Así es la isla del destierro y muerte de Napoleón


ABC.es

  • Era uno de los territorios más aislados del planeta. En breve, un aeropuerto la conectará con el mundo

«Se apoderaron de mí por la fuerza, por la fuerza me transportaron aquí… ¿Y quieren pagarme 14.000-15.000 libras anuales por vivir en un lugar como éste? ¿Creen que soy lo suficientemente estúpido? ¿Qué me importa esta maldita isla? ¡Que la manden al diablo!»

 Vista de Santa Elena - TURISMO DE SANTA ELENA

Vista de Santa Elena – TURISMO DE SANTA ELENA

La declaración, extraída de los diarios del doctor irlandés Barry Edward O’Meara, refleja el punto de vista de su paciente, nada menos que Napoleón Bonaparte, con respecto a la Isla de Santa Elena, donde el gobernante francés pasó los seis últimos años de su vida. Es cierto, quizá no sea la mejor campaña de turismo para promocionar este pedazo de tierra, situado a medio camino entre el continente africano y americano: Santa Elena se encuentra a unos 1.950 kilómetros de la desembocadura del río Kunene (frontera entre Namibia y Angola) y, en el extremo opuesto, a casi 4.000 kilómetros de la brasileña Río de Janeiro. Por ello, es uno de los territorios más aislados del planeta.

Hasta el momento, la mejor opción para llegar a este lugar, territorio británico de ultramar perteneciente a Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña, era embarcarse en el Royal Mail Ship St Helena desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Cinco días de viaje y entre 800-2.700 euros dependiendo del camarote elegido.

Pero la situación podría cambiar en breve. En mayo está prevista la apertura de un aeropuerto comercial, con vuelos semanales desde la sudafricana Johannesburgo. Esto servirá para paliar, si cabe, un poco el aislamiento de sus 4.200 habitantes. Y fomentar el turismo a la zona. No en vano, la publicación Lonely Planet elegía recientemente a este lugar como uno de los más excitantes viajes de aventuras para 2016 junto a, entre otros, el parque nacional ruandés Akagera o el volcán San Cristóbal, en Chinandega, Nicaragua.

Porque, a pesar de su lejanía, en Santa Elena, los lugares a visitar no son pocos.

-Longwood House. Residencia de Napoléon desde su llegada el 10 de diciembre de 1815 hasta su muerte el 5 de mayo de 1821. En la actualidad, sirve de museo.

-Tumba de Napoleón. Es cierto, tiene truco. El cadáver de Bonaparte ya no se encuentra en este lugar, después de que en 1840 fuera llevado de vuelta a Francia y enterrado en Los Inválidos. Sin embargo, el recuerdo todavía se muestra evidente.

-Cima de Diana. El punto más alto de Santa Elena, con una altura de 823 metros sobre el nivel del mar. Da nombre al parque nacional donde se enmarca.

-Fuerte High Knoll. El edificio actual fue construido por un destacamento de Reales Ingenieros en 1874, aunque su estructura se basa en un edificio de 1790 que servía a la gobernación local.

 

Una ilusión óptica nos ha hecho medir mal de los anillos de Saturno durante siglos


web

Si te preguntan qué anillos de Saturno son más densos en esta foto ¿Qué contestarías? Sin pensar mucho, es probable que respondas que los anillos más brillantes son los más densos porque reflejan más luz. Los astrónomos llevan siglos pensando lo mismo, pero resulta que estábamos equivocados.

La intuición sobre la densidad de los anillos de Saturno nos ha jugado una mala pasada. Dos investigadores de las Universidades de Cornell e Idaho han medido por primera vez la densidad de los diferentes anillos de Saturno. No es un proceso sencillo. Para lograrlo han tenido que desarrollar un algoritmo que procesa los datos obtenidos por la Sonda Cassini. Phil Nicholson, de la Universidad Cornell y uno de los autores del estudio explica:

 las apariencias engañan. Una buena analogía para esto es un banco de niebla densa. A la vista resulta mucho más opaco que una piscina. sin embargo, la piscina es mucho más densa y contiene más agua que la niebla.

El resultado es sorprendente. Apenas hay diferencia de densidad entre el anillo B (el más brillante) y el resto. Los anillos más oscuros tienen prácticamente la misma cantidad de material que los grandes, lo que descarta que sean más oscuros porque tengan menos objetos que los grandes como se pensaba hasta ahora. De hecho, la densidad del anillo B, pese a su luminosidad, es menor de lo que se pensaba.

El nuevo dato es importante porque la densidad de los anillos tiene una implicación directa en la edad de Saturno y en cómo se formaron sus característicos anillos. Todas las estimaciones deben ser revisadas y, según la NASA, es probable que la edad de los anillos sea mucho menor que la estimada, apenas de hace 200 millones de años. [vía NASA / JPL]

mlgaiba3ybfxhkerc8iu v7yo9jum8kaaxj1vrbfo fotonoticia_20160203103517_644

 

La nave ‘New Horizons’ halla extensas reservas de agua helada en Plutón


El Mundo

La sonda New Horizons, de la NASA, que desde el pasado 14 de julio analiza la superficie de Plutón, sigue logrando impresionantes descubrimientos sobre el planeta enano. El último de estos hallazgos indica que Plutón tiene más agua helada en su superficie de lo que se creía. Los nuevos datos obtenidos por esta misión no tripulada indican que al menos 108.000 kilómetros de la superficie de Plutón están cubiertas por hielo de agua.

Los esacenos de Plutón que cubren el hemisferio visible al New Horizons. NASA/JHUIAPL/SWRI

Los esacenos de Plutón que cubren el hemisferio visible al New Horizons. NASA/JHUIAPL/SWRI

Desde la página web de la agencia espacial estadounidense se han publicado dos imágenes en color falso obtenidas a partir de las observaciones con luz infrarroja de la sonda Ralph/Linear Etalon Imaging Spectral Array. El mapa de la izquierda es la primera versión que se elaboró utilizando una técnica con la que la firma espectral del hielo de agua queda fácilmente oculta por el hielo de metano.

El método utilizado para la imagen de la derecha, la más reciente, es mucho más sensible y muestra sólo las zonas en las que únicamente hay hielo de agua. El nuevo mapa deja constancia de que la superficie de Plutón tiene mucho más hielo de agua de lo que se pensaba en un principio. Este importante descubrimiento es el primer paso para determinar si hay vida en el planeta enano.

Pero a pesar de la gran precisión de este mapa, aún no muestra apenas agua helada en las zonas conocidas como Sputnik Planum (la región occidental del ‘corazón de Plutón’) ni en Lowell Regio, lo que indica que, al menos en estas regiones, las rocas de agua helada están ocultas bajo una gruesa capa de hielo de metano, nitrógeno y monóxido de carbono.