Frases sobre Arte, Trabajo y Profesiones


Si yo no hubiese existido, alguna otra persona me habría escrito.

William Faulkner
(1897-1962) Escritor estadounidense.

Esta historia es verdadera puesto que la he imaginado de principio a fin.

Boris Vian
(1920-1959) Novelista y dramaturgo francés.

En muchas cosas de la vida la laboriosidad puede conseguir más que el genio.

Ward

Si amas lo que haces, nunca será un trabajo.

Confucio
(551- 479 a .C.) Filósofo y estadista chino.

Sólo hay nada para aquellos que nada saben producir.

Johann Wolfang Von Goethe
(1749-1832) Escritor alemán.

Todo debe hacerse tan simple como sea posible, pero no más simple.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar solo.

Fernando Pessoa
(1888-1935) Poeta portugués.

Uno no pinta siempre lo que ve, sino lo que siente.

Vincent Van Gogh
(1853-1890) Pintor impresionista holandés.

El arte de escribir consiste en decir mucho con pocas palabras.

Anton Chejov
(1860-1904) Dramaturgo y autor de relatos ruso.

A menudo necesitaba toda una mañana de trabajo intenso para escribir un párrafo.

Ernest Hemingway
(1899-1961) Escritor estadounidense.

La ciencia es la conciencia de las especies. En la vida tratamos de individuos; en la ciencia, tratamos de especies.

Ludwig Feuerbach
(1804-1872) Filósofo alemán.

El periodista es estimulado por el plazo. Escribe peor si dispone de tiempo.

Karl Kraus
(1874-1936) Escritor austríaco.

Cada emoción tiene su voz y su respiración.

Michael McCallion
(1941) Profesor de teatro británico.

El uso determina la función.

Frederick Alexander
Actor australiano.

La gente ociosa suele sentirse más cansada que la que trabaja.

Michael Levine

No se trata de hacer ventanas sino de perforar muros.

Clorindo Testa
(1923) Arquitecto y artista plástico argentino

Trabajemos sin teorizar; es la única manera de hacer soportable la vida.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

A mis años deseo transmitir sosiego, no asombro, porque en el arte lo que perdura es la emoción.

Raul Soldi
(1905-) Pintor Argentino.

La vida no tiene que resultar perfecta para parecer maravillosa.

Annete Funicello
Actriz estadounidense.

Antes era un don nadie, por el hecho de escribir un libro, de repente, la gente me prestaba atención.

Frank McCourt
Escritor norteamericano.

Para tener éxito dedícate a enseñar 30 años y escribe un best seller.

Frank McCourt
Escritor norteamericano.

La primavera inspira muchas ansias de viajar, bastantes ganas de trabajar en el jardín y un poco de mala poesía.

Bern Williams

Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.

José de Vasconcelos

Necesito la literatura para comprender al mundo.

Alberto Mangel
(1949) Escritor argentino.

La repetición instantánea existió en los libros mucho antes que en los deportes televisados.

Bern Williams

Todo mi dolor ha pasado a la literatura.

Juan Gelman
(1930) Poeta argentino.

Una de las desventajas de no tener nada que hacer es que no puedes darte un descanso.

Anónimo

Un psiquiatra es un tipo que te hace muchas preguntas muy caras que tu esposa te hace gratis.

Osho

Me extraña que un adivino no se ría cuando ve a un colega.

Marco Tulio Cicerón
(106- 43 A .C.) Filósofo,escritor, orador y político romano.

Hay dos tipos de enfermedades: las que curan solas, y por tanto no es preciso el médico, o las que nadie las cura, en las que tampoco es preciso el médico.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

Un escritor si no desea hallarse en trance de muerte no debe desear que otro escritor le admire. Porque cuando un escritor admira a otro ya sabe lo que hace con él: fusilarle.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

Lo que se lee sin esfuerzo ninguno, se ha escrito siempre con un gran esfuerzo.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

La música resulta un arte muy cercano a la mecánica cuántica.

Juan Ignacio Cirac
(1966) Físico teórico español.

El arte verdadero nace del sufrimiento. Para crear y manifestarse plenamente necesitas cierta estabilidad emocional. Pero, antes, la fuente es el dolor, las dificultades, la experiencia…

Antonio Chenel (Antoñete)
(1932) Torero español.

Todo arte consiste en dar el ser a algo.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

El arte es una necedad.

Jean Arthur Rimbaud
(1854-1891) Poeta francés.

No soporto al artista cuya principal vocación es la provocación. Creo que los grandes provocadores lo son sin proponérselo.

Pedro Almodovar
(1950) Director de cine español.

El arte es, en cierta forma, una crítica de la realidad.

Arturo Graff
(1848-1913) Poeta y filósofo italiano.

Si me propusieran quemar todas mis películas, lo haría. A mi no me importa el arte, sino las personas.

Luis Buñuel
(1900-1983) Cineasta español.

No admito más que una cosa que no sea natural: la obra de arte.

Andre Gide
(1869-1951) Escritor francés.

El creador no tiene que tener limitaciones de ninguna naturaleza.

Juan Carlos Castagnino
(1908-1972) Pintor argentino.

El arte no consiste en representar cosas nuevas, sino en representar con novedad.

Ugo Foscolo
(1778-1827) Poeta italiano.

El arte está hecho para perturbar, la ciencia para tranquilizar.

Georges Braque
(1882-1963) Pintor francés.

La misión del arte no es copiar la naturaleza, sino expresarla.

Honorato de Balzac
(1799-1850) Escritor francés.

En el arte existen sencilleces más difíciles que las complejidades más enrevesadas.

Aldous Huxley
(1894-1963) Escritor británico.

Para vivir, una obra de arte no necesita ser bella ni fea. Sólo necesita vida.

Elmer Diktonius
(1896-1961) Escritor finlandés.

Los artistas son, por lo general, menos felices que los hombres de ciencia.

Bertrand Russell
(1872-1970) Filósofo y matemático británico.

Materializar lo espiritual hasta hacerlo palpable, espiritualizar lo material hasta hacerlo invisible: ése es todo el secreto del arte.

Jacinto Benavente
(1866-1954) Dramaturgo español.

Nada es más útil al hombre que aquellas artes que no tienen ninguna utilidad.

Ovidio
(43-17) Poeta latino.

El arte es la contemplación del mundo en estado de gracia.

Hermann Hesse
(1887-1962) Escritor alemán.

El arte es la expresión de los más profundos sentimientos por el camino más sencillo.

Albert Einstein
(1879-1955) Físico alemán.

Una obra de arte es un rincón de la creación visto a través de un temperamento.

Emilio Zola
(1840-1902) Novelista francés.

El artista aporta al mundo algo que no existía antes, y lo hace sin destruir nada.

John Updike
(1932) Escritor estadounidense.

Toda obra de arte es una tentativa para racionalizar un conflicto de emociones en el espíritu del artista.

Robert Graves
(1895-1985) Escritor británico.

Si el mundo fuera obvio, el arte no existiría. El arte nos ayuda a penetrar en la opacidad del mundo.

Albert Camus
(1913-1960) Escritor francés.

En arte, la tesis debe transformarse en idea espontánea, en sentimiento.

Konstantin Stanislavski
(1863-1938) Director de teatro ruso.

El arte no es un espejo para reflejar el mundo, sino un martillo con el que golpearlo.

Vladimir Maiakovski
(1893-1930) Escritor ruso.

El arte es la expresión de un pensamiento a través de una emoción o, en otros términos, de una verdad general a través de una mentira particular.

Fernando Pessoa
(1888-1935) Poeta portugués.

El artista es un loco que, quizás, tiene un nivel de lucidez mayor que el resto de las personas, ya que ha encontrado la manera de exorcisar sus fantasmas personales a través de su creación.

Luis Eduardo Aute
(1943) Músico y pintor español.

El arte es el presentimiento de la verdad.

Alexander Blok
(1880-1921) Poeta ruso.

Una obra de arte es un gozo eterno.

John Keats
(1795-1821) Poesta británico.

Todo arte está basado en el inconformismo.

Ben Shalm
(1898-1969) Pintor estadounidense.

El arte es un artículo de primera necesidad, como el pan, el vino o un buen abrigo para pasar el invierno. Así como el estómago del hombre gruñe por recibir alimento, su espíritu siente cada vez más hambre de arte.

Irving Stone
(1903-1989) Escritor estadounidense.

En arte, lo verdaderamente original repugna a las masas.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

Nada tiene que hacer el arte con la verdad.

Wolfgang Borchert
(1921-1947) Escritor alemán.

Ningún artista ve las cosas como son en realidad. Si las viese así, dejaría de ser artista.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

El artista es mentiroso, pero el arte es verdad.

Francois Mauriac
(1885-1970) Escritor francés.

EL arte es la más bella de las mentiras.

Claude Debussy
(1862-1918) Compositor francés.

La sencillez, la dificilísima sencillez, es una cuestión de método. Haced lo siguiente y habréis alcanzado de un golpe el gran estilo: colocad una cosa después de otra. Nada más; esto es todo.

José Martinez Ruiz. (Azorín)
(1873-1967) Escritor español.

Todo arte es imitación de la naturaleza.

Séneca
(2- 65 a .C.) Filósofo latino.

La única recompensa que puede esperarse del cultivo de la literatura es el desdén si uno fracasa y el odio si uno triunfa.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Para una gran mayoría de gente, la televisión es una variedad de tranquilizante que se enchufa en lugar de tragarse.

Anónimo

Para triunfar simplemente hay que trabajar dos horas más que los demás.

José María García
(1944) Periodista deportivo español.

No basta trabajar; es preciso agotarse todos los días en el trabajo.

Auguste Rodín
(1841-1917) Escultor francés.

Trabajo es todo aquello que estamos obligados a hacer y juego es todo aquello que no estamos obligados a hacer.

Mark Twain
(1835-1910) Escritor y periodista estadounidense.

Cuando más trabajo es cuando no trabajo, si no trabajara la vida dejaria de interesarme.

Joan Miró
(1893-1983) Pintor español.

Un buen remedio contra la enfermedad del yuppie: invierte más tiempo en tu trabajo que trabajo en tu tiempo.

Friedrich Durrenmatt
(1921-1990) Escritor suizo.

Para los que no tenemos religión, nuestro dios es el trabajo.

Paul Bowles
(1910-1997) Escritor estadounidense.

El trabajo es una invasión de nuestra intimidad.

Woody Allen
(1935-) Actor, director y escritor estadounidense.

El trabajo intenso nunca ha matado a nadie. Los hombres mueren de aburrimiento, por conflictos psicológicos y por enfermedades. Verdaderamente cuanto más trabaje tu personal, más feliz y saludable será.

David Ogilvy
(1911) Publicista inglés.

No hay más que dos medios para librarse de la pesadilla del paso implacable del tiempo: el placer y el trabajo. El placer agota y el trabajo fortifica. Escojamos. Trabajar es menos aburrido que divertirse.

Charles Baudelaire
(1821-1867) Poeta y crítico francés.

Si el trabajo fuera algo tan maravilloso, seguro que los ricos se lo habrían quedado todo para ellos.

Lane Kirkland
(1922) Sindicalista estadounidense.

Cuando el trabajo es un placer, la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto, la vida es una esclavitud.

Máximo Gorki
(1868-1936) Escritor ruso.

Trabajando he conseguido ascender desde la nada hasta la pobreza más extrema.

Groucho Marx
(1895-1977) Actor, escritor y humorista estadounidense.

Si un artesano estuviese seguro de soñar por espacio de doce horas que es rey, creo que sería casi tan feliz como un rey que soñase doce horas que es artesano.

Blaise Pascal
(1600-1662) Filósofo y escritor francés.

Es terriblemente triste que el talento dure más que la belleza.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

La belleza es sólo visual, mas real en una película o en piedra que en tres dimensiones vivas.

Naomi Wolf
(1962) Escritora británica.

No hay belleza sin algo extraño en sus proporciones.

Francis Bacon
(1561-1626) Filósofo y estadista británico.

En una bandada de blancas palomas, un cuervo negro añade más belleza incluso que el candor de un cisne.

Giovanni Boccaccio
(1313-1375) Escritor italiano.

Todos los poemas de amor son ridículos. No serian poemas de amor si no fuesen ridículos.

Fernando Pessoa
(1888-1935) Poeta portugués.

Todo importa en el arte, menos el asunto.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

La poesía es un arma cargada de futuro.

Gabriel Celaya

¿Acaso los poetas no están siempre del lado de la justicia?.

Salvatore Quasimodo

Debe ser hermoso, no se entiende nada.

Moliere
(1622-1673) Dramaturgo francés.

Cuando me levanto cada mañana, la mayor de las alegrías es mía: ser Salvador Dalí.

