Historia de la Hipoteca


El término “Hipoteca” proviene de la Antigua Grecia, de las palabras hypo (debajo) y teka(cajón, caja). Sin embargo, el germen de lo que conocemos hoy en día como Hipoteca proviene del Imperio Romano. El derecho romano contemplaba dos formas de garantizar una deuda:

  • La fiducia: El deudor trasladaba cum creditore la propiedad de un bien al acreedor para garantizar la deuda. Esta forma de garantía real generaba una gran desprotección para el deudor.como en ocasiones el deudor necesitaba sus bienes para poder abonar la deuda, surgió la prenda sin desplazamiento.
  • La prenda o pignusLa prenda o pignus: en esta forma se entrega la propiedad no de un bien inmueble sino de un bien mueble, lo que refleja que la figura no ha sufrido muchas variaciones puesto que aun se maneja de igual manera.

 

En la Edad Media las hipotecas sirvieron como pagos feudales. Los campesinos pedían dinero a los señores feudales para adquirir tierras, hipotecando al mismo tiempo el terreno. El pago posterior podía efectuarse con lo obtenido de las cosechas, con dinero o con ganado.

Haciendo un salto en el tiempo, en la década de los 70, en España, se produce un “boom” originado por las migraciones masivas hacia las zonas más industrializadas del país: Barcelona, Madrid, Valencia o Bilbao.  En aquella época el promotor-constructor vendía la vivienda con entrada y gastos a cargo del comprador. Se inicia lo que se denominó “hipoteca cambiaria”. Se fijaban una cantidad de letras en función del número de meses pactado para el pago de la deuda. Las letras se inscribían en el registro con “condición resolutoria”, lo que significa que si no se saldaba la deuda, el inmueble pasaba a manos del acreedor.

En la década de los 80, se abandonó la fórmula de firma de letras y se constituía una hipoteca por medio de escritura notarial en la que se establecían unas condiciones de financiación, plazo y causas de extinción que se inscribían en el Registro de la Propiedad.

En los años 90 las Cajas de Ahorros y los Bancos, atraídos por la posibilidad de negocio, se disputan con todo tipo de medios la firma de nuevas hipotecas. Se trata de un gran pastel, la generación del baby-boom se ha hecho mayor y quiere emanciparse. Los Bancos comienzan a intervenir en el mercado de particulares y las Cajas de Ahorro inician su incursión en el sector empresarial.

Esta tendencia se alarga a principio del S. XXI con la llegada de inmigración que adquiere viviendas. La banca, descubre lo lucrativo que conlleva la hipoteca, que facilita la venda de otros productos como seguros y que permite la fidelización a 20-30 años de los clientes. El tope de financiación pasa del 80% al 90% y llegando, ya al final de la burbuja inmobiliaria, hasta el 100%. El negocio era rentable en una época donde todo se compraba y todo se vendía. En caso de no poder hacer frente a las deudas, el banco veía como el valor del inmueble había subido y podía fácilmente volverlo a vender. Las entidades bancarias abrieron sucursales a mansalva, llegando a ser el país con más sucursales por habitante.

La segunda década del siglo ha venido marcada por la explosión de la burbuja inmobiliaria, con el via crucis particular que ha dejado la crisis económica en España, de la que aún nos estamos recuperando. Los precios han bajado, y los bancos no dejan más del 80% de financiación por miedo a repetir viejos errores. Es difícil prever que nos deparará el futuro, sólo cabe esperar una mayor responsabilidad y un mayor control público para evitar volver a tropezar con el mismo ladrillo, aunque en los últimos meses parece que volvemos a vivir los tiempos de 2003 y los precios vuelven a subir rápidamente.

Lo que nos ha resultado curioso es el dato de que la gente que compra casas está firmando con un interes fijo, ¿será por miedo a una subida del euribor? Pero , ¿se han fijado en la letra pequeña de su hipoteca? En casi todas las nuevas hipotecas a interes fijo, la duración no es por toda la vida del prestamo, si no que viene con un máximo de tiempo, varias de las que hemos visto en el mercado es por un periodo máximo de 10 años,…..

