Hallan en Alemania 200 esqueletos de soldados del Gran Ejército de Napoleón


ABC.es

  • Los restos, hallados en Fráncfort, habrían muerto, según los historiadores, durante la batalla de Hanau a finales de octubre de 1813
esqueletos napoleon--644x362

Arquéologos examinan los restos de los soldados enterrados en Fránfort hace más de 200 años

Cientos de esqueletos de soldados del ejército de Napoleón ha sido descubiertos en Fráncfort, en un complejo donde está previsto construir un edificio. «Estimamos que alrededor de 200 personas fueron enterradas aquí», dijo Olaf Cunitz, el alcalde de la ciudad.

«De acuerdo con nuestra estimación preliminar, son soldados que pertenecieron al Gran Ejército y murieron en 1813», en el camino de regreso a casa después de la «dolorosa derrota sufrida por Napoleón durante su campaña de Rusia», agregó.

En el camino de regreso a Francia, lucharon, incluido Napoleón, en Hanau, una ciudad vecina de Fráncfort am Main, a finales de octubre 1813 y habían continuado los combates en la región, en los que murieron alrededor de 15.000 hombres.

Las tumbas fueron descubiertas gracias a los trabajos de inspección de un grupo de arqueólogos en el lugar, ya que hace varias décadas antes, en 1979, fueron encontrados en la zona otros soldados, informa «Le Figaro». Probablemente murieron a causa de heridas o sucumbieron a causa de una epidemia de tifus que diezmó el Gran Ejército de la época. Hipótesis estas que aún no han sido verificadas científicamente.

Tumbas excavadas apresuradamente

Según Andrea Hampel, responsable de la supervisión de monumentos históricos de la ciudad de Fráncfort, se trata de tumbas excavadas de emergencia, como solían realizar los servicios médicos de la armada en aquella época. El hecho de que los soldados fueran enterrados en ataúdes ha permitido una buena conservación de los esqueletos, que aparecen alineados uno junto al otro, sin presentar ningún tipo de identificación.

Según los expertos, los cuerpos están mal situados, en dirección norte/sur, mientras que la Europa cristiana tenía por costumbre enterrar a sus muertos en el eje Este/Oeste. Una prueba, tal vez, de que los cuerpos fueron enterrados a toda prisa, dice Hampel. Los botones de los uniformes encontrados en las tumbas situarían la fecha de la muerte hacia 1813. Esto confirmaría las primeras intuiciones del alcalde.