Frases de Woody Allen


(1935) Actor y director nacido en New York.Su verdadero nombre es Allen Stewart Konigsberg.Sus primeras apariciones en público fueron en 1961 contando sus propios chistes. En el cine comienza con pequeños papeles en “What’s New, Pussycat?” y “Casino Royale”.Algunos otros títulos de su extensa filmografía son “Sueños de un seductor”,”Annie Hall”, “Manhattan”,”Hanna y sus hermanas”, “Septiembre”.

“Mi cerebro es mi segundo órgano favorito.”

“My brain: it´s my second favourite organ.”

“No es que tenga miedo a morir, sólo quiero no estar allí cuando ocurra.”

“It´s not that I´m afraid to die. I just don´t want to be when it happens.”

“Soy suficientemente bajito y feo como para triunfar por mi mismo.”

“I´m short enough and ugly enough to succeed on mu own.”

“¿Es sucio el sexo? Solamente si se hace bien.”

“Is sex dirty? Only if it´s done right.”

“No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.”

“¡Si Dios tan solo me hiciese una simple señal, como hacer un ingreso a mi nombre en un banco!.”

“No solo de pan vive el hombre. De vez en cuando, también necesita un trago.”

“El dinero es mejor que la pobreza, aun cuando sólo sea por razones financieras.”

“El amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas.”

“El trabajo es una invasión de nuestra privacidad.”

“La humanidad está ante una bifurcación histórica. Un camino lleva a la desesperación y a la renuncia total. El otro, a la extinción definitiva. Roguemos tener la sabiduría que hace falta.”

“Una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original.”

“Para ti soy un ateo, pero para Dios soy un miembro de la oposición.”

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a ir a pasar el resto de mi vida.”

“Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción: alquilan mi habitación.”

“La masturbación es el sexo con alguien a quien amas.”

“No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.”

El Deshielo del Ártico – La nueva ruta de navegación


No se si el motivo es el Cambio Climático o no. Pero lo cierto es que el hielo Ártico continúa su retroceso, imparable desde hace unos años. Y para quien dude de que esto es una realidad, basta con echar un vistazo al mapa en el que se muestra la situación actual de la banquisa del polo norte y su extensión media en el último cuarto del siglo XX.

Tan grande ha sido el deshielo que recientemente y por primera vez en la historia dos mercantes alemanes procedentes de Corea del Sur y sin necesidad de utilizar buques rompehielos, han alcanzado Rótterdam atravesando el Ártico. Esta ruta de navegación que enlaza el Pacífico con el Atlántico ya se conocía, pero la gran cantidad de icebergs y plataformas heladas que surcaban sus aguas la hacia ciertamente intransitable.

Según los científicos rusos, la nueva vía todavía esta lejos de competir con la tradicional vía marítima de Asia a Europa que atraviesa el Canal de Suez. De hecho solo se encuentra abierta durante seis semanas al año, entre agosto y septiembre. Sin embargo, si el deshielo continúa a la velocidad de estos últimos años, pronto se convertirá en una ruta viable durante cuatro meses anuales.

La apertura de la vía supone importantes ventajes para el transporte, como por ejemplo:

  • Una reducción en tiempo y combustible, ya que se trata de una ruta mucho más corta que la tradicional.
  • Se evita el paso por lugares tan conflictos como Somalia (ver los articulo La Pirateria en Somalia   y   Consecuencias de la Pirateria) .
  • Un menor coste, debido en parte al primer punto detallado, pero también al no tener que pagar las elevadas cuotas de transito impuestas por Egipto a su paso por el canal.
  • Una mejora considerable en la explotación de toda la zona de Siberia, muy rica en hidrocarburos y otras materias primas.

El paso del Noroeste (tal y como es conocido por los rusos), fue recorrido por primera vez en 1878 por Adolf Eric Nordenskjold, navegante sueco, pero su explotación comercial no empezó hasta el desarrollo de la radio y los rompehielos. A partir de 1935, cargueros soviéticos lo transitaron con cierta frecuencia, pero siempre con la ayuda de barcos de apoyo para abrirse paso. Hacia los años 90 cayó en desuso debido al elevado coste económico que suponía su travesía y el colapso político de la URSS.

L os grandes navieras se frotan las manos con las expectativas que la nueva vía proporciona, mientras los científicos se echan las manos a la cabeza sin tener claro si todavía el mundo se encuentra a tiempo de dar marcha atrás a la catástrofe que se avecina.

El Agujero de la Capa de Ozono

Aunque según los científicos parece que la amenaza de la Capa de Ozono no es tan grave como hace unos años, el problema sigue existiendo. Un informe reciente presentado ante el Protocolo de Montreal sentenció que:

  • El ozono en el Ártico y en general en todo el globo, se ha estabilizado. Es decir no se está ampliado el agujero, pero tampoco se está cerrando.
  • La capa de ozono fuera de las regiones polares se espera que a lo largo de los próximos 50 años se recupere a los niveles previos a 1980.
  • Los niveles de ozono en el Ártico se producirán a un ritmo mucho menor.
  • El impacto del agujero sobre el clima mundial es evidente, así como el aumento de la temperatura.

