Un telescopio de agujeros negros capta el Sol en rayos x de alta energía


El Pais

Las emisiones en rayos X de alta energía en el Sol se aprecian en esta imagen compuesta que sobrepone los datos del telescopio NuSTAR a los del SDO, ambos de la NASA. / NASA/JPL-Caltech/GSFC

Un telescopio de la NASA, el NuSTAR, diseñado y lanzado al espacio para observar agujeros negros, restos de supernova y otros fenómenos extremos en el universo, ha sido apuntado hacia un objeto mucho más corriente y cercano a la Tierra: el Sol. Se ha obtenido así la primera imagen de la estrella del Sistema Solar en rayos X de alta energía. Se trata de una foto sobrepuesta a otra tomada por el telescopio solar SDO, y en ella se aprecian emisiones de gas que superan los tres millones de grados centígrados.

Imagen de dos telescopios

La nueva foto del Sol, con datos del telescopio NuSTAR combinados con una imagen tomada por el  observatorio solar SDO, muestra en verde y azul las emisiones solares de alta energía (el verde corresponde a energías de entre 2 y 3 kiloelectronvoltios y el azul, entre 3 y 5 kiloelectronvoltios). El rojo corresponde a la luz ultravioleta captada por el SDO y desvela la presencia de material a baja temperatura en la atmósfera solar que está a un millón de grados, explica Caltech. Esta imagen desvela que parte de la emisiones más caliente captadas por el NuSTAR procede de localizaciones diferentes en las regiones activas de la corona de las de emisión más fría que capta el SDO.

“El NuSTAR nos dará una visión única del Sol, desde las partes más profundas hasta su atmósfera”, afirma David Smith, físico solar miembro del equipo del telescopio en la Universidad de California en Santa Cruz. Los científicos creen que con este observatorio podrían captar hipotéticas nanollamaradas solares.

La idea de apuntar el NuSTAR hacia el Sol surgió hace unos siete años, antes incluso de que el telescopio fuera lanzado al espacio (en junio de 2012), pero entonces pareció una propuesta descabellada, informa la NASA en un comunicado. “Al principio pensé que era una idea loca”, comenta Fiona Harrison, del Instituto de Tecnología de California (Caltech). “¿Por qué íbamos a apuntar hacia algo que está en nuestro patio trasero el telescopio de rayos X de alta energía más sensible que se ha construido jamás, diseñado para observar el universo profundo?”. Pero la idea fue ganando adeptos y acabó aprobándose.

No todo telescopio de rayos X puede permitirse mirar al Sol, que es demasiado brillante, por ejemplo, para el observatorio espacial Chandra, cuyos detectores resultarían afectados si lo intentara. Pero el NuSTAR (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) no corre ese riesgo porque el Sol no es tan brillante en el rango de alta energía de rayos X para el que están diseñados sus detectores, y eso depende de la temperatura de la atmósfera solar, explican los expertos.

La temperatura de la capa más externa de la atmósfera solar desconcierta a los científicos. Su media está en torno al millón de grados centígrados, mientras que la superficie de la estrella ronda los 6.000 grados. No hay una explicación definitiva sobre este fenómeno. Es como si salieran llamas de cubitos de hielo, dicen los expertos del Jet Propulsion Laboratory (JPL), institución dependiente de Caltech que gestiona la misión NuSTAR para la NASA. Y este observatorio puede ayudar a resolver el enigma si llega a captar unas hipotéticas nanollamaradas que, de existir y en combinación con las llamaradas normales, podrían ser la fuente de ese alto calor en la corona. Las nanollamaradas serían versiones pequeñas de las bien conocidas llamaradas, que se generan en gigantescas erupciones de partículas cargadas y radiación de alta energía asociadas a las manchas solares. “El NuSTAR será muy sensible a la más leve actividad en rayos X que se produzca en la atmósfera solar, y eso incluye posibles nanollamaradas”, señala Smith.

Ilustración del telescopio NuSTAR, con el mástil desplegado de 10 metros de longitud para separar los modulo ópticos de los detectores. / NASA/JPL-Caltech

El Sol está ahora en su pico de actividad del actual ciclo de manchas (de unos 11 años de duración), que es el número 24 desde que comenzó su registro sistemático en 1755. Por ellos los especialistas confían en que obtendrán mejores datos en futuras imágenes, cuando la estrella se calme, señala Smith.

El NuSTAR, una misión pequeña de la NASA y de bajo coste (unos 140 millones de euros) en la que participan varias universidades e institutos de investigación estadounidenses, la Universidad Técnica de Dinamarca y la Agencia Italiana del Espacio (ASI), está en órbita casi ecuatorial alrededor de la Tierra, a poco más de 600 kilómetros de altura. Sus objetivos científicos esenciales son hacer un censo de estrellas colapsadas y agujeros negros de diferentes tamaños mediante la observación de regiones alrededor del centro de la Vía Láctea, pero asomándose también al cielo extragaláctico; cartografiar el material sintetizado en remanentes de supernovas jóvenes para comprender cómo se crean elementos químicos; y ayudar a desvelar qué alimenta los chorros relativistas de partículas que emergen de las galaxias activas más extremas que alojan agujeros negros supermasivos.

