ABC.es

  • Con Carlos IV como Rey de España, se impusieron castigos brutales a los cocheros que circularan rápido por la Corte

madrid-XVIII-k2hE--620x349@abc

Si en el siglo XXI las multas de velocidad van desde los 100 euros hasta los 600 euros, de las infracciones catalogadas como muy graves, en el XVIII no se andaban con chiquitas. Y eso que todavía no existían los vehículos a motor. Para aquellos que cocheros que circularan por la Villa rápido se les imponía una pena de quince días de trabajos forzados en las obras públicas de el Paseo del Prado y diez ducados de sanción -equivalente a 7 pesetas-.

Así consta en la obra de Isabel Gea Ortigas «Madrid Curioso». Tal castigo se recogía en un bando del 19 de mayo de 1791. La multa textualmente: «Que a los cocheros que en los coches de rúa corrieran, galopasen o tratasen apresuradamente por las calles de la Corte, paseos y sitios señalados».

 

Anuncios