Científicos encuentran el evangelio en papiro más antiguo dentro de una momia egipcia


web

  • Los científicos creen que su origen se remonta al primer siglo de nuestra era.
  • Lo que supone una gran novedad pues, hasta ahora, las copias más antiguas de los evangelios databan del siglo segundo después de Cristo.
  • Este evangelio es uno de los cientos de documentos hallados que analiza el equipo de Evans, compuesto por más de tres decenas de expertos.

Un grupo de científicos encontró la copia más antigua que se conoce hasta ahora de un evangelio en un papiro que fue reutilizado para crear la máscara de una momia egipcia, según explicó Craig Evans, doctor en Estudios Bíblicos y uno de los responsables del descubrimiento. Se trata de un fragmento del evangelio de San Marcos, encontrado hace tres años y que, ahora, un grupo de expertos de la Universidad evangelista de Acadia (Canadá) sitúa como el primer manuscrito del Nuevo Testamento de la Biblia del que se tiene conocimiento. Los científicos creen que su origen se remonta al primer siglo de nuestra era, entre el año 80 y el 90 D.C., lo que supone una gran novedad pues, hasta ahora, las copias más antiguas de los evangelios databan del siglo segundo después de Cristo.

Los expertos creen que alguien escribió un fragmento del evangelio en el papiro y que, luego, otras personas reciclaron este material, muy caro en la época, para elaborar la máscara funeraria.

Este tipo de “máscaras de papel maché” solían utilizarlas las clases humildes y no tenían nada que ver con las máscaras de oro y joyas que cubrían los rostros de los grandes faraones, detalló Evans. Se cree que San Marcos escribió su evangelio en Roma, a donde había acompañado a San Pedro, pero, ¿cómo viajó la copia desde Roma a Egipto? El experto afirma que el camino no es tan largo.

“En el Imperio Romano el correo se movía casi a la misma velocidad con la que lo hace ahora. Una carta escrita en Roma podía ser leída en Egipto en unas semanas. Marcos escribió su evangelio al final de la década de los 60 después de Cristo, así que era posible encontrar una copia en Egipto en la década de los 80”, argumenta. Para conseguir saber la fecha de los papiros, los científicos se valieron de una técnica que permite deshacer el pegamento que une los papiros de las máscaras sin dañar la tinta, de forma que los textos se pueden seguir leyendo con la misma claridad. Este evangelio es uno de los cientos de documentos que analiza el equipo de Evans, compuesto por más de tres decenas de expertos. “Estamos recuperando antiguos documentos del primero, del segundo y del tercer siglo después de Cristo.

No solo documentos bíblicos, sino también textos griegos clásicos o cartas personales”, explicó Evans, que detalló que algunos de los documentos que analizan son del poeta griego, Homero, autor de grandes obras clásicas como La Odisea. En el caso del fragmento del evangelio de San Marcos, las pistas las dieron el resto de papiros que formaba la máscara, su diseño y decoración, así como el estilo de la escritura y la datación del material mediante el isótopo carbono-14. A finales de año, los científicos darán a conocer en una revista especializada sus descubrimientos y solo entonces el público sabrá cuáles son las líneas del evangelio de San Marcos que se escondía entre los papiros de una máscara egipcia.

14 descubrimientos científicos que no llevan el nombre de sus descubridores


ABC.es

  • Según el profesor Stephen Stigler, ningún avance científico recibe el nombre de la persona que lo lleva a cabo por primera vez
14 descubrimientos científicos que no llevan el nombre de sus descubridores

abc | El Bosón de Higgs

Un gran número de leyes físicas y constantes matemáticas han pasado a la Historia ligadas al nombre del científico que siempre hemos creído que las enunció por primera vez. Sin embargo, en demasiadas ocasiones esta suposición resulta ser falsa. De hecho, en 1980 el profesor de Estadística de la Universidad de Chicago Stephen Stigler enunció una ley que afirma que ningún descubrimiento científico recibe el nombre de su primer descubridor, sino de quien verdaderamente lo populariza.

Como no hay nada mejor que un ejemplo para poner a prueba esta teoría, una infografía elaborada por Gorka Areta para el blog «Cooking ideas» nos muestra un buen número de descubrimientos científicos en los que unos cardaron la lana, pero fueron otros los que se llevaron la fama:

1.-La constante de Avogadro

El trabajo de Amadeo Avogadro sentó las bases de la idea de que el volumen de un gas es proporcional al número de átomos y moléculas que lo componen, con independencia de qué compuesto se trate. Sin embargo, esta constante que tantos quebraderos de cabeza ha provocado a los estudiantes de Física fue originalmente definida por Jean B. Perrin, más de medio siglo después de la muerte de Avogadro.

