisco López de Mendoza, y la primera comida de acción de gracias fueron en San Agustín, donde los españoles comulgaron y compartieron sus alimentos con los indios. Fue en 1564, 57 años antes del Thanksgiving Day.

La gesta española empieza en Florida y se extiende por el territorio. California, por ejemplo, le debe mucho al conquistador catalán Gaspar de Portolá y a fray Junípero Serra. El primero, desde los presidios (fortalezas militares), y el segundo, desde sus misiones. Ahí tenemos San Francisco, Los Ángeles o San Diego. Todo empezó con el apoyo de tres grandes hombres: el rey Carlos III, el conde de Aranda y el ministro de Indias José de Gálvez.

David Farragut, de padre español, fue el primer almirante de la Armada estadounidense

Gálvez es apellido respetado en EE UU. Más que nada por el sobrino de José, Bernardo de Gálvez. Al general Washington le hubiera costado ganar la Guerra de Independencia contra los ingleses (1775-1783) si no hubiera sido por la campaña de este joven brigadier en 1779. España apoyó a los americanos contra una Inglaterra dispuesta a devolver Gibraltar si se mantenía neutral. Según el profesor José Manuel Pérez Prendes, “este dato, que aún hoy sorprende, está recogido en documentos oficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores del año 1966”.

La intervención de Gálvez y su flotilla fue crucial para los patriotas: despejó el puerto de Nueva Orleans y tomó la mayor base inglesa en el sur, Pensacola. Atravesó la bahía de Mobile bajo el fuego cruzado de los cañones enemigos. Lo hizo solo. Nadie más se atrevió. Por eso Carlos III le permitiría más tarde llevar el lema “Yo solo” en su escudo de armas. La ciudad de Galveston, en Tejas, lleva su nombre.

El menorquín Jorge Farragut también luchó en aquella guerra. Acabó de comandante del Ejército americano. Y de tal palo, tal astilla. Su hijo David Farragut, ya nacido en EE UU, tuvo un papel extraordinario en la guerra civil (1861-1865) al lado de la Unión, presidida por Abraham Lincoln, cuando arrebató Mobile Bay y Nueva Orleans a los confederados. Como Gálvez antes, cruzó en barco la bahía mientras bramaba: “¡Al carajo los torpedos! ¡A toda máquina!”. David Farragut, de sangre española, fue, nada menos, el primer almirante de la Armada de Estados Unidos.

Por cierto: cuando George Washington jura su cargo como primer presidente de EE UU (Nueva York, 30 de abril de 1789), en la ceremonia, muy bien sentado, está el embajador de España, Diego de Gardoqui.

Curiosa historia la del dólar. Se llamó Spanish dollar. Aún lleva en su signo las dos columnas de Hércules. Según Pérez Prendes, la moneda es de origen mexicano: al ocupar parte del territorio de la Nueva España, los gringos exigieron a sus habitantes un peso como tributo. A este impuesto los lugareños lo llamaron “un dolor”.

Y qué decir del ‘cowboy’ americano, que no es sino un trasunto descarado del vaquero español desde el sombrero del jinete hasta las pezuñas del caballo. Como españoles eran el pastoreo, la trashumancia y el propio ganado: vacas, ovejas o cerdos llevados a América desde las marismas del Guadalquivir. Abramos un diccionario inglés: buckaroo (vaquero), sombrero, Spanish saddle (silla de montar), lasso (lazo), bronc (bronco), mustang (mesteño), cinch (cincha), chaps (chaparreras), lariat (la ­reata), hackamore (jáquima, cabestro). Por no hablar de corral, hacienda, plaza o siesta.

¿Le sorprende que un pionero americano como Daniel Boone (1734-1820) adoptara la nacionalidad española y fuera nombrado por un gobernador español comandante de un distrito de Misuri?

Volvamos al principio: la bandera española se plantó en Florida en 1513 y se arrió en 1821, 308 años más tarde, aunque la inmensa mayoría de los americanos cree que todo empezó con la colonia de Jamestown (Virginia) en 1607. Olvidan que los jesuitas establecieron allí sus misiones 37 años antes. No es extraño: la, por otra parte, magnífica Enciclopedia Británica, en su entrada sobre la historia de EE UU (Global Edition, 2009), despacha a Ponce con una línea; dedica un párrafo a Hernando de Soto y un tercero, compartido, a Menéndez de Avilés y Coronado. Reconoce como españolas San Agustín y Santa Fe (de Los Ángeles o San Francisco, ni pío), y remata el brevísimo texto con una frase que produce sonrojo: “Pese a estos comienzos, los españoles tuvieron poco que ver con el desarrollo inicial de los Estados Unidos”.

