ABC.es

  • Nuevas imágenes tomadas de cerca por la sonda MAVEN permitirán esclarecer el misterio que envuelve al satélite de Marte

 

 Así se ve Fobos a través del Espectrógrafo de Imágenes Ultravioleta de la sonda MAVEN - CU/LASP y NASA

Así se ve Fobos a través del Espectrógrafo de Imágenes Ultravioleta de la sonda MAVEN – CU/LASP y NASA

Según un comunicado de la NASA, los investigadores de la agencia espacial norteamericana, en concreto los que trabajan con la sonda MAVEN, están a un paso de resolver uno de los enigmas de Marte: la formación de Fobos, uno de sus dos satélites naturales.

A finales de noviembre y principios de diciembre del pasado año, la sonda MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) llevó a cabo una serie de aproximaciones a Fobos, las más cercanas hasta la fecha, recogiendo un gran número de datos a una distancia de apenas 500 km. de su superficie.

Entre esos datos había también una serie de imágenes espectrales de Fobos tomadas en el rango de la luz ultravioleta. Y son precisamente esas imágenes las que están permitiendo a los investigadores comprender mucho mejor la composición de esta enigmática luna marciana, cuyo origen es, hoy por hoy, desconocido.

Comparando las imágenes tomadas por MAVEN y los espectros ultravioleta de la superficie de Fobos con otros obtenidos de forma similar de diversos asteroides y meteoritos, los geólogos planetarios esperan, por fin, entender cuál fue el origen de esa luna marciana. Actualmente se desconoce si Fobos no es más que un asteroide capturado por la gravedad de Marte o si, por el contrario se formó directamente en la órbita del Planeta Rojo.

Cuando los datos de MAVEN hayan sido analizados, los investigadores podrán buscar, también, moléculas orgánicas en la luna marciana. Existen fuertes sospechas, en efecto, de que esa clase de moléculas podrían haber sido ya detectadas con anterioridad a partir de los datos del espectrógrafo de ultravioletas de la sonda Mars Express. Pero los científicos no están seguros, y discrepan fuertemente sobre este punto.

Mucho más preciso que el anterior, el Espectrógrafo de Imágenes Ultravioleta a bordo de MAVEN y las imágenes obtenidas con ese instrumento a finales del pasado año podrían despejar las dudas de una vez y para siempre.

Según la NASA, los resultados definitivos de los análiss no tardarán mucho en llegar, y podrían hacerse públicos durante los próximos meses. Un misterio marciano, pues, que tiene los días contados…

 

Anuncios