Hipotecas firmadas desde 2003 a interes fijo (color naranja) o variable (color rojo)

Fuente: Surge Inmobiliario , INE

Anuncios

Descubierta la casa más antigua de Roma


ABC.es

  • Fechada en el siglo VI a.C, es el hallazgo arqueológico más importante de los últimos años y revoluciona el mapa de la Roma antigua
ABC | La planta de la casa era rectangular, con dos ambientes

ABC | La planta de la casa era rectangular, con dos ambientes

El descubrimiento arqueológico más importante de los últimos años revoluciona el mapa de la antigua Roma. Los arqueólogos responsables de las excavaciones afirman que se deberá reescribir la historia urbanística de la Urbe. En óptimo estado de conservación se ha descubierto la casa más antigua de Roma: en el corazón de la ciudad, a tan solo unos metros del palacio del Quirinal, residencia del presidente de la República, entre vía Veneto y la estación de tren Termini, se ha encontrado una vivienda arcaica cuyo origen se remonta al siglo VI a.C., en una zona que siempre se creyó que había sido solo necrópolis y no un área residencial.
La planta de la casa era rectangular, con dos ambientes, un ingreso y probablemente un pórtico, con muros de madera revestidos de yeso de arcilla y cubiertos por un techo con tejas. Las dimensiones de la casa eran de diez metros por tres y medio, con una altura de casi tres metros. El descubrimiento es de gran importancia porque demuestra que hace 2.600 años la antigua Roma era mucho más grande de lo que hasta ahora se creía, según ha manifestado la arqueóloga Mirella Serlorenzi, directora de las excavaciones.
«Este hallazgo excepcional nos obliga a rehacer nuestros conocimientos sobre el desarrollo de Roma en el siglo VI», explica Francesco Prosperetti, superitendente del Área Arqueológica de Roma. Las excavaciones se encuentran en el palacio Canevari, un antiguo Instituto Geológico. El extraordinario estado de conservación de la casa se debe a una serie de circunstancias histórico-urbanísticas: el área pertenecía, hasta el año 1873, al convento de los Carmelitas.
Después fue expropiado, «por utilidad pública», y el edificio se transformó en el Instituto Geológico, permaneciendo intacta la zona arqueológica. Es algo insólito en este área del Quirinal, una de las siete colinas de Roma, porque después de la unidad de Italia, en 1861, se realizó una desmesurada urbanización que hizo desaparecer muchos hallazgos arcaicos.
Actualmente, en el edificio del ex Instituto Geológico se realizaban obras de reestructuración para dedicarlo a oficinas. Pero las excavaciones formarán parte de una especie de museo compatible con la utilización del edificio para oficinas. A pocos metros de la casa arcaica, y conectado con ella, fue descubierto en el 2013 un inmenso templo, con 40 metros de largo y 25 de ancho, del siglo V a.C. Por su posición elevada, todo hace pensar que la casa era habitaba por una familia rica y de alto rango social, seguramente ligada al cuidado del área sagrada, probablemente el custodio.

Una casa «aristocrática»

El valor del extraordinario descubrimiento de esta casa «aristocrática» se ve acrecentado por el hallazgo de una especie de choza con un «suggrundarium», una tumba infantil, porque el niño era sepultado cerca de su familia. Eran los años del sexto rey de Roma, Servio Tullio, etrusco, hijo de una prisionera de guerra, que reinó desde el 578 a.C. al 539 a.C., durante 44 años.

Este descubrimiento confirma que la Roma de esa época monárquica tenía una estructura urbana y social mucho más compleja y amplia de lo que hasta ahora se había imaginado. La leyenda dice que Roma fue fundada por Rómulo y Remo el 21 de abril del 753 a.C. La primera República se declaró en el 509 a C., comenzando un largo periodo de enormes transformaciones en Roma.
1_CASA ARCAICA--478x270 3_CASA ARCAICA--478x270 4_TEMPIO ARCAICO--478x270 5_TEMPIO ARCAICO--478x270 6_TEMPIO ARCAICO--478x270

La aterradora leyenda de la casa de citas del barrio de Salamanca donde murió un cura


ABC.es

  • Los inquilinos del edificio huyeron en los años 80 por los extraños y inexplicables ruidos
google maps Fachada actual del edificio de Ayala, 124

google maps | Fachada actual del edificio de Ayala, 124

El número 124 de la calle de Ayala, ubicado en el Barrio de Salamanca, desde principios de los años 80, se quedó practicamente vacío por una serie de extrañas circunstancias. Algunos vecinos de este pequeño edificio empezaron a escuchar extraños e inexplicables ruidos. Fue por ello por lo que algunos optaron por abandonar el inmueble, huyendo asustados de aquellos sucesos paranormales.

