Verne

  • El estudio de diseño Ferdio busca los significados tras los distintos emblemas nacionales

1462732250_031070_1462736362_noticia_normal

En estos días en los que las fronteras viven en crisis, cada vez es más común encontrar en una bandera un significado negativo, relacionado con el individualismo y la separación. El estudio de diseño gráfico danés Ferdio, fascinado por las historias únicas que esconden cada una de ellas, ha decidido mirar el lado positivo de nuestras enseñas y relatar sus anécdotas. La española, por ejemplo, es una de las más complejas desde el punto de vista del diseño.

El proyecto Flag Stories recopila en gráficos los recursos más comunes en ellas. Los colores, símbolos y significados nos hace darnos cuenta de que 196 países compartimos patrones. Observar estas infografías es como bucear en un estudio genético acerca de la historia y la cultura del ser humano. Con ellas nos damos cuenta de que, en el fondo, estamos todos conectados.

“Es cierto que nos influenciamos los unos a los otros, pero también somos únicos. Cuanto más investigamos, más historias curiosas descubrimos”, cuenta a Verne el estudio desde Copenhague, a través del hilo telefónico. Han investigado durante meses a través de recursos online los significados de cada emblema.

Las infografías, que Ferdio ha concebido para que sean compartidas en redes sociales, muestran en el pequeño recinto de una bandera y gracias al diseño, “historias complejas sobre la cultura, la historia y el sentir de un grupo de personas de un modo sencillo”, explica el equipo detrás de Flag Stories.

Los diseños más habituales

Más del 53 por ciento de las banderas se diseñan según estas cinco plantillas, aunque gana con diferencia la triple raya horizontal seguida de las tres rayas verticales.

La española, una de las más complejas

El estudio clasifica las banderas desde el punto del vista del diseño, desde juego de niños -básicas como las de suiza- hasta las denominadas “imposibles”, entre las que se encuentra la española. Su escudo hace que su concepto sea más complejo.

1462732250_031070_1462865592_sumario_normal

Las banderas que se parecen más entre sí

Hay naciones que no se han complicado mucho a la hora de crear su estandarte. Una simple rotación de los colores o de la distribución de las franjas da como resultado un distintivo de país diferente.

El parecido de otras, en cambio, es el resultado de formar parte de una “familia de banderas”, cuyo denominador común es su situación geográfica.

La historia de un país, contada con sus banderas

A través de las diferentes líneas temporales de las banderas nacionales, Ferdio cuenta en una sola imagen la historia de un país, por ejemplo los años tumultuosos de guerra en torno a Alemania o el periplo colonial de Palaos.

Otros relatos llegan en forma de anécdota, como el recuerdo de la bandera de Francia, que nació tras la toma de la Bastilla en una secuencia de colores invertida y no se estableció tal y como la conocemos hasta 1794.

Los colores más usados en cada continente

Los africanos prefieren los tonos verdes, en Oceanía el azul y los europeos somos más de rojos y blancos. Y nadie usa el púrpura.

El significado de los colores

El rojo se asocia a la sangre o la fuerza, el amarillo al sol y los recursos minerales, el azul al mar, y el blanco a la paz y la pureza. La sangre es el significado más habitual en nuestras banderas. Dice poco del ser humano, ¿no? Ferdio intenta quitarle hierro al asunto. “Cada color no tiene por qué tener un solo significado. Además de sangre, también puede representar la valentía o la fuerza. Queremos pensar que la sangre apela más a la unidad genética que a la violencia”, apunta el estudio de diseño gráfico.

1462732250_031070_1462865605_sumario_normal
Anuncios