Arqueólogos alemanes descubren un nuevo dios


web

México, D.F.- Los arqueólogos alemanes desenterraron en un antiguo santuario de la ciudad de Doliche, en el sudeste de Turquía, un relieve romano único que representa a un dios desconocido relacionada con el culto de Júpiter Doliqueno, informa el sitio de la Universidad de Münster. Fuente: RT

Según el estudio, el relieve está esculpido en una estela de basalto de un metro y medio de altura que fue utilizada como contrafuerte de la pared del santuario. En él está representado un dios de la fertilidad o de la vegetación, según dijo el arqueólogo que encabeza la excavación, el profesor Engelbert Winter.

“La imagen está muy bien conservada. Proporciona valiosa información sobre las creencias de los romanos y sobre la persistencia de las antiguas tradiciones de Oriente Próximo. Sin embargo, es necesaria una amplia investigación para poder identificar con precisión a la deidad”, afirmó profesor Michael Blömer.

“La estela de basalto muestra a una deidad que emerge de un cáliz de hojas. Su largo tallo se eleva desde un cono adornado con símbolos astrales. De cada uno de los extremos del cono salen un cuerno largo y un árbol, que la deidad agarra con la mano derecha. Los elementos pictóricos sugieren que es un dios de la fertilidad”, añadió Blömer.

Los expertos indican que el relieve contiene sorprendentes detalles iconográficos, como la composición de la barba o la postura de los brazos, que permiten pensar que la imagen fue esculpida a principios del siglo I antes de Cristo.

Júpiter Doliqueno fue un dios romano creado a partir de la sincretización del Júpiter romano, “el rey de los dioses”, y el culto a Baal en la antigua ciudad grecorromana de Doliche, situada a pocos kilómetros al norte de la moderna ciudad turca de Gaziantep.

Descubren la tumba de la cantante del dios Amon-Ra


El Mundo

Una misión de arqueólogos suizos ha descubierto la tumba de una cantante del dios Amon-Ra, que data de la dinastía XXII (712-945 a.C.), en el valle de los Reyes en la ciudad monumental de Luxor, 600 kilómetros al sur de El Cairo.

La tumba de la cantande del dios Amon-Ra, hallada en Luxor. | AFP

La tumba de la cantande del dios Amon-Ra, hallada en Luxor. | AFP

El Ministerio de Estado para las Antigüedades de Egipto ha anunciado que los arqueólogos hallaron el sarcófago durante los trabajos de limpieza de un pasillo que conduce a la tumba del faraón Tutmosis III (1490-1436 a.C.).

En ese pasillo descubrieron un pozo que conecta con una sala de enterramiento, donde el equipo suizo halló el sarcófago de la cantante, según el comunicado difundido por el Ministerio.

La tumba, de madera y pintada en negro, consta de escrituras en jeroglífico, que incluyen el nombre de la artista ‘Ni Hems Bastet’.

Además, los arqueólogos encontraron en los alrededores de la tumba de Tutmosis III un muro en el que también aparece inscrito el nombre de la cantante.

La importancia de este hallazgo, según las autoridades egipcias, es probar que en el valle de los Reyes, en la orilla occidental del Nilo, se encuentran enterrados otras personalidades de la época de la dinastía XXII que no eran faraones.

Hallan una iglesia bizantina a las afueras de Jerusalén


EFE -La Vanguardia

Un equipo de arqueólogos israelíes ha hallado una iglesia del período bizantino a las afueras de Jerusalén, con restos de mosaicos y una inscripción de varias líneas pidiendo la protección de Dios para miembros ilustres de la comunidad.

El descubrimiento tuvo lugar en la cooperativa rural de Ness Harim, a unos veinte kilómetros de Jerusalén, durante las obras de ampliación de viviendas para la población local, informó hoy la Dirección de Antigüedades de Israel.

El arqueólogo Daniel Mor, director de las excavaciones, afirma que “el lugar estaba rodeado por un bosquecillo y cubierto por terrazas agrícolas que eran trabajadas por la población”. “Antes de comenzar la excavación ya se podían distinguir en el lugar grandes cantidades de fragmentos de cerámica bizantina y trozos dispersos de un mosaico”, agrega.

Las excavaciones han dejado al descubierto un pórtico alargado anterior a la principal nave de la iglesia, y en el suelo un colorido mosaico con formas geométricas separadas por flores que ha sido parcialmente destruido por vándalos hacia el final de las excavaciones.

El período bizantino comenzó en el siglo VI y en él proliferaron en Tierra Santa iglesias como la descubierta en Ness Harim que más tarde, con la invasión del Islam, serían destruidas o reconvertidas para distintos usos. En el recinto han encontrado también una prensa, parcialmente excavada, en la que al parecer se producía vino en grandes cantidades.

En otra sala los arqueólogos hallaron un segundo mosaico con una inscripción de varias líneas en el que se hace alusión a personas ilustres de la comunidad y uno o más sacerdotes, para los que se pide la protección divina.