Los humanos ocuparon las selvas tropicales hace 20.000 años


ABC.es

  • El análisis de dientes fosilizados hallados en Sri Lanka adelanta en más de 12.000 años la entrada del hombre en ese ecosistema
Patrick Roberts El equipo de investigadores en las selvas de Sri Lanka

Patrick Roberts
El equipo de investigadores en las selvas de Sri Lanka

Los humanos empezaron a ocupar las selvas tropicales hace unos 20.000 años. Hasta ahora se creía que los primeros humanos modernos se adaptaron a vivir en la selva durante largos periodos de tiempo hace unos 8.000 años, en el Holoceno temprano. Para datar con precisión la presencia del hombre en esos bosques tropicales hasta ese momento vírgenes, los investigadores han analizado fósiles de dientes pertenecientes a 26 individuos que habitaron Sri Lanka, según cuenta la revista «Science».

Los investigadores de la Universidad de Oxford, en colaboración con un equipo de Sri Lanka y la Universidad de Bradford, analizaron los isótopos de carbono y oxígeno en las muestras de dientes -todos ellos excavados en tres sitios arqueológicos en Sri Lanka-, de las cuales las más antiguas se remontan a 20.000 años y las más recientes a 3.000 años atrás. Y encontraron que casi todos los dientes analizados sugieren una dieta en gran parte procedente de la selva tropical.

El análisis de los dientes mostró que todos los individuos tenían una dieta procedente de entornos ligeramente abiertos, o sea, selva tropical intermedia, mientras que sólo dos de ellos mostraron claramente la huella reconocible de una dieta basada en los pastizales abiertos. Precisamente estos dos dientes son los más recientes, datados hace unos 3.000 años, al inicio de la Edad de Hierro, cuando la agricultura empezó a desarrollarse en la región.

Adaptación a ambientes extremos

Patrick Roberts, del Laboratorio de Investigación de Arqueología e Historia del Arte de la Universidad de Oxford, y autor principal del estudio, explica que «este es el primer estudio que prueba hasta qué punto los humanos primitivos dependían de la selva para su dieta. Los resultados son significativos en tanto que revelan que los primeros humanos en Sri Lanka eran capaces de vivir casi en su totalidad de la comida que se encuentra en la selva sin la necesidad de moverse a otros lugares. Y demuestran también que nuestros primeros antepasados humanos fueron claramente capaces de adaptarse con éxito a diferentes ambientes extremos».

Asimismo, la investigación arqueológica sitúa mucho antes de lo que se creía el momento en que las selvas tropicales dejaron de ser lugares prístinos y vírgenes. En este sentido, el estudio apunta también a que hay indicios de la posibilidad de que los humanos ocuparan incluso antes estos bosques húmedos, hace alrededor de unos 45.000 años, pero en este caso se trataría de incursiones por periodos limitados de tiempo o para alguna actividad en concreto.


Julia Lee-Thorp, de la Universidad de Oxford y coautora del estudio, explica que «la metodología isotópica aplicada en nuestro estudio ya se ha utilizado con éxito para estudiar cómo los primates, incluidos los grandes simios africanos, se adaptan a su entorno forestal. Sin embargo, esta es la primera vez que los científicos han investigado antiguos fósiles humanos en un contexto de selva tropical para ver cómo sobrevivieron nuestros primeros ancestros en un hábitat así». Ahora, falta saber si ocurrió igual en otras zonas del planeta. «Nuestra investigación proporciona un calendario claro que muestra el profundo nivel de interacción que los primeros humanos tenían con la selva tropical en el sur de Asia. Necesitamos más investigación para ver si este patrón también fue seguido en otros ambientes similares en el sudeste de Asia, Melanesia, Australasia y África», matiza Mike Petraglia, profesor en la Universidad de Oxford.

La Agencia Espacial Rusa alerta del riesgo de un asteroide con un vídeo apocalíptico


La Vanguardia

  • Descubierto el asteroide ‘2014 UR116’, del tamaño de una montaña y cuya órbita se cruza con la de la Tierra cada tres años

La Agencia Espacial de Rusia ha publicado este domingo en su página web un resumen del documental Ataque asteroide, obra del astrofísico Vladimir Lipunov, quien ha descubierto un cuerpo rocoso del tamaño de una montaña y cuya órbita se cruza cada tres años con la de la Tierra, según informa Christian Science Monitor.

El vídeo, de tintes apocalípticos, incluye imágenes del estallido que provocó el meteoro gigante que en 2013 entró en la atmósfera terrestre y que causó numerosos heridos en Rusia. El nuevo asteroide, bautizado como 2014 UR116, tiene 370 metros de diámetro y, si llegara a la Tierra, provocaría una explosión mil veces mayor que el meteoro de Chelyabinsk.

En cualquier caso, el Christian Science Monitor señala que no hay ningún motivo para pensar que el asteroide 2014 UR116 vaya a estrellarse contra nuestro planeta en las próximas décadas.

El descubrimiento, sin embargo, sí puede interpretarse como un nuevo aviso de la incontable e incontrolable cantidad de asteroides y cometas que recorren el Cosmos a toda velocidad.