Dicen los americanos que España fue al Nuevo Mundo buscando “tres ges” (God, gold and glory: Dios, oro y gloria). No está mal visto. Pero si conocieran a fondo sus orígenes europeos, a lo mejor se daban cuenta de que el famoso “sueño americano” empezó siendo un sueño español.

Zarpazo a la investigación arqueológica


El Pais

Restos de una misión jesuita junto al lago Tana (Etiopía) / UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

La apisonadora de Hacienda no repara ni siquiera en los restos. Aunque los restos expliquen claves del origen de la humanidad de hace 1,5 millones de años, de la pesca en Pompeya antes de su petrificación en lava en el año 79, o de la civilización maya en Guatemala. El Ministerio de Hacienda ha denegado las subvenciones que la Secretaría de Estado de Cultura había concedido a 30 grupos de universidades españolas con proyectos de arqueología internacional con el argumento de que pertenecen a comunidades autónomas que incumplen sus objetivos de contención de déficit público.

El resultado es que Hacienda propina un bofetón a las comunidades, pero resuena con fuerza en la cara de los arqueólogos en primer lugar. Y, de rebote, en eso tan difuso y tan vital que se conoce como la marca España. “Dice muy poco de la seriedad de un país y repercute muy negativamente en el prestigio de nuestra ciencia, que con mucho esfuerzo había conseguido equipararse con la de países de nuestro entorno”, lamenta Joan Sanmartí, que lidera un equipo de la Universidad de Barcelona dedicado a la investigación arqueológica en el yacimiento de Althiburos, en Túnez.

En los últimos años, la arqueología española había disputado algunos apetitosos espacios a las grandes potencias (Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos o Francia). Su buen hacer explica que yacimientos golosos, como los de la garganta de Olduvai (Tanzania), donde la humanidad ha dejado un acta notarial de su evolución en sucesivos sedimentos, esté en manos de investigadores españoles. Pero el prestigio puede ser lento cuando se invierte en él y efímero cuando se gasta.

“Que se nos haya privado de la subvención (10.000 euros) conlleva que la campaña se lleve a cabo bajo mínimos y pone en peligro la continuidad del proyecto”, lamenta Rafael Hidalgo, que dirige el equipo de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) que excava en Villa Adriana (Italia), Patrimonio de la Humanidad. Uno de los hitos del patrimonio romano y que, pese a acoger exploraciones desde el siglo XVI, nunca hasta ahora se había abierto al trabajo de los equipos españoles.

En la convocatoria de 2012, Cultura, tras evaluar las 64 solicitudes, había aprobado subvenciones a 45 proyectos, impulsados por universidades, instituciones sin ánimo de lucro y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que se repartían un total de 730.000 euros y que fueron informados de la concesión provisional.

Pero desde el pasado 27 de abril la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera concede la potestad a Hacienda de bloquear subvenciones dirigidas a comunidades que no hacen sus deberes presupuestarios. Solo 10 proyectos presentados desde instancias estatales (CSIC y Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED) y cinco de organismos sin ánimo de lucro recibieron la bendición de Hacienda, que tumbó los 30 que promueven las universidades, (y que suman un total 494.500 euros).

Un portavoz de Hacienda explicó esta semana a EL PAÍS que se valora caso por caso antes de informar negativamente sobre el pago de una subvención destinada a una comunidad autónoma: “Se hace con criterios de racionalidad, no hay un rasero único”, añadió.

No respondió, sin embargo, a la pregunta de cuál fue el criterio utilizado para denegar estas 30 ayudas públicas en arqueología. “Esto no implica que se puedan aprobar este año [2013], pero el dinero del año pasado es ya prácticamente imposible”, aclaró. Lo cierto es que han perdido un dinero con el que contaban y que podrían no haber perdido. Es más, la Secretaría de Estado de Cultura trata de revertir lo que parece irreversible. “El ministerio comprende y comparte la preocupación de las universidades”, señaló ayer una portavoz del departamento de Cultura. Y añadió: “Estamos trabajando conjuntamente con el Ministerio de Hacienda en las vías posibles para solucionar esta situación”.

