Boadilla del Monte


elhistoriador.es

Los orígenes de Boadilla

Sobre el origen de Boadilla existen diversas teorías.

  • Posible origen árabe, de un lado, se apunta a que su origen es árabe, lo que parece avalado por el hallazgo de unos cimientos de argamasa, pertenecientes a una supuesta mezquita, y por la aparición de unas sepulturas que posiblemente son árabes; el propio nombre podría derivarse del árabe Boadil-la, lo que indicaría que durante un tiempo estuvo bajo el dominio sarraceno.
  • Teoría del apellido, pero incluso los mismo autores que presentan la primera teoría (A. Martín Pérez y F. Martín Eztala, entre otros) plantean otra hipótesis sobre su origen: que Boadilla fuese el apellido del dueño de las tierras donde está ubicada. En el siglo XV, los primeros poseedores del título de Condes de Chinchón eran D. Andrés Cabrera y su mujer, Dña. Beatriz de Boadilla, merced que les dieron los Reyes Católicos para premiar la lealtad del primero como alcaide del Alcázar de Segovia, y Boadilla era parte del señorío, luego Condado, de Chinchón.
  • Derivado de “boa”,también se señala que el nombre de la villa puede derivar de “boa”, que en el siglo XIII, entre otras acepciones, significaba “planta parecida al junco”. Lo que sí parece claro es que el sobrenombre “del Monte” fue añadido con posterioridad.
  • Antigüedad medieval, sobre la ocupación del área, en las Relaciones Topográficas de Felipe II, se establece la existencia de yacimientos arquelógicos, habiendo restos de poblados probablemente medievales. No se puede descartar la existencia de asentamientos anteriores, aunque de momento no han aparecido restos suficientes que así lo avalen.

actu080918boad.jpgAldea Real, Señorío y Mayorazgo (1576 a 1761)

Boadilla, desde su origen, perteneció al distrito madrileño, siendo, a partir de 1576, aldea de Madrid y posesión real. La zona era conocida por ser coto de caza, más no se sabe cuándo adquirió la categoría de Villa.

Se cree que en 1668 la población se asentaba en el entorno de la actual iglesia de San Cristobal, donde existía una muralla árabe, contruyéndose una iglesa mudéjar de la que hoy sólo queda la torre.

En 1670, se funda y erige el convento de Carmelitas Descalzas, con el “Título y ‘vocación’ de la Encarnación”, situándose en un altozano al norte del casco urbano.

 ——>>>>>>> puedes seguir leyendo este artículo aquí <<<<<<<<——–