«Cuarto Milenio»: una exposición que pone los pelos de punta


ABC.es

dios-muertos--644x362

ABC | El Dios de los Muertos Azteca

Sacamantecas, chupasangres, aparecidos, poltergeist, yetis, fantasmas, zombies, el hombre del saco, vampiros, arqueología, ciencia forense, zoología asombrosa, antropología, reliquias y tesoros de los nazis, extraños ritos, profecías, seres extraordinarios y todo tipo de misterios (con gran presencia de la cultura maya, ya que se acerca «su» fin del mundo; el día 21, toquemos madera), estarán presentes en la muestra «Cuarto Milenio: la exposición», que se va a desarrollar en el Colegio de Arquitectos de Madrid los días 14, 15 y 16 de este mes.

La muestra surge justo cuando el programa «Cuarto Milenio», que dirige y presenta Iker Jiménez, ha cumplido ocho años de travesía televisiva y ha llegado a las trescientas emisiones. El propio Jiménez comenta que «es la exposición que siempre me hubiera gustado visitar. Por eso la hacemos. Un sitio para los que no han perdido el miedo a soñar. Para los que aún tienen alma de niño. Para los que quieren emocionarse ante lo que significa el misterio y lo desconocido».

El visitante se encontrará con varias reproducciones arqueológicas exactas de las estelas y profecías mayas del 2012, o un área forense con material y cuerpos de látex que usa la policía científica española, mientras un poco más allá le aguardan el Yeti y el Hombre de Hielo de Minessota o una reproducción absolutamente exacta de la anatomía de Joseph Merrick, el conocido Hombre Elefante. Tampoco estarán lejos los esqueletos de vampiros búlgaros y los escalofriantes objetos de tortura de la Inquisición.

El fin del mundo maya

Por supuesto, dado que se acerca el 21 de diciembre, fecha señalada por los mayas para el fin del mundo, la presencia de esta cultura en la muestra tenía que ser muy destacada: «En ningún lugar del planeta –explica Iker Jiménez– se pueden ver juntas las inscripciones de Coba, Tortuguero o el Códice Dresde. Pero en la exposición tendremos la oportunidad, en una ojeada, de contemplar esas inscripciones que marcan el 21 de diciembre de 2012 como fecha del fin de los tiempos para la cultura maya».

La muestra, que cuenta también con cerca de ciento cincuenta piezas que han sido creadas por el artesano Juan Villa, se divide en áreas que nos ponen los pelos de punta: «Seres Asombrosos», «Cielo e Infierno», «España Mágica», «Cuando los dioses visitaron la Tierra» y «La Morgue».

También cabe reseñar que los miembros del equipo del programa estarán presentes en la muestra en distintos horarios y que el propio Iker Jiménez tiene pensado dirigir varias visitas guiadas. «A mi me siguen impresionando muchos de estos objetos –concluye Jiménez–. Son como la encarnación de todas las inquietudes y preguntas que han sobrevolado el plató de “Cuarto Milenio” a lo largo de ocho temporadas. Cada uno es una cuestión por resolver. Me hace mucha ilusión que los más jóvenes, en apenas una hora, puedan ver las mejores y más extrañas pinturas sagradas de nuestras cavernas mágicas, que se sobrecojan con seres tan terroríficos como Mitcantecutli, Dios de los Muertos de los Aztecas, que nos observa con sus garras, su hígado fuera y sus ojos tapados con piel, o que se maravillen ante las momias españolas completamente desconocidas y llenas de secretos… o contemplando al gigantesco Almas –el Yeti ruso– creado a tamaño real con sus tres poderosos metros de altura y su aspecto imponente».

Cuarto Milenio: La Exposición

ABC madrid
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. c/ Hortaleza, 63. Tlf.: 91 5951500 Del 14 al 16 de Diciembre de 2012. Acceso libre y gratuito

Un estudio afirma que los mayas no sacrificaban mujeres vírgenes en Chichén Itzá


EFE – La Vanguardia

  • Los investigadores determinan que a los dioses se les ofrecían niños

externo-7e95338513fd40e090e81114cccd4670México – Los mayas no sacrificaban doncellas vírgenes en el cenote (pozo) de Chichén Itzá como se pensaba y la mayor parte de los inmolados a los dioses en ese lugar eran niños, según reveló un estudio, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La investigación fue hecha a los restos óseos encontrados en el cenote de Chichén Itzá, situado en el estado de Yucatán, y acaba con la creencia de que ahí se ofrendaba a las mujeres vírgenes. Los cenotes son pozos naturales situados en la península del Yucatán que tuvieron un importante papel como lugares para celebrar ceremonias religiosas en la cultura maya.

De los 127 esqueletos que el arqueólogo Guillermo De Anda ha logrado reconstruir, a partir de los huesos rescatados del cenote entre los años 1961 y 1967, el 79% pertenece a infantes de entre 3 y 11 años y el 21% restante a adultos, en su mayoría hombres, indicó el INAH en un comunicado. El estudio del investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán también desveló que los restos óseos infantiles presentaban gran cantidad de marcas, ocasionadas por cortes y deshollamiento y ligadas a prácticas rituales comunes en la América prehispánica.

Chichén-Itzá, que en lengua maya significa «a la orilla del pozo de los itzáes», fue uno de los centros políticos, comerciales y religiosos más importantes de la zona maya del período clásico, pero decayó tras el surgimiento de Mayapán como nuevo centro de poder en Yucatán. La investigación le valió al profesor De Anda una mención honorífica en los últimos premios del INAH. En la actualidad el profesor De Anda trabaja en un proyecto que pretende aplicar la misma técnica de estudio a piezas óseas encontradas en 2.500 cenotes del estado de Yucatán.