Al no encontrar ninguna explicación científica, finalmente se atribuyeron estos ruidos al fantasma de un sacerdote que falleció repentinamente en el edificio, cuando este era utilizado como «casa de citas». En la actualidad, el edificio es utilizado como oficinas en su totalidad.

La casa de Calderón de la Barca, una de las más estrechas de Madrid


ABC.es

  • Conoce la historia de cómo se logró preservar el hogar del ilustre literato junto a otro de sus secretos no tan conocidos
abc El número 61 de la Calle Mayor, lugar en el que vivió Calderón de la Barca

abc | El número 61 de la Calle Mayor, lugar en el que vivió Calderón de la Barca

Por todos es sabido que el Barrio de las Letras, en Madrid, fue la residencia de algunos de los literatos más prestigiosos que emergieron en España durante el Siglo de Oro (siglos XVI y XVII). Cervantes, Quevedo, Lope de Vega o Calderón de la Barca fueron algunos de los vecinos más ilustres de aquella época.

Así, ponemos nuestro objetivo, entre los tantos encantos que atesora el centro de la capital, en el número 61 de la Calle Mayor. Es un lugar de obligado peregrinaje, lugar en el que la gente no siempre repara debido al ajetreo del día a día. Por si lo desconocías, fue la residencia de Calderón de la Barca, y no fue destruida en el siglo XIX gracias a la intervención de una persona.

¿Su nombre? Ramón de Mesonero Romanos, quien antes había intentado salvar la casa de Cervantes. El también escritor se presentó en el que había sido el hogar del autor de «La vida es sueño» para evitar que una brigada de demolición derribara las paredes del edificio. Mesonero Romanos no solo les obligó a marcharse sino que permaneció de guardia la noche entera.

A la mañana siguiente, envió una petición al Ayuntamiento solicitando que se detuviera la demolición por mandato judicial. Su petición fue atendida evitando el fin de un edificio histórico. Así, una placa conmemorativa recuerda a los madrileños y a los turistas que «aquí vivió y murió Don Pedro Calderón de la Barca».

Pero el número 61 de la Calle Mayor presenta otra peculiaridad. También se le ha etiquetado como «la casa estrecha» al ser una de las casas más angostas de Madrid -solo mide 5 metros de ancho-.

Historia y Patrimonio de la Casa de Alba


web

Acabamos de conocer la muerte de la Duquesa de Alba, desde aquí nos sumamos al luto y aprovechamos para contaros la historia y el patrimonio de la Casa de Alba.

Escudo de la Casa de Alba

La Casa de Alba de Tormes es una casa nobiliaria española, originaria de la Corona de Castilla, que se remonta al siglo XIV. Su nombre proviene del ducado de Alba de Tormes, título de nobleza con Grandeza de España otorgado a los Álvarez de Toledo, perteneciente al linaje de la Casa de Toledo, denominación más conocida de la casa de Álvarez de Toledo. Tradicionalmente el heredero del ducado de Alba de Tormes ostenta el ducado de Huéscar. Su actual titular es Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX duque de Alba de Tormes.

La Casa de Alba correspondió a la familia de los Álvarez de Toledo durante trescientos años hasta que a la muerte sin descendencia de María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la XIII duquesa, pasó al linaje de los Fitz-James Stuart, en la persona de Carlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva, sobrino-bisnieto de Fernando de Silva y Álvarez de Toledo, XII duque Alba de Tormes y abuelo de la XIII duquesa. La Casa de Berwick es una rama ilegítima de la Casa de Estuardo del Reino de Escocia, que son duques de Berwick en el Reino de Inglaterra y duques de Liria y Jérica en el Reino de España.

A lo largo de su historia, la casa entroncó con la dinastía portuguesa y con importantes casas nobiliarias españolas, teniendo como ancestro al Conde-Duque de Olivares y a los duques de Veragua, y con estos últimos, a Cristóbal Colón. Los títulos nobiliarios de la Casa de Alba propiamente dicha son el ducado de Alba de Tormes y el ducado de Huéscar. Sin embargo el jefe de la casa ostenta otros muchos títulos por incorporación de otras casas nobiliarias, debido a casamientos y herencias.

