Un nuevo telescopio obtendrá la visión más amplia del Universo jamás lograda


ABC.es

  • El increíble LSST, que verá la luz en 2019 en el desierto chileno, observará miles de millones de objetos y verá nacer y morir a las estrellas
Un nuevo telescopio obtendrá la visión más amplia del Universo jamás lograda

LSST Recreación artística del LSST en su ubicación en Atacama

Científicos de la Universidad de Washington y otras instituciones obtendrán la visión más amplia del Universo lograda hasta ahora gracias al Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos(LSST), un nuevo instrumento que verá la luz en el año 2019 en el desierto de Atacama en Chile. Se trata del telescopio con el espejo convexo más grande jamás construido, según han explicado los expertos durante la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana. Observará miles de millones de objetos, verá nacer y morir a las estrellas y podrá avisar de la cercanía de asteroides peligrosos.

Este proyecto tiene décadas de planificación y una importante recaudación de fondos entre diferentes multimillonarios estadounidenses. Entre las aportaciones más destacadas están la de Charles Simonyi, quien ya ha viajado dos veces a la Estación Espacial Internacional (ISS) como turista y que ha donado 20 millones de dólares, y la de Bill Gates, que ha aportado otros 10 millones.

En total, ha sido necesario un presupuesto de 700 millones de dólares, que se comenzará a utilizar a partir de esta primavera, cuando se inicie la construcción de este aparato en la cima de una montaña en el desierto de Atacama. “Esperamos obtener los primeros datos, la primera luz, en 2019”, ha explicado el astrónomo de la Universidad de Washington Zeljko Ivezic, principal responsable de este proyecto.

Según los astrónomos, LSST es un nombre simple para este increíble conjunto de espejos de 20 toneladas, que se va a convertir en la máquina más poderosa del mundo en el mapeo del cielo. La diferencia entre este telescopio y los ya existentes es que la mayoría toman instantáneas de una estrecha franja del espacio, mientras que el LSST explorará los cielos continuamente en franjas mucho mayores.

«La película más grande de todos los tiempos»

El telescopio producirá una imagen de todo el cielo cada tres días, una hazaña que al Telescopio Espacial Hubble le llevaría 120 años lograr. Sus creadores aseguran que el resultado permitirá a los astrónomos rastrear el movimiento de miles de millones de objetos, ver cómo colisionan las galaxias y cómo las estrellas nacen y mueren. “Va a ser la película a color más grande de todos los tiempos”, ha añadido Ivezic.

Con su capacidad para detectar objetos débiles y mirar en los confines del universo, LSST fue diseñado para hacer frente a algunos de los mayores desafíos de la astronomía. En el aspecto práctico, el telescopio será capaz de mantener su ‘ojo’ en muchos más asteroides que cualquier otro método de encuesta, y podría dar el primer aviso de los objetos en curso de colisión con la Tierra.

El LSST también podrá mirar más allá de la órbita de Neptuno, hasta los planetas más lejanos y participar en la búsqueda de pistas sobre la formación del Sistema Solar.

Cuando está en pleno funcionamiento -probablemente para el 2021, según los responsables del proyecto- todos los datos y las imágenes serán compartidas con el público. Cualquier persona con un ordenador será capaz de acceder a sus imágenes.

El proyecto español contra asteroides, ‘plata’ en el concurso de la Sociedad Planetaria


CET – El Mundo

  •  PROPUESTO POR LA EMPRESA DE PEDRO DUQUE
  • Un consorcio estadounidense se lleva el primer premio
  • Las agencias espaciales decidirán cuál es más viable

1204113916_0.jpg

MADRID.- La compañía española Deimos-Space ha sido galardonada con un segundo premio en el concurso mundial ‘Apophis Mission Desing’, convocado por la Sociedad Planetaria con la finalidad de diseñar una misión para determinar si el asteroide ‘Apophis’ colisionará con la Tierra en 2036 y, llegado el caso, evitar la amenaza.

El proyecto de los españoles, que se ha desarrollado en colaboración con EADS Astrium Alemania y las universidades de Stuttgart y Pisa, será estudiado por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), al igual que los diseños que se han llevado el primer y el tercer peremio.

Así lo ha explicado el director general de Deimos Space, Miguel Belló, quien recordó que España ha competido con 25 países, de los que Estados Unidos, Rusia, Alemania, Italia, India y Reino Unido son las naciones que han presentado mayor número de proyectos. En total, se inscribieron más de 100 equipos de los seis continentes.

Finalmente, un consorcio norteamericano se ha llevado el primer premio, aunque serán las agencias espaciales las que decidan cuál de los tres proyectos seleccionados es el más viable.

La misión española consiste en una nave espacial que orbitaría alrededor del ‘Apophis’.

Deimos es una compañía aeroespacial con sede en Madrid en la que también trabaja el astronauta español Pedro Duque, como director general de Deimos-Imaging. La sonda del poryecto español se enviaría en 2013 hacia el asteroide, que es el objeto conocido con más probabilidades de chocar con la Tierra.

En 2014, la misión alcanzaría su destino y podría determinar si el ‘Apophis’ va a colisionar con nuestro planeta en 2036, algo que los cálculos actuales no descartan totalmente y que tendría unos efectos similares a una explosión nuclear.

Desde la Tierra obtenemos con cierto error los cálculos porque los medimos a través de telescopios a cientos de millones de kilómetros, pero con una sonda el envío de las señales obtendría una precisión de metros”, explicó Belló.

El primer premio se ha llevado 25.000 dólares de la Sociedad Planetaria, una organización dedicada a fomentar la exploración espacial y que fue fundada por Carl Sagan en 1980. El equipo español ha obtenido 10.000 dólares y el tercero, 5.000.

Un inconveniente que tendrá que afrontar el proyecto español, llamado ‘A-TRAC’ es que resultaría más caro -387 millones de dólares- que el primer galardonado, el estadounidense ‘FORESITE’, cuyo presupuesto es de 137 millones de dólares.

‘Apophis’ es un objeto cercano a la Tierra (NEO) de unos 300 metros y descubierto en 2004, que en el año 2029 se acercará excepcionalmente a la Tierra, lo que hará que sufra una perturbación gravitacional en su órbita. En el año 2036, volverá a pasar junto a nosotros y tiene se estima que tiene una pequeña posibilidad de golpearnos.

De confirmarse este extremo, aún habría tiempo de enviar una misión espacial para desviar el objeto. Tal es el objetivo del proyecto ‘Don Quijote’, en el que la empresa española trabaja junto con la ESA.