2.-El Bosón de Higgs

La comprobación de la existencia de esta minúscula partícula ha supuesto para Peter Higgs el Premio Nobel de Física 2013. Sin embargo, antes que él, François Englert —que comparte el galardón con Higgs— y Robert Brout ya habían teorizado acerca de su posible existencia.

3.-La sucesión de Fibonacci

Esta serie de números en la que cada uno es la suma de los dos que lo preceden, descrita por el matemático italiano Leonardo de Pisa «Fibonacci» en 1202 y que la novela «El Código da Vinci» popularizó hace unos años, aparecía ya enunciada en varios tratados de matemáticas hindúes del siglo II antes de Cristo.

4.-América

A pesar de que el nombre del cartógrafo Americo Vespucio sirviera para bautizar al Nuevo Continente, prácticamente todo el mundo es consciente de que su auténtico descubridor fue Cristóbal Colón.

5.-El cometa Halley

La mayoría de las personas cree que este cometa que se acerca a la Tierra cada aproximadamente 76 años fue descubierto por el astrónomo Edmond Halley, lo cierto es que simplemente se limitó a calcular su órbita con exactitud, ya que este objeto había sido avistado por astrónomos chinos al menos desde el año 240 a.C.

6.-La Primera y Segunda Ley de Newton

A pesar de que tres de las más famosas leyes físicas reciben el nombre del científico británico, tan solo la tercera podría serle atribuida justamente. Las dos primeras habían sido propuestas con anterioridad y de forma independiente por Galileo, Hooke y Huigens.

7.-El teorema de Pitágoras

Durante cerca de 2.500 años, el nombre de Pitágoras ha estado ligado al famoso teorema que señala que la suma de los cuadrados de los catetos de un triángulo rectángulo es igual al cuadrado de su hipotenusa. Sin embargo, esta regla era ya conocida por los matemáticos babilonios siglos antes del nacimiento de Pitágoras, quien, junto a sus seguiores, se limitó a demostrarla formalmente.

Otros

La enfermedad de Alzheimer, la Temperatura de Curie, la Distribución gaussiana, los números arábigos, la Ley de Bode, el número de Euler y la propia Ley de Stigler, que originalmente fue enunciada por Robert K. Merton, son otros de los ejemplos que enumera «Cooking ideas» donde se cumple esta teoría.

Unos científicos alemanes hallan una extraña hormiga en la selva amazónica


EFE – ADN

  • Blanca, depredadora, ciega y de unos tres milímetros, es la más primitiva de las conocidas

  • Su descubrimiento abre una nueva subfamilia: ‘Martialinae’, “las que proceden de Marte”

hormiga300Un equipo de científicos alemanes ha descubierto en la selva amazónica una nueva especie de hormiga, tan extraña y distinta de sus parientes, que puede considerarse como “marciana” o procedente de otro planeta, según ha anunciado hoy un portavoz del Museo de Ciencias Naturales de Karlsruhe.

De la rareza de la nueva hormiga, considerada la más primitiva de las existentes, da testimonio el nombre científico que se le ha dado: Martialis Heureka, que, traducido libremente, podría significar algo así como: “Hurra, he encontrado a aquélla que procede de Marte”.

Blanca, depredadora, ciega y de unos tres milímetros, se trata de una hormiga hembra, trabajadora y esteril, encontrada casualmente por el entomólogo alemán Christian Rabeling.

Cinco años antes, su colega Manfred Verhaagh, igualmente entomólogo de Karlsruhe, había hallado otros dos ejemplares, pero estos fueron destruidos accidentalmente antes de su análisis, para desesperación de los científicos.

Las hormigas que proceden de Marte

“El haber podido encontrar un tercer ejemplar es como acertar un pleno en la lotería primitiva”, ha señalado Verhaagh al presentar el descubrimiento. Esta hormiga “marciana” se diferencia de sus congéneres mas modernas en que, entre otras cosas, tiene unas pequeñas pinzas junto a los maxilares con las que captura a sus presas.

Rabeling y Verhaagh han destacado que el nuevo insecto es tan extraño que, por primera vez en 85 años, se ha abierto una nueva subfamilia de las hormigas, bautizada como Martialinae, “las que proceden de Marte”.

Los entomólogos aseguran que estas hormigas marcianas existen desde hace más de 120 millones de años y no descartan que puedan encontrarse nuevas especies de la misma familia desconocida hasta ahora en los suelos húmedos de la selva amazónica, ocultas bajo la hojarasca y la madera en estado de putrefacción.