ABC.es

  • El paisaje recuerda a algunas zonas de Egipto y refuerza la idea de que el Planeta rojo fue cálido y húmedo hace miles de millones de años
 Imagen de Aram Dorsum, en Arabia Terra - UCL

Imagen de Aram Dorsum, en Arabia Terra – UCL

Gigantescos ríos recorrieron Marte en el pasado. Un equipo de investigadores británicos ha descubierto una vasta extensión de antiguos lechos fluviales en una llanura del norte del planeta llamada Arabia Terra. El total, las cuencas ocupan más de 17.000 km. El hallazgo refuerza la idea de que el ahora frío y seco Planeta rojo tenía un clima cálido y húmedo hace unos 4.000 millones de años y el agua fluía por su superficie. (Dos «megatsunamis» arrasaron la superficie de Marte).

«Los modelos climáticos del Marte primitivo predicen la lluvia en Arabia Terra y hasta ahora había poca evidencia geológica en la superficie para apoyar esta teoría. Esto llevó a algunos a creer que Marte nunca fue cálido y húmedo, sino en gran medida un planeta congelado, cubierto de hielo y glaciares. Ahora hemos encontrado pruebas extensas de los sistemas fluviales en la zona, que apoyan la idea de que Marte era cálido y húmedo, proporcionando un entorno más favorable para la vida que un planeta frío y seco», ha explicado Joel Davis, profesor de Ciencias de la Tierra en el University College de Londres (UCL) y autor principal del estudio, que se publica en la revista «Geology».

Desde los años 70, los científicos han identificado valles y canales en Marte que se cree fueron tallados y erosionados por la lluvia y la escorrentía superficial, al igual que en la Tierra. Estructuras similares no se habían visto en Arabia Terra hasta que el equipo analizó las imágenes de alta resolución de la nave espacial Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO) de la NASA.

Del tamaño de Brasil

El área examinada cubre aproximadamente el tamaño de Brasil a una resolución mucho más alta de lo que era posible anteriormente, seis metros por píxel en comparación con 100 metros por píxel. Si bien se identificaron algunos valles, el equipo reveló la existencia de muchos sistemas de lechos de ríos fosilizados que son visibles como canales invertidos repartidos por la llanura.

Los canales invertidos son similares a los encontrados en otros lugares de Marte y la Tierra. Están hechos de arena y grava depositada por un río. Cuando el río se seca, los canales se quedan verticales a medida que el material circundante erosiona. En la Tierra, los canales invertidos se producen a menudo en ambientes secos, como el desierto de Omán, Egipto o Utah (EE.UU.), donde las tasas de erosión son bajas. En la mayoría de otros entornos, los canales se desgastan antes de que puedan llegar a quedar invertidos.

Buen lugar para buscar vida

«Las redes de canales invertidos en Arabia Terra tienen unos 30 metros de altura y hasta 1-2 km de ancho, por lo que creemos que son probablemente los restos de los ríos gigantes que fluían hace miles de millones de años. Arabia Terra era esencialmente una llanura de inundación masiva que bordeaba las tierras altas y bajas de Marte. Creemos que los ríos estaban activos hace 3.900-3.700 millones de años, pero poco a poco se secaron antes de ser enterrados rápidamente y protegidos durante miles de millones de años, lo que podría preservar cualquier material biológico antiguo que pudiera haber estado presente», apunta Davis.

«Estas antiguas llanuras de inundación de Marte serían buenos lugares para buscar evidencias de vida pasada. De hecho, uno de estos canales invertidos llamado Aram Dorsum es un sitio de aterrizaje candidato para la misión ExoMars Rover de la Agencia Espacial Europea (ESA), que se pondrá en marcha en el año 2020», añade Matthew Balme, profesor de la Open University y coautor del estudio.

Los investigadores planean estudiar los canales invertidos en mayor detalle, a partir de datos de mayor resolución de la cámara HiRISE del MRO.

Anuncios