La Casa de Alba es la principal estirpe de la nobleza del Reino de España. Goza de la característica de ser una de las familias más antiguas de la aristocracia de la sociedad española y, asimismo de ser una de las más famosas, prestigiosas y populares del Reino de España.

Su importante papel histórico y gran fortuna hacen a la Casa de Alba propietaria de una de las mejores colecciones privadas de arte de la península, conservada en más de veinte palacios y castillos repartidos por toda la geografía española, algunos de los cuales están cedidos a instituciones públicas para su mejor conservación y uso. A lo largo de la historia, su posición prevalente le ha permitido relacionarse con lo más granado del mundo de las artes y las letras españolas.

Su invalorable patrimonio cultural ha llevado a la familia a establecer la Fundación Casa de Alba, dedicada a su administración y gestión, con sede en el Palacio de Liria en Madrid.

Historia

La Casa de Alba surgió en la historia de la nobleza castellana al obtener en el siglo XIV los señoríos de Oropesa y Valdecorneja como recompensa por los servicios prestados al rey Enrique II de Castilla, aunque el ascenso de la familia vino, fundamentalmente, a partir del siglo XV, merced al apoyo prestado a la corona en sus conflictos con la nobleza castellana.

En 1429 Gutierre Álvarez de Toledo, obispo de Palencia y arzobispo de Sevilla y Toledo, obtuvo de Juan II el señorío de Alba de Tormes, localidad próxima a Salamanca, heredado por su sobrino Fernando Álvarez de Toledo y Sarmiento, al que Juan II convirtió en conde de Alba de Tormes en 1438; y fue con su hijo García Álvarez de Toledo, marqués de Coria y conde de Salvatierra, cuando el título se elevó a ducado, trocándose, por tanto, en el primer duque de Alba de Tormes en 1472 por concesión de Enrique IV de Castilla.

El segundo duque de Alba de Tormes, Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez, y el tercero, Fernando Álvarez de Toledo, conocido como el Gran Duque de Alba, fueron los que tuvieron mayor notoriedad histórica.

El título dejó de corresponder a la antigua familia de los Álvarez de Toledo y pasó, merced a matrimonios y defunciones, a una rama de la Casa de Fitz-James Stuart, duques de Berwick, pues a la muerte de la XIII duquesa de Alba sin descendencia, sucedió en Carlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva, sobrino-bisnieto de Fernando de Silva y Álvarez de Toledo, XII duque Alba de Tormes y abuelo de la XIII duquesa.

Con el tiempo, en virtud de herencias y esponsales, la casa de Alba ha incorporado otras casas nobiliarias, como la casa de Lemos, Olivares, El Carpio, Híjar, Berwick-Liria y Jérica, Villanueva del Fresno y Villanueva del Río, entre otras y se ha convertido en la casa noble europea con mayor cantidad de títulos en su haber. Los Alba constituyen el linaje más noble entre los nobles del Reino de España.

De los dieciocho duques que ha tenido la Casa de Alba a lo largo de la historia únicamente en tres oportunidades su titularidad estuvo en cabeza de una mujer.

Patrimonio

La Casa de Alba posee una de las fortunas más grandes de España, conformada por palacios, terrenos agrícolas, propiedades inmobiliarias, sociedades, participaciones bursátiles y una extraordinaria colección de arte. Su valor estimado, ya que muchas de sus posesiones tienen valor incalculable, supera con creces los 600 millones de euros. Se calcula que posee unas 34.000 hectáreas, equivalentes a más de 170 veces el Principado de Mónaco, muchas de ellas vestigio de los antiguos señoríos jurisdiccionales, que la familia conservó bajo su propiedad tras la supresión de los mismos.

Edificios

Entre sus posesiones inmobiliarias destacan algunos de los castillos y palacios más relevantes del patrimonio histórico español, en su mayoría hoy integrados en la Fundación Casa de Alba.

  • En Madrid: el Palacio de Liria, edificio del siglo XVIII con 3.500 metros cuadrados en el centro de la capital española y vecino al Cuartel del Conde-Duque. Alberga la mayor parte de los fondos artísticos y documentales de la familia.
  • En Sevilla: el Palacio de las Dueñas, donde nacieron el poeta Antonio Machado, hijo del administrador, y Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, V Marqués de Griñón y XII Marqués de Castel-Moncayo, Grande de España. En Olivares se conserva el Palacio del Conde-Duque de Olivares, que hoy en día es la sede del ayuntamiento del municipio, vendido por la duquesa Cayetana de Alba, quien lo ha tenido en su poder hasta los años setenta cuando fue vendido, junto con las tierras que poseían, a particulares.