Salvador Dalí

Los multi-medios son invariablemente comedias tristes. Funcionan como una especie de terapia grupal colorida, un lastimero apareamiento entre actores y espectadores, una semimasturbación mutua.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

El desdoblamiento de los hombres en actores y espectadores es el hecho central de nuestra época.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

Es erróneo presumir que el arte necesita al espectador a fin de existir. El filme continúa corriendo sin necesidad de ojos. El espectador no puede existir sin él. Asegura su existencia.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

Nada es un filme cuando no se manifiesta como una iluminación de esta cadena del ser que produce explosiones en una capital extranjera cuando una aguja se estabiliza en la carne.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

El filme confiere una especie de espuria eternidad.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

Los espectadores de cine son vampiros inmóviles.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

La atracción del cine reside en el miedo a la muerte.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

El público es maravillosamente tolerante. Todo lo tolera menos el genio.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

El gran estilo nace cuando lo bello obtiene la victoria sobre lo enorme.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

Hay cosas conocidas y cosas desconocidas. Y en el medio están las puertas.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

Yo siempre seré un hombre de palabras. Más que un hombre pájaro.

Jim Morrison
(1943-1971) Músico estadounidense.

Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leido.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Un creador es un hombre que en algo ‘perfectamente’conocido encuentra aspectos desconocidos. Pero, sobre todo, es un exagerado.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

Lo original y nuevo es escribir bien.

José Martinez Ruiz. (Azorín)
(1873-1967) Escritor español.

Construye tu película sobre el blanco, el silencio y la inmovilidad.

Robert Bresson

Prefiero un lector íntimo antes que una legión de contadores. Porque mi poesía es así o quiere serlo y no seré yo quien se lo impida.

Patricia Liliana Boero

Un poema no es más que una palabra pensante en el horizonte de lo no dicho.

Hans-George Gadamer

La literatura es la infancia por fin recuperada.

Georges Bataille

Si el arca de Noé se hubiera construido en una compañía, todavía no estaría puesta la quilla. El trabajo de muchas personas es trabajo de nadie.

Charles Spurgeon

Inventar no es nada, construir es algo, producir es todo.

Edward Rickembacker

Toda obra es deleznable, sólo su ejecución no lo es.

Thomas Carlyle
(1795-1881) Historiador y pensador inglés.

Lo vulgar es el ronquido, lo inverosímil, el sueño. La humanidad ronca, pero el artista está en la obligación de hacerla soñar o no es artista.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

No basta tener buen ingenio; lo principal es aplicarlo bien.

Descartes
(1596-1650) Filósofo y matemático francés.

El que escribe lee dos veces.

Anónimo

En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

El género humano tiene, para saber conducirse, el arte y el razonamiento.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

Los médicos cortan, queman, torturan… Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen.

Heráclito de Efeso
(535- 475 A .C.) Filósofo griego.

A veces sucede así en la vida: cuando son los caballos los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina.

Daphne du Maurier
(1907) Escritora británica.

Es mejor ser examinado que ignorado.

Mae West
(1892-1980) Actriz estadounidense.

El mejor destino que hay es el de ‘supervisor de nubes’, acostado en una hamaca mirando al cielo.

Ramón Gomez de la Serna
(1888-1963) Escritor español.

Confío en el destino y en la casualidad, pero sobre todo en el trabajo.

Inés Sastre
(1973) Modelo española.

Cada día creo más en la memoria como fuente de inspiración literaria.

Josefina Aldecoa
(1939) Escritora española.

La escritura es la pintura de la voz.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Crítica: La fuerza del imponente.

Lamartine

La música es el territorio donde nada nos hace daño.

Andrés Calamaro
Cantautor Argentino

Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

Cada poema es único. En cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía. Cada lector busca algo en el poema. Y no es insólito que lo encuentre: Ya lo llevaba dentro.

Octavio Paz
(1914-1998) Escritor mexicano.

Teme al hombre de un solo libro.

Santo Tomás de Aquino
(1225-1274) Teólogo italiano.

A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas.

Joseph Joubert
(1754-1824) Moralista francés.

Los libros poseen siempre más ingenio que los hombres con quienes nos encontramos.

Louise Marie Caroline
(1753-1824) Condesa de Albany, escritora francesa.

Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido.

Paul Valery
(1871-1945) Escritor francés.

Donde se quiere a los libros también se quiere a los hombres.

Heinrich Heine
(1797-1856) Poeta y crítico alemán.

Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran.

Andre Gide
(1869-1951) Escritor francés.

Cuanto más crece nuestro conocimiento de los buenos libros, tanto más disminuye el círculo de los hombres cuya compañía nos resulta ingrata.

Ludwig Feuerbach
(1804-1872) Filósofo alemán.

Mientras haya libros no existe el pasado.

George Bulwer-Lytton
(1803-1873) Escritor británico.

Los libros son compañeros dulces para el que sufre, y si no pueden llevarnos a gozar de la vida, al menos nos enseñan a soportarla.

Oliver Goldsmith
(1730-1774) Escritor irlandés.

Mis libros siempre están a mi disposición, nunca están ocupados.

Marco Tulio Cicerón
(106- 43 A .C.) Filósofo,escritor, orador y político romano.

No es posible vivir sin libros.

Thomas Jefferson
(1743-1826) Político estadounidense.

Una casa sin libros es una casa sin dignidad.

Edmundo de Amicis
(1846-1908) Escritor italiano.

Libros: Siempre maestros de mi vida, siempre fieles amigos.

Meléndez Valdés
(1754-1817) Escritor español.

Cuando necesito leer un libro, lo escribo.

Benjamín Disraeli
(1804-1881) Estadista y escritor inglés.

Ciertamente, es agradable ver estampado el propio nombre; un libro es siempre un libro, aunque no contenga nada.

Lord Byron
(1788-1824) Poeta británico.

Los libros son el cloroformo bendito de la mente.

Thomas Chambers
(1780-1842) Teólogo inglés.

Los libros constituyen un mundo mejor dentro del mundo.

Alexander Smith
(1830-1867) Poeta escocés.

Todos, en el fondo, estamos metidos en un libro, porque la literatura abarca todo aquello que entendemos por real.

Gonzalo Suárez
(1929) Director de cine y escritor español.

Un libro prestado es medio libro perdido.

Octave Uzanne
(1852-1931) Escritor francés.

El afortunado hallazgo de un sólo libro puede cambiar el destino de un hombre.

Marcel Prévost
(1862-1941) Escritor francés.

Las bibliotecas son como las boticas: hay muchos venenos y pocos remedios.

André Le Guay Prémontval
(1716-1764) Matemático y filósofo francés.

Tal es el sino de todo libro que se presta: con frecuencia se pierde, siempre se estropea.

Charles Nodier
(1780-1844) Filósofo francés.

Los libros son el mejor viático que he encontrado para este humano viaje.

Michel de Montaigne
(1553-1592) Filósofo francés.

El libro es fuerza, es valor,/ es fuerza es alimento;/ antorcha del pensamiento/ y manantial del amor.

Rubén Darío
(1867-1916) Poeta nicaragüense.

Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles.

Hermann Hesse
(1887-1962) Escritor alemán.

La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros.

Arturo Perez Reverte
(1952) Periodista y escritor español.

Nunca escribo mi nombre en los libros que compro hasta que no los he leído, porque sólo entonces puedo decir que son míos.

Carlo Dossi
(1849-1910) Escritor italiano.

La admiración por los libros me llevó a escribir. Yo admiraba a la gente por transferencia.

Juan Benet
(1927-1993) Escritor español.

Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.

Emily Dickinson
(1830-1886) Poetisa estadounidense.

El autor es el que menos cobra… De la edición de mi novela Corazón tan blanco, por la que el lector paga ocho dolares, yo me llevo sólo 40 centavos.

Javier Marías
(1951) Escritor español

El libro ha sido derrocado para entronizar a la cultura de la imagen. Fue un proceso insensato.

Fermín Bocos
(1949) Periodista español.

Un libro es un suicidio aplazado.

Emile M. Cioran
(1911-1995) Filósofo y ensayista rumano.

La Certidumbre , entonces, de que escribo,/ y al lado de la pluma va corriendo la esponja/ con que la muerte borra lo que escribo.

Roger Pla
(1912) Novelista argentino.

La Universidad debiera insistirnos en lo antiguo y en lo ajeno. Si insiste en lo propio y lo contemporáneo, la Universidad es inútil, porque está ampliando una función que ya cumple la prensa.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

El Tango tiene un origen infame, que se nota.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Hemingway, que fue medio compadre, terminó matándose porque se dio cuenta de que no era un gran escritor. Esto lo salva, en parte.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

No sé hasta qué punto un escritor puede ser revolucionario. Por lo pronto, está trabajando con el idioma, que es una tradición.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Yo siempre seré el futuro Nobel. Debe ser una tradición escandinava.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Quienes dicen que el arte no debe propagar doctrinas suelen referirse a doctrinas contrarias a las suyas.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

No he cultivado mi fama, que será efímera.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Dicen que soy un gran escritor. Agradezco esa curiosa opinión, pero no la comparto. El día de mañana, algunos lúcidos la refutarán fácilmente y me tildarán de impostor o chapucero o de ambas cosas a la vez.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

En mi época no había best sellers y no podíamos prostituirnos. No había quien comprara nuestra prostitución.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Yo creo que de todos los géneros quizá el policial sea el más artificial, porque en verdad los crímenes no se resuelven por razonamientos, sino por delaciones.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

El poeta debe caer como un halcón sobre su presa y dejarla en los huesos.

Baldomero Fernández Moreno
(1886-1950) Médico, poeta y escritor argentino.

No hay libro por malo que sea, que no tenga algo bueno.

Plinio el Jóven
(61-113) Político y escritor latino.

Un experto es alguien que sabe más y más sobre menos y menos.

Nicholas Murray Butler

Antes del impresionismo no había sombras azules.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

La poesía debe ser hecha por todos.

Lautremont

El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible.

Paul Klee
(1879-1940) Pintor suizo.

La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco.

Salvador Dalí

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia.

John Ruskin
(1819-1900) Crítico y escritor británico.

Muchos estudiantes toman al estudio como un líquido que hay que tragar, y no como un sólido que debe masticarse. Luego se preguntan por qué proporciona tan poco nutrimento real.

S. Harris

El que escribe en el alma de un niño escribe para siempre.

Anónimo

Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso.

C.C. Cortéz

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.

J.P. Sergent

Todo el mundo admite que las historias obscenas que uno mismo excribe, distan de tener un efecto tan peligroso com las escritas por otros.

Georg Lichtenberg
(1742-1799) Profesor de física y científico alemán.

Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero.

J.C. Penny

Poesia es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo asi como un misterio.

Federico García Lorca

La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.

Gastón Bachelard
(1884-1962) Filósofo francés.

En la carrera por la calidad no hay línea de meta.

Kearns

Quien escribe gusta del halago, pero el ‘escritor’ en cambio, ha de aprender a gozar con el arrecio, con el golpe de martillo sobre el yunque de su obra. Sólo así podrá forjar aiestos.

Rafael Gibelli
(1964) Escritor. Abogado y antropólogo uruguayo.
Aiestos: Vocablo griego que dió origen a la palabra Estética.

El abogado es un hábil caballero que se ocupa de cuidar nuestros bienes de nuestros enemigos para poder quedárselos él.

Lord Brougham

La enorme multiplicación de libros, de todas las ramas del conocimiento, es uno de los mayores males de nuestra época.

Edgar Allan Poe
(1809-1849) Escritor estadounidense.

Dejaría en este libro toda mi alma.

Federico García Lorca

Parece, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.

Miguel de Cervantes Saavedra
(1547-1616) Escritor español.
de El Quijote

El arte es una mentira que nos acerca a la verdad.

Pablo Picasso
(1881-1973) Pintor español.

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

Cuando el hombre ya no encuentra placer en su trabajo y trabaja sólo por alcanzar sus placeres lo antes posible, entonces sólo será casualidad que no se convierta en delincuente.

Theidir Ninnseb
(1817-1903)

Mi trabajo es cantar todo lo bello, encender el entusiasmo por todo lo noble, admirar y hacer admirar todo lo grande.

José Martí

Cuán vano es sentarse a escribir cuando aún no te has levantado para vivir.

Henry David Thoreau
(1817-1862) Escritor, poeta y pensador.

La televisión debe evitar el presentar siempre la realidad color de rosa.

René Schenker

La música es la voluptuosidad de la imaginación.

Eugene Delacroix

La educación ha logrado que las personas aprendan a leer, pero es incapaz de señalar lo que vale la pena leer.

George Travelyan

La literatura es el arte de la palabra.

Gayol Fernández

El hombre sordo a la voz de la poesía es un bárbaro.

Johann Wolfang Von Goethe
(1749-1832) Escritor alemán.