La realidad es que la pérdida de fondos estatales para continuar excavaciones en el exterior amenaza la pervivencia de algunos proyectos de gran relevancia, como el que dirige en Líbano la catedrática de Prehistoria de la Universidad Pompeu i Fabra, María Eugenia Aubet. Desde 1997 trabaja en la necrópolis fenicia de Tiro-Al Bass, donde han descubierto 400 sepulturas de los siglos IX-VII a. C. “Por primera vez en 2013 habíamos conseguido permiso del Ministerio libanés de Cultura para excavar en la ciudad misma de Tiro, con fuertes presiones por parte de franceses y alemanes para hacerse con esa excavación. Tanto la Embajada española en Beirut como el Ministerio de Cultura libanés apostaron al final por nosotros. De momento no sé cómo afrontar la realidad y pedir disculpas a las autoridades libanesas”, explica.

Este diario contactó mediante correo electrónico con los responsables de los 30 grupos afectados. Respondieron 24 con similar tono de estupor —jamás les habían anulado una subvención concedida— y pesar por la incertidumbre futura. “Hay compromisos adquiridos que no podremos realizar y, por tanto, pasamos a ser una universidad poco seria y fiable con respecto a los proyectos que planteamos con otros grupos de investigación. Es posible que tanto la UCL como el Museo de Addis decida que no interesa nuestra colaboración”, se queja Rafael Mora, de la Universidad Autónoma de Barcelona, que dirige un proyecto sobre las sociedades recolectoras en el valle del Rift, en Etiopía. Cultura les había concedido inicialmente 15.000 euros. “Ninguno de los trabajos previstos se podrá llevar a cabo”, añade.

…Y la ciudad apodada ‘Big Apple’


El Pais

  • El fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand realiza desde el cielo una impresionante guía arquitectónica de Manhattan

Un vista del la parte baja de la ciudad donde Frank Ghery ha levantado su primer rascacielos en Manhattan. / Yann Arthus-Bertrand

Dicen que desde las alturas, las cosas se ven con más claridad, pero esta es una verdad a medias. Al menos en lo que concierne a Nueva York. La gran urbe, el témpano de diamante que flota en las aguas de un río, -como la definía Truman Capote-, contiene tantas aristas, tantas perspectivas y profundidades que puede volverse engañosa. Lo sabe muy bien John Tauranac, profesor de arquitectura en la neoyorkina Shool of Continuing and Professional Studies. Su amigo, Yann Arthus-Bertrand, el fotógrafo francés especializado en navegar los cielos a bordo de helicópteros o globos aerostáticos cargado con una cámara Canon EOS-1Ds Mark III, le propuso el reto de identificar y escribir un texto explicativo a cada una de las 172 impresionantes instantáneas que componen el libro Nueva York. Arquitectura desde el cielo (Lunwerg). Tauranac era el perfecto aliado pues ya había sido el encargado de trazar el mapa del metro de Nuava York en 1979 y, también, realizó un callejero titulado Manhattan Black By Block del que ha vendido ya cinco ediciones.

La ciudad, por supuesto, se decidió a hacer de las suyas con la contribución del atrevido encuadre de la cámara de Arthus-Bertrand. El erudito se vio superado por ella y necesitó la ayuda de amigos y colegas de trabajo para localizar al menos dos de las fotografías realizadas desde varios helicópteros de la empresa Lyberty de Manhattan. Incluso Carter Horsley, compañero del cartógrafo en la Trinity Shool, fue el único capaz de identificar el edificio Symphony House en el número 235 del lado oeste de la calle 56.