El Ayuntamiento de Olivares para solventar esta situación poco apropiada se marcó un objetivo preferente: intentar unificar y adquirir, en la medida de lo posible, la mayor parte del edificio. Se conseguirá unificar la zona central y parte de la zona oeste; el resto del palacio, aunque no es propiedad del Ayuntamiento, tiene un uso social para lo que está catalogado., y en Loeches, se conserva la portada de su palacio. Las fincas “La Pizana” en Gerena y “Las Arroyuelas” en Carmona.

Propiedades agrícolas

Los terrenos que la casa ha destinado a la explotación agrícola están administrados por sociedades de las que son accionistas los miembros de la familia, destacando Euroexplotaciones Agrarias S. A., Eurotécnica Agraria S. A. e Inversiones Princesa, todas domiciliadas en el Palacio de Liria. Por concepto de cultivos, las sociedades reciben subvenciones por parte de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea. Aunque España es uno de los países de la UE que no publica datos acerca de estas ayudas, exceptuando las comunidades de Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía, a partir de esos únicos datos publicados, se ha podido corroborar que entre 2001 y 2002 las explotaciones agrarias de los Alba recibieron ayudas por importe total de 1,8 millones de euros. El propósito que la familia da a parte de estos recursos se resume en la mejora de la producción y cabe destacar que parte de los procesos productivos, se llevan en su gran mayoría por trabajadores, siendo una destacable fuente de empleo para los lugareños colindantes a sus fincas. Actualmente la Casa de Alba recibe una subvención por parte de la UE de 3 millones de euros anuales.

La casa ha sufrido la expropiación de algunas propiedades y cesiones a lo largo de su historia. En septiembre de 1991 la Junta de Extremadura expropió por interés social las fincas Cabra Alta y Cabra Baja en la provincia de Badajoz, que eran explotadas desde 1940 por una asociación de arrendatarios de la localidad de Zahínos (Badajoz). La Duquesa de Alba recibió 400 millones de la antiguas pesetas (2,404.048 euros) en concepto de indemnización.

Colección de arte

La colección de arte de la Casa de Alba es una de las más grandes de España, aunque por diversos avatares no conserva todos los tesoros que pasaron por ella. El espléndido Palacio de Liria, en Madrid, contiene la mayor y más valiosa parte de la herencia cultural de los Alba. Más de 30.000 libros conforman la biblioteca, destacando la famosa Biblia de Alba de 1433, primera traducida al castellano y 21 documentos autógrafos de Cristóbal Colón. En la pinacoteca lucen pinturas de Tiziano, Rubens, Goya, Murillo, El Greco o Rembrandt -del que conserva uno de los 15 paisajes que pintó a lo largo de su vida-.

También es digno de mención que todo el jardín del Palacio de Liria se encuentra sembrado de estatuas y tumbas de animales.

La pinacoteca fue iniciada por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel. En esa época, la documentación mencionaba obras de Domenichino, Allori, Gentileschi, Ribera, Velázquez, Rafael o Correggio.

Más tarde, en el siglo XVIII, ingresaron importantes lienzos encargados a Raphael Mengs y, gracias al mecenazgo de María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la XIII Duquesa de Alba, amiga y modelo de Goya, se enriqueció con varios lienzos de este artista, entre los que destaca la obra La Duquesa de Alba en blanco, una de las más populares y reconocidas pinturas de la colección de la Casa de Alba. El fallecimiento de la XIII Duquesa produjo el desmembramiento de casi toda la pinacoteca: algunas obras fueron expropiadas y pasaron a manos de Manuel de Godoy y otras las legó la duquesa a diversos allegados. Por ello, la colección perdió joyas esenciales como la Venus del espejo de Velázquez y la Madonna de Alba de Rafael Sanzio; y el nuevo duque Carlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva apenas recibió una treintena de obras.