El mundo podría existir muy bien sin la literatura, e incluso mejor sin el hombre.

Jean Paul Sartre
(1905-1980)

La historia no sólo se verifica en la poesía, sino que, gracias a ella, se condensa, adquiere un sentido, crea las imágenes y los símbolos en que los americanos se reconocen.

Federico Mayor Zaragoza
Director General de la UNESCO.

El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.

Gustavo Adolfo Becquer
(1836-1870) Poeta español.

La poesía no es de quien la escribe sino de quien la necesita.

Azimuth
Página surrealista mexicana.
Aporte de

No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos.

Andre Gide
(1869-1951) Escritor francés.

Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta.

Pablo Picasso
(1881-1973) Pintor español.

La cualidad indispensable para un buen cocinero es la puntualidad, pero es también la de los invitados.

Anthelme Brillat-Savarín
(1755-1826) Gastrónomo y escritor francés.

Se aprende a ser cocinero, pero se nace catador.

Anthelme Brillat-Savarín
(1755-1826) Gastrónomo y escritor francés.

Debemos vivir y trabajar, en cada momento, como si tuviésemos la eternidad ante nosotros.

Gabriel Marcel

No deseo copiar a la naturaleza. Me interesa más ponerme a la par de ella.

Georges Braque
(1882-1963) Pintor francés.

Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado.

Mario Moreno (Cantinflas)
Actor mexicano.

El lector puede ser considerado el personaje principal de la novela, en igualdad con el autor; sin él, no se hace nada.

Elsa Triolet
(1896-1970) Novelista francesa.

Cuando se lee un libro según qué estado de ánimo, sólo se encuentran en él interpretaciones de ese estado.

Georges Duhamel
(1884-1966) Escritor francés.

¡Hay tantas maneras de leer, y hace falta tanto talento para leer bien.

Gustave Flaubert
(1821-1880) Escritor francés.

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.

Miguel de Cervantes Saavedra
(1547-1616) Escritor español.

La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren.

Francis de Croisset
(1877-1937) Comediógrafo francés.

La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimientos.

William Somerset Maugham
(1874-1965) Escritor británico.

La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de los que se digiere.

Jaime Luciano Balmes
(1810-1848) Sacerdote, periodista y filósofo español.

Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.

San Agustín
(354-439) Obispo, filósofo y Padre de la Iglesia Latina

Se ha de leer mucho, pero no muchos libros; ésta es una regla excelente.

Jaime Luciano Balmes
(1810-1848) Sacerdote, periodista y filósofo español.

Lee los buenos libros primero; lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.

Henry David Thoreau
(1817-1862) Escritor, poeta y pensador.

He buscado el sosiego en todas partes, y sólo lo he encontrado sentado en un rincón apartado, con un libro en las manos.

Thomas De Kempis
(1380-1471) Teólogo alemán.

Cuando oigo que un hombre tiene el hábito de la lectura, estoy predispuesto a pensar bien de él.

Nicolás de Avellaneda
(1837-1885) Político y periodista argentino.

Yo en todos los libros acostumbro a leer el prefacio, porque a veces suele ser lo mejor de la obra.

Cecilia Bohl de Faber (Fernán Caballero)
(1796-1879) Escritora española.

Leer un libro enseña más que hablar con su autor, porque el autor, en el libro, sólo ha puesto sus mejores pensamientos.

Descartes
(1596-1650) Filósofo y matemático francés.

Es más necesario estudiar a los hombres que a los libros.

La Rochefoucauld
(1613-1680) Político y escritor francés.

He preferido estudiar los libros que a los hombres.

Francis Bacon
(1561-1626) Filósofo y estadista británico.

Cuando uno se hace viejo, gusta más releer que leer.

Pío Baroja
(1872-1956) Escritor español.

Nunca releo mis libros, porque me da miedo.

Gabriel Garcia Marquez
(1928) Escritor colombiano.

Leer demasiados libros es peligroso.

Mao Tse Tung
(1893-1976) Estadista chino.

No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano.

Jacinto Benavente
(1866-1954) Dramaturgo español.

La lectura es la gran proveedora de argumentos, la clave para que los demás te escuchen.

José Miguel Monzón
(1956) Humorista español.

La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo.

Richard Steele
(1672-1729) Escritor irlandés.

Leer es el único acto soberano que nos queda.

Antonio Muñoz
(1956) Escritor español.

La lectura es para mí algo así como la barandilla en los balcones.

Nuria Espert
(1926) Escenógrafa y actriz española.

Cuando era joven leía casi siempre para aprender; hoy, a veces, leo para olvidar.

Giovanni Papini
(1881-1956) Escritor italiano.

Nunca leo novelas ni ensayos, sino biografías. Para mí, es más importante la vida de un hombre que sus sueños de papel.

Lindsay Kemp
(1939) Escenógrafo y actor británico.

Escribir es recordar, pero leer también es recordar.

Francois Mauriac
(1885-1970) Escritor francés.

La lectura es placer, conocimiento, emoción, enajenación.

Fernando Trueba
(1955) Director de cine español.

Me dicen que no soy una mujer de este siglo, al gustarme la lectura pausada, y yo insisto que los pesados son los libros frívolos.

Laura Morante
(1959) Actriz italiana.

El arte del comerciante consiste en llevar una cosa desde el sitio donde abunda al lugar donde se paga cara.

Sir Laurence Olivier
(1907-1989) Actor, director y productor británico.

Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de ellos sino para que se reconozca lo que sabía su autor.

Johann Wolfang Von Goethe
(1749-1832) Escritor alemán.

Cuando el trabajo no constituye una diversión, hay que trabajar lo indecible para divertirse

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta.

André Maurois
(1885-1967) Biógrafo, novelista y ensayista francés.

No me he planteado grabar en inglés porque quiero traspasar las fronteras con nuestro idioma y defenderlo, porque además es el más bonito.

Luis Miguel
Cantante mexicano.

Tengo 25 años, 70 centavos en el bolsillo y una sola ambición: llegar a ser actor.

Osvaldo Terranova
(1923-1984) Actor argentino.

Un actor es un señor que hoy come faisán y mañana se come las plumas.

Fidel Pintos
Actor argentino.

La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.

Leonardo Da Vinci
(1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

En mi propia casa como en la ajena, he creido sentir que la poesía, al penetrar en la palabra, la descompone, la abre como un capullo a todos los matices de significacíon.

José Gorostiza

La música es la armonía del cielo y de la tierra.

Yuel-Ji
(S II a.de C.) Músico chino.

Así como los ojos están formados para la astronomía, los oídos lo están para percibir los movimientos de la armonía.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y , como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.

Federico Fellini
(1920-1993) Director de cine italiano.

Tomé un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme ‘La guerra y la paz’ en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia

Woody Allen
(1935-) Actor, director y escritor estadounidense.

Nunca he podido entender porque una persona se pasa dos años escribiendo una novela, cuando puede comprar una por $10.

Fred Allen

El arte es un compendio de la naturaleza formado por la imaginación.

José María E Ca de Queiroz
(1845-1900) Novelista portugués.

La lectura nos regala mucha compañía, libertad para ser de otra manera y ser más.

Pedro Lain Entralgo
(1908) Escritor español.

El cine no es un trozo de vida, sino un pedazo de pastel.

Alfred Hitchcock
(1899-1980) Director de cine británico.

Un cuadro debe ser pintado con el mismo sentimiento con que un criminal comete un crimen.

Edgar Degas
(1834-1917) Pintor francés.

La literatura es siempre una expedición a la verdad.

Franz Kafka
(1729-1924) Escritor checoslovaco.

Después de todo, la pintura se ha de hacer tal como uno es.

Juan Gris
(1887-1927) Pintor español.

El arte en vez de declinar, debe conquistar la esfera de la tecnología.

Otto Wagner
(1841-1918) Arquitecto austríaco.

Crear es tan difícil como ser libre.

Elsa Triolet
(1896-1970) Novelista francesa.

El arte es inútil, pero el hombre es incapaz de prescindir de lo inútil.

Eugene Ionesco
(1912-1994) Dramaturgo francés de origen rumano.

En el proceso de la escritura la imaginación y la memoria se confunden.

Adelaida Gacía Morales
(1937-) Escritora española.

El ritmo es lo que hace a la poesía persuasiva y no informativa.

José Hierro
(1922-) Poeta español.

Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros.

Descartes
(1596-1650) Filósofo y matemático francés.

El arte es como un naranjo, que precisa un suelo y un clima adecuado para florecer y dar fruto.

Hipólito Taine
(1828-1893) Escritor francés.

La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad; es creación y osadía.

Eugene Ionesco
(1912-1994) Dramaturgo francés de origen rumano.

El arte no tiene nada que ver con el gusto. No existe para que se le pruebe.

Max Ernst
(1891-1976) Pintor y escultor alemán.

La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.

Leonardo Da Vinci
(1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

La tarea del escritor consiste en mostrar como el contexto social influye en la psicología personal.

Tom Wolfe
(1931-) Periodista y novelista estadounidense.

El arte es la filosofía que refleja un pensamiento.

Antoni Tapies
(1923-) Pintor español.

Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma.

George Bernard Shaw
(1856-1950) Dramaturgo irlandés.

La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón.

Magdalena Martínez
(1963-) Flautista española.

Una pantalla grande sólo hace el doble de mala a una mala película.

Samuel Goldwyn
(1882-1974) Productor estadounidense.

El cine es un vehículo de expresión, pero no estoy muy seguro de que sea un arte.

Fernando Fernán Gomez
(1921-) Actor, director y escritor español.

La literatura es una extraña máquina que traga, que absorbe todos los placeres, todos los acontecimientos de la vida. Los escritores son vampiros.

Bernard Henry Levy
Filósofo y novelista francés.

El mayor artista es aquel que en la suma de sus obras ha incorporado el mayor número de sus mejores ideas.

John Ruskin
(1819-1900) Crítico y escritor británico.

No hay nada más común que la pasión por el arte.

Jena Dubuffet
(1901-1985) Pintor y escultor francés.

Una palabra rara es en una página como un adoquín levantado en una calle.

Wenceslao Fernández Florez
(1879-1964) Novelista, periodista y político español.

Libro: ‘Botella al mar’, se ha dicho. Pero con un mensaje equívoco, que puede ser interpretado de tantas maneras que dificilmente el náufrago sea localizado.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

La televisión es una hija del cine que le ha salido disipada y de malas costumbres.

Ramón J. Sénder
(1902-1982) Escritor español.

El problema es que la televisión amalgame y convierta en papilla informe la realidad, la ficción, lo fundamental, lo secundario, el divertimento y la reflexión.

Jean Renoir
(1894-1979) Director de cine francés.

Si de pronto se descompusieran todos los televisores del mundo, no habría escalas para medir los maremotos de aburrimiento.

Manuel Campo Vidal
(1951-) Periodista español.

La televisión rompió el confort de los cuartos de estar con la brutalidad de la guerra. Vietnam se perdió en ellos, no en los campos de batalla.

Herbert Mashall McLuhan
(1911-1980) Comunicólogo canadiense.

Muy pronto la televisión, para ejercer su influencia soberana, recorrerá en todos los sentidos toda la maquinaria y todo el bullicio de las relaciones humanas.

Martin Heidegger
(1889-1976) Filósofo alemán.

La televisión es la violación de las multitudes.

Jean Francois Revel
(1924-) Escritor francés.

La televisión ha acabado con el cine, el teatro, las tertulias y la lectura. Ahora tantos canales teminan con la unidad familiar.

Antonio Mingote
(1919-) Dibujante y humorista español.

Vivimos en la era de la televisión. Una sola toma de una enfermera bonita ayudando a un viejo a salir de una sala dice más que todas las estadísticas sanitarias.

Margaret Thatcher
(1925-) Ex-primer ministro de Inglaterra.

La televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural.

Federico Fellini
(1920-1993) Director de cine italiano.

La televisión se nos aparece como algo semejante a la energía nuclear. Ambas sólo pueden canalizarse a base de claras decisiones culturales y morales.

Umberto Eco
(1932-) Escritor italiano.

Seis, ocho millones de espectadores. Estas son cifras con las que nunca pudo soñar ningún director teatral o novelista y menos aún Esquilo, Sófocles o Eurípides.

Fernando Fernán Gomez
(1921-) Actor, director y escritor español.

Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos.

Jaime de Armiñán
(1935-) Escritor español.

Cuando viajo por Europa paso bastante tiempo en la habitación del hotel, repasando la cultura local a través de los programas de televisión.

Barbara Probst Solomon
(1924-) Escritora estadounidense.

La televisión será la base de la opinión pública. Ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada.

Alain Touraine
(1933-) Sociólogo francés.

La televisión es un arma de doble filo, con la que incluso el espectador puede llegar a suicidarse.

