Historia de la Hipoteca


El término “Hipoteca” proviene de la Antigua Grecia, de las palabras hypo (debajo) y teka(cajón, caja). Sin embargo, el germen de lo que conocemos hoy en día como Hipoteca proviene del Imperio Romano. El derecho romano contemplaba dos formas de garantizar una deuda:

  • La fiducia: El deudor trasladaba cum creditore la propiedad de un bien al acreedor para garantizar la deuda. Esta forma de garantía real generaba una gran desprotección para el deudor.como en ocasiones el deudor necesitaba sus bienes para poder abonar la deuda, surgió la prenda sin desplazamiento.
  • La prenda o pignusLa prenda o pignus: en esta forma se entrega la propiedad no de un bien inmueble sino de un bien mueble, lo que refleja que la figura no ha sufrido muchas variaciones puesto que aun se maneja de igual manera.

 

En la Edad Media las hipotecas sirvieron como pagos feudales. Los campesinos pedían dinero a los señores feudales para adquirir tierras, hipotecando al mismo tiempo el terreno. El pago posterior podía efectuarse con lo obtenido de las cosechas, con dinero o con ganado.

Haciendo un salto en el tiempo, en la década de los 70, en España, se produce un “boom” originado por las migraciones masivas hacia las zonas más industrializadas del país: Barcelona, Madrid, Valencia o Bilbao.  En aquella época el promotor-constructor vendía la vivienda con entrada y gastos a cargo del comprador. Se inicia lo que se denominó “hipoteca cambiaria”. Se fijaban una cantidad de letras en función del número de meses pactado para el pago de la deuda. Las letras se inscribían en el registro con “condición resolutoria”, lo que significa que si no se saldaba la deuda, el inmueble pasaba a manos del acreedor.

En la década de los 80, se abandonó la fórmula de firma de letras y se constituía una hipoteca por medio de escritura notarial en la que se establecían unas condiciones de financiación, plazo y causas de extinción que se inscribían en el Registro de la Propiedad.

En los años 90 las Cajas de Ahorros y los Bancos, atraídos por la posibilidad de negocio, se disputan con todo tipo de medios la firma de nuevas hipotecas. Se trata de un gran pastel, la generación del baby-boom se ha hecho mayor y quiere emanciparse. Los Bancos comienzan a intervenir en el mercado de particulares y las Cajas de Ahorro inician su incursión en el sector empresarial.

Esta tendencia se alarga a principio del S. XXI con la llegada de inmigración que adquiere viviendas. La banca, descubre lo lucrativo que conlleva la hipoteca, que facilita la venda de otros productos como seguros y que permite la fidelización a 20-30 años de los clientes. El tope de financiación pasa del 80% al 90% y llegando, ya al final de la burbuja inmobiliaria, hasta el 100%. El negocio era rentable en una época donde todo se compraba y todo se vendía. En caso de no poder hacer frente a las deudas, el banco veía como el valor del inmueble había subido y podía fácilmente volverlo a vender. Las entidades bancarias abrieron sucursales a mansalva, llegando a ser el país con más sucursales por habitante.

La segunda década del siglo ha venido marcada por la explosión de la burbuja inmobiliaria, con el via crucis particular que ha dejado la crisis económica en España, de la que aún nos estamos recuperando. Los precios han bajado, y los bancos no dejan más del 80% de financiación por miedo a repetir viejos errores. Es difícil prever que nos deparará el futuro, sólo cabe esperar una mayor responsabilidad y un mayor control público para evitar volver a tropezar con el mismo ladrillo, aunque en los últimos meses parece que volvemos a vivir los tiempos de 2003 y los precios vuelven a subir rápidamente.

Lo que nos ha resultado curioso es el dato de que la gente que compra casas está firmando con un interes fijo, ¿será por miedo a una subida del euribor? Pero , ¿se han fijado en la letra pequeña de su hipoteca? En casi todas las nuevas hipotecas a interes fijo, la duración no es por toda la vida del prestamo, si no que viene con un máximo de tiempo, varias de las que hemos visto en el mercado es por un periodo máximo de 10 años,…..

Hipotecas firmadas desde 2003 a interes fijo (color naranja) o variable (color rojo)

Fuente: Surge Inmobiliario , INE

Manuscritos del Mar Muerto


Los Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán (llamados así por hallarse los primeros rollos en una gruta situada en Qumrán, a orillas del mar Muerto) son una colección de casi 800 escritos de origen judío, escritos en hebreo y arameo por integrantes de la congregación judía de los esenios, y encontrados en once grutas en los escarpados alrededores del mar Muerto.Los primeros siete rollos fueron encontrados en 1947 por Jum’a y su primo Mohammed ed-Dhib, dos pastores beduinos de la tribu Ta’amireh en una cueva de Qumrán. Se cuenta que utilizó algunos en una hoguera para calentarse, al carecer del conocimiento de la importancia del hallazgo. Estos rollos fueron vendidos (troceados, para aumentar su precio) a un anticuario en el mercado local, extraviándose un tiempo algunos en Egipto y otros en los Estados Unidos. Posteriormente se publicaron copias de los rollos, causando un masivo interés en arqueólogos bíblicos, cuyo fruto sería el hallazgo de otros seiscientos pergaminos, y cientos de fragmentos. Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, que permite estudiar importantes fuentes teológicas y organizativas del cristianismo. La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 250 adC y 66 dC, estando entre ellos los textos más antiguos de que se dispone en lengua hebrea del Tanaj o Antiguo Testamento bíblico. Se cree que fueron ocultados por los esenios debido a las revueltas judías contra los romanos en esos años.

Descubrimiento

Los primeros siete rollos, de pergamino , fueron encontrados en 1947 por Jum’a y su primo Mohammed ed-Dhib , dos pastores beduinos de la tribu Ta’amireh en una cueva de Qumrán .

