ABC.es

  • Registrado por Carl Benz en la Oficina de Patentes de Berlin, era un triciclo con mecánica de 0,75 CV capaz de moverse a unos trepidantes ¡16 km/h!

El 29 de enero de 1886, hace casi 130 años, nació el automóvil con una patente que registró Carl Benz para su primer coche de combustión interna, recuerda ahora la firma alemana Mercedes-Benz.

El ingeniero alemán dio de alta su vehículo de tres ruedas con el número 37.435 en la Oficina de Patentes de Berlín. En el mismo año, e independientemente de Benz, Gottlieb Daimler construía un carro motorizado.

Los dos acontecimientos marcan la historia de 130 años de éxitos de la firma de la estrella. Desde 2011, el documento de patente de Benz es parte del programa de memoria mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Benz desarrolló su primer automóvil en 1885 al instalar un motor monocilíndrico, de 954 cc. y 0,75 CV de potencia, en un chasis diseñado de forma específica. La velocidad máxima que alcanzaba era de 16 km/h.

La primera aparición pública de este vehículo de tres ruedas tuvo lugar el 3 de julio de 1886 en Ringstrasse, en la localidad alemana de Mannheim.

Dos años más tarde, en agosto de 1888, Bertha, la mujer de Benz, sin conocimiento de su marido y acompañada de sus dos hijos, condujo el Model III, recién patentado, desde Mannheim hasta Pforzheim.

Hasta ese momento, solo se había probado el vehículo en trayectos cortos, pero Bertha Benz acometió un viaje de 104 km que ha pasado a la historia como el primero más largo de un coche autopropulsado en la industria automovilística.

3-benz--510x286

2-benz--510x286

 

Anuncios