Virginia Vilanova
(1934) Periodista argentina de origen español.

El periodismo es grande. Cada periodista ¿no es un regulador del mundo, si lo persuade?

Thomas Carlyle
(1795-1881) Historiador y pensador inglés.

Ante la poesía, tanto da temblar como comprender.

Baldomero Fernández Moreno
(1886-1950) Médico, poeta y escritor argentino.

No aprovechan los trabajos si no han de enseñarnos nada.

José Hernandez
(1834-1886) Poeta argentino.

Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

La poesía es la ambición de discurrir, que aspira a verse cargada de más sentidos y ungida de más música, que el lenguaje ordinario.

Paul Valery
(1871-1945) Escritor francés.

El hombre dotado de inteligencia puede con el don de saber que posee, conseguir la capacidad necesaria para toda la técnica y destreza artística.

Theophilus Prebsbyter

Si no sacudes al tiempo ni un intento queda en vos.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

Latinoamérica es la última reserva de alimentos que tiene el planeta, pero también es la última reserva espiritual y musical.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

Mis canciones son lo más puro que tengo y no las voy a entregar así nomás.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

Mi forma de llamar la atención es igualándome con la gente. Siempre trato de transmitir que no soy un ‘superstar’, que no soy alguien importante por encontrarme sobre un escenario.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

La gente necesita, además de un cantante, canalizar su necesidad de un líder de ideas, pero yo no soy un político, yo canto, es mi trabajo.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

La música es una cosa amplia, sin límites, sin fronteras, sin banderas.

León Gieco
(1951- ) Cantautor argentino.

Un aumento de sueldo es como un martini: sube el ánimo, pero sólo por un rato.

Dan Seligman

El mejor recurso de nuestros días para ahorrar en mano de obra es ‘mañana’.

Tom Wilson

La televisión puede darnos muchas cosas, salvo tiempo para pensar.

Bernice Buresh

El arte es el reflejo del mundo. Si el mundo es horrible, el reflejo también lo es.

Paul Verhoeven

El arte es la firma de la civilizacíon.

Beverly Sills

Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra.

James Lowell
(1819-1891) Escritor estadounidense.

La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.
extraído de Ficciones.

A veces, el arte está en los críticos. Estos inventan el arte.

Alfonso Guerra
(1947-) Político español.

La mejor crítica es la que no responde a la voluntad de ofensa, sino a la libertad de juicio.

Fernando Sánchez Dragó
(1936-) Escritor español.

Todo artista es tan múltiple que el crítico no puede dejar de encontrar en él lo que busca resueltamente y a priori.

André Maurois
(1885-1967) Biógrafo, novelista y ensayista francés.

Mis críticas son ligeras y sin hiel, porque no la hay en mi corazón, y la detesto en literatura.

Cecilia Bohl de Faber (Fernán Caballero)
(1796-1879) Escritora española.

Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón que un pésimo vino también puede llegar a ser un buen vinagre.

Francois Mauriac
(1885-1970) Escritor francés.

Lo que hacemos no es nunca comprendido, y siempre es acogido sólo por los elogios o por la crítica.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.

Rainer María Rilke
(1875-1926) Escritor austríaco.

La fama es un trozo de nada que el artista agarra al vuelo sin saber por qué.

Fernando Arrabal
(1932) Dramaturgo, poeta y novelista español.

El jarrón da forma al vacío y la música al silencio.

Georges Braque
(1882-1963) Pintor francés.

Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

La función última de la crítica es que satisfaga la función natural de desdeñar, lo que conviene a la buena higiene del espíritu.

Fernando Pessoa
(1888-1935) Poeta portugués.

La gente te pide críticas, pero en realidad sólo quiere halagos.

William Somerset Maugham
(1874-1965) Escritor británico.

Siempre se debe preferir la acción a la crítica.

Theodore Roosevelt
(1858-1919) Estadista estadounidense.

La crítica literaria suele proceder de déficit de amor.

George Steiner
(1929-) Filósofo francés.

Ningún escritor joven desea tanto la crítica constructiva como la alabanza.

William Hill
(1838-1914) Astrónomo estadounidense.

Hay que ser un artista para entender a otro. Los críticos de arte no se parecen mucho a los grandes pintores.

Norman Mailer
(1923-) Escritor estadounidense.

Los periodistas deben criticar, pero no azotar a nadie.

Luis Herrero
(1955-) Periodista español.

Exposición, crítica y apreciación son labores de mentes de segunda fila.

Godfrey H. Hardy
(1877-1947) Matemático británico.

Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra.

Gilbert Chesterton
(1874-1936) Escritor británico.

La crítica convertida en sistema es la negación del conocimiento y de la verdadera estimación de las cosas.

Henry F. Amiel
(1821-1881) Escritor suizo.

La literatura es mentir bien la verdad.

Juan Carlos Onetti
(1909-1994) Escritor uruguayo.

Todo lo que es hecho, todo lo humano de la Tierra es hecho por manos.

Ernesto Cardenal
(1925-) Poeta, político y sacerdote nicaragüense.

Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte, pero, sobre todo, tenacidad.

James Baldwin
(1924-1987) Escritor estadounidense.

No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso.

Colin Powell

Las obras se tienen medio terminadas cuando se han comenzado bien.

Séneca
(2- 65 a .C.) Filósofo latino.

Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables.

Ernesto Sábato
(1911-) Escritor argentino.

No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.

Madre Teresa de Calcuta
(1910-1997) Misionera yugoslava nacionalizada india.

Si un hombre cualquiera, incluso vulgar, supiera narrar su propia vida, escribiría una de las más grandes novelas que jamás se haya escrito.

Giovanni Papini
(1881-1956) Escritor italiano.

El periodismo consiste esencialmente en decir ‘lord Jones ha muerto’ a gente que no sabía que lord Jones estaba vivo.

Gilbert Chesterton
(1874-1936) Escritor británico.

El genio es un rayo cuyo trueno se prolonga durante siglos.

Knut Hamsum
Escritor noruego.

El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales.

José María Rodero
Actor español.

Si vas a hacer algo relacionado con el sexo, debería ser cuanto menos genuinamente perverso.

Grant Morrison

Leemos a los críticos como leemos el horóscopo: por curiosidad, no para tomarlos demasiado en cuenta.

Horacio Altuna
Dibujante argentino.

La perfección es muerte; la imperfección es el arte.

Manuel Vicent

Y de veras que nunca sabes lo pomposo que va a resultar algo hasta que lo ves impreso.

Alisa Kwitney

¿Es que ha visto usted algún censor que no sea tonto?

Generalísimo Francisco Franco Bahamonde

El periodismo musical consiste en gente que no sabe escribir entrevistando a gente que no sabe hablar para gente que no sabe leer.

Frank Zappa
(1940) Músico estadounidense.

Detesto lo que escribes, pero daría mi vida para que puedas seguir escribiendo.

Voltaire
(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Nunca es tarde para no hacer nada.

Jacques Prevert

No basta con oir la música; además hay que verla.

Igor Stravinski

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

Platón
(427- 347 a .C.) Filósofo griego.

La música es el lenguaje que me permite comunicarme con el más allá.

Robert Schumann

Desde que el hombre existe ha habido música. Pero también los animales, los átomos y las estrellas hacen música.

Karlheinz Stockhausen

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.

Adolfo Bioy Casares
Escritor argentino.

A veces hay que estropear un poquito el cuadro para poder terminarlo.

Eugene Delacroix

La prensa es la artillería de la libertad.

Hans Dietrich Genscher

La tierra es un teatro, pero tiene un reparto deplorable.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

La poesía es más profunda y filosófica que la historia.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

Como no sabían que era imposible lo hicieron.

Anónimo

Sólo los necios se encuentran satisfechos y confiados con la calidad de su trabajo.

Mercedes Milá

Obró mucho el que nada dejó para mañana.

Baltasar Gracian
(1601-1658) Escritor español.

Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.

Henry Ford
(1863-1947) Industrial estadounidense.

Vales tanto como tu última obra.

Jesús Hermida

Trabajo deprisa para vivir despacio.

Montserrat Caballé
(1933) Cantante de ópera española.

El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

Anónimo

Trabaja, en algo, para que el diablo te encuentre siempre ocupado.

San Jerónimo

La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.

Jonas Edward Salk

Si todo parece estar yendo bien, obviamente has pasado algo por alto.

Anónimo

El buen lector hace el buen libro.

Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

El baile es escultura en movimiento.

Sorell

Los poetas son hombres que han conservado sus ojos de niño.

León Daudet

Lo que importa es cuanto amor ponemos en el trabajo que realizamos.

Madre Teresa de Calcuta
(1910-1997) Misionera yugoslava nacionalizada india.

La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.

Pablo Picasso
(1881-1973) Pintor español.

Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz.

Cristóbal Colón
(1451-1506) Nevegante genovés

No se puede imitar lo que se quiere crear.

Georges Braque
(1882-1963) Pintor francés.

Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; pero una mala nos dice la verdad sobre su autor.

Gilbert Chesterton
(1874-1936) Escritor británico.

Ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

Aquellos impecables autores son los que nunca escribieron.

William Hazlitt
(1778-1830) Ensayista británico.

Si no quereis trabajar, necesitais trabajar para ganar suficiente dinero para no trabajar mas.

Ogden Nash

El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.

Victor Hugo
(1802-1885) Novelista francés.

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

Gregorio Marañon
(1887-1960) Médico español.

El trabajo ayuda siempre, puesto que trabajar no es realizar lo que uno imaginaba, sino descubrir lo que uno tiene dentro.

Boris Pasternak

Lo mas triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al dia es trabajar.

William Faulkner
(1897-1962) Escritor estadounidense.

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que si y ponte enseguida a aprender como se hace.

Franklin Delano Roosevelt

Nunca la persona llega a tal grado de perfección como cuando llena un impreso de solicitud de trabajo.

Anónimo

El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta.

Herbert Von Karajan
(1908) Director de orquesta austríaco.

A veces, unos puntos suspensivos a tiempo resultan mas profundos que un verso archipensado.

Gabriel Celaya

Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: Una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas.

Galileo Galilei
(1564-1642)

El que en un arte ha llegado a maestro puede prescindir de las reglas.

Arturo Graff
(1848-1913) Poeta y filósofo italiano.

Un buen retrato es una biografia pintada.

Anatole France
(1844-1924) Escritor francés.

En verdad, si no fuera por la música, habría mas razones para volverse loco.

Piotr Ilich Tchaikovski
(1840-1893) Compositor ruso.

Una pintura es un poema sin palabras.

Horacio
(65- 8 a .C.) Poeta latino.

La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.

Aristóteles
(384-322) Filósofo griego.

La fantasía, aislada de la razón, solo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos.

Goya

Las mujeres y la música nunca deben tener fecha.

Oliver Goldsmith
(1730-1774) Escritor irlandés.

El arte es sobre todo un estado del alma.

Chagall

Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma.

George Bernard Shaw
(1856-1950) Dramaturgo irlandés.

Cuando dirijo, hago de padre; cuando escribo, hago de hombre; cuando actúo, hago el idiota.

Jerry Lewis

Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mi me enorgullecen las que he leido.

Jorge Luis Borges
(1899-1986) Escritor argentino.

El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Benjamin Franklin
(1706-1790) Estadista y científico estadounidense.

Sólo en las regiones de la fantasía es dado crear; crear es la misión del genio.

Vargas Vila

El arte todo debe mostrar porque los hombres son de tal o cual manera.

Oleg Efremov

Si deseas ser un escritor, ¡escribe!

Anónimo

Volved a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir.

Nicolas Boileau
(1636-1711)

La imprenta es un ejército de veintiseis soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo.

Johann Gütemberg

La patria del escritor es su lengua.

Francisco Ayala
(1906-????)

Los médicos trabajan para conservarnos la salud, y los cocineros para destruirla, pero estos últimos están más seguros de lograr su intento.

Denis Diderot
(1713-1784) Escritor francés.

Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoria jamóá lo nota.

Truman Capote
(1924)

El autor que ha alcanzado fama, corre el riesgo de verla disminuir, tanto si sigue escribiendo como si deja de hacerlo.

Samuel Johnson
(1709-1784) Escritor británico.

Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortesmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

Sócrates
(470- 399 a .C.) Filósofo griego.

El escritor solo puede interesar a la humanidad cuando en sus obras se interesa por la humanidad.

Miguel de Unamuno
(1864-1936) Filósofo y escritor español.

Era un escritor con una gran imaginación: Imaginaba que todos sus libros se venderían.

José O. Caldas

La literatura puede ser una buena terapia personal, una especie de psicoanálisis por el que no se paga al psicoanalista.

Max Frisch

Quienquiera que cultive la fantasia en el arte esta un poco loco. Su problema estriba en hacer interesante esa locura.

