Descubren bajo la Antártida gigantescos canales tan altos como la torre Eiffel


ABC.es

  • Las galerías se extienden cientos de kilómetros bajo el hielo flotante

Descubren bajo la Antártida gigantescos canales tan altos como la torre Eiffel

Neil Ross | Campamento de la British Antartic Survey en la Antártida

Científicos de la Bristish Antartic Survey y de diferentes universidades británicas han descubierto una gigantesca extensión de canales que se extienden a lo largo de cientos de kilómetros bajo una plataforma de hielo flotante en la Antártida. Los canales tienen 250 metros de altura, casi tan altos como la torre Eiffel. Pueden influir en la estabilidad de la plataforma de hielo, por lo que su hallazgo ayudará a los investigadores a entender cómo el hielo va a responder a los cambios en las condiciones ambientales debido al calentamiento climático.

Investigadores de las universidades de Exeter, Newcastle, Bristol, Edimburgo, York y del British Antarctic Survey utilizaron imágenes satelitales y mediciones de radar aerotransportado para revelar los canales bajo la plataforma de hielo. Los canales se pueden ver en la superficie helada y también por debajo, debido a que el hielo flota a una altura diferente en función de su espesor.

Los investigadores también predijeron el camino del agua del deshielo que fluye debajo de la parte del hielo en contacto con la tierra, conocida como la capa de hielo, y descubrieron que las trayectorias de flujo predichas se alinean con los canales bajo la plataforma de hielo en el punto donde el hielo empieza a flotar.

Este emparejamiento indica que el agua que fluye debajo de la capa de hielo es responsable de la formación de los canales. Cuando el agua de deshielo que fluye bajo la capa de hielo entra en el océano debajo de la plataforma, se forma una columna de agua del océano, que entonces derrite los grandes canales bajo la plataforma de hielo.

Anteriormente, se pensaba que el agua fluía en una fina capa debajo de la capa de hielo, pero la evidencia de este estudio sugiere que fluye de una manera más parecida a un río. La forma en la que el agua fluye por debajo de la capa de hielo influye fuertemente en la velocidad del flujo de hielo, sin embargo, todavía no se han determinado las implicaciones para el futuro de la capa de hielo.

«La información obtenida de estos canales descubiertos recientemente nos permitirá entender mejor cómo funciona el sistema de agua y, por lo tanto, la manera en la que la capa de hielo se comportará en el futuro», ha explicado Anne Le Brocq, de la Universidad de Exeter.

Se han observado canales de esta magnitud con anterioridad en otros lugares, pero su formación se ha atribuido a procesos puramente oceánicos en lugar del deshielo. Ahora, establecida la conexión, las observaciones que puedan conseguirse de los canales tienen el potencial de arrojar luz sobre la forma en la que el agua de deshielo fluye en la base de una capa de hielo inaccesible de kilómetros de espesor.

La investigación se publica en la revista Nature Geoscience.