El Mundo

  • El planeta más cercano al astro rey se verá como un punto negro
  • No debe mirarse al Sol directamente: se podrá observar por ‘streaming’ o en el Planetario de Madrid

fotonoticia_20160504123315_800

Los llamados ‘tránsitos planetarios’ son fenómenos poco frecuentes. Es por ello que la astronomía se vuelca con estos paseos celestes, en los que Mercurio o Venus pasan por delante del disco solar.

Este lunes, será el planeta más cercano al Sol, Mercurio, quien se verá como un pequeño punto negro navegando en la inmensidad amarilla del astro rey, visto desde la Tierra.

El evento será visible desde “desde toda España. También desde el resto del oeste de Europa, el extremo más occidental de África y el este de América”, apunta Rafael Bachiller, director del Observatorio Astronómico Nacional (IGN).

La inmersión de Mercurio en el disco solar se iniciará a las 13.12 (hora de Madrid), con el Sol bien alto; el planeta se empezará viendo como una gota negra, donde su silueta se funde con el borde del Sol. El máximo acercamiento se alcanzará a las 16.57. El tránsito concluirá a las 20.42, ya con el Sol muy bajo en el horizonte.

¿Por qué no pasa todos los años?

“Hay que tener en cuenta que Mercurio es muy pequeño, su tamaño aparente, visto desde la Tierra, es unas 160 veces menor que el del Sol. Por eso es extremadamente difícil localizar el punto negro”, recuerda Bachiller.

Los tránsitos de Mercurio se dan sólo en los primeros días de mayo o en los primeros de noviembre. El tránsito más reciente tuvo lugar el 7 de mayo de 2003, y el siguiente a éste del 9 de mayo de 2016 sucederá el 11 de noviembre de 2019. El siglo XXI cuenta con un total de 14 de estos tránsitos.

Mercurio no orbita exactamente en el mismo plano que la Tierra. De ser así, cada vez que se alineasen perfectamente (conjunción inferior) tendríamos un tránsito, y eso ocurriría cada 116 días. Es el mismo motivo por el que no tenemos un eclipse lunar cada mes, en lugar de luna llena.

La primera vez que se vio a Mercurio atravesar el disco solar fue en 1631, ya con el telescopio inventado. Fue previsto por Kepler.

Mirar con precaución

Nuestra estrella está pasando por un periodo de actividad muy alta. Es probable que el día 9 se observen manchas sobre su superficie. Para distinguirlas del planeta basta con considerar que “la silueta de Mercurio aparecerá bien redonda y de borde nítido”.

Eso sí: es muy importante observar el tránsito con el instrumental y protección adecuados. Nunca hay que mirar al Sol directamente. Los telescopios o prismáticos a utilizar deben contar con filtros adecuados. No sirven las gafas de observación de telescopios.

Si las nubes lo permiten, durante la jornada del día 9, el personal del Planetario de Madrid, junto a la Agrupación Astronómica de Madrid, estarán a disposición de quienes quieran participar en una observación con todas las precauciones.

Además, ELMUNDO.es, desde este mismo lugar, también les permitirá seguir el fenómeno con la transmisión en vivo producida por ‘Star4All’ junto a sky-live.tv desde Canarias e Islandia.

Anuncios