Francois Truffaut

Aprender música leyendo teoria musical es como hacer el amor por correo.

Luciano Pavarotti
(1936) Tenor italiano.

La poesía es un recuerdo de los mejores y más felices momentos de los mejores y más felices ingenios.

Percy B. Shelley
(1792-1822) Poeta británico.

El genio en el arte consiste en saber hasta donde podemos caminar demasiado lejos.

Jean Cocteau
(1889-1963) Escritor francés

Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga.

Francisco de Quevedo
(1580-1645) Escritor español.

La eternidad es una de las raras virtudes de la literatura.

Adolfo Bioy Casares
Escritor argentino.

La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.

Federico García Lorca

Es mi trabajo no estar nunca satisfecho.

Wernher Von Braun

Para escribir solo hay que tener algo que decir.

Camilo José Cela
(1916-) Escritor español. (Premio Nobel de literatura)

¿Quién decide cuando los medicos no están de acuerdo?

Alexander Pope

Uno escribe a base de ser un minero de si mismo.

José Luis Sampedro

El poeta ve lo poético aun en las cosas mas cotidianas.

Olga Orozco

El escritor original no es aquel que no imita a nadie, sino aquel a quien nadie puede imitar.

Chateaubriand
(1768-1848) Diplomático y escritor francés.

Seamos tan diferentes con los hombres como con los cuadros, a los que tratamos siempre de dar una luz favorable.

Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

Un libro de cabecera no se escoge, se enamora uno de el.

Jose Luis de Villalonga
(1920-) Actor y escritor español.

Los dioses fácilitan el primer verso; los demás, los hace el poeta.

Paul Valery
(1871-1945) Escritor francés.

Proteger el gusto es matar el arte.

Anónimo

Yo se que la poesía es imprescindible, pero no se para que.

Jean Cocteau
(1889-1963) Escritor francés

Trabajar con amor es construir una casa con cariño, como si vuestro ser amado fuera a habitar en esa casa.

Khalil Gibran
(1833-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

Amar a la vida a traves del trabajo, es intimar con el mas recóndito secreto de la vida.

Khalil Gibran
(1833-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

El trabajo hecho con gusto y con amor, siempre es una creación original y única.

Roberto Sapriza

Mira si será malo el trabajo, que deben pagarte para que lo hagas.

Facundo Cabral
Cantautor argentino.

La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas.

Enrique Jardiel Poncela
(1901-1952) Escritor español.

Componer no es difícil, lo complicado es dejar caer bajo la mesa las notas superfluas.

Brahms

Los médicos como la cerveza, mejor cuanto mas viejos.

Thomas Fuller
(1610-1661) Clérigo y escritor británico.

El arte nunca progresa, evoluciona.

Raul Soldi
(1905-) Pintor Argentino.

La pintura es mas fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere.

Pablo Picasso
(1881-1973) Pintor español.

Para trabajar basta estar convencido de una cosa: que trabajar es menos aburrido que divertirse.

Charles Baudelaire
(1821-1867) Poeta y crítico francés.

Nada suena tan estridente a los oidos del autor como el silencio de la crítica.

Anónimo

El arte debe ser gusto, diversión y alucinación.

Naguib Mahfud

Por su obra se conoce al artesano.

Jean de la Fontaine
(1621-1695) Novelista y fabulista francés.

El sueño es un arte poético involuntario.

Kant
(1724-1804) Filósofo alemán.

La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee.

Malebranche

Cuando un pueblo trabaja dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, Dios lo ama.

Facundo Cabral
Cantautor argentino.

Los hombres pasan los recuerdos quedan, como quedan las obras de los que algo hacen.

Victor Montenegro
(1920) Escritor argentino.

Asi como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar.

Epicteto
(50-135) Filósofo grecolatino.

En la naturaleza están todos los estilos futuros.

Auguste Rodín
(1841-1917) Escultor francés.

Yo no digo todo, mas pinto todo.

Pablo Picasso
(1881-1973) Pintor español.

Si yo pinto a mi perro exactamente como es, naturalmente tendre dos perros, pero no una obra de arte.

Johann Wolfang Von Goethe
(1749-1832) Escritor alemán.

Los libros que el mundo llama inmorales son los que muestran su propia verguenza.

Oscar Wilde
(1854-1900) Escritor irlandés.

El requisito definitivo para la grandeza de un artista es su propia muerte.

Thiessen

Los médicos pueden enterrar sus equivocaciones, pero un arquitecto solo puede aconsejar a su cliente sembrar pasto.

Aurore Dupín. (George Sand)
(1804-1876) Novelista francesa.

Los arquitectos tapan sus errores con enredaderas. Los médicos, con tierra.

Cantervill
(1953) Poeta, cantautor, internauta y webmaster argentino.

Un libro es un regalo estupendo, porque muchas personas sólo leen para no tener que pensar.

André Maurois
(1885-1967) Biógrafo, novelista y ensayista francés.

Cuando un pueblo ya no lee a sus escritores, los festeja.

Alec Guinnes
(1914-1989) Actor inglés.

El cine es un espejo pintado.

Ettore Scola

Sin música la vida seria un error.

Friedrich Nietzsche
(1844-1900) Filósofo alemán.

La poesía debe ser un poco seca para que arda bien, y de este modo iluminarnos y calentarnos.

Octavio Paz
(1914-1998) Escritor mexicano.

Ser director de cine en España es como ser torero en Japón.

Pedro Almodovar
(1950) Director de cine español.

Las obras maestras del arte tienen a los ricos por esposos, pero a los pobres por amantes.

Anónimo

Psiquiatría: El único negocio donde el cliente nunca tiene la razón.

S. Kent

La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes.

Miguel de Cervantes Saavedra
(1547-1616) Escritor español.

Anuncios

El valioso equipaje que José Bonaparte intentó llevarse a Francia


ABC.es

  • Más de 80 obras de arte de la colección Wellington de Londres proceden del convoy que el «rey intruso» dejó atrás en su huida tras la derrota de Vitoria

José Bonaparte abandonó Madrid en marzo de 1813 llevándose consigo un convoy «tan inmenso, que al verlo creeríase que en la capital de la monarquía no quedaba no quedaba un alfiler», escribió Benito Pérez Galdós en sus «Episodios Nacionales». Hacía días que «habían sido embargados cuantos coches, carros y calesas rodaban por las calles de la villa y casi toda la servidumbre se ocupaba de las diversas riquezas que José y los suyos se habían apropiado» pues «no eran nada melindrosos ni encogidos para esto del incautarse», relataba el novelista en el capítulo sobre el célebre equipaje del hermano mayor de Napoleón, más conocido en España como Pepe Botella.

Detalle del «Aguador de Sevilla» – ABC

Joyas, oro, cuadros, tapices y otras muchas obras de arte y objetos de valor formaban parte del valioso convoy que viajó primeramente hasta Valladolid y cuando, ante el avance del ejército de Wellington, hubo que evacuar la ciudad a principios de junio, se encaminó hacia Francia en su huída. Pero en Vitoria los franceses tuvieron que hacer frente a la persecución aliada. La derrota aquel 21 de junio fue aplastante. José Bonaparte logró escapar hacia Pamplona, dejando atrás buena parte del inmenso convoy que le acompañaba, con su contenido esparcido por la llanura de Vitoria.

«El terreno que rodeaba la ciudad estaba lleno de carros rotos de todo tipo, cajas, maletas, baúles y equipaje, mientras que masas de papeles, mapas, libros de contabilidad y cartas yacían por doquier en cantidades que lo asemejaban a una nevada. En su codicia de pillaje los soldados no sólo habían arrancado los cojines y los asientos de los vehículos y los palenques enemigos y arrojando su contenido al exterior, sino que habían saqueado todos los vagones y cajas pertenecientes a los departamentos de contabilidad civil y militar del ejército y diseminado las listas, cartas y documentos acumulados durante años. Yo vi enormes y esmeradamente conservados libros pertenecientes al Tesoro Real, maravillosos mapas y libros ricamente encuadernados de la Biblioteca Real de Campo, pisoteados y empapados por lluvia que había caído durante la noche», relató un testigo ocular que acompañaba al ejército de Wellington, según recogían José Luis Comellas y Luis Suárez Fernández en su tomo «Del antiguo al nuevo régimen: hasta la muerte de Fernando VII».

Entre el equipaje del rey José, los soldados de Wellington encontraron «no solo documentos de estado, algunas cartas de amor y un orinal de plata, sino también más de doscientas pinturas sobre lienzo, desclavadas de sus bastidores y enrolladas, junto con dibujos y grabados», señalaba Xavier Bray en un artículo que recoge el Museo del Prado. El director de la Wallace Collection relataba que Wellington envió todo aquello a Inglaterra «para ponerlo a salvo bajo la custodia de su hermano lord Maryborough».

Había 175 obras, muchas de ellas pinturas de la colección real española, según catalogó William Seguier, conservador de la pinacoteca real y posteriormente de la National Gallery. Bray cuenta cómo una vez fue informado el duque de Wellington, ordenó devolver las obras al repuesto rey de España Fernando VII.

«El 16 de marzo de 1814 pidió por carta a su hermano sir Henry Wellesley, entonces representante británico en España, que comunicase a Fernando VII el paradero de las obras y su deseo de devolverlas a España», apunta el antiguo conservador jefe de la Dulwich Picture Gallery de Londres. Sorprendentemente, no recibió respuesta.

En septiembre de 1816, se insistió con una nueva carta al representante español en Inglaterra y a ésta el conde de Fernán Núñez respondió: «Adjunto os transmito la respuesta oficial que he recibido de la Corte, y de la cual deduzco que Su Majestad, conmovido por vuestra delicadeza, no desea privaros de lo que ha llegado a vuestra posesión por cauces tan justos como honorables».

El actual duque de Wellington, Charles Wellesley, resumía así los hechos en ABC: «Fernando VII le regaló todas las pinturas rescatadas en Vitoria, que mi antepasado quiso devolver a España. Apsley House, que está abierto al público, es el hogar de las pinturas más importantes de esta colección».

Son en total 83 pinturas las procedentes del equipaje del rey José que forman parte del Wellington Museum de la Apsley House londinense. Entre ellas se encuentra el «Aguador de Sevilla», de Velázquez, la «Última Cena» de Juan de Flandes, que perteneció a Isabel la Católica; una «Sagrada Familia» de Giulio Romano que antiguamente se atribuyó a Rafael, la «Oración en el huerto», de Correggio o el «Orfeo hechizando a los animales», de Padovanino.

No era la primera vez que se recompensaba a Wellington por su labor frente a las tropas napoleónicas. La regencia española lo había premiado en agosto de 1812, tras la batalla de Salamanca, con doce pinturas del palacio real de La Granja de San Ildefonso, añade Bray.

Las Geishas, misteriosas mujeres rodeadas de mitos


ABC.es

  • Ni son prostitutas ni venden su virginidad. Así es este curioso icono japonés
Las Geishas, misteriosas mujeres rodeadas de mitos

EDUARDO SAN BERNARDO Zona de Gion. Un Geisha ejecuta la ceremonia del te antes del Miyako Odori. Foto: De San Bernardo

La popular novela que Arthur Golden publicó en 1997, «Memorias de una Geisha», y que en 2005 llevaría al cine Rob Marshal despertó en mucha gente la curiosidad sobre las misteriosas geishas japonesas.

Estas mujeres, cuya apariencia evoca debilidad y sensualidad casi a partes iguales, no han dejado casi desde su existencia de estar rodeadas de mitos, mucho de ellos inciertos. La geisha es, sin duda alguna, uno de los más bellos iconos de cuantos dispone Japón. Definidas en la mayoría de los casos como «artistas tradicionales», el concepto se queda corto para explicar todo lo que las geishas esconden tras sus altas alzas y caras pintadas de blanco.

La palabra Geisha proviene de los fonemas chinos «Gei» —arte— y «Sha» —persona— y resulta curioso saber que, al comienzo de su existencia, eran hombres en su mayoría. Artistas que mostraban sus habilidades cantando, bailando, recitando, entreteniendo… Con el paso del tiempo, las mujeres comenzaron a ganar protagonismo y allá por 1800 ya gozaban de cierta importancia, hasta llegar a desplazar por completo al género masculino en el bello arte de la distracción.

La formación de una geisha se inicia en la niñez. Muchas, de hecho, son vendidas para aprender la labor al comienzo de sus vidas. Es en ese momento cuando estas tempranas geishas comienzan a aprender el trabajo desde el primer peldaño: limpian la casa, sirven como criadas y cuidan el hogar. Todas, además, contarán después con una mentora que las ayudará a desarrollar sus talentos, las denominadas hermanas. Aunque el tiempo de aprendizaje puede durar varios años, normalmente a partir de los 21 una geisha es considerada experta o veterana y abandona su condición de Maiko en una ceremonia llamada Erikae, donde el cuello de su kimono pasa de color rojo a blanco.

