Armas y Símbolos de los Templarios


Armas y Símbolos de los Templarios | Caballeros Templarios | Código Templario | Cruzadas | El Santo Grial | FrancmasoneríaLeyendas del Priorato de Sión | Monumentos Templarios | Orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén | Regla de los Templarios


El estandarte del Temple, que portaba un abanderado en las batallas, consistía en dos franjas horizontales: negra y más estrecha la de arriba; blanca, la inferior.

Se denominaba Beaussant o “la bella enseña”.

El armamento habitual portado por los Templarios en Tierra Santa, a lo largo de los siglos XII y XIII, consistía en:

Yelmo o casco cilíndrico de hierro, con visor rectangular estrecho.

Cota de malla en forma de caperuza. Se fabricaba sobre cuero, donde se insertaban anillas o placas metálicas. Recubría el cuello, los hombros, el torso y la espalda con faldeta para proteger los muslos.

Calzas , se prolongaban en las perneras de hierro.

Túnica de tela blanca. Recubría todo el conjunto para aliviar el calor. Sobre ella flotaba la capa blanca con la cruz roja al pecho.

Escudo , de forma elíptica con apunte triangular. Se construía con planchas de madera recubiertas de hierro y se acoplaba al brazo izquierdo.

Lanza larga, de hasta 4 metros, en madera con astil de hierro bien afilado.

Espada de doble filo y longitud variable.

Maza turca de plomo y bronce con aristas cortantes.

Machete ancho de un solo filo.

También se les entregaban tres tipos diferentes de cuchillos, una gualdrapa o manta para cubrir su caballo, un caldero, un cuenco para medir la cebada y seis alforjas. El conjunto superaba ampliamente los 40 kilos y requería un vigor extraordinario para soportarlo y manejarlo con soltura. El caballo también iba acorazado y protegido.


MITOS Y LEYENDAS DE LOS TEMPLARIOS

De esta historia de los Templarios surgen varios mitos y leyendas. La Orden del Temple fue una organización secreta. Para la mayoría del público, la Orden tenía una identidad misteriosa. Peter Partner escribe en su libro The Murdered Magicians; the Templars and Their Myths:

Muchas de las leyendas surgen por que los Templarios fueron una Orden secreta y por las acusaciones de practicar la magia.

EL BAFOMETO

El Bafometo es un diablo con una estrella de cinco puntas en su frente, tiene senos de mujer, un brazo es de varón y otro de hembra. Con una mano señala hacia la luna blanca, y con otra hacia la luna negra; el bajo vientre está velado, y los órganos sexuales están expresados por el Caduceo de Mercurio.

La cara del Bafometo es la de un macho cabrio. El cuadro del Bafometo encierra el secreto de la magia sexual. La estrella de cinco puntas sobre el entrecejo del Bafometo es el ojo de Brahma, es la clarividencia de los clarividentes, que es el “INTIMO”.

El Bafometo es una de las más famosas leyendas de los Templarios. “Aquí nos enfrentamos con el mayor misterio del Temple; abordamos lo que hizo temblar de horror a tantas buenas gentes: el Bafometo” . En la leyenda, se cree, tiene “una figura de macho cabrío, sentado en un trono y con una antorcha encendida entre los cuernos. En la frente, el signo del Pentagrama. Con la mano hace la señal del ocultismo” . El Bafometo tiene una figura de “macho cabrío”, es una figura hecha de animal (cabra), mujer, y hombre. La antorcha que lleva entre los cuernos, es la luz mágica del equilibro universal . El Bafometo es una figura monstruosa, es un demonio. La leyenda dice que los Templarios adoraban a este ídolo “como si fuese un Dios, como a su salvador” .

También hay varias leyendas sobre el Bafometo. Otros dicen que “representaba una cabeza humana” y estaba echo de plata, de cobre o de oro y llevaba una larga barba . Aunque algunos Templarios confesaron a las acusaciones sobre el Bafometo, es importante recordar que estas confesiones fueron obtenidas con el uso de la tortura. “It was not difficult to extract whatever confession was required by the use of torture” .

En 1309 las fuerzas militares de Felipe el Hermoso comenzaron “la requisa de las casas Templarias”, pero no encontraron nada del ídolo (Vignati 219).

OTROS MITOS: (gran tesoro, alquimia).