El baile de la Luna y Saturno y otros inminentes fenómenos astronómicos


ABC.es

  • En los próximos días de marzo podrá observarse el planeta Marte, un asteroide ocultará una estrella y se producirán lluvias de meteoros
El baile de la Luna y Saturno y otros inminentes fenómenos astronómicos

Colin Legg/Universe today | Ocultación de Saturno ocurrida el 22 de febrero

-La visión de Marte: En la noche del 18 al 19, el planeta Marte estará justo encima de la Luna a mitad de la noche. Aparecerá sobre el horizonte a la izquierda de nuestro satélite natural. Será la estrella más brillante y próxima. Así que tendremos otra muy buena referencia (la Luna) para descubrir un nuevo planeta, de color rojo. La estrella Espiga, alfa de la constelación de Virgo, aunque aún menos brillante que Marte, será bien visible, formando triángulo con los otros dos astros y más próxima a la Luna que Marte. A la salida de la Luna sobre el horizonte sobre las 21.30 horas, los tres astros estarán en línea; la Luna en el centro, Marte a su izquierda y la estrella Espiga a su derecha.

La noche del 19 al 20, la Luna se encontrará entre los planetas Marte y Saturno. Marte se situará arriba y a la derecha de la Luna y a cierta distancia y Saturno, abajo y a la izquierda de la Luna, también a cierta distancia, pero como son muy brillantes, serán inconfundibles.

El baile de la Luna y Saturno y otros inminentes fenómenos astronómicos

 
Zonas donde se verá la ocultación

-Un asteroide oculta una estrella: Otro fenómeno extraordinario y raro, visible a simple vista, que se producirá en marzo, el día 20, es la ocultación de la brillante estrella Régulo (una de las más brillantes del cielo), alfa de la constelación de Leo, por el asteroide 163 Erigone, cuyo tamaño es de 72 km de diámetro, que gira alrededor del Sol, casi al doble de la distancia que lo hace la Tierra. Este tipo de acontecimiento celeste solo se puede ver en lugares muy concretos del mundo. Hay que estar justo en el sitio para poder apreciarlo; unos cuantos km más allá de la posición calculada donde es visible desde la Tierra, y ya no se puede ver. La franja de visibilidad es de unos 45 km de ancho. Es como un eclipse de Sol, hay que ir al sitio exacto por donde pasa la sombra del evento. En este caso se hace visible al este de los Estados Unidos y Canadá. Se verá desde la mitad sur de la ciudad de Nueva York o Nueva Jersey hasta Oswego en Estados Unidos, o desde Ontario en Canadá. La luz de Régulo visible a simple vista, mermará durante 14 segundos. Predicen que la luz de Régulo puede incluso hasta desaparecer, provocando la ocultación más espectacular jamás vista desde el norte de América.

Régulo es en realidad un sistema de cuatro estrellas, configurándose en dos parejas. La estrella principal, Régulo, gira tan rápidamente, en 16 horas, que la estrella está extremadamente achatada por los polos con un ecuador muy estirado.

El asteroide es un objeto increíblemente oscuro, como el carbón, del tipo C, contiene agua. El hecho de que oculte a Régulo y cronometrando el tránsito, podremos conocer, entre otras cosas, la forma del asteroide, con una precisión de 1 km. Hace falta un telescopio para ver al asteroide antes y después de la ocultación, ya que su magnitud será de 12,4.

-Lluvias de estrellas fugaces: El 20 de marzo comenzará la primavera en el hemisferio norte y el otoño en el hemisferio sur a las 17h 57m. Marzo es un mes propenso a las lluvias de meteoros o de estrella fugaces. Comienza con las AlphaVirgínidas A con máximo el día 5, las Virgínidas con máxima actividad el día 10, las Zeta-Boótitas el 12 de marzo, las Gamma-Nórmidas visibles desde el hemisferio sur el día 14, las Delta Ménsidas también visibles desde el hemisferio sur el día 17 y las Camelopardálidas el día 19.

-La aproximación de Saturno y la Luna: Un bello espectáculo celeste se podrá ver en el firmamento la noche del 21 de marzo. Se trata de la aproximación aparente en el cielo de la Luna en fase de cuarto menguante y el planeta Saturno, uno de los luceros que más brillan en el firmamento.

Desde España este fenómeno no dejará de ser un caso curioso y bello y para aquellos que aún no hayan visto un planeta en el cielo, es una ocasión única, pues tenemos como referencia inigualable a nuestra Luna.

El día 21, la Luna sale por el horizonte sobre las 23.30 horas y Saturno será la estrella más brillante y próxima que se encuentre abajo y a la izquierda de la Luna. En el transcurso de la noche y debido al movimiento propio de la Luna en órbita alrededor de la Tierra, ésta se desplazará hacia el oeste poco a poco, de modo que Saturno se elevará sobre la Luna y entre las 3 y las 4 de la madrugada conseguirá acercase a la Luna lo máximo posible.

Este fenómeno no será igual visto desde lugares muy al sur del planeta, como el sur de África, aunque se desplazará por el océano Atlántico hasta alcanzar Brasil, de modo que en estas zonas se producirá una ocultación de Saturno por la Luna que durará más de una hora y terminará prácticamente al amanecer en muchos puntos de los citados.

Las ocultaciones de planetas por la Luna son hechos que se dan cada mucho tiempo y en ocasiones se presentan en pleno día, por lo que no son visibles. Es una buena oportunidad para los habitantes de las regiones nombradas de ver un acontecimiento celeste de relevancia.

Además marzo nos trae dos lunas nuevas, la del día 1 y la del día 30.

Miguel Gilarte Fernández es director del Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata (Sevilla) y presidente de la Asociación Astronómica de España.