Falsos mitos

El de la prostitución es uno de los mitos que más ha perseguido a las geishas casi desde su existencia. No es cierto que se dediquen a ello pues cabe destacar que, aunque flirtear entra entre sus muchas funciones, nunca hay sexo entre sus actividades. No obstante, también es cierto que pueden mantener relaciones sexuales con un cliente si así lo desean, aunque siempre fuera de su papel como geishas. Tampoco es cierto que se especule con su virginidad, que en ningún caso se vende a cambio de dinero, otro rumor erróneamente extendido.

Así son

Vestuario y maquillaje son fundamentales para toda geisha, pues son grandes indicativos de en qué fase de su carrera se encuentran. El color de su cara, de hecho, varía en función de si la geisha es aprendiz o veterana. La aprendiz de geisha utilizará una base blanca y color rojo en los labios, pero tras sus primeros tres años de experiencia, modificará el maquillaje para transmitir madurez y veteranía, apagando el tono de su rostro.

En cuanto a su forma de vida, las geishas viven juntas y en comunidad. Basan su vida en la humildad, motivo por el cual perciben una pequeña paga y entregan el resto a la denominada geisha madre, encargada de su educación. Hay, sin embargo, geishas independientes cuyo sustento económico es financiado por clientes que incluso, en algunos casos, deciden casarse con ellas.

Hoy, debido sobre todo a la crisis económica y determinados acontecimientos de nuestra historia, el número de geishas ha disminuido de forma notable y la cifra ronda solamente las 1000, concentradas en su mayoría en Kioto, donde la tradición sigue más arraigada.

Regreso a la morada de Nerón


El Pais

  • Pocas figuras históricas siguen siendo tan polémicas como Nerón, aunque la fuerza del mito ha enterrado la realidad

Las termas de Trajano en Roma, que utilizaron como cimientos la Domus Aurea. / Album

Nerón pertenece a la estirpe de los grandes tiranos, su fiesta del chivo se ha prolongado a lo largo de los siglos. Pero existe una gran diferencia con los Ceausescu, Sadam Husein, Duvalier, Bokassa, Idi Amín Dadá o el Trujillo que noveló Vargas Llosa: en el caso del emperador romano del siglo I resulta imposible separar la realidad de la leyenda negra. Como escribió la catedrática de Latín de la Universidad de Cambridge Mary Beard: “La mayoría de los emperadores romanos no fueron depuestos porque fueran demonizados, sino que fueron demonizados porque fueron depuestos”. La tradición mantiene que Nerón fue condenado a damnatio memoriae, un castigo que consistía en enterrar todo el legado de un emperador para que su nombre fuese olvidado. En el caso del último miembro de la dinastía Julia Claudia, sus enemigos fracasaron: existen muy pocos personajes históricos sobre los que se hayan escrito tantos tebeos, novelas, óperas, películas o ensayos –el último, Dying Every Day (Muriendo cada día), un magnífico estudio del profesor de Clásicas del Bard College James Romm, en torno a su relación con su tutor, el filósofo estoico cordobés Séneca– y sobre cuya figura se siga debatiendo con tanta intensidad más de 2.000 años después de su desaparición. “¿Cómo no nos iba a fascinar?”, asegura Romm en una entrevista por correo electrónico. “Poder absoluto sobre la mayor parte del mundo conocido unido a los caprichos, la traición, la locura… ¿Puede ofrecer la historia un espectáculo más fascinante?”.

Las dos imágenes más populares del emperador –tocando la lira mientras contemplaba cómo ardía Roma en julio del año 64 y disfrutando de la primera gran masacre de cristianos en el Coliseo– no es que sean falsas, es que son imposibles. Nerón no estaba en la ciudad cuando empezó el incendio, llegó tres días más tarde y se puso al frente de los equipos de rescate (el fuego duró una semana). Casi ningún historiador piensa actualmente que fuese el responsable. En cuanto al Coliseo, fue construido varios años después de su muerte por el primer emperador de la siguiente dinastía, Vespasiano (9-79). Aunque, en una prueba más de la intensidad de su leyenda, acabó por darle su nombre: el monumento fue levantado en el lugar donde Nerón erigió una gigantesca estatua de 35 metros que le representaba como el dios Helios. Durante la Edad Media, el recuerdo de este coloso, hoy perdido, convirtió el Anfiteatro Flavio en el Coliseo.

¿Cómo no iba a fascinarnos? Poder absoluto unido a la traición y la locura”, explica el historiador James Romm, autor de un ensayo sobre Nerón y Séneca

Como ha escrito el profesor de Clásicas de la Universidad de Princeton Edward Champlin en la biografía más reciente del emperador –Nerón (Turner)–, “no hay necesidad de rehabilitar a Nerón: fue un mal hombre y un mal gobernante, pero hay sólidas pruebas que sugieren que nuestras fuentes principales erraron al presentarlo tan mal y crearon así la imagen de un monstruo, desequilibrado y ególatra, que ha regido la imaginación escandalizada de la tradición occidental durante dos milenios. Pero la realidad es más compleja”. La revista National Geographic le dedicó una reciente portada titulada “Repensando a Nerón”. En la otra cara de la polémica están afirmaciones contundentes como la que hace el gran crítico de arte Robert Hughes en su libro Roma (Crítica): “Es de suponer que no es posible que un hombre practique todas las perversiones sexuales conocidas o imaginables, pero es evidente que Nerón tenía un repertorio impresionante de ellas”.

Los restos de su gran palacio romano, la Domus Aurea, la fabulosa Casa Dorada que Nerón ordenó construir después del incendio, situados en el colina del Esquilino, acaban de volver a abrir al público después de permanecer casi diez años cerrados, aunque solo se pueden visitar los fines de semana y con cita previa (es necesario reservar con meses). En realidad, solo han sido accesibles con normalidad entre 1999 y 2005, cuando el palacio fue clausurado por problemas de conservación. Los espacios neronianos, ahora subterráneos, encarnan una metáfora perfecta de su mito: un laberinto de pasillos y estancias enormes, como los datos que se pierden en los rincones de la historia entre juegos de sombras y luces. “La Domus Aurea es impresionante por su arquitectura, pero también por su importancia simbólica”, afirma el historiador francés Joël Schmidt, autor de Néron, Monstre Sanguinaire ou Empereur Visionnaire? (Nerón, ¿monstruo sanguinario o emperador visionario?). “Todos los historiadores describieron sus proporciones gigantescas, su magnífica decoración y la profusión de oro (de ahí viene su nombre de Casa Dorada). El interior albergaba muchísimas obras de arte, traídas directamente de Grecia, sin contar los lagos, jardines, bosques, las fuentes de agua dulce y salada alimentadas por acueductos construidos especialmente para ello”.

Nerón decoró su palacio soñado con todo tipo de estatuas que trajo de Grecia, algunas de las cuales se conservaron en el mismo lugar donde se encontraron. / Corbis

A la muerte de Nerón, en el año 68, el palacio fue abandonado y finalmente Trajano (53-117) lo utilizó como cimientos para sus termas, tras haber esquilmado todo el mármol. Redescubierto en el siglo XV, fascinó a los artistas renacentistas y luego a personajes como el Marqués de Sade o Casanova, que dejaron la firma en sus paredes. Rafael, que se deslizaba con sogas hasta lo que entonces eran unos túneles abovedados, creó el estilo grotesco (de gruta) con el que pintó varias estancias del Vaticano en 1519 inspirándose en los frescos de aquel misterioso palacio enterrado –el hecho de que los papas se paseasen durante siglos bajo pinturas inspiradas por el palacio de Nerón es una de las muchas paradojas que emanan del personaje–. Una de las mejores copias de los frescos tal y como los encontraron los artistas del Renacimiento fue realizada por Francisco de Holanda en 1538 y se encuentra en la Biblioteca de El Escorial, en las afueras de Madrid.

A lo largo de los siglos, muchas pinturas se han borrado, y durante la visita guiada, protegidos por cascos de plástico amarillo (obligatorios porque se han producido desprendimientos), en medio del olor a humedad y bajo un frío pegajoso, resulta difícil imaginar lo que fue entonces un palacio luminoso y ajardinado. Pero, tal vez porque por esos espacios circula la leyenda de Nerón, tal vez por la inmensidad de las salas en las que el emperador ofreció alguna de las mejores fiestas de la antigüedad, resulta fascinante. En los alrededores, entre los miles de turistas, los falsos legionarios y los vendedores de aparatos para hacerse selfies, el viajero puede toparse con la Hostaria da Nerone o el hotel El Coloso. “Nerón siempre vende, no podemos olvidar que era un showman”, explica Darius Arya, arqueólogo estadounidense afincado en Roma desde hace 15 años y director del American Institute for Roman Culture.

Nerón cambió las normas de edificación en Roma después del incendio que arrasó la capital del Imperio para evitar que se repitiese el desastre

Durante un paseo por los Foros Imperiales, Arya asegura que, después del incendio, Nerón cambió las normas de edificación para evitar que una catástrofe de estas dimensiones pudiese repetirse. “Solo un idiota quemaría la ciudad. En Roma en aquel momento vivían en torno a un millón de personas y el fuego provocó 200.000 refugiados”, asegura. Ordenó que las calles fuesen más anchas, las casas de pisos –las insulae– más bajas, y, también es cierto, aprovechó la destrucción general para edificar su palacio soñado. Arya encuentra en la Domus Aurea un problema mucho más contemporáneo que afecta a demasiados lugares en Italia, como Pompeya: la conservación del patrimonio. Para salvar el palacio (un proyecto que consiste ante todo en transformar el jardín que hay encima para que los árboles y las infiltraciones dejen de dañar el conjunto arqueológico) son necesarios 32 millones de euros que, sin embargo, no llegan.

¿Quién es el Nerón más cercano a la historia, si esta pregunta tiene respuesta? Claudio César Augusto Germánico nace en Antium (actual Anzio) el 15 de diciembre del año 37. Miembro de la familia imperial, se convierte muy joven, en el año 54, en sucesor de Claudio (11-54), el tercer emperador de la dinastía que instauró Augusto (63-14 a. de C.) y continuaron Tiberio (42-37 a. de C.) y Calígula (12-41). Séneca es el principal consejero de un emperador muy popular. En el año 64, el mayor incendio que ha conocido Roma destruye una parte muy importante de la ciudad. Un año después, tras desactivar un complot, lanza una purga salvaje que le cuesta la vida al filósofo cordobés, entre muchos otros miembros de la élite. Sin embargo, el ejército, harto de sus caprichos –la oligarquía romana nunca le perdonó que participase en concursos de canto y poesía que siempre ganaba (¿quién iba a atreverse a darle un segundo premio?)–, le depone en el año 68. Nerón se suicida para evitar una muerte horrenda a manos de sus antiguos legionarios, que se habían propuesto azotarle hasta la muerte. Como había acabado con todos los posibles herederos de Augusto y no dejó hijos, Roma entró en un periodo de caos –cuatro emperadores en un año–, hasta la instauración de la dinastía Flavia con Vespasiano en el año 69.

Busto de Nerón encontrado en Libia. Fue el último emperador de la dinastía Julia Claudia. / Album

El historiador español Juan Luis Posada Sánchez, profesor de la Universidad Antonio de Nebrija y autor de El año de los cuatro emperadores, resume: “Hace ya mucho que los historiadores están intentando rehabilitar la figura de Nerón, un emperador tachado de loco, matricida, incendiario y asesino de cristianos, pero también un artista que protegió las artes y las letras, que gobernó por el pueblo y para el pueblo y que acabó con todos los descendientes de Augusto que pudieran desestabilizar su régimen. Nerón pudo haber tenido trazas tiránicas, sobre todo en la última etapa de su reinado, pero el ejército le puso en su lugar y le llevó a huir y suicidarse”. El ensayista australiano Stephen Dando-Collins, autor de Arde Roma (Ariel), un ensayo sobre el emperador, explica así su final: “Nerón dirigió los esfuerzos para detener el fuego y encabezó la reconstrucción posterior. Pero sus oponentes en el Senado, que despreciaban sus pretensiones artísticas y que añoraban a emperadores soldados como Augusto, vieron que culparle del fuego era una forma de reducir su popularidad, lo que haría más fácil expulsarle del poder. Lo que al final ocurrió”.