De todas formas, este duque adquirió en un largo viaje por Europa múltiples piezas italianas, de Fra Angelico, Perugino, Tiziano y otros maestros, y encargó pinturas a Ingres y esculturas a José Álvarez Cubero y Antonio Solá. La colección se completó con algunas obras inglesas (Joshua Reynolds, George Romney) a las que, ya entrado el siglo XX, se sumaron pinturas de Madrazo, Sorolla, Zuloaga y Sotomayor, mayormente retratos por encargo.

La actual duquesa reforzó la colección de manera muy relevante con ejemplos del impresionismo francés adquiridos cuando no eran aún demasiado caros: Renoir, Henri Fantin-Latour, Eugène Boudin. También sumó a otros autores: Francesco Guardi, Corot, Picasso, Dalí, Marc Chagall…

Heráldica

Desde la unión con la Casa de Fitz-James Stuart, junto a las armas de la casa de Toledo se muestran los emblemas heráldicos de Inglaterra, Escocia, Irlanda y la leyenda perteneciente a esta familia castellana: Tv in ea et ego pro ea que puede traducirse como Tu en ella y yo en su favor o Tu en ella y yo por ella, que significa Dios en la patria y yo por la patria.

Fundación Casa de Alba

La Fundación Casa de Alba es una institución española dedicada a la cultura que fue constituida el 14 de mayo de 1975 por María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart, la XVIII duquesa de Alba, consciente del importante patrimonio que posee la Casa de Alba que ella misma preside.

La Fundación tiene como objetivos:

  • La exposición permanente al público en los palacios de Liria en Madrid y Monterrey en Salamanca, de las obras de arte pertenecientes a la Fundación.
  • La conservación y difusión del patrimonio histórico-artístico de la Casa de Alba.
  • La descripción y conservación de sus fondos bibliográficos y documentales.

Mars One crea la réplica de la casa de los futuros colonos en Marte


ABC.es

  • La compañía ha puesto en marcha un proyecto de simulación de las condiciones marcianas para que los aspirantes a la misión puedan entrenarse

Mars One inicia la réplica de la casa de los voluntarios que viajarán a Marte sin retorno

Mars One Recreación de las casas en las que vivirán los colonos en Marte, según Mars One

La compañía holandesa ‘Mars One’, que pretende enviar seres humanos a Marte en un viaje sin regreso, ha puesto en marcha un proyecto de simulación en el que los aspirantes a la misión puedan realizar su entrenamiento. Según explica la empresa en un comunicado, el primer paso será crear una réplica de la casa que habitarán los futuros colonos del Planeta rojo.

El objetivo principal es que los miembros potenciales de la tripulación comiencen a adaptarse a la experiencia en un entorno real y similar al que se convertirá en su hogar en Marte. El cofundador de Mars One, Bas Lansdorp, ha explicado que el equipo está “ansioso por comenzar la construcción del hardware real para la misión”, que, a su juicio, “es importante para la formación de los futuros miembros de la tripulación Mars One y para su preparación de cara a la vida en el Planeta rojo”. “Vamos de la teoría a la práctica”, ha añadido.

La intención de Mars One es crear eventualmente varios puestos de avanzada en diferentes lugares de la Tierra que recreen con el mayor realismo posible los diferentes climas de Marte. La empresa ha explicado que aún no se ha decidido en qué lugar se va a construir este primer ‘hogar’.

El responsable de esta parte del proyecto, el arquitecto Kristian von Bengtson, ha indicado que se trata de una fase “emocionante”. En este sentido, ha señalado que “hay mucha gente que está a la espera de la apertura de este proyecto y comenzar a cumplir las diferentes partes del entrenamiento de esta misión”.

25 futuros colonos

El proyecto Mars One se encuentra actualmente en fase de selección de futuros colonos. Según su página web, serán 25 las personas que viajarán al espacio y formarán parte del asentamiento que se construirá en el Planeta rojo. Antes de viajar, los elegidos tendrán de pasar por duros entrenamientos como si fueran astronautas profesionales.

La compañía se ha comprometido a que, en los diez próximos años, construirá una colonia habitable y sostenible, diseñada para recibir nuevos astronautas cada dos años. Además, ha explicado que, para ellos, ha desarrollado “un plan preciso y realista basado enteramente en tecnologías existentes”.