Otro mito era el enterramiento del “gran tesoro”. Se cree que debajo del castillo del Ponferrada “sin duda debe encontrarse algo de tanta importancia como el Arca de la Alianza”

A lo demás se piensa que los Templarios fueron Alquimistas. La alquimia es de la idea que se pueden convertir diferentes metales en oro. Los Templarios “se hicieron famosos por sus conocimientos y descubrimientos en el estudio de la Alquimia”

EN AMÉRICA

Por fin hay leyendas de que los Templarios ya tenían relaciones comerciales con las Americas. “Los Templarios iban con regularidad a América de donde traían de unas minas que hacían explotar no oro sino plata” . Es dicho que cuando Cristóbal Colón llegó a América sus compañeros “encontraron indígenas que ya conocían la cruz” . Otra evidencia es que durante la edad media la moneda de plata era muy escasa. No se podía encontrar plata en Europa ni en el Oriente. “En Oriente la plata tiene más valor que el oro” . Entonces la pregunta es ¿de dónde vino la plata que se conoció en Europa antes del descubrimiento de América por Colón? A lo mejor la plata llegó a Europa por la explotación de minas en México por los Templarios.

La Orden de los Templarios fue una orden secreta, por eso surge esta imagen misteriosa, mágica y poderosa. ¿Tenían magia? ¿Quién les dio esta magia? ¿El diablo?

El mensaje oculto en la espada de un caballero medieval que no ha podido ser descifrado en 200 años


ABC.es

  • La Biblioteca Británica ha solicitado ayuda para tratar de desvelar el significado de una misteriosa inscripción ubicada en un arma encontrada en 1835
British Museum Se cree que puede ser una frase de su dueño o un mensaje religioso

British Museum | Se cree que puede ser una frase de su dueño o un mensaje religioso

Está formada por 96 centímetros de frío y afilado acero, pesa 1,2 kilogramos y alberga un misterio que lleva casi 200 años desconcertando a los arqueólogos. La Biblioteca Británica acaba de dar a conocer una espada medieval con una extraña inscripción que, desde 1825 (año en que se encontró este arma), ha sido imposible descifrar. Por ello, la entidad ha solicitado la ayuda de todo aquel que crea que puede aportar una teoría razonable sobre la traducción.

Tal y como afirma la versión digital del «Daily Mail», la espada lleva desconcertando a los investigadores desde hace dos siglos. De hecho, y además de sus característica, de ella solo se sabe que cuenta con un enigmático mensaje de 18 letras ubicado en su ranura central. «NDXOXCHWDRGHDXORVI». En vista de lo intrigante de esta inscripción, la Británica ha incluido el arma en una exposición ubicada en una de sus salas con un doble objetivo: que todos puedan disfrutar de ella y que intenten desvelar el significado de las letras.

Su origen

La espada fue encontrada en el fondo del rio Witham, ubicado en Lincolnshire (al oeste de Gran Bretaña) en 1825. Desde entonces se ha logrado averiguar que fue fabricada en el S.XIII, por lo que se sospecha que pudo haber sido utilizada por un caballero medieval. «Es el tipo de espada que los caballeros medievales y los barones lo habrían utilizado en la época de la Carta Magna», ha señalado el comisario de la exposición, Julian Harrison en declaraciones al «Daily Mail».

La Biblioteca Británica ha señalado en su página web que las características de esta espada hacen pensar que fue utilizada en combate. «Si se golpea con fuerza suficiente con ella, podría haber rebanado fácilmente la cabeza de un hombre en dos», ha señalado la entidad en la Red. A su vez, ha determinado que fue probablemente fabricada en Alemania, aunque tampoco existen datos fehacientes sobre ello.

Las teorías

A pesar de la incertidumbre, no faltan teorías sobre el posible significado de la inscripción. Una de ellas afirma que las letras están escritas en galés medieval y podrían ser parte de un lema de su dueño. Concretamente, se considera que haríam referencia a que el caballero que la empuñaba estaba siempre listo para la batalla. Harrison no ha podido corroborar esta posibilidad.

Otros expertos como Anne Robertson consideran que los signos podrían corresponderse con la primera letra de las diferentes líneas de un poema, algo usual en artefactos de la época. También ha cobrado bastante importancia la teoría que afirma que podría ser una inscripción religiosa que alabase a Dios y que podría haber sido lanzada al rio por causas similares.

Por su parte, un erudito holandés está trabajando en la teoría de que esta espada y otras hallada en Berlín podrían estar relacionadas al contar con características similares. Aunque ha señalado que esta inscripción no tiene por qué ser un mensaje que haya que descifrar. «Las espadas sajonas tenían usualmente letras que no significaban nada porque los que las fabricaban eran analfabetos. También puede ser el nombre de su propietario», señala el experto.