Las principales fuentes sobre Nerón provienen de tres historiadores romanos, Suetonio (70-126), Tácito (55-120) y Dión Casio (155-235), y la panoplia de perversiones y crímenes que describen es interminable; algunas de ellas –que mató a su madre, a sus dos primeras esposas y a su hermanastro; que asesinó a todos los que consideró oponentes políticos o un peligro para su poder; que escribía poesía y versos (actividades intolerables para un emperador)– están corroboradas por diferentes fuentes; otras, sin embargo, no: que violó a una virgen vestal, que castró a un hombre para casarse con él, que fundió los lares para convertirlos en dinero, que era un pervertido sexual sin freno. Tampoco es seguro, y es un punto especialmente polémico, que lanzase la primera gran persecución de seguidores de una nueva religión que había nacido en Judea unos años antes. La tradición cristiana mantiene que Pedro y Pablo sufrieron su martirio durante las persecuciones neronianas, que se desataron después de que los cristianos fuesen acusados de quemar Roma en una maniobra para evitar que las culpas recayesen en el emperador. Pero no hay documentos ni evidencias arqueológicas que lo demuestren.

Sí está demostrado que mató a su madre, a su hermanastro y a sus dos primeras esposas. Otros crímenes que se le atribuyen son dudosos

Suetonio y Tácito son los únicos que citan las persecuciones fuera de la tradición cristiana. Tácito escribió en sus Anales el célebre pasaje sobre su brutalidad: “Nerón buscó rápidamente un culpable, e infringió las más exquisitas torturas sobre un grupo odiado por sus abominaciones, que el populacho llama cristianos. (…) Todo tipo de mofas se unieron a sus ejecuciones. Cubiertos con pellejos de bestias, fueron despedazados por perros y perecieron, o fueron crucificados, o condenados a la hoguera y quemados para servir de iluminación nocturna cuando el día hubiera acabado”. Sin embargo, estos testimonios plantean muchas preguntas. ¿Por qué solo lo cuentan ellos? ¿Por qué emplean el término cristiano que entonces no usaban los romanos? ¿Pudo ser un añadido posterior al texto que manejamos durante su copia en la Edad Media? ¿Por qué no vuelven a producirse persecuciones de cristianos hasta décadas más tarde? Marco Aurelio ha pasado a la historia por su sabiduría (véase Gladiator, donde lo encarna un impecable Richard Harris), pero nadie recuerda sus salvajes persecuciones, como la que tuvo lugar en Lyon en el año 177. Yves Perrin, profesor de Historia y Arqueología Romanas en la Universidad de Saint-Etiène-Lyon y presidente de la Sociedad Internacional de Estudios Neronianos (SIEN), afirma: “Los autores cristianos hacen de Nerón el primer perseguidor de la verdadera fe y esta idea ha atravesado los siglos con errores de bulto, como situar los martirios en el Coliseo, que no existía. Los autores cristianos imponen a la posteridad la idea de que el año 64 representa un cambio de rumbo en la historia: la Roma pagana desaparece bajo el fuego y los mártires garantizan la victoria de la fe verdadera”. La mayoría de los investigadores creen que sí se produjeron persecuciones, aunque ponen en duda que fuesen tan intensas.

Suetonio y Tácito le acusan de haber lanzado las primeras persecuciones de cristianos, pero algunos autores lo ponen en tela de juicio

Sin embargo, la fuerza de la ficción es imbatible. Por muchos ensayos que se escriban, resulta casi imposible separar en la imaginación occidental a Nerón del sádico, caprichoso, vicioso e infantil emperador que dibuja Peter Ustinov en una de las mejores versiones cinematográficas de Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951), la famosa novela que ofrece una reconstrucción mítica de los orígenes del cristianismo, publicada por el premio Nobel polaco Henryk Sienkiewicz a finales del XIX. Y encima la ponen en televisión cada Semana Santa. James Romm asegura: “La pérdida de fuentes contemporáneas es un problema, pero son todavía más frustrantes los silencios y las opacidades del propio Séneca. Escribió muchos volúmenes, pero nunca dijo la verdad sobre lo que había hecho o visto junto a Nerón”. La realidad, como la Domus Aurea, se encuentra enterrada bajo demasiadas capas de mitos para que algún día pueda llegar a derrotar a la leyenda.

Hildebrand Gurlitt, el marchante de arte judío que trabajó para Hitler


ABC.es

  • Atesoró 1.500 obras de arte que su hijo Cornelius guardaba desde hace años en un apartamento de Munich

Hildebrand Gurlitt, el marchante de arte judío que trabajó para Hitler

Hildebrand Gurlitt

El historiador y marchante alemán Hildebrand Gurlitt (Dresde, 1895-1956) reunió un fabuloso artístico que su hijo Cornelius guardaba desde hace años en un apartamento de Munich. En el Museo de Zwickau, que su padre dirigía, éste dio a conocer a destacados artistas alemanes de la época como Heckel, Schmidt-Rottluf y Nolde.

A pesar de su origen judío, Gurlitt trabajó después para el denominado «encargo especial Linz», un proyecto personal de Hitler que consistía en «adquirir» obras para un futuro «Museo del Führer» en esa ciudad austríaca de la que se había enamorado en su juventud.

El Ministerio de Propaganda encargó a Gurlitt vender en el extranjero piezas de «arte degenerado» confiscadas por los nazis. La ley que permitió esas confiscaciones, de 1938, permitía hacerse con obras sin compensación alguna si habían pertenecido en algún momento del pasado a ciudadanos o instituciones «arias».

En la posguerra, Gurlitt tuvo que someterse a un proceso de «desnazificación». Al final consiguió su rehabilitación, a raíz de su origen, y también porque nunca perteneció a ninguna organización nacionalsocialista, así como por sus esfuerzos por la difusión del arte moderno.

Buena parte de las obras que quedaron en su poder aparecieron hace dos años en la capital bávara.

La Tierra vista desde Saturno


El Pais

La Tierra vista desde Saturno. / NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute y NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington

Es apenas un puntito, tan pequeño que ha habido que añadirle una flecha. Pero es una de las imágenes más lejanas que se han tomado de la Tierra, a 1.440 millones de kilómetros. Bajo el impresionante ala del anillo de Saturno es difícil sentirse el centro del universo.

La Cassini-Huygens, que es la nave que ha tomado la imagen, despegó el 15 de octubre de 1997. Su objetivo era Saturno. Su lejanía impuso una trayectoria compleja que comenzó acercándola hasta Venus en dos ocasiones y luego a la Tierra para recibir su tercer empujón. Contando ya con suficiente energía, se encaminó hacia Júpiter y después el gran salto hasta Saturno. El 1 de julio de 2004 frenó y comenzó la exploración.

El 14 de enero de 2005 la sonda Huygens se separó de Cassini para posarse en la superficie de Titán, el principal satélite de Saturno. Quedó solo la Cassini. Esta, en 2005, se acercó a Júpiter.

El coste de diseñar, construir, lanzar y operar esta ambiciosa misión ha sido de 3.270 millones de dólares (2.327 millones de euros) (80% Estados Unidos, 15% ESA y 5% la Agencia Espacial Italiana, ASI) y este gasto se ha hecho a lo largo de 19 años, lo que da una media de unos 170 millones de dólares por año, por debajo del presupuesto anual de un equipo de fútbol puntero en Primera División

La recreación de un delirio nazi


El Pais

  • Alberto de las Heras plasma en ‘Germania’ la fantasía de la capital imperial que Hitler quiso erigir

De entre los muchos delirios de Hitler, hubo uno que tenía nombre de ciudad pero que no pudo levantar, Germania, la que estaba llamada a ser la nueva capital imperial, que nacería de la demolición de parte del centro de Berlín. El artista Alberto de las Heras (Barakaldo, 1973) se empapó de esta y otras historias en sus años de viajes a Berlín, una urbe en la que siempre se ha sentido “como en casa”. Aquel conjunto de edificios que el Führer encargó al arquitecto Albert Speer inspiró a De las Heras para su exposición de dibujos, acrílicos y acuarelas que pueden verse en la madrileña Fresh Gallery hasta el 14 de marzo.

“He querido contar la degeneración de la sociedad alemana de los años treinta y cómo los nazis sometieron a su país desde el abuso de poder pero también con la seducción y con la propaganda de las promesas de una nueva sociedad”, dice De las Heras delante de sus obras.

La primera parte de la muestra Germania es una serie de cinco dibujos a lápiz que recrea las ruinas imaginarias de Berlín tras la derrota a manos de los aliados. Son las consecuencias de la locura nazi. En contraste, entre esas montañas de escombros posan, como fantasmas, modelos vestidas con las primeras colecciones del diseñador Christian Dior, las creadas entre 1946 y 1950. “Mujeres con corsés, grandes faldas y una estética más conservadora. Era el llamado new look, la moda que surgió en Europa y que recordaba a la vieja aristocracia”, señala De las Heras, que ha trabajado de ilustrador para modistos como Antonio Alvarado, Carlos Díez y Ana Locking.

Detalle de una de las obras de la exposición ‘Germania’ de Alberto de las Heras.

A continuación se exhiben varios cuadros con los que De las Heras ha pintado la Germania “monumental y desmesurada, de edificios y plazas deshumanizadas” que Hitler imaginó pero que solo se pudo esbozar “en unos planos, unas maquetas y un par de edificios” por culpa de la Segunda Guerra Mundial, que convirtió a Speer en ministro de Armamento y Guerra. Entre esas pinturas destaca La noche I, una vista aérea nocturna de la polis que iba a ser el orgullo del Tercer Reich escoltada por retratos de personajes -unos inventados y otros reales-, como el de la mujer de Speer o el del conde Claus von Stauffenberg, que protagonizó uno de los atentados contra Hitler que estuvieron más cerca del éxito. De las Heras llama la atención sobre “un cuadro importante” de exposición, La noche II (Magnus Hirschfeld), que muestra a nazis arrojando libros a una hoguera. El nombre que acompaña al título de esta obra es el del médico judío alemán que se atrevió a defender los derechos de los homosexuales en la Alemania hitleriana.

El recorrido por Germania acaba en las víctimas, con las acuarelas “de un hipotético catálogo de objetos confiscados a los judíos”. Obras de pequeño formato con las que De las Heras muestra, como si fuesen documentos reales, con su sello y su número de serie, una pequeña selección de lo que los nazis confiscaban a los judíos: arte, porcelanas, ropa, candelabros, instrumentos… Además de sus posesiones, esos judíos perdieron sus casas para que se levantara en su lugar aquella fantasía arquitectónica que finalmente nunca vio la luz.

Una década con La Casa Encendida


El Pais

La Casa Encendida

La Casa Encendida

La Casa Encendida cumple diez años, y no necesita encender diez velas para dar luz, como ya lo hace, a la cultura, el arte, la ecología y la educación. Fue un 2 de diciembre de 2002 cuando La Casa Encendida, una iniciativa de la Obra Social de Caja Madrid, abría sus puertas en un antiguo edificio de la ronda de Valencia que otrora fuera casa de empeños y, tras una minuciosa rehabilitación, ha sido escenario desde entonces de una intensa programación, con más de 12.000 actividades.

Cursos, talleres, debates, exposiciones, mesas redondas, conciertos y actividades en torno a lo audiovisual han sido la excusa y el motivo por los que más de cinco millones y medio de visitantes han acudido a La Casa Encendida en su primera década de vida. Durante la jornada de ayer, domingo, en centro abrió las puertas al público para celebrar por todo lo alto el aniversario en un día lleno de actividades. Nosotros hemos querido rendir homenaje a los primeros diez años de existencia de La Casa Encendida acompañando a su director, José Guirao, en un paseo por la memoria y recuerdos de los mejores momentos de este acogedor hogar de alumbramiento a la cultura desde 2002.

La exposición Warhol sobre Warhol, en noviembre de 2007, se celebró con la excusa del quinto cumpleaños del centro. No abarcaba solo la faceta de Andy Warhol como icono del pop art, que también, “sino que además mostraba cómo había utilizado otros formatos como la Polarid, fotomatones o retratos fílmicos, de manera que el artista y cineasta consiguiera introducir el género de la propia biografía a la historia del arte”.

Paisaje Rimbaud es otro de los grandes hitos de la historia de La Casa Encendida. En 2011 el espacio albergaba una gran retrospectiva sobre el poeta, sus manuscritos, su cartas… “Invitamos a Patti Smith para que participara con un concierto”, recuerda Guirao. La tesis sostenía que Rimbaud no era solo un poeta del siglo XIX, “también pudo ser un poeta del siglo XXI o incluso XXII”. Su influencia en el movimiento hippie, en la generación beat, la libertad sexual y la modernidad de su obra son el origen del arte de muchos artistas. Entre otros de la propia Patti Smith.

El homenaje a John Cage ha sido uno de los momentos estelares de La Casa Encendida según su director. Un festival que duró una semana e incluía conciertos, mesas redondas y proyecciones de la figura del músico, y que se remató con una performace, Una casa llena de música. “Llenamos toda la casa de músicos que tocaban distintos instrumentos. El público se iba moviendo por los espacios y las salas. Duró todo el día, fue apasionante”, asegura Guirao.