“Es viable tanto de manera económica como logística, gracias a la suma de proveedores y expertos en exploración del espacio que ya existen”, argumenta la empresa en la web. De hecho, Mars One evalúa el coste del primer vuelo en torno a 6.000 millones de dólares. Cada uno de los viajes posteriores, una vez cada dos años, costaría 4.000 millones de dólares.

Según ha explicado, “la idea es financiar el grueso del proyecto con la venta de derechos de transmisión de un ‘reality show’ que empezará a emitirse ya en la etapa de selección y podría convertirse en el mayor evento mediático a escala global”.

Los organizadores de este proyecto han destacado los principales aspectos que hacen de esta idea una iniciativa viable. Así, han explicado que el asentamiento en Marte estará propulsado por paneles solares, concretamente con un modelo que se utiliza habitualmente en el sector y que son fáciles de transportar. La intención es crear un área de 3.000 metros cuadrados como fuente de energía.

Mars One ha señalado que la utilización de energía solar es posible porque no se requiere producción de combustible para un viaje de regreso a la Tierra. En este sentido, la compañía ha dejado claro a los candidatos de que tienen que ir con la idea de que nunca regresarán a sus casas. A partir de su llegada Marte se convertirá en su nuevo hogar, donde van a vivir y trabajar el resto de sus vidas.

En busca de la casa subterránea perdida bajo la ciudad de Nueva York


El Confidencial

En el año 1964, la ciudad de Nueva York cumplía su tercer siglo y para celebrarlo acogió una feria mundial, en la que 140 pabellones ofrecían muestras de la cultura, la tecnología y la forma de vida de los países de todo el mundo, incluido el país anfitrión. Había que impresionar, así que el tamaño y la altura de cada pabellón y muestra intentaban superar al anterior.

Con una excepción. Situado en lo que hoy es un parque del distrito de Queens, se construyó lo que se bautizó como la Underground World Home o casa del mundo subterráneo. Esta construcción era en realidad un búnker de lujo, equipado para vivir bajo tierra con todas las comodidades. Diseñado en plena Guerra Fría, y poco después de la crisis de los misiles, este no era un asunto ni mucho menos menor para la sociedad norteamericana.

Y por ello, el despliegue tecnológico de este prototipo a escala real resultaba impresionante para la época, no solo en cuestiones de seguridad, sino también para proporcionar un hogar lo más cómodo posible. “Unos pocos centímetros bajo tierra pueden dar a un hombre una isla para sí mismo, un lugar donde controlar su mundo, un mundo de total facilidad y control, de seguridad y sobre todo de privacidad”, rezaba la explicación de la muestra.

Sistemas de ventilación, climatización y control de ruidos

Se trataba de una casa con diez estancias, incluido un patio cubierto y una terraza (ésta sí exterior y al nivel del suelo). Toda la construcción estaba contenida en un caparazón de acero y hormigón con una superficie de unos 5.600 pies cuadrados, a prueba de humedades y recorrido por canalones y caminos para facilitar posibles reparaciones.

Un sistema de ventilación conectaba el interior con el exterior a través de la sala de mantenimiento. Allí se controlaban los parámetros de humedad, presión y temperatura. Desde esa habitación, el aire entraba bajo el suelo, circulaba por todas las estancias y volvía a salir por el mismo sistema de ventilación. Además, un generador de emergencia aseguraba el suministro en caso de corte de electricidad en el exterior y un sistema de expulsión de basuras se encargaba de eliminar los desperdicios.

Según la descripción, esta casa subterránea permitía un control absoluto del clima interior, incluyendo temperatura, humedad y presión. “Bajo tierra somos libres del clima exterior, y nuestra salud no depende de él. Los pacientes de asma, alergias o sinusitis se sentirán aliviados.

El búnker contaba con una estructura de ventilación con la que todo el aire entraba por un solo punto, en el que se podía controlar todos los parámetros. “La brisa de una montaña o la vigorizante sensación de la alta presión un día de primavera se pueden crear a voluntad”, prometía este hogar del futuro.

Controlando el aire se podía por tanto controlar y evitar la entrada de contaminación. Se utilizaban filtros de fibras y electrostáticos para retener todas las partículas de humo, polvo o emisiones de los coches.

La brisa de una montaña o la vigorizante sensación de la alta presión un día de primavera se pueden crear a voluntadLo mismo ocurría con los molestos ruidos de la ciudad.