Se cuenta que utilizó algunos en una hoguera para calentarse, al carecer del conocimiento de la importancia del hallazgo. Estos rollos fueron vendidos (troceados, para aumentar su precio), mediante diversas vicisitudes a dos anticuarios de Belén . Cuatro de ellos fueron vendidos (por una pequeña cantidad) al archimandrita del monasterio sirio-ortodoxo de San Marcos en Jerusalén , Atanasio Josué Samuel (más conocido como Mar Samuel ). Los tres siguientes, al final, fueron a parar al profesor judío Eleazar Sukenik, arqueólogo de la Universidad Hebrea de Jerusalén que dándose cuenta del valor de los mismos los compró en 1954 .

Posteriormente se publicaron copias de los rollos, causando un masivo interés en arqueólogos bíblicos , cuyo fruto sería el hallazgo de otros seiscientos pergaminos, y cientos de fragmentos.

Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, que permite estudiar importantes fuentes teológicas y organizativas del judaísmo y del cristianismo . La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C. , estando entre ellos los textos más antiguos de que se dispone en lengua hebrea del Tanaj o Antiguo Testamento bíblico. Se cree que fueron ocultados por los esenios debido a las revueltas judías contra los romanos en esos años.

Biblioteca

Entre los manuscritos se encuentran:

  • Los libros del Tanaj , incluido una versión más extensa del Libro I de Samuel , con la excepción de Ester , así como los deuterocanónicos como el Sirácida y el Libro de Tobías .
  • Estudios sobre cada libro de la Escritura, desde un punto de vista esenio.
  • Los manuales, reglamentos y oraciones propias de la comunidad que habitó el sitio, entre los cuales destaca el Documento de Damasco , que ya había sido encontrado en 1896 en el depósito de una sinagoga , en una versión manuscrita por los karaitas del siglo IX .
  • Un rollo de cobre con cuestiones contables y relativas a la localización de determinados tesoros.
  • Diversos textos religiosos intertestamentarios como:
    • el Libro de Enoc .
    • el Testamento de los Doce Patriarcas .
    • el Libro de los Jubileos , que expone un calendario solar, diferente a los que usaban los fariseos y saduceos en el Templo y que conducía a un conflicto por las fechas de celebración de las fiestas de la Ley, pero que concuerda con las normas de la comunidad de Qumrán y es explícitamente citado en el Documento de Damasco (XVI 3-4).

El traductor de estos manuscritos, Florentino García Martínez, escribió que, con la única excepción del rollo de cobre, se trata de una “biblioteca sectaria”, pues los rollos forman un conjunto articulado de concepciones teológicas , escatológicas , morales y éticas (1992:36-39). Las normas de la comunidad citan y hacen referencia a todos los textos bíblicos , apócrifos y seudoepigráficos encontrados, de manera que estos sustentan a aquellas, que a su vez se consideran intérpretes de textos inspirados que están en la “biblioteca”. El uso del antiguo calendario hebreo por la comunidad, claramente diferente al oficialmente vigente en el siglo I , distingue a la biblioteca de los textos de otras corrientes judías, como los fariseos.

En el año 2010 se concretó un proyecto entre la empresa Google y la Autoridad de Antigüedades de Israel , con un costo de 3,5 millones de dólares , que tiene como objetivo digitalizar los 3.000 fragmentos del documento, los que estarán disponibles en Internet en un plazo de 5 años. Estos incluirán traducciones de los textos.

SER Historia: Los Manuscritos de Qumran

NACHO ARES / SER HISTORIA   , dedicaron el programa del 18 de agosto, adjuntamos link con el interesante audio:LINK

Los textos de Qumran, descubiertos por beduinos locales en esta región de Israel en el año 1947, siguen siendo un tema de gran interés. ¿Qué cuentan de Jesús estos documentos? ¿Se han traducido en su totalidad? ¿Ha ocultado algo el gobierno israelí?

La historia del descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto conocidos también como manuscritos de Qumran es, como no podía ser de otra manera, una verdadera aventura arqueológica de ésas que superan a la realidad. Todos hemos oído hablar de la historia del cabrero que, buscando al animal perdido en las montañas, tuvo la fortuna de que una de las piedras que lanzaba a una cueva cercana con el fin de saber si dentro se había escondido el animal, se topo con tan sensacional descubrimiento.

Hasta este punto, no sabemos qué parte es verdad o cuál ficción. Al parecer el hallazgo lo realizaron dos pastores beduinos de la tribu Ta’amireh. Sus nombres eran Jum’a y su primo Mohammed ed-Dhib. Sin embargo, quien dio relevancia al descubrimiento fue Khalil Iskander Shahin, más conocido en Belén por el apodo de Kado. Hasta su tienda en la ciudad judía fue el beduino para vender la leche de sus animales y, de paso, llevar algunos rollos por si podía sacar algo de dinero con ellos. Su comprador habitual era Kado quien también regentaba una zapatería. El beduino pensó que quizás podría utilizar los rollos como material para su negocio. Kado, que era cristiano, no mostró mucho interés en los documentos pero sintió la suficiente curiosidad como para llevarlos a Jerusalén. Allí descubrió su verdadero valor en el convento sirio de San Carcos.

Acompañado por su cómplice en la aventura, George Isaiah, los dos visitaron la cueva de Qumran guiados por el beduino, sacando de allí gran parte del material.

A partir de este momento la historia del descubrimiento de los textos se dispara. Una vez valorada la extraordinaria importancia del hallazgo, el Metropolitan Museum de Nueva York organiza una pequeña expedición hasta la cueva para recuperar y comenzar la investigación del material.