Pese a estos dos anecdóticos tropiezos Yann Arthus-Bertrand y John Tauranac han logrado componer una de las enciclopedias arquitectónicas más atractivas de la ciudad de los rascacielos. Todo un logro con una isla que ha sido fotografiada por tierra, mar y aire casi desde su fundación. Si es usted amante de la arquitectura y va a visitar Nueva York, no dude que este libro le ayudará. Está editado en gran formato (32 x 43 centímetros) e incluye información sobre cada edificio que no suele aparecer en las guías tradicionales; mapas de las calles y fichas de situación acompañando a cada una de las impactantes imágenes del fotógrafo francés. “Desde lo alto parece construida alrededor de un inmenso parque y, sobre todo, más vertical que ninguna urbe. Nunca se deja contemplar en una única panorámica, sino trocito a trocito. Cada rascacielos oculta otro, hasta el infinito. Cuando mi mirada se vuelve hacia abajo, la ciudad se revela en lo que tienen de más hermoso, de más secreto, sin esconder sus heridas”, asegura Arthus-Bertrand, el que está considerado para muchos el mejor fotógrafo de imágenes aéreas del mundo y que ya ha sorprendido con títulos como La Tierra vista desde el cielo y Seis millones de otros.

En Nueva York. Arquitectura desde el cielo, la ciudad se muestra como no puede contemplarse habitualmente. Con las mejores luces de invierno y primavera (se tomaron en noviembre de 2008, enero y mayo de 2010) y los textos de John Tauranac esconden anecdotario de la ciudad y sus edificios, parques, plazas y fuentes.

La Coca-Cola del siglo XI que arrasó en los Estados Unidos


El Confidencial

La Coca-Cola del siglo XI que arrasó en los Estados Unidos

La cafeína es una de las sustancias más consumidas en las sociedades modernas, pero sin duda es en Estados Unidos donde este estimulante levanta mayores pasiones. Ya sea a través del café o la Coca-Cola, pocos norteamericanos renuncian a su dosis diaria. Lo que no sabíamos es que el idilio estadounidense con la cafeína viene de mucho antes. Ya en el siglo XI, los nativos que habitaban toda la actual costa este de EE.UU, el Medio Oeste, y el Golfo de México, eran asiduos a una extraña infusión conocida como la “bebida negra”, que según los estudios de Charles Hudson –el profesor de antropología estadounidense que ha estudiado más ampliamente el tema–contendría hasta seis veces más cafeína que el café convencional.

Hasta hoy se creía que la “bebida negra” había empezado a consumirse en torno al siglo XVI y XVII, pero un equipo de arqueólogos de las universidades de Illinois y Nuevo México ha encontrado los restos más antiguos de la bebida en un asentamiento conocido como Cahokia –en la confluencia de los ríos Missouri y Mississippi–, que datan del siglo XI, 500 años antes. Según estos arqueólogos, el consumo en esta ciudad de la “bebida negra”, elaborada con una planta que sólo crece a miles de kilómetros de distancia, en el Golfo de México, probaría la existencia de elementos culturales comunes en todo el Medio Oeste y sureste de los actuales Estados Unidos, y de una importante red comercial que tendría como epicentro esta ciudad, en la que podrían haber llegado a vivir unas 50.000 personas.

Según este revelador estudio, y a la espera de nuevas investigaciones, Cahokia podría ser el mayor asentamiento prehistórico conocido al norte de México, “con una densidad de población y una organización política desconocida hasta la fecha en toda Norteamérica”, según asegura Thomas Emerson, director del Illinois State Acheological Survey y uno de los científicos que han participado en la investigación.

Una bebida vomitiva

Pese al entusiasmo que levantaba la “bebida negra”, no parece que su ingesta fuera agradable. Los colonizadores europeos fueron los primeros que identificaron su consumo en torno al siglo XVI, habitual por entonces entre numerosos pueblos indígenas como los Cherokee, los Caddo o los Choctaw. Jacques le Moyne, un artista francés que participó en las expediciones al Nuevo Mundo de Jean Ribult, llegó a inmortalizar en diversos dibujos el consumo ritual de la “bebida negra” que, según los investigadores, debió ser similar en la ciudad precolombina de Cahokia.

La bebida se preparaba, según explican los registros etnográficos, a partir de las hojas y raíces de laIlex vomitora, conocida como Yaupon Holly, o “árbol sagrado”, por el carácter religioso que tenía entre los indios norteamericanos.La planta se recogía justo cuando se iba a preparar la bebida y se tostaba a fuego lento, en un proceso similar al del café, para que la cafeína fuera soluble. Tras el tostado, la planta se hervía en agua mediante grandes calderos, y se obtenía una bebida de color marrón muy oscuro, casi negro. El líquido se filtraba en un recipiente hasta que estaba lo suficientemente fría como para no escaldar la piel, y se bebía mientras estaba caliente.