“Toneladas de acero, hormigón y tierra evitan que cualquier sonido entre en tu casa, a no ser que tú lo invites”. Un completo sistema de audio en estéreo instalado por toda la casa permitía ambientar el búnker con sonidos de la naturaleza o con música a la elección del habitante.

Pantallas a modo de ventanas

Pero eso no era todo. En un búnker concebido como una peculiar residencia de lujo, el ocio también se tuvo en cuenta. La casa estaba llena de murales de luz, que no eran otra cosa que pantallas usadas a mono de ventanas. “En cada habitación de la casa hay una vista de paisajes panorámicos con efectos especiales para simular la noche y el día. Los reguladores de intensidad y un sistema de control de luz de bajo voltaje permiten simular el efecto de la salida del sol en la cocina mientras un cielo estrellado cubre el patio”.

Y todo esto reduciendo el esfuerzo de mantenimiento de una casa, ya que obviamente no había ventanas que limpiar o reparar, no hacía falta repintar el exterior ni arreglar el tejado. “El purificador de aire basta con limpiarlo una vez al mes, y el filtro evita que el polvo y las partículas de suciedad afecten al equipamiento interior”.

A pesar del despliegue tecnológico que ofrecía esta casa subterránea, su impacto más allá de la Exposición fue limitado, por no decir nulo. Su diseñador, Jay Swayze, un constructor de Texas, aseguraba que fue un éxito de visitas, pero al final de la feria, no se había firmado la construcción de ninguna de estas viviendas para particulares. El motivo pudo estar en su precio: 80.000 dólares, que en 1964 equivalían a medio millón de hoy en día.

¿Sigue allí abajo?

Ha pasado justo medio siglo y las casas subterráneas siguen sin ser tan populares como Swayze esperaba. Pero algunos aún recuerdan aquel búnker de lujo construido en Nueva York y se preguntan ¿qué fue de él? ¿Sigue ahí debajo? Porque lo cierto es que no se sabe con seguridad. Según las autoridades, “hasta donde ellos saben”, la casa se demolió. Pero otros creen que no hay pruebas de ello y hay muchas probabilidades de que bajo ese parque de Queens siga estando aquella moderna vivienda ideada en los 60.

Cuando terminó la feria mundial, comenzó el trabajo para desmontar los pabellones. Sin embargo, según Narratively, Swayze quiso evitar los costes de demolición, de forma que retiró todo el equipamiento de la casa, pero dejó la estructura intacta, cubierta por varios metros de tierra. A partir de aquí, hay dos opiniones enfrentadas: muchos piensan que aún hay estancias de aquel búnker bajo el suelo de Nueva York, otros dudan que Swayze realmente dejase nada cuando se marchó.

Lori Walters quiere resolver el misterio. Puesto que tanto Swayze como su patrocinador en la feria han fallecido ya y no hay artículos de prensa donde se expliqué qué ocurrió exactamente con la casa, la profesora Walters de la Universidad Central de Florida ha decidido que no queda otro remedio que excavar.

En los últimos años, Walters ha trabajado junto con el Museo de Arte de Queens y el Salón de la Ciencia de Nueva York para desarrollar una simulación en 3D de aquella feria mundial. Al llegar al espacio de la casa subterránea surgió la duda ¿seguirá ahí debajo?

Cuando pensamos en arqueología, pensamos en Jordanía, en Egipto o en México, pero también hay muchas maravillas del siglo XX enterradas

Una pregunta para cuya respuesta Walters está buscando financiación. Cuando reúna los fondos, planea alquilar un radar del tipo que se usan en trabajos de arqueología y escanear el terreno en busca de algo inusual bajo tierra. Si detectan algo, el plan es excavar agujeros por los que pasar cámaras de vídeo endoscópicas que permitan estudiar si la casa sigue ahí, en qué estado está su estructura e incluso si aún queda algo del equipamiento original.

El objetivo es resolver una acuciante curiosidad, pero también utilizar la experiencia como herramienta educativa, para enseñar a los estudiantes a entender la arqueología en todo su potencial.

“Cuando pensamos en arqueología, pensamos en Jordanía, en Egipto o en México, pero también hay muchas maravillas del siglo XX enterradas”, señala. De momento, Walters está desarrollando una propuesta para el Departamento de Parques de la ciudad de Nueva York. Su intención es comenzar la investigación este verano, cuando se cumplan exactamente 50 años de la exposición mundial.