ABC.es

  • Los investigadores creen que podría haber sido el epicentro de una zona habitable hace 3.000 millones de años

 

 La cuenca donde los investigadores ubican los antiguos lagos en Marte - PSI

La cuenca donde los investigadores ubican los antiguos lagos en Marte – PSI

Investigadores del Instituto de Ciencia Planetaria, una organización científica sin ánimo de lucro situada en Tucson (Arizona, EE.UU.), han hallado evidencias de la existencia, hace 3.000 millones de años, de unos lagos de gran profundidad en Marte, en la zona conocida como Noctis Labyrinthus. Según los científicos, la región recuerda mucho al actual Tíbet y podría haber sido habitable.

El estudio dice que esa región marciana era similar al actual Tíbet- PSI

El estudio dice que esa región marciana era similar al actual Tíbet- PSI

Según el estudio, estos lagos se habrían formado con el agua subterránea que circulaba bajo una grieta tectónica masiva situada a lo largo de Noctis Labyrinthus, una de las mesetas volcánicas más grandes del Sistema Solar. Las cuencas podrían haber estado cubiertas de forma episódica durante cientos de millones de años tanto por la lava como por el agua de los lagos, que salía a la superficie a presión a partir de fuentes del subsuelo. J. Alexis Palmero Rodríguez, responsable de la investigación, señala que la presencia de agua líquida demuestra que la zona podría haber sido el epicentro de un entorno habitable.
«Los rangos de temperatura, la presencia de agua en estado líquido y la disponibilidad de nutrientes, que caracterizan los ambientes habitables en la Tierra, tienen mayores probabilidades de formarse en Marte en las zonas de agua de larga duración y procesos volcánicos», ha señalado Rodríguez. La existencia de depósitos de sal y las estructuras sedimentarias de un posible emplazamiento de «paleolagos» marcianos tienen una gran importancia a la hora de buscar áreas que hayan podido ser habitables. «Quizás sistemas hidrotermales activos durante miles de millones de años contribuyeron a la formación de estos lagos», dice el investigador.
La detección de estos «paleolagos» en Marte es especialmente difícil porque los registros de agua en la atmósfera fría y delgada del planeta se muestran de manera diferente que en la Tierra. «En esta investigación se propone que Noctis Labyrinthus era una región similar al Tíbet, donde los lagos de alta montaña muestran un conjunto único de accidentes geográficos», informa Rodríguez.

Por ello, en colaboración con el gobierno chino, el investigador visitará la región del Tíbet el próximo verano, con el fin de investigar «in situ» su potencial como lugar similar al Planeta rojo.

 

Anuncios