Excálibur: mil años, mil leyendas


ABC.es

  • La referencia más antigua que tenemos de la espada «mágica» del Rey Arturo procede de Geoffrey de Monmouth en 1130
Excálibur: mil años, mil leyendas

ABC | El rey Arturo y Merlín recogiendo la espada Excálibur, en una ilustración de 1880

Excalibur es a todas luces la espada más famosa de la que se haya hablado jamás. A ello han contribuido no solo las múltiples versiones del mito que se han difundido a lo largo de los siglos en las narraciones populares, sino también los cientos de novelas y decenas de películas que se han realizado en los últimos años. Todas poniendo la guinda a una historia cuya primera referencia tiene cerca de un milenio.

La fuente más antigua que habla de esta espada empuñada por el Rey Arturo, y a la que se le han atribuido poderes mágicos, procede del libro «Historia de los reyes de Britania», escrito por Geoffrey de Monmouth hacia 1130. De hecho, son muchos los autores que, como Michelle R. Warren o Christopher Hibbert, no dudan en atribuirle a este clérigo y escritor británico la paternidad de la leyenda.

La obra de este autor del siglo XII será la que asiente la filosofía vital del universo de Arturo para que años más tarde, la Reina Leonor de Aquitania, madre de Ricardo Corazón de León, encargue a sus trovadores que recuperen esta mítica tradición. A partir de ese momento, nunca dejaron de aparecer nuevas versiones de otros autores medievales como Chrétien de Troyes o Rober de Boron. Serán estos quienes darán el impulso definitivo al Rey Arturo y los personajes que le rodean: el mago Merlín, Morgana, Ginebra o los caballeros de la mesa redonda. Todo un universo girando en torno a la famosa espada.

No ha importado que, durante años, los investigadores hayan sostenido que la historia del Rey Arturo era solo un mito, para que alrededor de él sigan construyéndose nuevas teorías. El mismo Hibbert escribía, en su «Breve historia del Rey Arturo», que la leyenda del conocido como primer monarca británico se basa en un héroe real que lideró la desesperada resistencia celta contra la invasión anglosajona de Bretaña, allá por el siglo VI. De esa época es, precisamente, la referencia literaria más antigua sobre el monarca, que se encuentra en el poema épico galés titulado «The Gododdin», en el cual la espada aún no aparece.

La forja de la leyenda

En el siglo XII, Monmouth sólo dijo que Excalibur fue «forjada en Ávalon» y clavada en una piedra que estaba al lado de una capilla de Londres. Un siglo después, en «La Vulgata», una serie de cinco volúmenes escrita en Francia, contaba que el Rey Arturo había roto su anterior espada durante un combate contra Sir Pellinore, y que esa fue la razón de que Merlín le llevara, después, a un lago cercano del que emergió una joven bruja. Ella habría sido quien le entregara la espada mágica al monarca.

Esta versión difiere de la que popularmente ha sido más difundida, y que asegura que el Rey obtuvo el arma tras sacarla de una roca donde, mediante una ceremonia mágica, la había clavado el propio Merlín, a quien se atribuye su forja. Así lo cuenta, por ejemplo, el citado autor medieval Rober de Moron en «Merlin», en una versión muy parecida a la del periodista y escritor Juan Antonio Cebrián, en el libro «El Rey Arturo, la realidad de un mito». Allí la describe como «la espada prodigiosa protegida por la dama del Lago, quien en el deseo de dar a Inglaterra el monarca más capaz, la incrustará en una roca a la espera de ser extraída por el joven Arturo, el único elegido para regentar el destino escrito por los dioses celtas».

No faltan tampoco las teorías, que encontramos ya en el siglo XV, que aseguraban que la espada de la roca no era Excalibur, tal y como defiende el inglés Sir Thomas Malory. Otras versiones más recientes, y que quieren parecer más rigurosas, defienden que el origen de la espada se remonta a la Roma Antigua. Este es el caso del arqueólogo Valerio Massimo Manfredi en «La última legión», que sitúa el origen su en la época del último emperador romano de Occidente, Rómulo Augusto. Cuenta que, cuando éste tenía 13 años, fue encerrado junto a su mentor Ambrosino en la cárcel de Capri. Allí se encontró la espada con la que Julio Cesar había conquistado la isla de Gran Bretaña, que utilizó para, poco tiempo después, asesinar a su captor, Wulfila. Harto de tanta sangre, Rómulo arrojó entonces arma al lago, que quedó incrustada en una piedra.

Tome usted la versión que más le guste de uno de los mitos más longevos que haya dado la historia de la humanidad. Y si no le convence ninguna, no se preocupe, vendrán otras.