Según los antropólogos, su consumo se realizaba como parte de un ritual de purificación, antes de las batallas o eventos importantes. Su alto contenido en cafeína provocaba fuertes sudores y si se consumía en grandes cantidades provocaba el vómito, considerado como una parte decisiva del rito.

El desconocido final de Cahokia

Durante las excavaciones de los templos de Cahokia, los arqueólogos han hallado una serie de sofisticadas figuras que representan motivos agrícolas. Según postula Emerson, “este nuevo patrón de simbolismo agrícola de carácter religioso está asociado al crecimiento de Cahokia, así como al consumo de la ‘bebida negra’, que serviría para purificar las comidas”.

Los restos de la “bebida negra” se han hallado en pequeñas tazas rituales cilíndricas, con un asa en uno de los lados y un pequeño labio en el otro. La mayoría están decoradas con símbolos que representan el agua y el inframundo, y guardan semejanzas con las tazas de conchas que más tarde usarían en sus ceremonias los indígenas del sudeste.

Las tazas y las figurillas fueron lo último que los arqueólogos encontraron. Desde cierto punto, fechado en torno al siglo XIII, desaparecen todos los restos, las construcciones llegan a un abrupto final y la población se reduce a cero. Cahokia parece un experimento fallido, y tal como ocurre con numerosas grandes civilizaciones de esta época en Ámerica se desconoce por completo su final. No así la influencia de su arquitectura, arte y religión, cuyas reminiscencias se pueden encontrar, como asegura Emerson, en lugares tan lejanos como Alabama, Arkansas, Louisiana y Winconsin.

Estados Unidos, objetivo del Cervantes


El Mundo

  • García de la Concha ha anunciado dos nuevos centros en Miami y Washington.

El Instituto Cervantes se ha fijado como prioridad su expansión en Estados Unidos con la apertura de sendos centros en Miami y Washington, consciente de que en los próximos años “se juega la función del español como segunda lengua” en ese país.

Víctor García de la Concha, director de esa entidad, ha formulado este anuncio hoy en Salamanca durante una rueda de prensa previa a la apertura de la reunión anual de directores del Instituto Cervantes, en la que se trazarán las líneas estratégicas del nuevo curso y que se celebrará en esta capital hasta el próximo jueves.

De la Concha, exdirector de la Academia de la Lengua y catedrático emérito de la Universidad de Salamanca, ha informado también de la próxima presencia del Instituto en Canadá y Brasil, como “apéndices”, complemento o refuerzo de esa proyección en Estados Unidos, pero siempre “de la mano de Hispanoamérica” mediante la búsqueda de “sinergias” con sus academias y universidades.

En el caso de Washington, se aprovecharía parte de la anterior residencia del embajador y de la cancillería, ha precisado el director.

Ha puesto como ejemplo un convenio suscrito con México para utilizar los espacios que este país tiene “fundamentalmente en Estados Unidos, aunque también en el resto del mundo”, para organizar actividades “bien conjuntas o propias del Cervantes”.

Otro de los objetivos es la apertura de aulas “en las principales universidades del Norte y en algunas del Sur y la costa Oeste de los Estados Unidos, ha añadido.

García de la Concha desea que “todos los países de Hispanoamérica” sientan al Instituto Cervantes como algo propio, para ello en la próxima Cumbre de Iberoamérica, que se celebrará en Cádiz, presentará un “programa suscrito con varios países para una acción conjunta al servicio de la lengua“.

Los ajustes en el Cervantes

Víctor García de la Concha también se ha referido a los ajustes presupuestarios al afirmar que el Gobierno “ha sido sensible con la lengua”, que en el caso del Instituto Cervantes “se han podido asumir”, ya que “no han afectado en las actuaciones normales”.

La reestructuración derivada de esos ajustes obligará a la entidad a unareorganización del organigrama tendente a una “economía familiar”.

Pese a todo ello, García de la Concha también ha añadido que la institución desea abrirse al área asiática con China, India, Japón o Singapur como destinos de la lengua española.

El Instituto Cervantes está presente en 87 ciudades de 44 países, donde trabajan más de 1.200 personas. Sus centros han registrado el pasado año 227.000 matrículas y han celebrado 6.500 actividades culturales.