1299 – Batalla de Falconara


La batalla de Falconara fue una de las batallas de la guerra de las vísperas sicilianas.

Antecedentes

La muerte de Alfonso el Franco en 1291 dio origen, cuatro años más tarde, a un nuevo gran conflicto entre la corona de Aragón y el reino de Sicilia, pues Jaime II el Justo fue proclamado conde rey de la corona de Aragón y delegó el reino de Sicilia en su hermano menor, Federico II de Sicilia.

La paz de Anagni se firmó en 1295, y en ella Jaime el Justo cedía el Reino de Sicilia a los Estados Pontificios, y recibía del papa en compensación 12 000 libras tornesas y probablemente la promesa de infeudación de Córcega y Cerdeña. La boda de Jaime el Justo con Blanca de Nápoles, hija de Carlos II de Anjou, y el regreso de los tres hijos que Carlos II de Anjou había tenido que dejar como rehenes en Cataluña a cambio de su libertad en 1288 alteraron radicalmente la situación, pues los sicilianos se consideraron desligados de la fidelidad debida a Jaime II de Mallorca. En el mismo documento, Carlos de Valois renunciaba a la Corona de Aragón, y Jaime II devolvía Baleares a Jaime II de Mallorca, al que habían sido confiscadas por Alfonso el Franco.

Federico II de Sicilia contó con el apoyo de muchos dignatarios catalanes de Sicilia, y fue investido por el parlamento siciliano el 11 de diciembre de 1295 y coronado rey de Sicilia el 25 de mayo de 1296, nombrando el cargo de virrey y de capitán general de Sicilia a Guillem Galceran de Cartellà y capitán general de Calabria a Blasco de Alagón el Viejo, e iniciando una ofensiva en Calabria.

Roger de Lauria, despojado de sus castillos sicilianos, pasó a Calabria donde intentó un levantamiento contra Federico II, pero fue derrotado en la batalla de Catanzaro y volvió a Cataluña a construir una nueva escuadra en nombre de Jaime el Justo.

Jaime el Justo fue a Roma en 1297 donde Bonifacio VIII le requirió para atacar a Federico II, que se negaba a entregar Sicilia a la Iglesia ya los angevinos. La flota desembarcó y tomó Patti, y sitió Siracusa. Juan de Lauria murió y Jaume el justo levantó el cerco para preparar un nuevo escuadra para atacar Sicilia.

Felipe I de Tarento fue nombrado vicario general del reino de Sicilia el 12 de julio de 1294, y preparó la invasión de la isla en noviembre de 1299, con cincuenta galeras y numerosa tropa y nobles, con los que sitió Trapani. Federico II reunió a los suyos en Castrogiovanni y marchó para levantar el cerco de Trapani, encontrándose los ejércitos en Falconara, entre Marsala y Trapani.

Pedro III de Aragón en Trapani (Sicilia), en 1282, durante las vísperas sicilianas.

 

La batalla

Felipe I de Tarento dividió sus fuerzas a la manera feudal, en tres cuerpos de batalla de lado, con él mismo comandando el derecho, el centro por el mariscal Broglio dei Bonsi, y la izquierda por Tommaso di Sanseverino, conde de Marsico.

Federico II de Sicilia usó una táctica similar, con él en el centro únicamente con infantería, la izquierda con Blasco de Alagón el Viejo, con unos pocos caballeros y almogávares con Ramón III de Moncada y Berenguer VI de Entenza, ya la derecha, la caballería de Siena.

La batalla comenzó cuando la izquierda siciliana avanzó hacia Sanseverino, respondida con un bombardeo de los ballesteros angevinos sobre los almogávares, para luego cargar Felipe I contra la izquierda siciliana, donde encontró una fuerte resistencia, moviéndose hacia el centro donde estaba Federico II, lo que impidió a Broglio dei Bonsi atacar y permitió que Blasco de Alagón atacara con los almogávares sobre Felipe I, produciendo la desbandada de su caballería, con lo que Felipe I cayó prisionero.

Consecuencias

Con Felipe I de Tarento capturado, Federico II de Sicilia entró en Trapani victorioso.

Batalla de Falconara
Guerra de las vísperas sicilianas
Nuova cronica. f.127r.jpg


Fecha 1 de diciembre de 1299
Lugar Falconara, Sicilia, Italia
Coordenadas 37°56′14″N 12°31′56″E (mapa)
Resultado Victoria siciliana
Beligerantes
Reino de Sicilia Reino de Nápoles
Comandantes
Federico II de Sicilia
Blasco de Alagón el Viejo
Ramón III de Moncada
Berenguer VI de Entenza
Felipe I de Tarento  (P.D.G.)
Broglio dei Bonsi
Tommaso di Sanseverino