ABC.es

  • Instaladas en 1934 y sustituidas progresivamente, las actuales se encuentran completamente desbordadas de basura

 

 Una de las papeleras instaladas en 1934; a la derecha el alcalde Pedro Rico López - SECRETOSDEMADRID.ES

Una de las papeleras instaladas en 1934; a la derecha el alcalde Pedro Rico López – SECRETOSDEMADRID.ES

Las papeleras de Madrid, ahora abarrotadas e insuficientes por la falta de limpieza en las calles, también esconden una historia, curiosa e irónica. Al contrario que en la actualidad, en 1934 fueron protagonistas tanto por su carácter novedoso como por su fisionomía. En la fecha, cuando fueron instaladas por decenas, los madrileños las recibieron con agrado por ambas características, pero tiraron de sarcasmo para bautizarlas con el apelativo de «pedritos», inspirándose en el entonces alcalde de la capital: el republicano Pedro Rico López.

Rico López, miembro de Acción Republicana, fue el regidor de Madrid en dos etapas de la Segunda República, siendo en la primera cuando instaló esta flota de papeleras (según explica el blog Secretos de Madrid). Concretamente, ocupó el Ayuntamiento entre 1931 y 1934 y, posteriormente, durante menos de un año en 1936.

Analizadas las imágenes que acompañan a este texto, la analogía salta a la vista. El diseño redondeado y chaparro de los cubos, con la parte inferior en forma de semiesfera, apoyados en un cilindro alargado, bastó para que los madrileños encontraran un parecido razonable con el cuerpo y el aspecto del alcalde. No fue con mala intención, o al menos no hay documentos que así lo certifiquen, pero lo cierto es que los «pedritos» forman parte de la crónica popular de Madrid. Que fuera él quien los situó, evidentemente, despempeñó un papel fundamental en la inspiración.

Anuncios