Mientras tanto… Iván Zulueta era el título de la exposición compuesta por un sinfín de fotografías Polaroid que el artista y director de cine vasco expuso de forma inédita en La Casa Encendida. “Zulueta se dedicó a hacer unas 10.000 polaroid a lo largo de su vida. Todas maravillosas. Nosotros seleccionamos unas 1.200, vino el propio artista a la inauguración. Ese momento de reencuentro con el gran maldito de la cultura española fue muy bonito”, relata el director del centro. La muestra también incluyó un ciclo de todos sus cortos, que habían sido el germen de su cine largo.

El artista fallecido Juan Muñoz ha sido otro de los grandes homenajeados por la institución con sede en la madrileña Ronda de Valencia. En La voz sola. Esculturas, dibujos y obras para la radio, se reprodujeron todas las performances que Muñoz había ideado. Recuerda José Guirao que además John Berger leyó uno de sus textos. “Se trataba de recuperar la presencia, la ausencia y el sonido de Juan”.

La exposición La caballería roja proponía otra mirada a la Rusia soviética y las vanguardias entre 1917 y 1945. El director y Rosa Ferré, comisaria de la muestra, consiguieron enseñar la otra cara de las vanguardias; no como siempre se habían presentado, sino como víctimas de la revolución. “Queríamos hacer una reflexión de cómo la creación y el poder siempre tienen fricción. Y el caso de las vanguardias es extremo, porque sufrieron una gran represión por parte de Stalin”.

Otro de los eventos magnos del centro se puede visitar estos días en la sede madrileña. Se trata de HONNI soit QUI mal y pensé, dedicada a los últimos diez años de creación de Louise Bourgeois. Esta exposición, comisariada por Danielle Tilkin, es un homenaje a la labor final de la artista, fallecida en 2010 y que, según el director del centro, “es quien más ha ayudado a entender el arte contemporáneo”.

Además de las continuas exposiciones, La Casa Encendida es conocida por sus conferencias y encuentros con autores. Desde las premio nobel de la Paz, Shirin Ebadi y Jodi Eilliams a Juan Goytisolo, pasando por Vandana Shiva, John Berger, Isabel Coixet , Lydia Cacho o Abbas Kiarostami. Guirao destaca la conferencia de Goytisolo e Ignacio Ramonet titulada El mundo árabe después de las agitadas primaveras.

Los conciertos y ciclos musicales han sido, durante estos diez años, uno de los sellos de la casa. Patti Smith, Mouse of Mars, las Cobra Killers o Joan as Police Woman. En el siguiente vídeo se pueden ver a algunos de los artistas que participaron en el festival de Electrónica que se celebró en abril de 2005.

El MOMA abrirá una nueva galería de obras de arte: los videojuegos


La Información

  • Hasta 40 videojuegos parasarán a formar parte de una galería interactiva del MOMA de Nueva York.
  • Títulos como Pac-Man, Myst, Portal o Donkey Kong contarán con su propia exposición en 2013.

Por si quedaba alguna duda sobre si los videojuegos son arte, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), se encargará de sacarnos de dudas con una nueva galería de videojuegos que se abrirá en marzo de 2013.

La intención del museo es ofrecer hasta 40 títulos cuidadosamente seleccionados, empezando con esta lista de 14: Pac-Man (1980), Tetris (1984), Another World (1991), Myst (1993), Sim City 2000 (1994), Vib-Ribbon (1999), The Sims (2000), Katamary Damacy (2004), EVE Online (2003), Dwarf Fortress (2006), Portal (2007), flOw (2006), Passage (2008) y Canabalt (2009).

La selección se ha hecho teniendo en cuenta varios aspectos. El criterio para elegir la lista completa enfatiza no solo la calidad visual y la experiencia estética de cada juego, sino muchos otros aspectos que van desde la ‘elegancia’ del código al diseño de la interacción de los jugadores con el juego.

El MOMA ha contado con el asesoramiento de expertos, historiadores y críticos que han ayudado al proceso de selección y adquisición de los títulos. Se determinó por ejemplo, que todos los juegos debian estar en su formato (cartuchos o discos) y sistema original (ya sea consola u ordenador) siempre que sea posible.

Para conservar los juegos se ha adquirido también el código fuente de cada juego en el lenguaje en el que fue escrito inicialmente, para que se pueda adaptar más fácilmente en el futuro en caso de que la tecnología original que lo hacía funcionar se quedara obsoleta e inutilizable. Además se recopila toda la documentación técnica posible de sus creadores y programadores para asegurar la supervivencia de estos títulos.

Durante la exhibición se podrá jugar a varios de estos juegos, pero la manera de presentar cada uo variará dependiendo de sus características. Si la duración del juego es suficientemente corta, se podrá exponer en su totalidad, en caso contrario se intentará ofrecer partes del juego para disfrute de los visitantes.

Esta adaptación también se evrá en juegos como EVE Online, que requieren cientos o miles de jugadores para que la experiencia sea completa. En estos casos se diseñarán ‘tours’ guiados con el objetivo de mostrar las posibilidades de estos juegos tan complejos.

A los 14 juegos citados anteriormente se unirán en un futuro próximo los siguientes títulos: Spacewar (1962), una selección de juegos de Magnavox Odyssey (1972), Pong (1972), Snake (1997), Space Invaders (1978), Asteroids (1979), Zork (1979), Tempest (1981), Donkey Kong (1981), Yars’ Revenge (1982), M.U.L.E. (1983), Core War (1984), Marble Madness (1984), Super Mario Bros (1985), The Legend of Zelda (1986), NetHack (1987), Street Fighter II (1991), Chrono Trigger (1995), Super Mario 64 (1996), Grim Fandango (1998), Animal Crossing (2001) y Minecraft (2011).

No hay dinero ni para piedras


El Pais

  • Los recortes impuestos por la crisis amenazan la conservación de monumentos
  • La noticia de que el Coliseo se ha inclinado 40 centímetros enciende las alarmas

La crisis del euro no es la guerra del Peloponeso, pero con sus civilizadas huestes (ya sean hombres de negro o visionarios de blanco) amenaza el mundo tal y como fue. Puede que Europa se salve, pero no será la misma. Ni sus ciudadanos, ni su patrimonio. Cuando no hay dinero para pensiones, resulta frívolo reivindicarlo para las piedras. Pero las piedras de Grecia también merecen un respeto: sobre ellas enraizó un sistema político de aspiración universal llamado democracia, sobre ellas se irguió cierta idea de Europa.

También ellas, las piedras, están amenazadas. Curiosamente las cunas de la historia y el arte occidentales son hoy países maltrechos y semihundidos por esa sucesión de crisis-recortes-crisis. Entre Grecia, Italia, España y Portugal suman 122 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (el 13% del total). Gloriosos pasados de ¿torcidos futuros como el del Coliseo romano? El anfiteatro de Vespasiano pierde piedras y, en su vertiente sur, se ha inclinado 40 centímetros para espanto de los italianos y por causas como el exceso de tráfico. Tan exangües están los bolsillos públicos que será Diego Della Valle, empresario de zapatos, quien —a cambio de nada, que se sepa— ponga 25 millones para restaurar el gran anfiteatro inaugurado por el emperador Tito con 100 días de fiesta. También los achaques de la bella Venecia acuden al médico privado: Bvlgari forró el Puente de los Suspiros con sus anuncios para ayudar a su rehabilitación.

Italia es el país con más lugares protegidos por la Unesco (tiene 47) y un ejemplo feroz de que la historia no siempre camina hacia delante. Los 2.300 millones de euros del presupuesto de Cultura en 2001 han menguado hasta 1.400 millones (2012).

Porque se derrumban hitos como Pompeya y otros menos afamados. Gian Antonio Stella y Sergio Rizzo, periodistas del Corriere della Sera, proporcionan numerosos ejemplos del crepúsculo del arte en el país en su Vandali, el ataque a las bellezas de Italia. “Las únicas riquezas que tenemos —el paisaje, los museos, los pueblos medievales— están sufriendo una agresión, justo el sector que podría ser el tesoro del país en este momento de crisis”, se amarga Stella. “Cualquier Gobierno sano pensaría en invertir en ello. Pero no”.

Europa se rompe por las costuras clásicas de las que emergió. Alemania, tan entusiasta de griegos y latinos en el siglo XIX, mira ahora hacia Grecia como al pie gangrenado que conviene amputar. Los recortes que exige adelgazan monederos privados y públicos. Hasta junio pasado, el presupuesto del Ministerio de Cultura griego había sufrido una rebaja del 35% y, para 2013 y 2014, se prevén otras adicionales. Menos medios para proteger y custodiar.

Tal vez sea más fácil que se repita lo sucedido el pasado 5 de marzo en el museo de Olimpia, donde un robo a mano armada hizo patente lo obvio: recortar en personal y recursos pasa factura. Los ladrones —todo apunta a bandas especializadas que trabajan por encargo de coleccionistas privados— aprovecharon un lapso en el relevo de los vigilantes, en un edificio aislado y rodeado de una espesa arboleda, para sustraer piezas de bronce y cerámicas. En enero ya fueron robados un picasso y unmondrian de la Galería Nacional de Atenas, custodiada por un solo guarda.

“Los monumentos no tienen voz, solo nos tienen a nosotros”, alertan los arqueólogos griegos para prevenir contra el abandono de su gigantesco patrimonio: 17 lugares en la lista de la Unesco, 210 museos y colecciones de antigüedades, 250 recintos arqueológicos y más 19.000 monumentos históricos declarados.

¿Y qué pasa en España, gloria del pasado de tambaleante futuro? En el segundo país más protegido por la Unesco, con 44 lugares, ocurre algo paradójico: se conservará peor pero se destrozará menos. Víctor Fernández Salinas, profesor de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y secretario del comité español de ICOMOS, organismo internacional no gubernamental que asesora a la Unesco, hace hincapié en el efecto benéfico de la crisis. Se acabó la fiesta de la especulación, y con ella, las principales amenazas al patrimonio español. “Los mayores daños venían de proyectos urbanísticos como campos de golf o rascacielos debidos a la especulación”, esgrime.

Si solo se mira hacia los iconos históricos (Alhambra o catedrales) no parece que España se derrumbe (robos como el del Códice Calixtinoson imputables a la relajación de la Iglesia a la hora de custodiar su patrimonio). Más allá, el balance varía. “Se ha hecho más por preservar el patrimonio que tiene reconocimiento, pero la conservación del inmaterial, del industrial o del paisaje es un desastre. Incluso en momentos buenos hay muchos casos mal atendidos como puede ser el patrimonio prerrománico de Asturias”, plantea Fernández.

Los torniquetes aprietan hasta la asfixia en el Sur, pero hay otros modelos. Francia, que tampoco está para echar cohetes, ha dado un limitado tijeretazo en las partidas para conservación de patrimonio. En 2012 se contemplan 380,7 millones de euros, un 0,2% más que en el ejercicio anterior. De nuevo, la excepción francesa. Al margen de la inclinación del Big Ben de 43 centímetros, el English Heritage, el ente gubernamental encargado del cuidado del patrimonio en Reino Unido, señala 3.168 monumentos en peligro. Algunos requieren “inversiones significativas”.

En esta Europa de varias velocidades, Alemania va por libre también en cultura. La crisis no ha hecho mella en los presupuestos culturales que, según la Oficina Federal de Estadística Destatis, no han dejado de aumentar desde 2008. Hay más 6.000 museos subvencionados, 150 teatros y 130 orquestas, además de 84 óperas (en 81 localidades). El democristiano Bernd Naumann (CDU), comisionado de Cultura y Medios en el segundo Ejecutivo de Merkel, dijo en mayo lo impensable en otros lares: “En estos tiempos de desorientación sería un atrevimiento recortar los presupuestos culturales”. En Alemania “hay más gente en los museos que en los campos de fútbol”.

De más a menos

  • Para lCa protección del patrimonio histórico, el Gobierno español destinó 13,9 millones de euros en 2009. Desde entonces todo ha ido hacia abajo.
  • En 2010 se destinaron 11,5 millones. Al año siguiente, 10,3 millones. En 2012 ya solo se han presupuesto 7,5 millones.
  • Los 44 lugares incluidos en la lista de la Unesco convierten a España en el segundo país con más patrimonio protegido del mundo, solo por detrás de Italia (47).
  • Alemania tiene el mérito de ser locomotora económica en estos tiempos difíciles y el demérito de haber visto como la Unescoexcluía de su lista mundial los valles del Elba en el año 2009. El país tiene ahora 37 sitios protegidos por la Unesco.

Con información: de Tommaso Koch, Antonio Fraguas, Juan Gómez y María Antonia Sánchez-Vallejo.